Ponferrada

Castillo templario en el Camino de Santiago

La villa asomada al río Sil tomó su nombre del puente que se construyó para los peregrinos, extendiéndose con los años a los pies del grandioso castillo templario, muy disputado en el siglo XV por el turbulento conde de Lemos.

Planifica tu escapada a Ponferrada

La visita al castillo, la basílica y demás lugares seleccionados en el apartado Qué ver en Ponferrada puede hacerse en medio día. Por la tarde recomendamos una excursión hacia el sur por carreteras secundarias hacia el «valle del silencio» y el bello pueblo de Peñalba de Santiago; desde allí se puede subir hacia Cabeza de Yegua o el centro de esquí de El Morredero. Otra opción es ir al insólito paraje de Las Médulas, donde se pueden hacer múltiples rutas. Una tercera alternativa es continuar por la autopista hacia el noroeste y pasar una horas recorriendo Villafranca del Bierzo. En esta ciudad se puede comer muy bien, para conocer sus platos locales y reservar donde quedarse ofrecemos la página Dormir y Comer en Ponferrada.

¿Quieres conocer este sitio?

Los romanos construyeron a finales del siglo I a. de C. una ciudadela que, fue tomada por los suevos, posteriormente por los visigodos y finalmente por los musulmanes; aunque no hay constancia documental de tales ataques.

El auge del Camino de Santiago y la dificultad de vadear el caudaloso río Sil motivaron que hacia el año 1082 el obispo de Astorga ordenara construir un Pons ferrata, puente reforzado con varandas de hierro. De él proviene el nombre de la localidad.

El rey Fernando II entrega la localidad a la Orden del Temple en 1178, concediéndole un fuero dos años después. Los caballeros templarios levantaron fortalezas en éste y otros puntos del Bierzo a comienzos del siglo XIV; en Ponferrada eligieron el solar de la antigua ciudadela romana. Promovieron el amurallamiento de la villa, que crece con el alejamiento de la frontera y el tráfico de peregrinos. En el año 1196 el rey Alfonso IX de León le retira el señorío de la villa a los templarios, devolviéndoselo quince años después.

Al suprimirse la orden de caballería en 1312, el gran maestre de Castilla le entrega el señorío de Ponferrada al infante don Felipe, hermano del Rey Fernando IV. Propiedad de la Corona, en 1340, el señorío es entregado al mayordomo del rey, Pedro Fernández de Castro; a éste se le atribuye la construcción del llamado “Castillo Viejo”. En 1374 el señorío vuelve al patrimonio regio, que lo cede en 1440 al Primer Conde de Lemos; éste le dio su configuración actual a la fortaleza. Al surgir una disputa sobre la herencia del Primer Conde, la decisión de los Reyes Católicos no fue acatada por el II Conde, que en 1485 asedió y conquistó la fortaleza. El ejército del Rey, después de un asedio en el que se empleó la artillería, conquistó la fortaleza en el verano de 1486. La Reina incorporó la villa a la Corona nombrando un corregidor para gobernarla; fundando el Hospital de la Reina en 1489. En agosto de 1506 el Conde de Lemos vuelve a tomar por sorpresa el castillo, siendo desalojado de él por las tropas del Rey.

En 1558 el III Marqués de Villafranca del Bierzo compra a la Corona la fortaleza a cambio de 1,3 millones de maravedís.

fotografia antigua plaza eras ponferrada
Fotografía antigua de la Plaza de las Eras

En 1808 se organiza en Ponferrada una Junta de Defensa que tendrá un importante papel en la organización de la resistencia a los franceses durante toda la guerra. La villa sería conquistada por los franceses en enero de 1809 y luego abandonada; para que la fortaleza no fuera empleada por estos, en 1811 los patriotas vuelan el castillo, que queda inservible. En 1848 el Ayuntamiento subasta las piedras de sillería del castillo, que va siendo progresivamente desmantelado. Para conseguir espacio con el fin de preparar un campo de deportes, en 1923 se volaron con explosivos parte de los muros que habían subsistido.

La llegada del ferrocarril determinó en el XIX con el inicio del auge industrial, afianzado por la instalación de una siderúrgica en 1918 y de la central térmica de Compostilla en los años cuarenta. Esa rápida industrialización hizo surgir la ciudad nueva para acoger el aluvión y aumento poblacional, confirmándola como cabeza de su comarca y centro comercial e industrial.

La Visita de Ponferrada comienza por el casco antiguo, en el que sobresale el Castillo de los Templarios, un grandioso convento fortaleza de casi una hectárea de extensión, con una estructura poligonal construida a lo largo del siglo XIII. Mantiene lienzos extensos, almenas, troneras en tres niveles defensivos y una entrada espectacular -entre torreones hermosos- que conduce a la Plaza de Armas y al resto de dependencias.

Al pie del castillo, en la Plaza del Temple se halla la Iglesia Barroca de San Andrés. En ella está el Cristo de la Fortaleza, trasladado allí desde ésta en el siglo XIX; allí también se custodian los pasos que se emplean en las procesiones de Semana Santa.

Discurriendo por la Calle de Gil y Carrasco se pueden admirar casonas nobiliarias como la Casa de los Escudos, edificio del siglo XVIII que desde hace unos años es sede del Museo de la Radio. Esta iniciativa del periodista berciano Luis del Olmo recorre la historia de la radio en España, sus sistemas de emisión y aparatos radiofónicos.

Por esta calle se llega a la plaza que preside la Basílica de Nuestra Señora de la Encina, templo de estilo renacentista de finales del siglo XVI rematado por una torre del siglo XVII. Está dedicado a la Patrona del Bierzo cuya imagen encontró un caballero templario en el hueco de una encina después de un largo periplo. El interior fue reformado en el siglo XVIII, añadiéndosele un camarín con la cúpula ovalada que alberga un retablo mayor del siglo XVII con interesantes obras escultóricas, pictóricas y de orfebrería; presidiendo el retablo está la Virgen de la Encina, también llamada “Morenica”.

De esta plaza arranca la Calle del Reloj que – junto a la torre del siglo XVI, levantada próxima a las puertas de la muralla- es uno de los rincones más pintorescos de Ponferrada; en esa calle asoman el Convento de las Concepcionistas, el Palacio de los Condes de Toreno y la Antigua Cárcel Real de 1565. Éste ultimo edificio alberga el Museo del Bierzo con objetos que datan del Paleolítico hasta el presente. La calle desemboca en la Plaza de las Eras, donde está la Casa Consistorial de 1692, barroca y con torres rectangulares rematadas por chapiteles en sus flancos.

iglesia san andres ponferrada
Iglesia de San Andrés

Otros lugares de interés que ver en Ponferrada son el Museo del Ferrocarril, que conserva hermosos ejemplares de locomotoras, y el Museo de las Cofradías, que tiene su sede en la antigua Iglesia de San Antonio y exhibe el patrimonio artístico de la Semana Santa ponferradina.

Además, en consonancia con su historia industrial, en la Avenida de la Libertad está el ENE, Museo Nacional de Energía, ambicioso parque-museo de carácter estatal. Ene Térmica comprende las instalaciones de una antigua central térmica con tres zonas visitables (Muelle de Carbones, Nave de Calderas y Naves de Turbinas). Las áreas pendientes de apertura se situarán en la antigua central de Compostilla (Ene Central) y luego Ene Bosque pretende ser unas reproducciones de ecosistemas peninsulares de la época de las explotaciones carboníferas.

A las afueras merece una visita la Iglesia de Santo Tomás de las Ollas, una construcción mozárabe del siglo X; destaca la original Capilla de su cabecera por la bóveda que sustentan arcos de herradura.

Al sur, tras atravesar el puente sobre el Boeza, está Otero de Ponferrada (que ha sido asimilado como barrio de la villa) donde se encuentra la Iglesia de Santa María de Vizbayo, del siglo XI, considerada como una de las más antiguas construcciones románicas del Bierzo.

Imprescindibles

Datos prácticos

Coordenadas

42º 32’ 46’’ N, 6º 35’ 27’’ W

Distancias

León 102 km, Madrid 397 km

Altitud

512 m

Habitantes

68 121 (2013)

Semana Santa El personaje del llambión chupacandiles es un encapuchado que hace sonar esquila por las calles, Fiesta patronal de la Virgen de la Encina (8 de septiembre) Fiesta de la Encinina (9 de septiembre)

Noche templaria (luna llena de julio, ceremonias medievales y gentes vestidas de época), Festival Andarte (finales de agosto, teatro y danza)
Festival de Cine y Certamen de Cortometrajes (octubre y noviembre)

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar