Adentrarse en el bosque Fuente del Pino supone adentrarse en un lugar donde misterio y encanto se dan la mano. De la noche a la mañana, este bosque se llenó de figuras de gnomos, hadas, duendes y otras muchas criaturas fantásticas.

Nadie supo identificar al responsable de esta creciente población mágica, los lugareños dicen que fue el hada Aurora. El caso es que numerosos vecinos se unieron a la iniciativa en seguida. Así, poco a poco, un bosque cualquiera se convirtió en un bosque mágico. Nació entonces, cerca de San Leonardo de Yagüe en la provincia de Soria, uno de los paseos más estimulantes que pueden disfrutarse. Un lugar con curiosas construcciones realizadas con material reciclado apto tanto para niños como para adultos. Destinado a ambos, su misión es concienciar sobre el medio ambiente.

Entrada al Bosque mágico Fuente del Pino

Entrada al Bosque mágico Fuente del Pino | Soria está de moda

Los niños disfrutarán descubriendo las figuras de estos simpáticos seres que se esconden entre pinos y musgo, entre las ramas y en los recovecos de los árboles, sobre las piedras y bajo éstas. Como el misterio y el encanto, la realidad y la fantasía se darán la mano a ojos de los más pequeños. Algunos de estos seres reciben a los visitantes con las puertas abiertas, a modo de bienvenida. Otros, más escurridizos, no serán encontrados a menos que no se realice una búsqueda a conciencia.

Los adultos, además de disfrutar de este pasatiempo de búsqueda y descubrimiento, quedarán conquistados por un ambiente digno de esta tierra de pinares para la que no pasa el tiempo. La zona se ha acondicionado, en los últimos años, para que se pueda pasar el día recorriéndola, deteniéndose a comer en los lugares dispuestos para ello.

Uno de los muchos secretos de este bosque mágico

Uno de los muchos secretos de este bosque mágico | Soria está de moda

Es cierto aquello que se dice de que no se sabe lo que uno tiene cerca. Este bosque mágico Fuente del Pino, situado en la siempre bella Castilla y León, prueba que se puede disfrutar de una buena dosis de magia sin necesidad de irse lejos. Por el lugar se pueden ver seres feéricos como Argay el hada azul o Aziza el hada africana, asociadas al regreso de los pájaros de sus migraciones.

Sus puertas estarán cerradas hasta mayo, sin fecha de apertura confirmada. Hasta entonces hay que estar atento, pues uno puede encontrarse con Albatros, uno de los habitantes del lugar, en cualquier punto de Soria. Este gnomo de pelo blanco que se ve en la primera foto del artículo es un embajador de lujo que dedica sus vacaciones a compartir con el mundo los bellos lugares que puede uno encontrarse en la provincia. Pronto regresará a casa para recibir a todos los visitantes.