Espinosa de los Monteros

Origen de la Guardia Real

Los nativos de esta villa burgalesa, formaron la escolta más longeva de la monarquía española, quedando en el pueblo numerosas bellas casonas de los miembros del cuerpo y sus familias. En sus proximidades está el impresionante Monumento Natural Ojo Guareña.

Planifica tu escapada a Espinosa de los Monteros

El recorrido por los lugares que citamos en el apartado “Qué ver en Espinosa de los Monteros” puede hacerse en media jornada. El resto de la escapada puede dedicarse a hacer senderismo u otras actividades de turismo activo en la zona del Embalse del Ebro y el Monumento Natural del Ojo de Guareña. Una excursión hacia el sur puede consistir en visita las localidades medievales de Medina de Pomar, FríasOña. Para saber qué es lo que se come en esta comarca y reservar, preparamos las páginas comer y dormir en Espinosa de los Monteros.

¿Quieres conocer este sitio?

Sus primeros pobladores en el siglo VIII a. C. pertenecían a la tribu cántabra de los Coniscos. Su primer nombre fue Velliga y se extendía en torno al término de San Martín hacia el monte Edilla. Su dura resistencia ante los romanos obligaron a que el mismísimo Octavio César Augusto comandara personalmente las tropas que los sometieron. Los romanos construyeron una fortaleza a la que llamaron Barrutha o Barrustha (lugar todo cercado), desde donde explotaron el oro de sus ríos.

En el 554, en tiempos del rey visigodo Atanagildo, éstos consiguen vencer a los romanos y proceden a arrasar el lugar. Los godos crean entre el 600 y el 700 pequeñas aldeas cuyo nombre conjunto -debido a la vegetación de la zona- fue Val de Espinosa, por los muchos espinos de sus campos.

Después del año 720 los árabes hicieron tantas incursiones que obligaron a sus habitantes a refugiarse en la alta montaña, despoblándose la zona. Poco a poco fue repoblándose con habitantes del valle de Mena; volverá a ser atacada por las tropas de Abderramán III hacia el 920, quedando de nuevo despoblada.

En el año 1006 sucedió el hecho que motivó el sobrenombre de Espinosa de los Monteros. Se debe a que allí procedieron todos los monteros del conde Sancho García, hijo del conde Garcí Fernández y de su esposa doña Santa, cuya historia cuenta la leyenda de La condesa Traidora. Este privilegio se debió a la intercesión de un montero del conde que le reveló los planes de envenenamiento de su propia madre salvándole así la vida. En el siglo IX se creó el Cuerpo de los Monteros, hidalgos encargados de la custodia nocturna de los personajes de la realeza que son el precedente de la actual Guardia Real.

En otras leyendas de la historia de Espinosa de los Monteros se menciona a la condesa como doña Aba y el musulmán con el que pretendía desposarse para llegar a reina tras liquidar a su hijo se denomina Mahomad Almohadio. El mayordomo a quien se instituyó con el título de montero se llamaba Sancho Espinosa Peláez.

fotografia antigua espinosa monteros
Antigua fotografía aérea de Espinosa de los Monteros

La villa fue refundada en el año 1086 por el rey Alfonso VI. Les encarga a los caballeros navarros Martín Ruiz de Berrueza y su hermano la repoblación. En 1501 se le concede el privilegio de un mercado semanal cada martes. En la localidad hubo importantes fabricantes textiles, pues las lonas de las velas de muchos barcos de La Armada Invencible (1588) se confeccionaron allí. En noviembre de 1808, al comienzo de la Guerra de la Independencia, el ejército de Galicia comandado por el general Joaquín Blake fue derrotado por el del general francés Victor. Después de la batalla los vencedores saquearon el pueblo, destrozándolo.

Al visitar Espinosa de los Monteros nos encontramos dos barrios históricos, Quintanilla y Berrueza. El centro del casco urbano es la Plaza de Sancho García, de trazado irregular y porticada con buenas muestras de arquitectura montañesa y galerías acristaladas. La preside la Iglesia de Santa Cecilia (siglo XVI), templo renacentista de planta de salón de tres naves adornado de cresterías góticas y provisto de un ábside cubierto con bóveda en forma de venera apoyada sobre dos pechinas. De la primitiva iglesia románica sobre la que se construyó se conserva en el muro sur una columna adosada.

El Palacio de los marqueses de Chiloeches (siglo XVI y XVII) tiene una hermosa fachadas blasonada bajo un arco rebajado que discurre entre dos torres laterales; en las enjutas del arco un hombre y una mujer sostienen espejos. El escudo del frontón triangular de la portada es una bella muestra heráldica que reproduce en piedra un campo de oro para una encina verde y dos zorros negros, y un campo azur para una torre plata con dos garzas rematando los laterales. Estuvo deshabitado desde el siglo XVI y sirvió para acuartelar tropas de paso por la villa, hasta que fue restaurado a finales del siglo XX.

Al oeste, en el barrio de Quintanilla, se encuentra la Iglesia de San Nicolás, reconstruida en el siglo XVIII. En su interior de una sola nave hay un valioso retablo del siglo XV conformado por varias tablas de estilo hispanoflamenco pintadas por fray Alonso de Zamora y el Maestro de Oña. Como curiosidad, el Espíritu Santo representado tiene forma de mujer.

Cerca, protegido por un doble recinto de muros y verjas, se encuentra el Palacio Cuevas de Velasco (1623). De arquitectura manierista, cuenta con una capilla barroca que ver en Espinosa de los Monteros

La Iglesia de Santa María de Berrueza es del siglo XVIII y está presidida por un gran baldaquino barroco. El Palacio del Marqués de Legarda es del siglo XIV, se denomina también Torre de los Monteros o Torre de los Velascos, y posee aspecto de fortaleza por su remate en almenas con garitones en los ángulos.

La Casa de los Velasco, de dos cuerpos rectangulares unidos (torreón y caballeriza), junto al río Trueba y construida en el siglo XIV, completa el patrimonio monumental de la villa.

En el año 2006 se inauguró el Museo de los Monteros del Rey. Con audiovisuales y paneles explican la historia del pueblo, de los monteros que le dan nombre (cuerpo que desapareció en 1931 con la marcha de Alfonso XIII) y la batalla de 1808.

Otro museo que ver en Espinosa de los Monteros, es el Museo Etnográfico Cuatro Ríos Pasiegos, con información sobre las formas de vida tradicionales de los valles de la comarca.

palacio marqueses chiloeches
Palacio de los Marqueses de Chiloeches

A unos 15 kilómetros al oeste, en el término municipal de Cornejo, se localiza el complejo cárstico de Ojo Guareña, conjunto de cuevas subterráneas de 100 km de largo que alojan varios santuarios prehistóricos. El Centro de Interpretación de Ojo Guareña se encuentra en el vecino pueblo de Quintanilla del Rebollar que orienta sobre como visitar la cueva y Ermita rupestre de los Santos Tirso y Bernabé. Se considera el mayor complejo kárstico de España con sus casi 100 kilómetros de galerías subterráneas distribuidas en seis niveles comunicados entre sí. Se han encontrado en su interior invertebrados únicos en el mundo, huellas fosilizadas y pinturas rupestres. En la entrada habitual, aprovechando las anfractuosidades de la roca se cobija la Ermita troglodítica de San Bernabé desde la que se puede visitar un tramo de 400 metros de la cueva. La iglesia conserva una talla de San Tirso del siglo XIII y varias pinturas murales en su bóveda natural de los siglos XVIII y XIX. En otra de las oquedades se ha constituido una sala del Ayuntamiento que testimonia el carácter de punto de encuentro de este enclave.

En dirección contraria, tras atravesar el Puerto del Cabrío, se puede hacer una excursión por el Valle de Mena donde se localizan varios hayedos (Relloso, Guardieta, Portillo de Aro), fuentes y cascadas como las fuentes del río Cadagua. Sus pueblos además esconden iglesias románicas de gran belleza.

Imprescindibles

Datos prácticos

Coordenadas

43° 4′ 0″ N, 3° 32′ 0″ W

Distancias

Burgos 97 km, Santander 72, Bilbao 76, Madrid 333 km

Aparcamiento

Sin dificultad

Altitud

762 m

Habitantes

1935 (2013)

Martes de Carnaval, Semana Santa, Fiestas en honor a Nuestra Señora de Berrueza (15 de agosto), Fiesta patronal de Santa Cecilia (22 de noviembre), Romería de San Bernabé (Monumento Natural Ojo de Guareña, sábado siguiente al 11 de junio)

Jornadas medievales (último fin de semana de julio), Mercado medieval y la representación “De Espinosa, los monteros”.
Día del Montero desde 1991 (años pares, los impares en Madrid), Romería de la Virgen de las Nieves (5 de agosto, celebrada en Las Machorras donde se bailan danzas montañesas), Festival Internacional de Folclore en Villasana de Mena (agosto), Fiesta del Ordeño (agosto), Prueba de coches clásicos (principios de septiembre)

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar