Segovia es una de las provincias de Castilla y León que mejor conserva sus espacios naturales. Muchos de ellos, son auténticas joyas que resultan espectaculares para cualquier visitante que se desplace hasta allí. Porque, más allá de su conocida capital, Segovia tiene muchos rincones por los que perderse y disfrutar de unos días de descanso. Aunque la provincia es ideal para el turismo al aire libre todo el año, ahora todo es mucho más fácil con los bonos que ofrece la diputación provincial a través de PROdestur. ReinvenTa2 tus Vacaciones es una campaña que busca reactivar el movimiento turístico mermado por la prolongada crisis sanitaria con descuentos en variados sectores.

río eresma en Segovia

En la Boca del asno existen diferentes rutas y caminatas para pasar un día en el campo. | Shutterstock

Este producto permite conocer Segovia a través de ofertas en alojamientos que van de los 30€ a los 150€, en restaurantes con 30€ de descuento por mesa y en actividades de turismo activo, con hasta un 40% de descuento. Una oportunidad perfecta para descubrir la gran variedad de rincones que posee toda la provincia. Desde parques naturales como las Hoces del río Duratón, pasando por la Boca del Asno o el Hayedo de la Pedrosa, la gama de opciones es realmente amplia. A continuación, once verdaderas maravillas de la naturaleza segoviana cuya visita mejora mucho con los mencionados bonos.

Boca del Asno

La Boca del asno es uno de los lugares más conocidos de Segovia

La Boca del asno es uno de los lugares más conocidos de Segovia. | Shutterstock

El primer lugar al que se puede acudir es también uno de los más conocidos. La ruta de la Boca del Asno, rodeada por los montes de Valsaín y a las faldas de Guadarrama, tiene localizado su acceso en la carretera de subida del Palacio Real de La Granja de San Ildefonso hacia el puerto de Navacerrada. Un paseo que está equipado con mesas y aparcamiento, haciéndolo accesible a todo tipo de público. El camino se interrumpe cuando se llega a una profunda garganta, la conocida Boca de Asno, que es la que da nombre a este lugar.

Parque natural de las Hoces del río Duratón

El cañón de las hoces del río Duratón llega a tener hasta 70 metros de altura en algunos puntos

El cañón de las hoces del río Duratón llega a tener hasta 70 metros de altura en algunos puntos. | Shutterstock

El Parque Natural de las Hoces del río Duratón, situado en el nordeste de Segovia, cuenta con unas bellas vistas  y una amplia riqueza arquitectónica. El Duratón, afluente del río Duero, conforma este paisaje de caliza e impresionantes paredes rocosas. El río se encuentra en un cañón que llega a alcanzar los 70 metros de altura en algunos puntos. Además de recorrer a pie este lugar, existe la posibilidad de dar un paseo en piragua por las Hoces, lo que convierte el escenario en un lugar todavía más espectacular.

La fauna que compone este parque natural, compuesta por buitres leonados, alimoches, águilas reales o halcones peregrinos, es otro de los motivos por los que acudir hasta el lugar. Además del entorno natural, también es posible visitar la ermita románica de San Frutos, cuevas cercanas con grabados de la Edad de Bronce y el conjunto arquitectónico de Sepúlveda.

Nacimiento del río Aguisejo

El nacimiento del río Aguisejo permite conocer los pueblos rojos y negros de Segovia

El nacimiento del río Aguisejo permite conocer los pueblos rojos y negros de Segovia. | Shutterstock

El nacimiento del río Aguisejo, situado en la localidad de Grado del Pico, es un buen lugar para iniciar una caminata y conocer los pintorescos pueblos que se encuentran cerca de su curso. Santibáñez de Ayllón, Estebanvela o Mazagatos son ejemplos de la Ruta del Color y sus pueblos amarillos, rojos y negros. En el inicio del río, conocido por el nombre de Manadero, se encuentra una charca de agua cercada por un barranco y una frondosa vegetación. Este escenario se prolonga a lo largo del río durante unos cuantos kilómetros más.

Parque natural de las Hoces del río Riaza

Las hoces del río Riaza están conformadas por espectaculares formaciones de roca caliza

Las hoces del río Riaza están conformadas por espectaculares formaciones de roca caliza . | Shutterstock

Entre el embalse de Linares y la localidad de Montejo de la Vega de la Serrezuela se encuentran las hoces que creó el río Riaza. Este parque natural permite ver cómo las rocas calizas de los páramos segovianos han conformado uno de los mayores conjuntos de cañones, acantilados y desfiladeros que se pueden ver en Castilla y León. Estos escarpados paisajes se componen por un tipo de árbol, la sabina albar, que es un ejemplar proveniente del terciario.

El río Riaza, que divide el parque, no es el único motivo por el que hacer una visita a pie. Una caminata por la zona permitirá descubrir los antiguos restos románicos del convento de Casuar. Además, el Refugio de Rapaces de Montejo de la Vega, que se hizo famoso de la mano de Félix Rodríguez de la Fuente, es otra de las paradas obligatorias, ya que es una de las reservas de buitres leonados más grandes de Europa.

Hayedo de la Pedrosa

El hayedo de la Pedrosa es uno de los más meridionales del mundo

El hayedo de la Pedrosa es uno de los más meridionales del mundo. | Shutterstock

En la frontera entre las provincias de Segovia y Guadalajara se encuentra este bosque de hayas que se extiende unas 87 hectáreas. Es uno de los hayedos más meridionales del mundo, ya que este tipo de vegetación prospera mejor en ambientes húmedos y frescos. En este caso, su localización en los lomos de la Sierra de Ayllón le permite alcanzar el clima que necesita. En su interior se encuentran árboles centenarios, reconocibles por sus troncos retorcidos y llenos de musgo. Durante el otoño las hojas cambian de color, dejando atrás el verde por los tonos dorados. Se puede completar la visita yendo hasta el Puerto de la Quesera y hacer senderismo hasta la cima, debido a su proximidad.

Ermita de Hontanares

La ermita de Hontanares está en medio de un bosque de robles a casi 1.500 metros de altura

La ermita de Hontanares está en medio de un bosque de robles a casi 1.500 metros de altura. | Shutterstock

A menos de cinco kilómetros de Riaza se encuentra la ermita de Nuestra Señora de Hontanares. Su localización, en medio de un bosque de robles y a casi 1.500 metros de altura, permite contemplar las vistas de los pueblos del entorno. La ermita fue construida en 1606 y fue diseñada con dos grandes estancias: la propia iglesia y una antigua hospedería. En el interior del edificio destaca el retablo de la imagen de Nuestra Señora de Hontanares. A su alrededor existen diversas caminatas pero, además, cerca de la ermita se encuentra el mirador de Piedras Llanas, una localización que permite contemplar el Sistema Central.

Lagunas de Cantalejo

Las lagunas de Cantalejo se empezaron a conformar hace un millón y medio de años

Las lagunas de Cantalejo se empezaron a conformar hace un millón y medio de años. | Shutterstock

En el corazón de la provincia se encuentran estas lagunas, una serie de humedales que se encuentran rodeados por campos de dunas fósiles. Cercanas a la localidad de Cantalejo, de la que reciben su nombre, este espacio natural es el resultado de la actividad geológica del último millón y medio de años. Junto a la vegetación, compuesta por pino negral, este espacio es ideal para que fauna de todo tipo se congregue a su alrededor, desde aves hasta corzos, pasando por infinidad de invertebrados.

Más de 12.000 hectáreas forman este paisaje llano y arenoso, en el que se intercalan varias depresiones del terreno ocupadas por pequeñas lagunas estacionales. Algunas de ellas son las de Navahornos, Navaelsoto, Navalayegüa, Cerrada o la de Navalagrulla. Las diversas rutas que hay en su interior permiten disfrutar de una jornada en un entorno prácticamente único dentro de la península Ibérica.

Bosque de Riofrío

Dentro del bosque de Riofrío se encuentra el Palacio de Riofrío, construido a mediados del siglo XVIII

Dentro del bosque de Riofrío se encuentra el Palacio de Riofrío, construido a mediados del siglo XVIII. | Shutterstock

A escasos siete kilómetros de Segovia, el bosque de Riofrío es una localización perfecta para los que vayan a pasar unos días en la capital de la provincia. Cuenta con más de 700 hectáreas de tamaño y en sus terrenos viven en libertad ciervos y gamos. Además, el paseo por el bosque puede ser complementado con una visita al Palacio de Riofrío. La construcción de esta residencia fue ordenada por Isabel de Farnesio en 1751, al pensar que iba a quedarse sin posibilidades de acudir al Palacio Real de La Granja de San Ildefonso tras la muerte de su marido, Felipe V, fallecido en 1746.

Chorro de Navafría

Pinares de El Chorro

El Chorro es una cascada de más de veinte metros de altura. | Shutterstock

Conocido popularmente como El Chorro, esta cascada se encuentra en plena Sierra de Guadarrama, cerca del municipio de Navafría. Rodeando a esta cascada de más de veinte metros de altura se encuentra un bosque con una de las mayores extensiones de pino silvestre de toda Europa, además de los helechos y musgos que los acompañan. El nacimiento de El Chorro se encuentra en el pico de Nevero, a más de 2.000 metros de altura. También existe la opción de subir a la parte alta de la cascada por una escalera lateral. Caminar en esta área recreativa permite conocer diversas rutas, además de descansar en las instalaciones de las que dispone, entre las que hay un restaurante, mesas y aparcamiento.

Montes de Valsaín

En los montes de Valsaín se encuentra el CENEAM, una entidad encargada de concienciar sobre el medio ambiente

En los montes de Valsaín se encuentra el CENEAM, una entidad encargada de concienciar sobre el medio ambiente. | Shutterstock

Los Montes de Valsaín cuentan con una gran variedad de rutas que permiten perderse y disfrutar de sus pinares y de la fauna que habita en sus más de 10.000 hectáreas. Pero más allá de su belleza, estos montes destacan por ser pioneros en el cuidado y la atención a la naturaleza. Uno de los principales motivos para que esto haya ocurrido es la fundación en 1987 del CENEAM (Centro Nacional de Educación Ambiental), un centro de referencia en educación medioambiental.

El centro está situado en plenos Montes de Valsaín, declarados por la Unesco Reserva de la Biosfera. Sus funciones básicas son la recopilación y difusión de información especializada en educación ambiental, el diseño de programas de sensibilización entre la ciudadanía y elaboración exposiciones, seminarios y otros foros de reflexión sobre el medio ambiente.

Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama

Sierra de Guadarrama

Sierra de Guadarrama. | Shutterstock

Para acabar este periplo por los espacios naturales más espectaculares de Segovia es imprescindible mencionar el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. Situado en la frontera entre Segovia y Madrid, cuenta con más de 33.000 hectáreas y es uno de los quince parques nacionales de España. En este espacio se pueden practicar infinidad de actividades, entre las que destacan el senderismo, la escalada y el esquí durante la temporada de invierno.

¿Cómo obtener los bonos para visitar estos lugares?

Un pequeño viaje a Segovia para conocer todos estos lugares es una opción siempre deseable, más con las ofertas de la campaña ReinvenTa2 tus Vacaciones. Los descuentos en los establecimientos participantes, que van de los 30€ por mesa en restaurantes en cuentas que superen los 60€ al 40% de las actividades de turismo activo, máximo de 30€ por persona. En el caso de las estancias, estando dos o más noches en hotel la rebaja es de 50€, con 30€ por una sola noche fuera de temporada. En el caso de casas rurales de alquiler completo, apartamentos turísticos y viviendas de uso turístico los descuentos se pueden llegar a ir hasta los 150€. Para obtener los bonos basta con rellenar el siguiente formulario al realizar la reserva, que se podrá aplicar al pagar la factura.