Qué ver en Sigüenza

La villa episcopal de los Mendoza

Ubicada en un valle estratégico al norte de la provincia de Guadalajara, a tan sólo 130 kilómetros de la capital de España, se asienta esta localidad. Pasear por las calles de esta pequeña ciudad medieval permite contemplar monumentos de gran valor. Un verdadero lujo para los amantes del arte y de la historia. He aquí, la historia y lo mejor que ver en Sigüenza.

Planifica tu escapada a Sigüenza

Esta importante ciudad medieval merece un día completo de visitas, pues es mucho lo que ver en Sigüenza. Los que allí pernocten pueden contratar en el propio pueblo alguna actividad de hacer senderismo por su cuenta en el vecino Parque Natural del Barranco del Río Dulce.

Quien haga noche allí tiene alternativas para seguir la escapada. Una es subir por estrechas carreteras comarcales y pasar hasta Medinaceli. Otra es tomar la carretera CM-110 hacia la fortificada Atienza y Cogolludo. Además, Hita y Guadalajara antes de regresar. Las páginas sobre dormir y comer en Sigüenza contienen alojamientos y resaturantes.

¿Quieres conocer este sitio?

Antes de pasar a lo que ver en Sigüenza lo ideal es conocer su historia. Se sabe que los celtíberos ya estuvieron asentados en lo más alto del cerro de Villavieja. Su nombre significa “la que domina el valle” debido que se ubica en la margen derecha del río Henares. Los cartagineses Aníbal y Asdrúbal llegaron a atacarla. Hacia el año 133 antes de Cristo los romanos la refundaron en la vega del río como Segontia. Se convirtió en lugar de paso de la calzada del Henares hacia Zaragoza.

La invasión de los visigodos provocó de nuevo su destrucción y la consiguiente reedificación de una ciudadela. También se construyó un barrio judío en el cerro que hoy ocupa el castillo. Fue sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Toledo. En el año 712 los musulmanes la tomaron y erigieron una alcazaba.

El monje cluniacense francés Bernardo de Agen fue consagrado en 1121 obispo de Sigüenza. El prelado vino bajo la cláusula “en tierra de infieles”, pues debía conquistar su propia diócesis. Finalmente, Bernardo se hizo con la alcazaba, iniciando inmediatamente la construcción de la catedral.

Alfonso VII renunció a su soberanía en favor de la Iglesia. Otorgó también el “privilegio de población”, aunque mantuvo el señorío sobre el castillo. Desde entonces, el desarrollo estuvo marcado por el poder y capacidad de sus obispos.

Sigüenza era territorio de la familia Mendoza, una de las más poderosas de Castilla, leal aliada de los reyes. En 1456, Enrique IV otorgó el obispado de Sigüenza a Pedro González de Mendoza. Era el quinto hijo del marqués de Santillana, destinado desde niño a la carrera eclesiástica. El incremento de su poder, que le llevó a ser cardenal de España y su “tercer rey” durante la primera etapa de los Reyes Católicos, repercutió directamente en su querida ciudad.

Así, en 1476, se fundó el Colegio Grande de San Antonio de Portaceli. Por bula papal de 1489 pasó a ser el primer “colegio-universidad” de España. El incremento de cátedras y su desarrollo continuó durante el siglo XVI. Después, declinó hasta convertirse en un centro de segunda categoría, al que acudían personas de pocos recursos económicos. Con todo, se mantuvo abierta hasta 1824, año en que fue absorbida por la de Alcalá de Henares.

Imagen antigua de la Calle de San Roque de Sigüenza
Imagen antigua de la Calle de San Roque de Sigüenza (Edición Rodrigo).

Sigüenza sufrió mucho en los primeros meses de la Guerra Civil. El 24 de julio fue ocupada por milicianos que asesinaron al obispo Eustaquio Nieto y otras personalidades derechistas. En las siguientes semanas se destruyó buena parte de la imaginería religiosa. Entre el 7 de agosto y el 15 de octubre las tropas franquistas atacaron la ciudad, destruyendo gran parte de los monumentos.

A continuación, lo mejor que ver en Sigüenza.

La visita a lo que ver en Sigüenza conlleva tener en cuenta los tres entornos que conforman la localidad. Para empezar se ha elegido la ciudad medieval, que ocupa la parte más alta, extendiéndose hasta el castillo.

La Catedral de Sigüenza comenzó a edificarse en el siglo XII, poco después de la reconquista de la ciudad. Tenía un carácter defensiva y la obra que se prolongó hasta el siglo XVI. Por entonces era uno de los más bellos ejemplos de arquitectura románica-gótica. Destaca, además de los rosetones de su fachada, la Capilla de San Juan y Santa Catalina. Allí se encuentra el santo y seña de la ciudad, la estatua yacente del Doncel Martín Vázquez de Arce. Murió en 1486 durante la Guerra de Granada. El coro de la catedral se debe a la intervención del cardenal Mendoza. La sillería de nogal está decorada con escudos obispales -en la silla episcopal aparece el escudo del cardenal-.

En el Museo Diocesano de Arte, ubicado en un palacete frente a la Catedral de Sigüenza, posee una rica colección. Incluye lo que se consiguió salvar de los sucesivos expolios y destrucciones. Sobresalen cuadros de Morales, El Greco y Zurbarán.

El Castillo de Sigüeza es hoy un Parador de Turismo. Fue recompuesto tras su destrucción en los primeros meses de la Guerra Civil. Originariamente era una fortaleza musulmana. Los cristianos la reedificaron en el siglo XII y fue remodelada con posterioridad varias veces. Antes de 1936 ya había sufrido graves destrozos a manos de los franceses y los carlistas.

A pesar de las numerosas guerras, queda mucha arquitectura medieval que ver en Sigüenza. En el casco antiguo se encuentran dos importantes edificios románicos: la Iglesia de Santiago y la de San Vicente, ambas del siglo XII. También es relevante la Casa del Doncel. Tan bello edificio, de estilo gótico civil, hoy es museo y sede del Archivo Municipal. Otro lugar de interés es la Plazuela de la Cárcel, antigua plaza mayor.

Más abajo se extiende la ciudad renacentista, formada en torno a la Catedral de Sigüenza. Sobresale en este núcleo la Plaza Mayor, mandada construir por el cardenal Mendoza en 1494. De estructura rectangular y conformada por edificios con soportales, se trata de una de las más notables plazas castellanas. Limita al sur con el Palacio de los Deanes, sede actual del Ayuntamiento.

El Palacio Episcopal (siglo XVI) albergaba la universidad. Forma, junto con el Monasterio de los Jerónimos, un sobrio pero admirable conjunto arquitectónico que ver en Sigüenza. No puede dejar de verse la Ermita del Humilladero, de portada renacentista y bóvedas góticas. Tampoco el Convento de San Francisco, edificio de principios del siglo XVII en el que destaca la fachada ondulada de su iglesia. Fue añadida al convento un siglo después de su construcción.

Catedral de Sigüenza
Catedral de Sigüenza.

En el siglo XVIII la ciudad completó el desarrollo urbano de la ciudad con barrios de trazado simétrico y numerosos espacios públicos. Un paseo por los jardines neoclásicos de la Alameda o el barrio de San Roque ponen el broche de oro al recorrido por lo que ver en Sigüenza.

La cultura es un agente dinamizador de la ciudad. Esta ofrece al visitante varias oportunidades para disfrutar de ella. Por ejemplo, destacan las Jornadas Medievales y los diferentes festivales de música, historia y literatura que tienen lugar a lo largo del año.

Para atraer a los viajeros, el Ayuntamiento de Sigüenza, en colaboración con Renfe, ha puesto en marcha la iniciativa del Tren Medieval. Este une Madrid con la ciudad de La Serranía todos los sábados desde Marzo a Noviembre. Una comitiva de personajes de la época hace del trayecto y de la visita a la ciudad una vuelta a la Edad Media.

Ya conocido lo mejor que ver en Sigüenza, te invitamos a que conozcas el resto de planes por la provincia de Guadalajara, así como sus actividades de turismo activo.

Imprescindibles

Dónde dormir en Sigüenza
Castillo de Sigüenza
plaza siguenza
Plaza Mayor

Datos prácticos

Coordenadas

41° 4′ 9″ N , 2° 38′ 21″ W

Distancias

Guadalajara 73 km, Toledo 229 km, Madrid 130 km.

Aparcamiento

Lo mejor es aparcar en la parte baja de la ciudad, frente al Palacio Episcopal, o en la zona de La Alameda o Barrio de la Estación. Hay algunas plazas junto a la Catedral y otras en una explanada al lado del Parador.

Altitud

1005 m.

Habitantes

4772 (2013).

Los grandes festejos que ver en Sigüenza son: San Vicente (el 22 de enero), Semana Santa (Interés Turístico Provincial), Romería al Santuario de la Virgen de la Salud (segundo domingo de mayo), Corpus Christi, San Juan (el 24 de junio), Santa Marta (29 de julio), Fiestas Patronales de San Roque y Nuestra Señora La Virgen de la Mayor (12 al 17 de agosto).

Más ocasiones notables que ver en Sigüenza son: Jornadas Medievales (de Interés Turístico Provincial, el segundo fin de semana de julio), las Jornadas de Estudios Seguntinos llevan celebrándose desde 1974 (la primera semana de agosto), Festival de Música Sigüenza nosecalla (agosto), Ciclo de Música de Cámara Musigüenza (octubre), Festival Internacional de Jazz (diciembre).

La artesanía seguntina se distingue por su tradición familiar y por su gran variedad de productos, destacando las alfombras, botas de vino, cerámica y espejos, así como cincelados, forja y objetos en bronce, El Colmenar de Valderomero, La Flor de Brihuega.

Otros destinos próximos


About the author

Comentarios

  • Jesús Martínez Sanz. 28 septiembre, 2016 at 10:44 pm

    Sigüenza, «mucho que ver y disfrutar», perderse y callejear por ella, gozar de su gastronomía, su arte y belleza sin par, digna de saborearla y, en intima reunión amical, exponer sus excelencias ricas y variadas.
    digna de volver a ser visitada de nuevo, con el regusto de una amistad conquistada. Nunca es tarde para conocerla !

Otras noticias de interés
Cuando llega el frío uno de los mejores planes que hay es acurrucarse envuelto en Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]En España hay pueblos de cuento navideño dignos de formar parte de una historia de Más información
Recónditas y lejanas, muchas pequeñas poblaciones han logrado prosperar en entornos difíciles de alcanzar. Una Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text] El puente de diciembre es uno de los más largos y cae en invierno y Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Contemplando el entorno del lago de Sanabria, el municipio requiere una extensa visita. Lo que Más información