Qué ver en Coca

La tradicional ciudad de Coca

Dos veces tomada a traición por los romanos, fue cuna del emperador romano Teodosio. En la segunda mitad del siglo XV la familia Fonseca le dio un imponente castillo de ladrillo, gran protagonismo histórico y varios excelentes mausoleos conservados en la iglesia. Desde el siglo XIX debe su prosperidad a la resina de sus pinares. Sin duda, lo que ver en Coca desentraña una experiencia, cuanto menos, interesante.

Planifica tu escapada a Coca

El extraordinario castillo mudéjar y la Iglesia de Santa María, junto con la Puerta de la Villa y los verracos de piedra son lo que siempre hay que ver en Coca. Un recorrido que puede llevarnos unas tres horas.

A muy pocos kilómetros al oeste se encuentra una de las villas romanas mejores y menos visitadas de España: la de Almenara-Puras. Es una visita casi imprescindible que ver en Coca.

Hacia el norte se encuentran otras dos importantes localidades medievales: Cuellar y Olmedo (más cerca, pero ya en la provincia de Valladolid). Otra opción es rematar un segundo día de la escapada en dirección Madrid (hacia el sur). Al lado de la autopista está la importante Arévalo, donde también es posible emplear medio día de visita. Además, ten en cuenta las distintas opciones de turismo activo.

La oferta para quedarse a dormir y las opciones gastronómicas locales son muy limitadas. Las mejores posibilidades para reservar en los contornos las recogemos en la página Dormir y Comer en Coca. ¿Te animas a conocer los rincones que ver en Coca?

Para acceder a los mejores planes de toda la provincia pincha aquí.

¿Quieres conocer este sitio?

Para saber todo lo que hay que ver en Coca es importante conocer su historia, pues ambas caminan de la mano.

Se encuentra emplazada en un alto con varios ríos a su alrededor. Desde el año 550 a.de C., Cauca se convirtió en una de las poblaciones más importantes de la tribu celtíbera de los vacceos, con un perímetro de veinte hectáreas y unos seis mil habitantes. De ellos deriva el gentilicio caucenses.

Cuatro siglos después, y tras numerosos asedios, la rica ciudad fue extorsionada por el general romano Licinio Lúculo. Éste consiguió que sus habitantes le entregaran la asombrosa cantidad de 2.216 kilos de plata.

Con el pretexto de mantener la paz con la vecina tribu de los carpetanos, exigió dejar allí una pequeña guarnición. Sin embargo, al entrar en sus murallas los legionarios asesinaron a toda la población masculina.

Los romanizados caucenses luego apoyarían al general Sertorio en su rebeldía contra Roma. En el año 74 a. de C. el general Pompeyo solicitó que acogieran a un grupo de sus heridos en combate. Una vez dentro estos resultaron ser tropas escogidas que se hicieron con el control de la ciudad. Afortunadamente, la escasa resistencia evitó una nueva masacre.

En los siglos siguientes fue un lugar próspero en el que vivieron importantes familias hispanoromanas. Allí nació, hacia el año 346, el emperador romano Teodosio I el Grande.

En el 939 había sido repoblada por los cristianos, siendo arrasada por el califa Abderramán III. Hacia el 1085 Alfonso VI vuelve a tomarla, encargando la repoblación a Raimundo de Borgoña. Éste empleó los restos de las murallas romana y visigótica para fortificarla.

Villa de realengo, fue muy considerada por los reyes. En 1207 Alfonso VIII llegó a adquirir una heredad por 500 maravedís. La villa pasó a formar parte de las propiedades del rey de Navarra.

Ocurrió hasta que en 1439 Juan II de Navarra cede la villa a Íñigo López de Mendoza, marqués de Santillana. Éste en 1452 la intercambia por Saldaña con Alonso de Fonseca, futuro arzobispo de Sevilla. Fonseca al año siguiente consiguió la autorización regia para construir un castillo, celebrar un mercado franco e incluso acuñar moneda.

Qué ver en Coca
Puerta de la Villa (Antonio Passaporte)

En la guerra civil castellana los Fonseca apoyaron a Alfonso e Isabel frente a su hermanastro el rey Enrique IV. Entre junio y agosto de 1464 Coca estuvo asediada. En la batalla de Olmedo (1467) falleció Fernando de Fonseca, hermano y sucesor del obispo en el señorío de Coca.

Los Fonseca edificaron el castillo, una iglesia, el convento de franciscanos (importante que ver en Coca) y una alhóndiga para almacenar los granos. También fundaron una cátedra de gramática, retórica y poesía latina.

En el siglo XVI se extiende el cultivo del vino por la comarca. Literatos como Cervantes, Mateo Alemán, Tirso de Molina, Lope de Vega o Quevedo celebraron su calidad.

En 1785 se decide derribar gran parte de la localidad para airear las viviendas. Luchaban así contra la peste que afectaba a sus habitantes.

En 1807 se inauguró una Fábrica de Cristales. En cambio, solo un año después se establecieron allí las tropas del general Milhaud. Incendiaron el archivo municipal. Al abandonar Coca en septiembre de 1812 arruinarían el bello interior del castillo.

En 1861 la empresa Resinera Segoviana fue fundada por los hermanos Falcón. Trajeron del pueblo francés Mont de Marsán un sistema de obtención de la resina. El negocio prosperó y hoy es sede de un Simposio Internacional de Resinas naturales. Fue a raíz de esa explotación resinera cuando se produjo la explosión demográfica y económica de la villa.

A continuación corresponde leer el apartado Qué ver en Coca.

Aquello que ver en Coca supone una experiencia más que interesante. El vestigio más antiguo que se puede visitar en Coca son los tres verracos vacceos en granito. Dos están a la entrada de la villa y otro empotrado en el castillo.

En la puerta de la Villa está la llamada Cruz de Septién (en piedra de Cardeñosa). Fue dejada en testamento por Antonio de Septién a su ciudad en 1620.

De los doscientos metros de murallas subsistentes destaca la Puerta de la Villa. Posee tres arcos abocinados enmarcados por alfiz y media docena de ventanales. En el lado norte tiene un Calvario magnífico pintado en madera del siglo XIII. La muralla se desmontó en 1785. Parte de su piedra se vendió para emplearla en El Puente Chico y otra para la Fábrica de Cristales. Ésta se edificaría veinte años después.

Por el Paseo de las Olmas o la Avenida del Caudillo se llega al impresionante Castillo. Se trata de una de las infraestructura que ver en Coca que más enriquecerá la visita. Se comenzó a edificar en 1463 por el morisco abulense Alí Caro y sus hermanos Aceyte y Yuçafe.

Está compuesto de tres líneas defensivas de forma cuadrada. Se forman por un gran foso y dos murallas apoyadas en torreones y torres en sus ángulos. Se trata de una arquitectura fascinante que ver en Coca.

La Torre del Homenaje es cuadrada, con ángulos ocupados a su vez por torres circulares de menor tamaño. Se edificó en ladrillo. La pieddra se reservó para saeteras, capiteles, columnas del patio, arcos de puertas, balaustradas y ménsulas. Tiene una puerta posterior con acceso de puente levadizo.

En su interior dos niveles de paseo de ronda: saeteras y troneras de artillería. El interior, a pesar de los destrozos sufridos en el siglo XIX es propio de un palacio. El salón con chimenea doble es el museo o sala de armas actual que tiene en su parte superior otra sala museo con restos arqueológicos. Posee además el mayor conjunto de pintura mudéjar en rojo, azul y negro sobre estuco.

En el siglo XVII el castillo fue prisión de ilustres traidores al rey. Ejemplo de ello son el duque de Medina-Sidonia, el Conde de Orgaz y los marqueses de Govea y Mancera. En 1954 el alcalde don Arturo Acosta García consigue de los duques de Alba su cesión al Ministerio de Agricultura.

El ministerio confió las obras de restauración hasta 1959 a las Academias de San Fernando y de la Historia. Luego se instaló allí la Escuela de Capataces forestales que sigue en funcionamiento.

Por la calle Lorenzo Castillo se llega al Hospital de la Merced (siglo XV) destinado a peregrinos de la ruta del Camino de Santiago que atravesaba el centro peninsular. Se derribó a comienzos del siglo XX para construir el actual inaugurado, en 1907. Funcionó hasta finales del siglo como dispensario médico y ahora está en rehabilitación para uso sanitario.

castillo coca
Castillo de Coca

En la Plaza mayor está la Iglesia de Santa María, imprescindible en esta ruta sobre lo que ver en Coca. Es la única que subsiste de las ocho que hubo y que está documentada desde 1247. Por el archivo parroquial se sigue su trayectoria desde 1442.

En 1460, el señor de la villa, el arzobispo Alonso de Fonseca funda en ella una capilla que dota con doce capellanes. Esto da idea de su importancia.

Unos años después don Pedro Fernández de Solís, natural de la villa, dotó otra capilla adosada. A finales del siglo XV su estado de deterioro aconsejó su derribo. Se reconstruyó entre 1503 y 1520. En 1711 se rehacen las vidrieras. En el último tercio del siglo XVIII son reemplazados el retablo mayor y colaterales por otros estofados por Sebastián de las Llaneras.

Además, la iglesia aloja varios elementos que ver en Coca. El Santo Cristo de San Nicolás (talla románica de transición al gótico) y el Calvario (grupo escultórico de un discípulo de Berruguete). También a Santa Ana, del siglo XV.

En el coro de la iglesia se conserva una capa de terciopelo azul con flores de lis en oro. Perteneció al rey Carlos VIII de Francia. En 1494, en Belite (Italia), con ella protegió de sus caballeros el rey francés a Antonio de Fonseca. Por lo tanto, sería un punto especial que ver en Coca.

Sucedió cuando éste -como embajador de los Reyes Católicos- le conminó a que desistiese de la guerra con el Papa rasgando desafiante las capitulaciones firmadas entre los dos reinos. Un gesto de nobleza que así se recuerda.

Las obras de arte más importantes que ver en Coca de la iglesia son los mausoleos de la familia Fonseca. Se realizaron en Génova hacia 1520. En el lateral del Evangelio del altar mayor el del arzobispo de Sevilla don Alonso de Fonseca. En el lado de la Epístola su sobrino don Juan Rodríguez de Fonseca, obispo de Burgos.

Ubicado en el brazo izquierdo del crucero está el de don Fernando de Fonseca Ulloa y su segunda esposa doña Teresa de Ayala. En el brazo derecho del crucero el de don Alonso de Fonseca y su madre doña María de Avellaneda. En el centro la lápida de don Antonio de Fonseca.

El resto de monumentos que ver en Coca están en la parte alta de la ciudad, en los márgenes del Eresma. En la Plaza de la Santa Cruz estuvo la Iglesia de San Nicolás (1247). De ella solo subsiste su torre de mampostería y ladrillo, típicamente mudéjar. Su torre de planta cuadrada tiene en su base cinco hileras de arquillos ciegos. En la parte superior hay cuatro filas de arquillos.

Otros dos puntos de interés que ver en Coca son la Cloaca romana y el Centro Cultural Fonseca. Actualmente es una biblioteca pública, depósito de material arqueológico y sala de exposiciones.

Esto es lo principal que ver en Coca.

Imprescindibles

Dónde dormir en Coca
Entrada al Castillo
Dónde dormir en Coca
Patio interior del Castillo

Datos prácticos

Coordenadas

41º 13’ 04’’ N, 4º 31’ 20’’ W

Distancias

Segovia 50 km, Valladolid 60 km,

Madrid 143 km

Aparcamiento

Sin dificultad

Altitud

785 m

Habitantes

2034 (2013)

Además de todo lo que ver en Coca, nada como acudir a sus fiestas. Primero, La Santa Cruz (3 de mayo). Segundo, “El Mayo” (los caucense entrados en quintas deben cortar el chopo más alto de las riberas y plantarlo en la Plaza Mayor). Tercero, las Fiestas mayores de agosto (Toros de fuego y fuegos artificiales desde el Castillo). Por último, La Asunción, San Roque y Santa Cecilia.

Son varios los eventos a tener en cuenta. La Cabalgata de los Reyes Magos. También Santa Águeda. El Carnaval de los quintos. La Procesión del Encuentro (Domingo de Resurrección). “Día de correr la merienda” (Lunes de Pascua de Resurrección).

Cerámica de los hermanos Murciego, herrería, mimbre, Bodegas Avelino Vegas.


About the author

Otras noticias de interés
A lo largo de su historia, el territorio español no ha parado de ver surgir Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Cerca del Estrecho de Gibraltar se extiende este municipio famoso por sus espacios naturales y Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Surgida a raíz de la conquista británica de Gibraltar, este municipio gaditano fue creado por Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Parte del término municipal de Chiclana de la Frontera, esta zona ha destacado por muy Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]A menos de 5 kilómetros de Benavente, río Órbigo mediante, se ubica esta localidad de Más información

España Fascinante usa cookies para asegurarte una experiencia maravillosa. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar