Torrijos

La locura más bella

Su famosa Colegiata nació del deseo de Teresa Enriquez a quien el papa Julio II llamó “La Loca del Sacramento” por su devoción a la Eucaristía.

Planifica tu escapada a Torrijos

Lo más importante que ver en Torrijos es su Colegiata del Santísimo Sacramento; añadiéndole un paseo para ver el resto de sitios de interés calculamos una visita de tres horas. La excursión puede continuar por localidades próximas, como La Puebla de Montalbán y Guadamur, para regresar a la capital de España vía la ciudad de Toledo. En nuestra página Dormir y Comer en Torrijos hemos recogido los platos que se sirven en los restaurantes de la localidad y una selección de los mejores establecimientos donde parar.

¿Quieres conocer este sitio?

Se especula que la localidad estuvo poblada por los romanos, que allí edificaron una torre -ya desaparecida- que provocó su nombre medieval de Torrelium.

Posteriormente sería poblada por los visigodos, que dejaron topónimos como el de “Las Suertes”, que nos recuerda la costumbre goda de sortear los terrenos entre los guerreros que allí se establecían.

A partir del 711 los musulmanes se instalan en la población. De su paso queda la configuración urbana de las calles en torno a la Puerta de Maqueda (antigua zona amurallada) donde se encuentran calles estrechas y callejones sin salida típicas de una población árabe, y que conservan nombres como El Moro, El Oriente o Las Vistillas; se trató de una población de cierta importancia, pues tenía dos mezquitas, una de ellas en el solar donde luego se edificó la Colegiata.

También tuvo una importante comunidad judía, organizada en dos aljamas con sus correspondientes sinagogas y mataderos, situadas alrededor de la actual calle de Gibraltar Español y de la Capilla del Cristo de la Sangre.

En el año 1085, durante la campaña de conquista de Toledo, los cristianos toman la zona, pasando a ser propiedad de la Corona pero en, 1212, es entregada al arzobispado toledano como recompensa por su participación en la Batalla de las Navas de Tolosa; éste le vendió la localidad a la ciudad de Toledo años después.

En 1335 el rey Pedro I edificó un palacio, en el que pasó temporadas con su amante María de Padilla. En 1353 allí nació su hija, Beatriz de Castilla, que sería jurada años después como heredera de Castilla, aunque no llegó a reinar. Durante los grandes festejos por el nacimiento, se celebró un torneo en el que el rey fue herido en un brazo. El palacio se lo regaló a su amante, siendo luego propiedad de sus descendientes. A comienzos del siglo XV, Juan II fue otro monarca apegado a Torrijos, desde allí ordenó el asedio de Toledo cuando esta ciudad se sublevó contra él.

plaza espana torrijos foto antigua
La Plaza de España en 1950

En 1482 Gutierre de Cárdenas -uno de los principales consejeros de los Reyes Católicos- compra esta localidad a la ciudad de Toledo, a la que procuró la categoría de Villa y amuralló. Su esposa Teresa Enríquez, muy próxima a la reina Isabel, destinó sus bienes a obras de caridad. Se cuenta que protegía a los labradores en los años de malas cosechas. Fundó un hospicio para huérfanas, varias Cofradías del Santísimo Sacramento y monasterios y conventos para perpetuar el culto al Santísimo y que nunca se dejara de alabar a Dios. Doña Teresa pasaba horas rezando en la capilla, ante el Sagrario, por lo que el Papa Julio II la llamó “Loca del Sacramento”. Su obra más monumental fue la construcción de la Colegiata, conocida como del Santísimo Sacramento. Esta poderosa familia recibió el título de Duques de Maqueda y construyó otros importantes edificios en su Villa, como el Monasterio de Santa María de Jesús (destruido por los franceses durante la Guerra de la Independencia de España).

En 1817 nació en Torrijos Lucio Dueñas, que sería conocido tiempo después como “El cura de Alcabón” o “El cura matón” por ser uno de los jefes guerrilleros carlistas más importantes de La Mancha, popular personaje a causa de sus rocambolescas andanzas. En el verano de 1936 Torrijos fue escenario del fusilamiento de numerosos paisanos (derechistas e izquierdistas). También se produjo el saqueo de las propiedades de la Iglesia y de la nobleza, con la consiguiente merma del patrimonio histórico artístico de la localidad.

En la actualidad, Torrijos es una ciudad industrial.

La población permaneció amurallada hasta finales del siglo XIX y una serie de puertas daban acceso al recinto: Arco de Toledo, Puerta de Maqueda, Puerta del Pozo, Puerta de Madrid y Puerta de Gerindote. Del momento más glorioso de la villa, a finales del siglo XV y comienzos del XVI, se conservan: la Colegiata del Santísimo Sacramento, el Palacio de Pedro I y la Capilla del Cristo de la Sangre en el Hospital de la Santísima Trinidad.

La Colegiata del Santísimo Sacramento, actual parroquia, se levantó en el solar de una antigua mezquita, entre 1509 y 1518. Fue Teresa Enríquez, esposa de Gutierre de Cárdenas, quien financió y ordenó la construcción de la Colegiata como sede de la Cofradía del Santísimo Sacramento. Todo apunta a que el templo fue construido por los hermanos Antón y Enrique Egas y, posiblemente, también participara el joven arquitecto y escultor Alonso Covarrubias, también natural de Torrijos. La Colegiata, de transición del gótico al renacimiento, consta de tres naves y una estilizada torre a los pies. La portada de poniente es de estilo plateresco muy ornamentada, con cierto desorden en la distribución de los motivos. En el interior destaca el Retablo Mayor con doce tablas manieristas de Juan Correa de Vivar, una rica sillería gótica en el coro donde también se conserva un órgano de 1703, el más antiguo de Castilla la Mancha. También es destacable una reja de la escuela de Juan Francés e importantes pinturas de los siglos XVI y XVII, entre las que mencionamos el Cristo con la Cruz a cuestas, de Lucas Jordán y la Crucifixión de Cristo, de Pedro Orrente. La Capilla de San Gil, ha sido declarada Bien de Interés Cultural.

En la Plaza de San Gil, se encuentra el Palacio de Don Pedro de Castilla, actual sede del Ayuntamiento. Fue mandado construir, en 1335, por Pedro el Cruel, llamado también El Justiciero, quien se lo regalaría a su amante María de Padilla y, tras la muerte de ésta, pasaría de nuevo a la familia del monarca. El edificio fue transformado en un palacio gótico renacentista, cuando lo adquirieron Don Gutierre y Doña Teresa para su hijo Alonso, quien sufrió un grave accidente en la boda del príncipe Don Juan y tuvo una muerte prematura. La Loca del Sacramento decidió destinar el Palacio a Convento de Concepcionistas Franciscanas cuyas monjas residieron allí hasta su salida el principio de la Guerra Civil, en 1936. Volverían a instalarse en 1941 hasta el año 1970. Los restos momificados de Doña Teresa reposan en un nuevo monasterio concepcionista de reciente construcción y se mantiene abierto el proceso de su beatificación y canonización.

En los años noventa del siglo XX el Palacio se convierte en propiedad municipal. De la construcción original de don Pedro I se conservan dos claustros renacentistas y sus artesonados, en particular el del salón principal, o Salón de Plenos. Del Palacio de los duques de Maqueda, o de los condes de Altamira, se conservan cuatro artesonados pero lamentablemente ninguno se puede admirar en Torrijos ya que están repartidos en diferentes museos (Museo Arqueológico Nacional MAN, California Place of the Legion of Honor, en San Francisco, U.S.A., en el Victoria And Albert Museum de Londres, y en el Chateau de Villandry, en Francia). El Palacio cuenta además con numerosas dependencias Biblioteca, Auditorio, Sala de Exposiciones y la Oficina de Turismo.

La Capilla del Cristo de la Sangre fue levantada sobre una antigua sinagoga judía, tras haber pasado las propiedades de los judíos a la corona. Gutierre de Cárdenas adquirió la Capilla y el resto de la edificación y construyó el Hospital de la Caridad o de la Santísima Trinidad. En su interior se encuentra la imagen del Cristo de la Sangre de procedencia americana. El conjunto conserva una bella portada renacentista y también un patio con arcos carpaneles sobre sencillos fustes.

colegiata santisimo sacramento torrijos
Colegiata del Santísimo Sacramento

Se conserva una fuente barroca del siglo XVII, conocida popularmente como Caño Viejo, en no muy buen estado.

La Plaza de España se construyó originalmente a principios del siglo XVI, en tiempos de Gutierre de Cárdenas, y los lados este y sur se dispusieron cerrados con soportales para celebrar lo mercados. Reformada en los años 80 del siglo XX, recuperó parte de la estructura primitiva y actualmente tres de sus lados tienen soportales.

La Estación de Ferrocarril, construída, en el siglo XIX, siguiendo el estilo historicista neomudéjar, con muros de ladrillo y mampostería, se conserva en buen estado tras la rehabilitación de 2006.

Datos prácticos

Coordenadas

39° 59′ 0″ N, 4° 16′ 53″ W

Distancias

Toledo 28 km, Madrid 75 km

Aparcamiento

En el centro hay zonas con estacionamiento regulado pero se encuentra aparcamiento gratuito sin dificultad

Altitud

529 m

Habitantes

13 359 (2013)

El Santísimo Cristo de la Sangre (19 de mayo), San Gil (fiesta patronal, 1de septiembre), Fiestas de la Sementera (última semana de septiembre)

Festival “Torrijos en corto” (1ª edición en 2014, tres días a mediados de marzo ), Jornadas de la Tapa (tres fines de semana en septiembre, en los que grupos musicales actuán en la calle como complemento al evento gastronómico)

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar