Ciudad Real

La ciudad surgida de la derrota.

Ciudad Real nació del recuerdo de la mayor derrota de Castilla, y después de décadas de abandono, está recuperando su patrimonio monumental en las últimas décadas. Muy cercana a zonas volcánicas y complejos lagunares, se está convirtiendo en una base para actividades de turismo activo por toda la provincia.

Planifica tu escapada a Ciudad Real.

La visita a la catedral de Santa maría del Prado, a los espacios públicos y museos que citamos en el apartado Qué ver en Ciudad Real pueden llevarnos un día completo de visitas. Muy cerca está el interesante parque arqueológico del castillo de Alarcos, escenario de una batalla fundamental y olvidada (por perderla los cristianos). Los amantes de las aves tiene una imprescindible excursión de día al Parque de las Tablas de Daimiel, que puede continuar con una visita a Daimiel y su importante yacimiento de la Motilla del Azuar (al Este del pueblo); de vuelta a la capital por la autovía, si se toma la desviación de Carrión de Calatrava, un poco al norte está el importante Castillo de Calatrava La Vieja. Otra excelente excursión es pasar la mañana en la cercana Almagro, para por la tarde visitar lso lugares que componen el Parque de Hoya de Cervera y Macizo de Calatrava. Hay múltiples empresas de turismo activo en Ciudad Real, que ofrecen experiencias en las lagunas y zonas volcánicas; especialmente en el Parque Nacional de Cabañeros (al norte de la provincia).Para ponerse al corriente sobre éstas y otras opciones que ofrece la gastronomía local, hemos seleccionado los mejores platos y establecimientos en nuestra página Dormir y Comer en Ciudad Real.

¿Quieres conocer este sitio?

En los primeros tiempos de la Reconquista el lugar se llamaba Pozo Seco de Don Gil (situado en la actual Plaza del Pilar de la ciudad). A unos ocho kilómetros al oeste de allí estaba el castillo y el pueblo de Alarcos. El 18 de julio de 1195 se celebró la Batalla de Alarcos en la que los almohades de Yusuf II propinaron una demoledora derrota a las tropas de Alfonso VIII de Castilla, reconquistando gran parte de La Mancha.

Medio siglo después, tras tratar infructuosamente de reconstruir las fortificaciones de Alarcos; el rey Alfonso X decidió trasladar a sus pobladores a Pozo Seco de Don Gil. El 20 de febrero de 1255 Alfonso X el Sabio le otorgó una Carta Puebla y un término municipal, construyendo –con materiales traídos desde Alarcos- un recinto amurallado que pasó a denominarse Villa Real.

Desde muy pronto fue escenario de continuos conflictos entre el alcaide del rey y los caballeros calatravos que dominaban todas las demás poblaciones. En 1382, el rey Juan I de Castilla le ofreció al famoso caballero León IV de Armenia el Señorío vitalicio de la villa, que éste mantuvo hasta su muerte nueve años después. Ya en 1420, Juan II de Castilla le concede el título de “Muy Noble y Leal”, dándole título de ciudad a la antigua villa.

El desarrollo de sus industrias de paño y vino y el empeño de los Reyes Católicos por hacer de ella el centro administrativo del sur de España motivaron que fuera la sede del primer Tribunal de la Inquisición, que en 1485 se trasladaría a Toledo.

Tras dos siglos de decadencia provocada por la expulsión de los judíos y moriscos (tan importantes para el comercio y la artesanía), la ciudad experimentará una lenta recuperación en el XVIII.
En 1691 se creó la provincia de La Mancha, nombrándose a Ciudad Real su principal centro administrativo, aunque no se trasladarían todas las instituciones hasta 1833, cuando se crea la provincia de Ciudad Real y la ciudad -en duro forcejeo con Almagro – se convierte en su capital efectiva.

En el primer tercio del siglo XX, coincidiendo con el inicio del desarrollo industrial de todo el país, Ciudad Real experimenta un crecimiento económico y social sin parangón desde su fundación, que dará a la ciudad grandes ejemplos de arquitectura moderna como la antigua estación de ferrocarril (hoy Museo Ferroviario), el Gran Hotel (hoy Hotel Alfonso X) o la remodelación de la Plaza Mayor.

puerta toledo fotografia antigua
La Puerta de Toledo en una fotografía antigua

En julio de 1936 se sublevaron los simpatizantes franquistas, siendo éstos derrotados y produciéndose una dura represión que también afectó a las imágenes y edificios religiosos. Para eliminar el apelativo “Real”, el nombre de la localidad se cambió por el de “Ciudad Libre de La Mancha”.

La edificación del Campus de la Universidad de Castilla-La Mancha en 1985 y la llegada del tren de Alta Velocidad en 1992 han supuesto un fuerte estímulo a la vida social y cultural de esta capital manchega.

De los cuatro kilómetros de murallas que protegían la ciudad durante la Edad Media, tan sólo podemos admirar un trozo de lienzo y la llamada Puerta de Toledo, una de las ocho entradas que permitían el acceso. Mandada construir por Alfonso X, constituye un magnífico ejemplo de arquitectura militar del siglo XIV. La obra, realizada con sillares de caliza de la zona, es de estilo gótico-mudéjar, sobria y sin ornamentos. Posee seis arcos y en su cara de extramuros ostenta el escudo de armas de Castilla.

Ciudad Real cuenta con un casco antiguo de gran belleza, articulado en torno a sus tres parroquias. La más importante es la Catedral de Santa María del Prado. El edificio actual, de estilo gótico, fue construido sobre las ruinas de un templo románico de la época de Alfonso X, fundador de la ciudad. En 1875, el Papa Pío IX la consagra  como catedral, convirtiéndola al mismo tiempo en Obispado del Priorato de las Órdenes Militares. Lo más sobresaliente es el retablo renacentista del Altar Mayor, obra maestra de Giraldo de Merlo. Son también interesantes la Puerta del Perdón (del siglo XIII) y el Camarín de la Virgen, barroco del siglo XVIII. La Iglesia de San Pedro, muy próxima a la Plaza Mayor, puede ser la obra de mayor valor artístico de Ciudad Real. Construida con los fondos aportados por los Caballeros de la Flor y Nata de la ciudad en el siglo XIV, es un edificio gótico del que sobresalen su torre con chapitel y las tres puertas. De su interior destaca la capilla de los Coca, que alberga el sepulcro de don Fernando de Coca (confesor de Isabel la Católica), con una estatua yacente bastante parecida a la del Doncel de Sigüenza.

Son también notables la capilla de Jesús Nazareno, con una bella reja isabelina, y la sillería del coro (del siglo XVI). La Iglesia de Santiago es la más antigua de las tres parroquias y una de las más interesantes de la provincia. Fue iniciada a finales de del siglo XIII y pertenece al románico de transición. Destacan las pinturas murales y el artesonado mudéjar que decora el techo, encontrados tras la profunda restauración realizada a mediados de los ochenta.

La Iglesia de la Merced, de estilo barroco y fachada de influencias herrerianas, completa el patrimonio de carácter religioso que ver en Ciudad Real. Su interesante Plaza Mayor, dotada de soportales en tres de sus lados, se ve afectada por el extraño edificio -de estilo nórdico- del Ayuntamiento (1976), obra del arquitecto madrileño Fernando Higueras. Frente al consistorio actual se encuentra la Casa del Arco (del siglo XV) incautada por los Reyes Católicos al rabí judío Alvar Díaz para que fuese el Ayuntamiento de Ciudad Real; encima hay un reloj carillón que marca las horas con las figuras de Don Quijote, Sancho y Cervantes saliendo al balcón al compás de la música.

A pesar del abandono urbanístico sufrido en la segunda mitad del siglo pasado, conserva la ciudad algunos ejemplos interesantes de la arquitectura civil de finales del XIX y primera mitad del XX, entre los que sobresalen el Palacio de la Diputación (edificio civil más bello de Ciudad Real) y el Antiguo Casino, ambos del arquitecto Santiago Rebollar; o la Casa de la Cultura, de Miguel Fisac.

La implantación en la ciudad del Campus de la Universidad de Castilla-La Mancha ha incrementado considerablemente la actividad cultural de Ciudad Real en los últimos años. Prueba de ellos son los numerosos museos, ubicados en los alrededores de la Plaza Mayor y la Catedral.

El Museo Provincial, inaugurado en 1982, muestra los hallazgos arqueológicos de la provincia y una buena colección de pintura de artistas ciudarrealeños como Antonio López, Gregorio Prieto, Guijarro o Andrade. El Museo Diocesano está situado en la planta baja del antiguo Palacio Episcopal, edificio modernista de finales del siglo XIX, en él se expone una importante muestra de arte sacro e historia de la Diócesis de Ciudad Real. Muy próximo a él se encuentra el Museo Elisa Cendrero, que guarda en su interior el Archivo Histórico Municipal con el original de la Carta Puebla de fundación de la ciudad. La casa, que conserva la decoración propia de la época, contiene también interesantes pinturas de artistas de la provincia.

Dónde dormir en Ciudad Real
Catedral de Santa María del Prado

El Museo de Manuel López Villaseñor, ubicado en una antigua casona del siglo XV, alberga una colección de pinturas del artista que le da nombre. También hay un Museo del Quijote, dedicado al personaje cervantino, que se completa con una biblioteca de tema cervantino y un centro de estudios y documentación.

A ocho kilómetros al oeste, por la carretera N- 430 está el Parque Arqueológico de Alarcos. En el cerro hubo asentamientos sucesivos desde la Edad del Bronce, siendo muy importante la ciudad ibérica oretana allí asentada durante los siglos V al III antes de Cristo.

En los años anteriores a 1195 Alfonso VIII desarrolló un gran proceso de fortificación alrededor de su castillo, que fue interrumpido por la derrota. Se ha encontrado una gran fosa común con cadáveres de los guerreros. A partir de la recuperación del territorio hacia 1212 se intentó reedificar, pero al desistirse algunos de los materiales se trasladaron para construir Villa Real (ahora Ciudad Real).

A lado del Parque se encuentra el Santuario de Nuestra Señora de Alarcos, de los siglos XIII–XIV, declarada Bien de Interés Cultural. Destaca un gran rosetón en la fachada y los pilares octogonales de piedra caliza que soportan los ocho arcos apuntados del edificio.

Datos prácticos

Coordenadas

38° 59′ 0″ N, 3° 55′ 0″ W

Distancias

Toledo 118 km, Madrid 185 km

Aparcamiento

Parking público y gratuito en la calle Echegaray, 3 (junto a la oficina del INEM)

Altitud

628 m

Habitantes

74 872 (2013)

Carnaval, Semana Santa (de Interés Turístico Nacional), Los Mayos (madrugada del 1 de mayo), Romería de Nuestra Señora de Alarcos (11 y 12 de mayo), La Pandorga (de Interés Turístico Regional, el 31 de julio), Fiestas de la Virgen del Prado (del 14 al 22 de agosto)

Gran Mercado Medieval Alfonsí (junio), Festival Internacional de Folclore (del 11 al 15 de julio), Festival Nacional de la Seguidilla (31 de julio)

No hay una artesanía específica, sin embargo, podemos encontrar los productos artesanos de toda la provincia, como los barros de Castellar de Santiago, encajes de Almagro, cestería y mimbre, muebles artesanos y forja

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar