Que ver en La Puebla de Montalbán

La más regalada por los reyes

Bello y rico lugar, durante siglos fue regalo de los reyes a las personas e instituciones que más amaban. También fue cuna del autor de La Celestina.

¿Quieres conocer este sitio?

Debió de ser un asentamiento celta a la llegada de los romanos, que la denominaron monte albiganicum (albiganus es un término de origen celta que significa blanco) por el color blanco de las próximas canteras de caliza.

Para asegurar su defensa, en el año 1209 la Corona se la cede al caballero Alfonso Téllez, volviendo posteriormente a ser propiedad regia. En aquella época estaba poblada por una muy importante comunidad judía, que han dejado un barrio con este nombre en la localidad. Entonces el rey Alfonso VII aglutina una enorme encomienda denominada Estado de Montalbán, un conjunto de seis poblaciones de la comarca protegida desde su castillo; donándola a la Orden de los Templarios, que mantenían bajo vigilancia al gran número de hebreos de la población. Para el 1308 ya estaba otra vez en manos del rey Fernando IV; su hijo Alfonso XI la cedió al poderoso caballero Alfonso Fernández Coronel; años después éste la perdería – junto con su cabeza – en favor del rey Pedro I, que pasaría largas temporadas en este castillo con su amante María de Padilla. A ésta también le gustó la villa, pues se la pidió a su regio amante, que se la regaló.

Bajo la jurisdicción nuevamente de la Corona, Juan II de Castilla la regaló a su valido, Don Álvaro de Luna; al ser éste ejecutado, habitó la fortaleza de la localidad su viuda, la Triste Condesa, hasta que finalmente fue recuperado por Juan II. En 1453 Enrique IV se la regala a Don Juan Pacheco, marqués de Villena, que la hizo mayorazgo a favor de su hijo Alonso Téllez Girón y sus sucesores, los que desde entonces ostentan el título de Condes de la Puebla de Montalbán.

hospital caridad puebla montalban
Hospital de la Caridad

En 1470, nace en la villa el gran escritor Fernando de Rojas, autor de La Celestina, en el seno de una familia de judíos conversos. Y, en 1526, fallece el erudito don Diego Colón, hijo del gran almirante. En el verano de 1598 se declaró una epidemia de peste bubónica que aniquiló en pocas semanas gran parte de la población, el pueblo entero realizó un voto a la virgen que resultó eficaz (pararon las muertes) y que se sigue celebrando festivamente cada año.

Cuenta la localidad con uno de los conjuntos monumentales más notables del siglo XVI español. Su Plaza Mayor, declarada Bien de Interés Cultural, es el orgullo de sus vecinos. Obra irregular, tanto en el trazado como en la construcción, presenta dos fachadas porticadas y estéticos ejemplos de arquitectura popular. En ella se encuentra el Palacio de los Condes de Montalbán, edificio construido en 1462 por el maestre don Juan Pacheco y ampliado por su descendiente Alonso Téllez a principios del siglo XVI. Destaca su portada plateresca, de puerta adintelada y rematada con el escudo de los condes, y tres bellos artesonados interiores de estilo mudéjar, gótico y plateresco. La Iglesia de Nuestra Señora de la Paz, obra gótico tardía, ocupa el otro frente de la plaza. Hay que señalar su portada principal, de piedra con arcos y arquivoltas de medio punto, y el rico artesonado mudéjar de su nave central.

En el punto más alto del casco urbano, construida en el lugar donde estaba el primer núcleo de la villa, está la Torre de San Miguel, el monumento más representativo de La Puebla. De gran esbeltez y estilo mudéjar renaciente, es lo que queda de la antigua iglesia del mismo nombre, hundida en el siglo XVIII.

Otras edificaciones religiosas son el Convento de los Padres Franciscanos, de estilo renacentista, y el Convento de las Madres Concepcionistas, fundado este último por don Juan Pacheco en 1522. La iglesia del convento es de estilo plateresco con influencia italiana y su interior recuerda mucho del Monasterio de El Escorial, especialmente en el retablo, donde destaca una imagen de la Virgen María.

Aunque de menor importancia que los anteriores, tenemos que señalar el Hospital de la Caridad, del siglo XVI; la Ermita de la Soledad, con pinturas al fresco de los hermanos Luis y Alejandro Velázquez (en el altar mayor); o la Ermita de San José. Pero sin duda, el principal atractivo turístico de La Puebla de Montalbán gira en torno a Fernando de Rojas, originario de la villa, y su obra maestra. El Museo La Celestina nace como homenaje a uno de los ejemplos más sublimes del Siglo de Oro de la literatura española y a su autor. Con la misma finalidad se creó el Festival La Celestina que, todos los años y durante la segunda quincena del mes de agosto, recrea aquella España del gran Rojas.

El antiguo Cine María Cristina, situado en la calle Sr.Cura, nº 7, alberga la curiosa colección del Museo de Motos Juan Antonio García.

A unos cinco kilómetros de la localidad hay que ver en la Puebla de Montalbán el Castillo de Montalbán, fortaleza del siglo XII rodeada por el río Torcón. Construido por los templarios después de que Alfonso VII se lo concediera, conserva hoy una magnífica torre del homenaje y extensos recintos amurallados. Muy cerca está la importante Iglesia de Nuestra Señora de Melque, que formó parte de un antiguo monasterio visigodo. Está construida con sillares de granito y su bóveda de central refleja la influencia que el arte mozárabe tuvo en la zona. En una de las casas de labranza que rodeaban el santuario se ha abierto recientemente el Centro de Interpretación de Santa María de Melque, que permite comprender la historia y evolución de este sitio histórico.

castillo puebla montalban
Castillo de Montalbán

Además, La Puebla nos ofrece un entorno natural de gran belleza, como el Yacimiento de la Vega de los Caballeros, donde se encontraron un verraco vetón (que hoy se puede admirar en el Museo de Santa Cruz de Toledo) y restos de una villa romana; o las Barrancas de Castrejón, un kilómetro de espectaculares cárcavas arcillosas formadas por la erosión del viento y las aguas del Tajo. Entre el 15 y el 18 de julio de cada año se rememora festivamente el voto perpetuo hecho por la población para que la virgen les librara de la peste bubónica que les asolaba.

Imprescindibles

Convento de los Padres Franciscanos
Hospital de la Caridad

Datos prácticos

Coordenadas

39° 52′ 20″ N, 4° 21′ 32″ W

Distancias

Toledo 92 km, Madrid 114 km

Aparcamiento

Se aparca sin dificultad

Altitud

453 m

Habitantes

11 016 (2013)

Otros destinos próximos

Virgen de la Paz (24 de enero), Fiestas del Cristo de la Caridad (del 14 al 18 de julio)

Festival Celestina (segunda quincena de agosto)

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar