El Parque Arqueológico de Alarcos, con una extensión de 22 hectáreas, es uno de los más importantes de la historia de la Reconquista castellana y del mundo ibérico de la provincia de Ciudad Real. Situado a unos ocho kilómetros de Poblete, junto al río Guadiana, en el yacimiento se encuentran restos de la cultura del bronce, pero sobre todo íberos y medievales, concretamente un castillo y una ermita gótica. El Parque Arqueológico de Alarcos, testimonio de la Reconquista, está formado por los yacimientos de Alarcos y de Calatrava La Vieja, este último en la población de Carrión de Calatrava.

Oppidum Ibérico

Cerro y asentamiento ibérico

Cerro y asentamiento ibérico | Wikipedia

Uno de los primeros vestigios que se encontraron fueron los de un oppidum ibérico, situado en este cerro amesetado al lado del rio Guadiana en Calatrava La Vieja. Se calcula que el desarrollo de la cultura ibérica en esta zona tuvo lugar entre los siglos VI y III a.c. En este período se produjeron hasta tres fases de ocupación. Se identificaron casas de forma rectangular, con una o dos habitaciones con zócalos de piedra, paredes de adobe y techo vegetal organizadas en calles pavimentadas. Muchos autores identifican el lugar como la antigua ciudad de Lacuris, Lacuri o Larcuris, oppidum oretano que llega a citar Ptolomeo. De época romana se encontraron algunos restos cerámicos, un sistema viario y una necrópolis en las inmediaciones del cerro.

Falcata íbera

Falcata íbera | Wikipedia

A partir de ahí y hasta el siglo XI no se han encontrado vestigios de población. De hecho, la primera información del inicio de algún tipo de ocupación está basado en una leyenda. La de la dote de la mora Zaida. Se cuenta que Mutamid de Sevilla entregó la ciudad, junto con otras, para el matrimonio de su hija con Alfonso VI. Más tarde Alfonso VII se la arrebató a los musulmanes en 1130 para volver a perderla. No se recuperó hasta 1158, convertida en un montón de ruinas.

Edad Media

Miniatura de tropas cristianas y musulmanas, siglo XIII

Miniatura de tropas cristianas y musulmanas, siglo XIII | Wikipedia

La ciudad fue repoblada en 1178 por Alfonso VII y su defensa encomendada a los Caballeros de Calatrava. La muralla y castillo medievales fueron fundamentales en la llamada batalla de Alarcos, uno de los episodios más significativos de la Edad Media peninsular que enfrentó a cristianos y musulmanes en 1195. Posteriormente el lugar fue conocido incluso como el valle de la sangre por la batalla que allí se libró. Los cristianos perdieron esta confrontación, la fortaleza se destruyó, y a partir de ahí también el control del enclave, al que no regresarían hasta 1212.

Posteriormente, la victoria de Navas de Tolosa retornó y consolidó el poder cristiano en la zona. Los intentos de repoblar Alarcos, desde ese momento, fueron infructuosos debido a la insalubridad del lugar y a los malos recuerdos, iniciándose el declive de Alarcos. Alfonso X El Sabio finalmente decidió trasladar su población a la aldea de Pozuelo Seco de Don Gil, llamada posteriormente Villareal y finalmente Ciudad Real.

Castillo

Fachada Este del Castillo de Alarcos, con restos de la torre pentagonal y foso

Fachada Este del Castillo de Alarcos, con restos de la torre pentagonal y foso | Wikipedia

Situado en el centro de la ciudad sobre estratos de la Edad del Bronce e ibéricos, se asentó un castillo que se vio sometido a diferentes transformaciones que afectaron a su estructura. Tras la batalla de Alarcos se readaptó el espacio interior del castillo, articulándolo por calles enlosadas que van dejando paso a diferentes estancias como alcobas, cocinas, letrinas, etc.

Ermita

Santuario de Nuestra Señora de Alarcos

Santuario de Nuestra Señora de Alarcos | Wikipedia

La ermita de la Virgen o Nuestra Señora de Alarcos, construida entre los siglos XIII y XIV, es de estilo gótico y su romería se celebra el lunes de pentecostés. Fue creada en el momento de florecimiento de Villareal y tras muchas remodelaciones hoy en día se encuentra abierto al culto. Declarado Bien de Interés Cultural en 1980, el edificio está constituido por tres naves y planta de cruz latina. Cada una de las naves está separada por diez pilares octogonales de piedra de caliza que soportan ocho arcos apuntados. La fachada principal se encuentra orientada hacia el sudoeste y en ella destaca su gran rosetón de tracería. Dispone también de un porche que continua con la techumbre de la iglesia y que se sustenta por ocho columnas de piedra.

En la actualidad

Esfinge alada ibérica

Esfinge alada ibérica | Wikipedia

Los trabajos arqueológicos se vienen desarrollando desde 1984 y actualmente se ha recuperado todo un sector de la trama urbana de la ciudad íbera de finales del siglo VI a.c. y buena parte de la muralla y del castillo medievales. También se ha descubierto un conjunto de armas único. Es recomendable visitar el parque a mediados de julio para hacer coincidir la visita con la celebración de la Semana Histórica de Ciudad Real y su no menos importante Festival de Música Antigua Alarcos. También el lunes de pentecostés y la romería de la Virgen de Alarcos es otra cita importante a tener en cuenta. Es importante remarcar que todas las visitas han de ser guiadas y es necesario reservarlas previamente.