Qué ver en Gumiel de Izán

Cerca de Aranda de Duero se enclava esta localidad burgalesa, entre los ríos Gromejón y Puentevilla. Hoy destaca en la producción vinícola, siendo parte de sus bodegas de la D.O. Ribera del Duero. Muestra de su importancia en el pasado son su iglesia de Santa María o los restos de fortificaciones medievales. Lo que ver en Gumiel de Izán se complementa además con lugares cercanos de alto interés como Santo Domingo de Silos, el Burgo de Osma o las hoces del río Riaza. Un pueblo perfecto para una escapada rural cuyos atractivos se repasan a continuación.

Iglesia de Santa María

El monumento más importante de Gumiel de Izán es la iglesia de Santa María. Ejecutada entre los siglos XIV y XVII, en ella pueden observarse distintos estilos, especialmente gótico tardío y barroco. Este último es especialmente notable en la portada principal. El templo se erigió sobre otro más antiguo del que todavía se conserva la torre. De este modo el resultado es un conjunto muy ecléctico pero al tiempo atractivo.

Iglesia de Santa María en Gumiel de Izán

Iglesia de Santa María en Gumiel de Izán. | Wikimedia

Con todo, la principal obra de la iglesia de Santa María de Gumiel de Izán es su gran altar mayor. Se trata de un retablo gótico elaborado al poco de arrancar el siglo XVI. Su variada iconografía cuenta diversas historias. Por ejemplo, se repasan multitud de hechos notables de la vida de Jesús. En cambio, el centro se dedica a la virgen María, en vertical, yendo de su venida al mundo a su ascensión.

Diversas capillas jalonan los laterales del conjunto en tres naves, siendo las más notable la de la virgen del Rosario. Allí se exponen restos del desaparecido monasterio de San Pedro consistentes en varios capiteles romanos. Las ruinas del cenobio son también interesantes. También guarda una pila bautismal de la ermita de Santa Marina de Revilla, igualmente arruinada. Por su parte, la capilla de de la Inmaculada hace las veces de sacristía y museo. Asimismo, quedan dos elementos a los que prestar especial atención. Son el sarcófago de Diego de Velázquez, figura clave en la fundación de la Orden de Calatrava, y un órgano del siglo XVIII.

Ermitas de Gumiel de Izán

No todas las ermitas que tuvo esta villa de Burgos han logrado sobrevivir hasta la actualidad. No obstante, sigue habiendo varias que despiertan una gran devoción entre los lugareños. Por ejemplo, la ermita del Santo Cristo de Reveche fue la iglesia del antiguo poblado de Reveche. De estilo románico, se conserva en buen estado. A su alrededor se despliegan restos del despoblado, cuyo trazado se puede seguir intuyendo. La figura del titular se conserva en la iglesia de Santa María.

Ermita de la Virgen del Río Gumiel de Izán

Ermita de la Virgen del Río. | Ayuntamiento de Gumiel de Izán

Mientras tanto, la ermita de la Virgen del Río guarda una escultura de la patrona local. El 8 de septiembre, su día, se celebra una romería que se extiende en dos días de celebraciones. También es muy concurrida la romería en trono a la ermita de San Antonio, el 13 de junio. Por último, la de San Roque centra parte de las fiestas principales del lugar en agosto, combinando la fiesta con la celebración de la Asunción.

Por otro lado cabe mencionar la Semana Santa gomellana. En ella sobresalen los coros que forman los vecinos. Una curiosa ambientación que acompaña a las tradicionales procesiones. Antes de la cuaresma Gumiel de Izán vive unos animados carnavales, en los que abundan los peleles.

Castillo de Gumiel de Izán

Los orígenes de la actual población se remontan a la edad media, siendo mencionada por primera vez en el siglo XI. Sin embargo, el pueblo es anterior, fruto de repoblaciones del siglo IX. Su posición cerca del Duero hizo que fuera de interés estratégico. Debido a ello, recibió unas murallas y llegó a poseer una pequeña fortaleza. La atalaya estuvo en funcionamiento desde las Edad Media hasta el XVIII.

Restos del Castillo de Gumiel de Izán

Castillo. | Ayuntamiento de Gumiel de Izán

Hoy apenas queda del castillo la planta, con paredes pétreas que llegan al metro de altura. Gracias a ello puede comprobarse el grosor de sus muros y la forma cuadrada que tenía. Su función varió tras retroceder la frontera musulmana y perder gran parte de su valor defensivo. Así, pasó a ser residencia nobiliaria.

Arco de los Mesones Gumiel de Izán

Arco de los Mesones. | Ayuntamiento de Gumiel de Izán

En lo tocante a la muralla, se sabe que poseía cinco puertas. El arco de los Mesones, principal vestigio del muro protector, es una de ellas. Su aspecto corresponde a una reforma del siglo XVIII, promovida por el ducado de Osuna. Por este paso llegaban los mercaderes del Camino Real de Madrid, que conectaba la capital con el norte y Francia.

Plaza mayor de Gumiel de Izán

Como suele ser habitual, el centro neurálgico de esta villa es su plaza mayor. De tipo castellano y con soportales, en su perímetro sobreviven viviendas que muestran la arquitectura popular de la zona, que también se despliega a lo largo del pueblo. Esta se basa en la piedra, la madera y el adobe. Para conservar el aura que dan al lugar existe cierto control sobre las reformas y rehabilitaciones de los edificios. Bajo el lugar se extienden las bodegas subterráneas.

Plaza mayor de Gumiel de Izán

Plaza mayor. | Ayuntamiento de Gumiel de Izán

Una de las casas de la plaza mayor fue residencia temporal de Santo Domingo de Guzmán, nacido en la cercana Caleriega. Es el patrón de la provincia de Burgos. Su tío era arcipreste de Gumiel de Izán y se encargó de formarle durante su adolescencia. Fueron unos siete años que dieron inicio a un periplo que acabaría con la fundación de la orden de los dominicos y su canonización.

Por otro lado, investigaciones han relacionado la figura del santo con Per Abbat, autor o transcriptor del Cantar del Mío Cid. Tales estudios sostienen que fue un discípulo de Domingo de Guzmán natural de Gumiel. La importancia monacal del lugar por aquel siglo XI se hallaba atada al monasterio de San Pedro. Se trataba de un centro cultural y religioso notable en el que se enterró inicialmente al mencionado Diego de Velázquez.

Vinos D.O. Ribera del Duero en Gumiel de Izán

Los viñedos locales son a la vez uno de sus grandes motores económicos y atractivos. Como parte de la comarca de la Ribera del Duero, su producción vinícola es clave para la economía y el turismo local. Esta industria lleva mucho tiempo en el lugar, como demuestran sus típicos lagares y bodegas subterráneas, como la mencionada en la plaza mayor. Sin embargo, fue a raíz de la declaración de la Denominación de Origen cuando se produjo un salto cualitativo.

La principal variedad de la D.O. es la Tinta del País o Tempranillo, siendo los vinos más habituales los tintos. No obstante, también se producen excelentes rosados. Además de generar los propios caldos, las bodegas suponen un destacado foco turístico. El mayor ejemplo es Bodegas Portia y su edificio de 2010, creado por el archiconocido arquitecto Norman Foster.

Bodegas Portia

Bodegas Portia. | Grupo Faustino

Fuera de la D.O. Ribera del Duero, que se extiende por otras localidades burgalesas como Peñaranda de Duero, cabe destacar los vinos elaborados con la variedad albillo. Son blancos y aromáticos, suponiendo una agradable contraposición a los tintos locales, mucho más conocidos.

Puentes de San Pedro y San Antonio

Antes de que existiera el pueblo en sí, el municipio de Gumiel de Izán era transitado por una vía romana. Esta conectaba Tarraco (Tarragona) con Asturica Augusta (Astorga). De camino pasaba por Zaragoza y Clunia, ciudad perdida de la provincia de Burgos. Por entonces se construyeron dos pasos sobre el río Gromejón, los puentes de San Pedro y San Antonio.

Ambos han sufrido infinidad de cambios desde su origen, aunque su posición indica el origen romano. El de San Pedro cuenta con un solo ojo, mientras que el de San Antonio luce tres. Llegando a ellos y usando como referencias las ermitas se pueden llevar a cabo interesantes rutas de senderismo.

Datos prácticos

Coordenadas

41° 46′ 25″ N, 3° 41′ 17″ O

Distancias

Burgos 72 km, Valladolid 104 km, Madrid 173 km.

Aparcamiento

Sin problema en todo el pueblo.

Altitud

853 metros.

Habitantes

548 habitantes (2018).

Las principales festividades que ver en Gumiel de Izán son las fiestas de San Roque y la Ascensión (14 a 17 de agosto), Carnavales y Semana Santa.

Más eventos notables de Gumiel de Izán son la romería de San Antonio (13 de junio), romería de la Virgen del Río (6 al 8 de septiembre), romería del Cristo del Reveche (fin de semana siguiente a la Virgen del Río).

About the author