Qué ver en Cogolludo

El primer renacimiento español

Situado en el declive de un cerro del extremo oriental del Sistema Central, la localidad es la puerta de entrada a la comarca de la Arquitectura Negra. A continuación, la historia y lo mejor que ver en Cogolludo.

Planifica tu escapada a Cogolludo

El Palacio de los Duques de Medinaceli y el casco urbano componen el grueso de lo que ver en Cogolludo. También merecen un vistazo las ruinas del castillo por las panorámicas que aportan. Así, el recorrido supone una mañana. El resto del día puede usarse para ir a Jadraque.

Hay dos rutas notables para jornadas posteriores. Una se dirige hacia Atienza y la otra a Sigüenza y su cercano Parque Natural del Barranco del Río Dulce. Por otro lado, la capital de la Alcarria y la cercana Hita son buenas opciones. Finalmente, consulta las alternativas de restauración y alojamiento en las páginas sobre dormir y comer en Cogolludo.

¿Quieres conocer este sitio?

Para apreciar al completo lo que ver en Cogolludo conviene conocer su pasado. Así, el lugar debe su original nombre a la forma en que sus casas se apiñan alrededor del cerro del castillo. Estas parecen formar una piña o cogollo.

Restos encontrados en la Loma del Lomo confirman que el lugar estuvo poblado en la Edad del Bronce. Sin embargo, las primeras referencias escritas se reflejan en un diploma real de 14 de mayo de 1100. Por él, Alfonso VI donaba al abad del Monasterio de San Pedro de Gumiel la villa de Fonciana. Localizaba la localidad “entre los términos de Hita y Cogolludo, junto al río Henares”.

Los arzobispos de Toledo figuran como los primeros señores de la villa hasta 1176. Fue entonces cuando Alfonso VIII la cedió a la Orden de Calatrava para defenderla de posibles incursiones árabes. Durante los dos siglos que los calatravos permanecieron en la villa remodelaron tanto fortaleza como murallas.

Alcanzado 1377, Pedro Muñiz de Godoy, maestre de la Orden, donó Cogolludo a Enrique II. Este la pasó a su vez a Don Diego Hurtado de Mendoza como dote en el desposorio con su hija María. El matrimonio ostentó el señorío de Cogolludo, que sería heredado por su hija Aldonza, duquesa de Arjona.

A la muerte de la duquesa, la lucha por la población enfrentó a Don Diego Manrique y al marqués de Santillana. Solo gracias a una intervención regia se solventó. Así, la villa quedó en manos de los segundos. Más tarde se sucedieron al mando Don Íñigo López de Orozco y Don Luis de la Cerda, cuarto duque de Medinaceli. Dicho ducado mantuvo el territorio hasta la abolición de los señoríos en el siglo XIX. Además, ellos fueron quienes levantaron la construcción más notable que ver en Cogolludo, el Palacio de los Duques de Medinaceli.

Ruinas del Castillo de Cogolludo
Ruinas del Castillo de Cogolludo.

Durante la Guerra de la Independencia, Cogolludo se convirtió junto con Atienza, en centro de operaciones de El Empecinado. Ante la propuesta francesa de unirse a su causa, contestó el guerrillero español:

“[…] Si queréis, podéis decir a todos vuestros hermanos que el Empecinado y sus tropas morirán en defensa de su Patria porque jamás pueden unirse a unos hombres envilecidos, sin honor, sin fe y sin religión de ninguna clase”.

Cada último fin de semana de junio la localidad recuerda este hecho. Para ello se engalana y celebra las Jornadas Napoleónicas. Tales actos recrean el escenario del acontecimiento relacionado con El Empecinado.

A continuación, lo mejor que ver en Cogolludo.

Esta visita por lo que ver en Cogolludo arranca en la Plaza Mayor, centro del casco histórico. Este posee calles angostas y empinadas que se apiñan alrededor del cerro del castillo. La plaza es un espacio porticado y rodeado de los edificios más importantes de la localidad. Por ejemplo, el Palacio de los Duques de Medinaceli y el Ayuntamiento (s. XVIII). Una fuente circular de aires dieciochescos adorna el punto central.

Como ya se ha dicho, el principal atractivo patrimonial que ver en Cogolludo es el Palacio de los Duques de Medinaceli. Se trata de la primera construcción renacentista levantada en España. Fue encargado por Don Luis de la Cerda para servir de residencia a su hija Doña Leonor. Esta fue la mujer de Don Rodrigo Díaz de Vivar y Mendoza, hijo primogénito del Gran Cardenal Mendoza. El arquitecto Lorenzo Vázquez entre 1488 y 1492 se encargó de diseñarlo.

Destaca del conjunto su fachada almohadillada, que recuerda la de los palacios florentinos, y su portada plateresca. Flores de lis y querubines sosteniendo el escudo de la familia de la Cerda completan la decoración externa. Del interior del Palacio de los Duques de Medinaceli cabe destacar el patio plateresco y la sala principal. En ella sobresale una chimenea de yesería gótico-mudéjar.

Ubicado en lo más alto del cerro se alza lo que queda del Castillo de Cogolludo. Fue construido en el siglo XI sobre una fortaleza musulmana y donado a la Orden de Calatrava en 1176. Los caballeros amurallaron la villa y reformaron el castillo. En el siglo XIV fue nuevamente reparado. Sin embargo, la Guerra de la Independencia terminó por destruirlo, quedando en estado ruinoso desde entonces. Actualmente solo se conserva el patio de armas y un recinto central con altos muros.

Asimismo, hay dos iglesias importantes que ver en Cogolludo. A los pies del castillo se encuentra la Iglesia de Santa María, gótica del siglo XVI. Lo más llamativo de su exterior son las dos portadas renacentistas y la torre del campanario. Tal estructura de divide en cuatro molduras que se reducen según se asciende.

El interior de la Iglesia de Santa María de Cogollugo luce un estilo gótico decadente. Muy notable resulta el lienzo de José Ribera Los preliminares de la Crucifixión de Cristo. Se le conoce popularmente como El Capón de Palacio. Esto se debe a que fue regalado a la parroquia de Cogolludo por los duques de Medinaceli a cambio del capón que antaño debían pagarles los parroquianos como obsequio de Navidad. Fue robado en una noche de 1986 y recuperado en tierras vascas algunos meses más tarde.

Al otro templo destacado se accede a través de unas escalinatas. Se trata de la Iglesia de San Pedro, edificada a mediados del siglo XVI sobre un templo románico anterior. Destacan de ella los frescos de Matías Ximeno que decoran su cúpula.

Palacio de los Duques de Medinaceli en Cogolludo
Palacio de los Duques de Medinaceli en Cogolludo.

Aunque ruinas, el Convento de Carmelitas Descalzos fue fundado en 1596. Por su parte, el Monasterio de San Francisco se creó por iniciativa del duque Don Juan de la Cerda. Su fin era ejercer el mecenazgo sobre las órdenes religiosas.

Siguiendo con lo sacro, son muy interesantes las ermitas de la Soledad, a la entrada del pueblo, y la de San Antón, al sur y próxima al arroyo del Aliendre. Ambas son de estilo renacentista. En lo alto del cerro del Lomo se encuentra el yacimiento arqueológico del mismo nombre. Gracias a él quedó confirmado que hubo poblaciones allí ya en la Edad de Bronce. A pocos kilómetros de Cogolludo, en la pedanía de Beleña de Sorbe, se erige la Iglesia de San Miguel, de estilo románico.

La fiesta de Santa Águeda, cuyos orígenes se remontan al siglo XVI, es la más conocida que ver en Cogolludo. Cada 5 de febrero, las mujeres de la localidad ocupan los cargos municipales en una inversión del antiguo poder masculino. Eligen una alcaldesa honoraria entre sus vecinas y otra entre las féminas de mayor relieve de la región. Además, procesionan la imagen de la Santa, pujan por llevar las andas y ejercen su gobierno por un día.

Ya conocido lo mejor que ver en Cogolludo, te invitamos a que conozcas el resto de planes por la provincia de Guadalajara, así como sus actividades de turismo activo.

Imprescindibles

Dónde dormir en Cogolludo
Palacio de los Duques de Medinaceli en Cogolludo.
Dónde dormir en Cogolludo
Plaza Mayor de Cogolludo.

Datos prácticos

Coordenadas

40° 56′ 54″ N, 3° 05′ 15″ W

Distancias

Guadalajara 40 km, Toledo 191 km, Madrid 99 km.

Aparcamiento

Es fácil el estacionamiento en la Plaza Mayor y en cualquiera de las calles del municipio.

Altitud

893 m.

Habitantes

673 (2013).

Estos son los festejos principales de Cogolludo: Santa Águeda (de Interés Turístico Regional, el 5 de febrero), Fiestas Patronales de la Virgen de los Remedios (del 14 al 18 de agosto), Romería a la ermita de la Virgen del Val (tercer domingo de septiembre).

Más ocasiones notables que ver en Cogolludo son: Los Chocolateros (el Miércoles de Ceniza, Fiesta de Interés Turístico Provincial), Jornada Napoleónica Villa de Cogolludo (último sábado de Junio), Manteo y quema del Pelele (de Interés Turístico Provincial, el Domingo de Resurrección).

En El Taller de las Artes se puede encontrar artesanía en cerámica, mimbre, cuero, forja, plata y maderas de trabajo propio y de otros artesanos de la localidad.

Otros destinos próximos

About the author

España Fascinante usa cookies para asegurarte una experiencia maravillosa. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar