Cueva de Valporquero

Catedral subterránea de la montaña leonesa

Las Cuevas cercanas a la aldea de Valporquero de Torío, a orillas del río homónimo, en el municipio leonés de Vegacervera, son un tesoro natural de la montaña central leonesa.

Planifica tu escapada a la Cueva de Valporquero

Éste aislado lugar de la montaña leonesa merece hasta un día completo de visita, haciendo el recorrido `largo´ y complementándolo con senderismo por sus cercanías. Además de las cuevas conviene visitar los lugares cercanos que mencionamos en la sección Qué ver en la Cueva de Valporquero. La escapada puede continuar al día siguiente practicando alguna de las modalidades de turismo activo por la parte leonesa del Parque de los Picos de Europa. La opción contraria es bajar por la carretera hacia León para visitar esta importante ciudad monumental. En nuestra página Dormir y Comer en Cueva de Valporquero explicamos los platos locales y donde reservar para dormir bien.

¿Quieres conocer este sitio?

A 1.300 metros de altura, hace más de un millón de años, en el Pleistoceno de la era Cuaternaria, las frías aguas del arroyo de Valporquero empezaron a colarse a través de los poros, fisuras y grietas de la roca caliza, disolviendo sus entrañas lenta y tenazmente, abriéndose el corazón de la montaña leonesa para descubrirnos las increíbles maravillas subterráneas. Dimensiones inesperadas y volúmenes descomunales van abriendo un sendero repleto de luces y sombras, permitiéndonos admirar miles de formaciones calizas que se suceden a lo largo de las salas visitables. En total, el espacio tiene 1.300 metros de longitud.

La Cueva de Valporquero tiene una estancia que se abrió al público general en el año 1966, después de una ingente tarea de acondicionamiento e iluminación llevada a cabo por la Diputación de León. Desde entonces, bajo la gestión de esta institución, y siempre acompañados de guías conocedores del medio, vienen ofreciendo a los visitantes la oportunidad de adentrarse en la profundidad de la montaña y disfrutar de un paisaje de estalactitas, estalagmitas, coladas y columnas que ofrece esta Catedral subterránea en el corazón de la montaña leonesa. dado que la temperatura constante es de siete grados centígrados resulta imprescindible bajar bien abrigado a la cueva.

cueva valporquero
Entrada a la Cueva de Valporquero

Las Cuevas naturales tienen uno de sus niveles acondicionados para una visita de noventa minutos de duración que permite ver siete espacios en los que el agua ha modelado el relieve calizo a lo largo de millones de años creando una arquitectura de sorpresa. Las estalactitas y estalagmitas componen columnas fantásticas y cresterías de variados colores y caprichosas formas reflejadas en los pequeños lagos. El impacto de la visita se incrementa en primavera y otoño, pues con el deshielo y las lluvias que llenan el arroyo de Valporquero se produce una sinfonía ensordecedora debida al discurrir del agua dentro de las salas de la Cueva. La comarca de la Vid de Gordón a la que perteneció Valporquero desde el medievo no está exenta de leyendas asociadas a las cuevas como la de El dragón de la Gotera, que al involucrar a un dragón, culebro o cuélebre, una doncella y un santo (San Lorenzo) recuerda a la de San Jorge.

Tras la Boca de la Cueva, al norte de la Gran Rotonda, se le han dado nombres populares a las “Pequeñas Maravillas”, lo que los geólogos llaman espeleotemas como La Torre de Pisa, Las Gemelas o la ya famosa Virgen con el Niño.

La Gran Rotonda es la sala de mayores dimensiones, con más de 100.000 m3 de vacío subterráneo. A medida que descendemos hacia el centro de la sala, los techos blanquecinos se elevan y las paredes se alejan formando una bóveda natural de más de veinte metros de altura, atravesada por el arroyo de Valporquero. La Gran Cascada blanca como la nieve y el Fantasma, son logotipo y enseña de esta cavidad.

La Sala de las Hadas, con su hermosa cascada de 15 metros de altura que se pierde a través del Curso de Aguas, está en un piso inferior reservado para espeleólogos.

El llamado Cementerio cuyo techo está colmado de penachos estalactíticos está siguiendo el antiguo curso del río. El camino se abre paso a través de un suelo repleto de estalactitas caídas y estalagmitas que afloran de forma caótica formando un verdadero Cementerio Estalactítico de aspecto siniestro. Tras él está la Gran Vía una espectacular galería donde los estratos calizos afloran verticales, formando un estrecho pasillo de más de 200 metros de longitud y alturas que llegan a sobrepasar los 30 metros. Luego queda la Columna Solitaria y un conjunto de formaciones a las que se denominan Maravillas.

En el entorno de la cueva se ha acondicionado una zona de recreo infantil, un restaurante, merenderos agradables con sombras que se dispersan por las laderas de la montaña.

De regreso a la aleda hay que desviarse hasta el mirador donde se obtiene una panorámica magnífica de la montaña leonesa y el valle del Torío.

sala hadas valdeporquero
Sala de las Hadas

Merece la pena adentrarse por las callejuelas de Valporquero de Torío, su caserío de piedra, teja y madera. Desde la aldea parten rutas de senderismo como la que que lleva al hayedo de Valporquero y asciende hasta los pastizales sobre las hoces de Vegacervera.

Las hoces del río Torío a su paso por Felmín y Vegacervera son el principal atractivo de la zona. Vegacervera cuenta además con un puente de origen romano y un paseo empedrado a orillas del río.

Coladilla, a 2 km, cuenta con una iglesia románica del siglo XII de interés. La cercana Matallana de Torío cuenta con el Santuario de Manzaneda que se construyó en el siglo XVIII sobre el monasterio de época medieval.

Imprescindibles

Gran rotonda

Datos prácticos

Coordenadas

42º 54’ N, 5º 33’ W

Distancias

León 47 km, Madrid 362 km

Aparcamiento

Sin dificultad

Altitud

1400 m

Habitantes

29 (2012)

Feria de la Cecina del Chivo (noviembre, degustaciones de cecina y otros embutidos de la comarca, actuaciones musicales y bailes folclóricos)

Muestra de 28 artesanos leoneses (Cafetería Cuevas)

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar