Lo mejor que ver en Pedraza de la Sierra

Pedraza de la Sierra. De la riqueza merina al cine y el turismo

Orillada por los arroyos del Cega, San Miguel y Vadillo, esta villa medieval destaca por su conservación arquitectónica. Hay numerosos lugares que ver en Pedraza de la Sierra, tanto en el casco urbano como en los alrededores. El visitante encontrará también una amplia oferta de asadores.

Planifica tu escapada a Pedraza

En Pedraza de la Sierra se paró el tiempo. Una pequeña villa que se puede visitar en medio día, pues los atractivos son exteriores. La excepción es su extraordinaria cárcel medieval (una de las mejor preservadas de Europa) y un sitio que siempre hay que ver en Pedraza de la Sierra.

A unos treinta kilómetros a su alrededor hay numerosos atractivos para continuar la escapada. Hacia el norte se encuentra la villa medieval de Sepúlveda, flanqueada por el espectacular parque de las Hoces del río Duratón. Hacia el sur, los amantes de la naturaleza pueden ascender hasta el Parque del Guadarrama.

En nuestra página  Dormir y en la de Comer en Pedraza de la Sierra informamos sobre los platos locales y donde reservar para la estancia.

Para acceder a los mejores planes de toda la provincia pincha aquí.

¿Quieres conocer este sitio?

Para conocer lo que hay que ver en Pedraza de la Sierra antes es preferible leer sobre su historia. Hay constancia de población prehistórica en las cuevas abiertas al río Cega. Y se encontró cerámica de una población celtibérica de arevacos o vacceos (siglo IV a. de C.).

El nombre Pedraza derivaría del latín Petracia o Petrazan. El rey Alfonso X situó en Pedraza el nacimiento del emperador Trajano. Su sobrino – San Eutridio- sufrió martirio en Pedraza en el año 87. El consenso entre los investigadores es que la familia del emperador era de Itálica (Sevilla) y allí nacería.

En la historiografía de Pedraza hay numerosas falsificaciones e incógnitas por las ausencias de documentación fiable. Aparece primero en el Voto de San Millán (938) como uno de los pueblos a los que el conde Fernán González ordena llevar ofrendas al Monasterio de San Millán. Sin embargo, una mayoría de los historiadores afirman que ese documento es falso.

Se sabe con certeza que Sepúlveda y Pedraza fueron conquistadas por el mencionado conde en el 940. Pero el hijo de éste, el conde García Fernández, pudo devolverlas a Almanzor en el 984.

Entre los años 1010 y 1023 su hijo la reconquistó, el conde Sancho García. Como curiosidad, ambos fueron protagonistas de la leyenda de la Condesa traidora, el más célebre culebrón medieval.

En noviembre de 1076 el rey Alfonso VI confirmaba el Fuero latino de Sepúlveda, que incluía Pedraza. En una bula del papa Calixto III de 1124 se reconoce ya la autonomía de Pedraza, confirmada en el año 1309 por el fuero romanceado de Sepúlveda. Es encontonces cuando Fernando IV reconoce la línea divisoria con Sepúlveda.

En 1294 Sancho IV el Bravo concedió una exención de impuestos a los moradores de Pedraza de la Sierra. Una autonomía que la convirtió en una comunidad de tierra. Hasta mediados del siglo XIV fue villa de realengo.

Pasó a ser señorío de Fernando Gómez de Albornoz y luego de los García Herrera. Entre ellos la esposa de Bernardino Fernández de Velasco, que recibe Pedraza dentro de la dote de su esposa.

En esos tiempos sucedió un célebre Duelo por la posesión de Pedraza frente a la puerta de la villa (el principal edificio que ver en Pedraza de la Sierra). El vencedor -Iñigo- acometió a comienzos del siglo XVI la ampliación del castillo.

fotografia antigua pedraza
Castillo de Pedraza de la sierra o “de los condestables”

Al ser un señorío de los Velasco – Condestables de Castilla – en la Guerra de los Comuneros Pedraza de la sierra se puso del lado del Emperador Carlos V. Una historia apócrifa del siglo XVII afirmó que en 1528 estuvieron presos en el castillo de Pedraza de la Sierra los hijos del rey francés Francisco I.

Los documentos de la época localizan a los príncipes franceses en el cercano castillo de Castilnovo (incluido en lo que ver en Pedraza de la Sierra), perteneciente también a los Velasco. Esto propició la confusión entre ambos castillos de la familia de los condestables y el error de la crónica posterior.

Entre los siglos XVI y XVII el trasiego de ovejas merinas hacia los ranchos de esquileo, lavaderos de lana y batanes (que dan nombre al corredor del arroyo Vadillo) aportó gran riqueza a la villa. También hubo telares y talleres dedicados a la producción de lino.

De octubre a junio partía una trashumancia al valle de Alcudia en Ciudad Real, lo que explica el arraigo del matriarcado en la zona. Pedraza fue tan rico que llegó a tener cinco mil vecinos. En 1725 el castillo y las rentas de Pedraza pasaron a la Corona, debido al apoyo del duque de Frías a los Austrias en la Guerra de Sucesión.

En la segunda mitad del siglo XVIII comienza la decadencia de villa. Desaparecen los telares y la ganadería se ve afectada por la Guerra de la Independencia. En 1792 el rey Carlos IV visitó Pedraza.

La abolición de señoríos en 1811 iguala Pedraza a otros municipios circundantes. Esto motivó la “Guerra de Patronas” entre las Vírgenes del Carrascal y de las Vegas, por la negativa de los párrocos a participar en las fiestas de la villa.

En 1925 el pintor Ignacio Zuloaga compró las ruinas del castillo por 12.999 pesetas. Allí pintaría un paisaje del pueblo y dos retratos de lugareños.

En aquellos años la villa fue descubierta por cineastas como Jacques Catelain y Florián Rey. De esta manera, la emplearon como escenario de películas. Seguidos años después por Saénz de Heredia, Luis Lucía, Orson Welles, Pilar Miró y José Luis Cuerda.

En 1934 Unamuno visitó Pedraza de la sierra, de la que dejó una bella crónica del pueblo.

El Marques de Lozoya consigue en 1951 para Pedraza de la Sierra la declaración de Conjunto Monumental. Cuatro años después llegó allí Camilo José Cela en uno de sus recorridos por Castilla, conociendo al célebre farmacéutico Pedro Abad, compañero de tertulia de Ignacio Zuloaga en sus estancias pedrazanas.

Hasta mediados de los 60 se celebró en Pedraza de la Sierra el mercado de los martes para la trata de ganado. Por aquel entonces llegó allí el decorador Francisco Muñoz, que difundió lo que hay que ver en Pedraza de la sierra por toda España. Recuperó su artesanía en estaño y montando su famosa tienda de decoración De Natura.

Desde 1991 la Fundación Villa de Pedraza de la Sierra viene organizando los famosos Conciertos de las velas, celebrados cada julio en la plaza del pueblo. Así trata de rehabilitar como auditorio la Iglesia de Santo Domingo.

Ahora lea la sección Que ver en Pedraza de la Sierra.

Recomendamos aparcar en las afueras de la colina y subir a esta a pie. Lo primero que hay que ver en Pedraza de la Sierra son la Ermita de la Virgen del Carrascal o “de San Miguel” y el acueducto medieval. Éste último llevaba agua desde el manantial hasta la fuente del Caño situada junto a la carretera. No son pocos los lugareños y forasteros que llenan bidones para consumirla en casa.

Subiendo la cuesta a la izquierda hay que ver en Pedraza de la Sierra una torre albarrana empleada antaño de aljibe. Por ello llamada Pozo de las Hontanillas.

Delante de la Puerta de la Villa, tuvo lugar el célebre duelo entre Iñigo Fernández de Velasco y el conde de Benavente. El vencedor colocó su escudo a ambos lados de la puerta para que no hubiera duda de quien era el dueño del pueblo.

En el interior del arco hay una hornacina con un Cristo que desciende los viernes santos. Dicha puerta se cerraba al anochecer hasta los años cuarenta del siglo XX. Hecho que, relatado por Ignacio Zuloaga a su adinerada coleccionista norteamericana Mrs. Lydig y no creído por ésta, fue objeto de apuesta que ésta vino a perder.

La torre sobre la entrada alberga la cárcel medieval, una de las mejor conservadas de España. La cárcel medieval es el principal lugar que ver en Pedraza de la Sierra. Tanto por sus mazmorras, como por las explicaciones que dan las guías sobre el sistema presidiario medieval.

De las tres calles a las que da acceso, la central es la calle Real que conduce a la plaza. La de la derecha es la calle de la Calzada que sigue el trazado de la muralla y lleva hasta la iglesia de Santa María. La de la izquierda es la de las Cuestas que acompaña a las murallas hasta el barranco “el Gurugú” y el mencionado Pozo de las Hontanillas.

Subimos por la Calle Real para continuar el recorrido por lo que hay que ver en Pedraza de la Sierra. En el número 15, hoy oficina de la Fundación Villa de Pedraza de la Sierra, se conserva una inscripción en el dintel que habla de que fue un fielato. Las rejas se repiten en muchas casas de tan bella calle.

Subiendo a la izquierda se reconoce la Casa Pilatos por el bello balcón en esquina de éste caserón del siglo XVI. Es un bonito lugar que ver en Pedraza de la Sierra. Perteneció a la familia de Ladrón de Guevara, regidores de Pedraza de la Sierra a mediados del siglo XVII.  A la derecha, la actual Oficina de Turismo se distingue por su decoración con esgrafiados.

Toda la manzana de la izquierda de la calle es la imponente Casa de los Becerril, principal mansión que ver en Pedraza de la Sierra.

La Plaza Mayor de Pedraza de la Sierra tiene unos soportales creados con fustes y capiteles de las columnas extraídas de la ruinas del castillo en el siglo XIX. Entre sus detalles más peculiares son el banco de enebro del soportal en el que tantos cineastas se sentaron durante los rodajes en esta plaza.

En el Caserón de los Miranda, edificio de 1673, hoy taberna, destacan los balcones, escudos, gárgolas de piedra y los escudos de Ladrón de Guevara. La Farmacia del siglo XVI cuenta con una colección de albarelos. La regentaron los descendientes de Don Pedro Abad, farmacéutico al que cita Cela en Judíos, moros y cristianos.

Enfrente está el Ayuntamiento, antiguo Palacio de los Marqueses de Lozoya. Ostenta tres escudos, de los Perez de la Torre que la habitaron hasta 1533, de la familia Pérez y en el centro el blasón de Pedraza de la Sierra. El reloj es del siglo XVIII, ejemplo de aquello que ver en Pedraza de la Sierra.

Por debajo del ayuntamiento hay un pasadizo que da directamente a  La Casona, en la calle de la Cordovilla o del cura. Perteneció al gran decorador Paco Muñoz y es lugar de descanso de la célebre chef y divulgadora Samantha Vallejo-Nájera (programa Master Chef).

Volviendo a la plaza, entre la Casa de la Comunidad de Villa y Tierra y la iglesia está el “balcón verde”. Se trata de un privilegio medieval para que Antonio Pérez de la Torre y Zúñiga y sus descendientes vieran las corridas. Actualmente lo tiene Doña Margarita Becerril.

carcel pedraza
Antigua cárcel de Pedraza

La Iglesia de San Juan conserva elementos románicos, por lo que es un templo destacable que ver en Pedraza de la Sierra. En el siglo XX el pórtico que antecedía a la puerta principal fue tapiado. El párroco mandó superponer la fachada procedente de la arruinada iglesia de Santo Domingo.

En el interior hay un retablo barroco y un excelente órgano de 1847. Un ejemplo de lo que ver en Pedraza de la Sierra es su pila bautismal, del siglo XIII. Su puerta trasera da a la Plaza de la Olma, donde se celebraba el mercado de los martes.

Desde la Plaza de la Olma parte la Calle Mayor hacia el castillo. En ella hay restos del Palacio del Conde de Pineda y una callejuela que llega hasta El Corral de la Joaquina.

Siguiendo la Calle Mayor está el templo de Santa María de Mediavilla. Posee ábsides románicos, ventanas mudéjares en la torre, arquería de ladrillo empotrada al muro y elementos renacentistas y barrocos. Por lo tanto, un ejemplo emblemático de lo que ver en Pedraza de la Sierra.

El Castillo de Pedraza de la Sierra fue incendiado en 1813 por su guarnición francesa al retirarse del pueblo, perdiéndose toda la documentación. Pudo ser un castro romano, pero los restos más antiguos son cimientos del siglo XIII. En el siglo XIV Enrique II lo entregó a don Fernando Gómez de Albornoz, primer Señor de Pedraza.

La titularidad de la familia Herrera se evidencia por el escudo sobre la puerta de entrada al aljibe que hay en el patio interior, al lado de la piscina. A finales del siglo XV pasó a la Casa de los Velasco. La familia edificó el doble recinto con cubos y torres cuadradas y puerta enmarcada por garitones sobre un foso artificial excavado en la roca.

En 1925 el pintor Ignacio Zuloaga adquirió las ruinas en las que se guardaba por aquel entonces ganado. Reedificó la torre del homenaje para emplearla como vivienda. A finales del siglo XX se reedificó la segunda torre, donde se exponen una decena de obras del pintor.

El edificio es propiedad particular y se alquila para banquetes de bodas. Si deseas celebrar allí un convite, es uno de los lugares que ver en Pedraza de la Sierra. No guarda vínculo alguno con la Fundación Zuloaga. Lo más interesante es su emblemática imagen exterior.

Regresando al pueblo por la izquierda de las ruinas de la iglesia de Santa María, en la parte izquierda de la calle de la Calzada, está la importante tienda de Muebles Artesanos de la dinastía Cristóbal. Enfrente se encuentra el taller artesano y tienda Estaños de Pedraza, único en su género y otro lugar que ver en Pedraza de la Sierra.

Enfrente está la Casona del Marqués de Pineda transformada por el decorador Paco Muñoz en la famosa tienda De Natura. Es la actual sede de los celebrados banquetes de boda la chef televisiva Samantha Vallejo-Nájera.

Avanzando hacia la puerta de la Villa están a la derecha las ruinas de Santo Domingo, templo barroco desmantelado en el siglo XIX. Enfrente -en pleno barrio judío- está la que fuera Casa de la Inquisición, hoy Hostería Zuloaga.

Y esto es lo principal que ver en Pedraza de la Sierra.

Imprescindibles

Dónde dormir en Pedraza de la Sierra
Calle Mayor
Dónde dormir en Pedraza de la Sierra
Plaza Mayor de Pedraza

Datos prácticos

Coordenadas

41º 07’ 49’’N,3º 48’ 40’’W

Distancias

Segovia 39 km, Madrid 130 km

Aparcamiento

Por el Callejón de la Florida se accede al aparcamiento municipal

Altitud

1068 m

Habitantes

438 (2013)

El Corpus, San Juan, Fiestas Virgen del Carrascal (las principales, 7-12 septiembre, con jotas delante de las andas y “subasta de palos” para portarla, encierro con toros traídos desde Dehesa de la Villa, San Blas y San Bartolomé

Conciertos (primero en el Castillo de Pedraza y ahora en la plaza. Se ilumina la villa con treinta mil velas por eso se les conoce como “Conciertos de las velas”, a primeros de julio), Certamen de Dulzainas (verano), Certamen del Pincho y la Tapa Medieval (fines de semana de abril)

Fábrica y tienda de estaños

Otros destinos próximos

About the author

España Fascinante usa cookies para asegurarte una experiencia maravillosa. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar