Miranda del Castañar

Yema de la Sierra de Francia

Dicen los lugareños que la sierra es como un huevo y Miranda es su yema. Se caracteriza por una muralla que mantiene su configuración original y sus cuatro puertas desde el siglo XIII. Desde la lejanía se divisan las dos torres rivales: la del castillo y el campanario del ayuntamiento.

Planifica tu escapada a Miranda del Castañar

Lo más interesante que hay que ver en Miranda del Castañar es el castillo; después se puede hacer un paseo por el recinto amurallado y comprobar lo poco que ha cambiado éste lugar en los últimos siglos. Su posición dentro del Parque Natural de Las Batuecas-Sierra de Francia permite múltiples opciones para la práctica del senderismo y variadas categorías de turismo activo durante todas las estaciones del año. No olvidar que en las cercanías está el famoso pueblo de La Alberca y el también muy interesante San Martín del Castañar. Un día adicional debería dedicarse a recorrer la histórica Béjar y el pueblo de Candelario. Para buscar donde reservar proponemos nuestra página de reservas Dormir y Comer en Miranda del Castañar.

¿Quieres conocer este sitio?

Hacia finales del siglo XI el rey Alfonso IX de León ordenó a su yerno, Raimundo de Borgoña, repoblar la zona. Éste trajo consigo a pobladores francos, que irían dando nombres franceses a los lugares; por eso la Sierra se llama “de Francia”; pero en Miranda se instaló a gallegos traídos de Compostela, convirtiéndose en el centro jurisdiccional de la comarca. Hacia el siglo XIII debió de ser amurallada y construirse su castillo.

En 1451 Pedro de Zúñiga, Señor de Candeleda recibe Miranda como señorío y coloca una inscripción en uno de los lados de la torre del homenaje. Seis años después el rey Enrique IV lo transformó en condado, convirtiéndose en la cabecera de una mancomunidad que incluía los pueblos de Cepeda, Herguijuela de la Sierra, Madroñal, Monforte, Mogarraz, San Martín de Castañar, Casas del Conde, Garcibuey, Santibañez de la Sierra, Santa María del Llano, Pinedas y Molinillo. A los vecinos les disgustó el trato que recibían de sus señores, y en 1471 conseguirían que se aprueben las primeras ordenanzas municipales de Miranda.

La tensión entre vecinos y sus señores iría en aumento hasta que a comienzos del siglo XVI el III conde, Francisco de Zúñiga Avellaneda (consejero de la reina Juana I y de su hijo Carlos I), ordenó el asesinato del alcalde del pueblo, Diego Arcediano; porque éste venía liderando la oposición a sus medidas arbitrarias.

foto antigua miranda castanar
Lugareñas en Miranda del Castañar (Venancio Gombau)

En la villa se asentarían diversos linajes nobles que vivieron prósperamente de la ganadería; el ayuntamiento pudo financiar su edificio de la alhóndiga en 1585. La oposición vecinal continuaría a lo largo de los años; en el siglo XVII el ayuntamiento financiaría la construcción de una torre campanario que pudiera rivalizar con la del castillo; ambas ejemplifican los poderes que pugnaban en Miranda.

A mediados del siglo XIX, la XVII marquesa de Miranda del Castañar, María Francisca de Montijo (hermana de la emperatriz de Francia, Eugenia de Montijo) se casó con el XV duque de Alba de Tormes con lo que se integró el título en la Casa de Alba. La actual duquesa de Alba, a su vez XIX Condesa de Miranda del Castañar, donó el castillo al ayuntamiento en 1954.

En 1973 la villa recibió la declaración de Conjunto Histórico-Artístico.

La visita a Miranda del Castañar comienza con una contemplación de su imponente estampa en una colina que domina el valle, con las dos altas torres que destacan sobre el conjunto. Tras pasar frente a la Ermita del Humilladero (del siglo XIII, posiblemente el primer templo del pueblo) y las edificaciones nuevas fuera del casco antiguo, se llega a la explanada cuadrangular que debió de ser el foso que defendía al castillo y la muralla anexa. Éste espacio viene desempeñando desde hace siglos el papel de Coso taurino durante las fiestas patronales que se celebran en agosto. Los vecinos lo reivindican como el espacio cuadrado empleado para plaza de toros más antiguo de España. Se singulariza por los burladeros estrechos abiertos en los muros de granito de la fortaleza.

El Castillo (Monumento Nacional) defiende la entrada al pueblo medieval y su configuración actual fue posiblemente construida a finales del siglo XIV; en cuanto a su torre del homenaje, tiene una placa que indica su construcción en 1451. De estructura cuadrada, en sus lados sur y oeste es menos regular, con el fin de adaptarse al terreno; los muros fueron reforzados con torres circulares. Las habitaciones nobles disponen de ventanas orientadas al sur para disponer de mayor luz y calor en un lugar con un clima frío. Son pocas las concesiones palaciegas del castillo, que ha mantenido su carácter militar, sin haber sido adaptado a uso palaciego al finalizar las luchas nobiliarias en el siglo XVI. El muro sur coincide con la muralla del siglo XIII, que con sus 631 metros de perímetro rodea todo el casco medieval.

A la derecha de la plaza y aún fuera del recinto amurallado está la Casa Consistorial; sus escudos sobre el arco de entrada recuerdan su uso anterior como alhóndiga y su construcción en 1585. A su lado están las antiguas escuelas, que han sido rehabilitadas para mostrar al visitante la historia y los productos típicos locales.

Miranda se distingue por contar con un recinto amurallado que mantiene su configuración original y que cuenta con cuatro puertas orientadas a los cuatro puntos cardinales. La de acceso desde la plaza es la Puerta de San Ginés (del siglo XVI), llamada así por la capilla dedicada a este santo protector y que está adornada con blasones. A través de su arco gótico se accede a una plazuela de la que arranca la calle principal Derecha, que lleva el nombre del General Mola; se trata de una empinada calle con casas que funden los aleros de sus tejados. Por ella se llega hasta la llamada Ronda Norte; éste antiguo paseo de ronda es una calle tan estrecha que se mantiene la mayor parte del tiempo en sombra, y en algunos lugares los edificios se apoyan en la muralla orientada hacia el norte. Allí está la llamada Puerta de la Villa. Si se continúa por la calle principal se llega a la Iglesia (de los siglos XIII y XIV, pero muy transformada en los siglos posteriores). Esta tiene una planta rectangular que se divide en tres naves divididas por arcos moriscos de ladrillo; también se puede disfrutar del artesonado mudéjar. El retablo mayor está presidido por el Cristo del Miserere y la Virgen de Gracia (ambos del siglo XVI).

castillo miranda castanar
Castillo de Miranda del Castañar

Enfrente del templo está el campanario, una torre independiente edificada por el ayuntamiento gracias a las aportaciones de los vecinos de la localidad; es de gran altura y tiene estilo clasicista.

Cercana a ella está el edificio de la Cárcel Real o “del Peso”, empleado para usos municipales; también hay algunas casas cuyos escudos indican que fueron erigidas por nobles. En el camino hacia la Puerta del Postigo situada al sur también se pueden observar más fachadas de casas de interés. Si se tuerce a la derecha y se continúa por la calle del Postigo hasta el extremo oeste de la muralla, allí está la cuarta entrada al pueblo, la Puerta de Nuestra Señora.

En dirección al río Francia la pendiente conduce a la Ermita de la Virgen de la Cuesta edificada en el siglo XVII, donde se venera la patrona de Miranda; se trata de una talla románica del siglo XIII que ha sido alojada en un camarín barroco de estilo churrigueresco.

En la localidad viene siendo tradicional el trabajo de cestería con fibras del castaño, árbol frecuente en los contornos.

Datos prácticos

Coordenadas

40º 29’ 03’’ N, 5º 59’ 50’’ W

Distancias

Salamanca 78 km, Madrid 250 km

Aparcamiento

Sin dificultad

Altitud

649 m

Habitantes

486 (2013)

Las Candelas (2 de febrero) y Las Águedas (6 de febrero) dominadas ambas por las “mayordomas”, las mujeres que tiuenen el bastón de mando. De la luz de las Candelas dependen la salud de ancianos y jóvenes de la villa), Carnavales (comilonas masculinas y rito femenino de “correr la gallina”, (consistente en enharinar a los varones)
Fiestas patronales de la Virgen de la Cuesta (7 y 8 de agosto) con romería, danzas tradicionales y toros. Las fiestas patronales son el 8 de septiembre y al día siguiente hay toros.

Las Casas del Conde, San Martín del Castañar, San Miguel de Robledo, Sequeros, Cestería de castaño, Cerámica, Guarnicionería

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Comentarios

  • joaquin 19 abril, 2016 at 9:55 pm

    Las fiestas patronales son el 8 de septiembre y 9 toros

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar