Minas de Almadén, 2000 años de historia subterránea

La mina de mercurio más grande del mundo esta en Ciudad Real. Patrimonio de la Humanidad, el cinabrio que se extrajo de ellas produjo un tercio del peligroso metal líquido usado a lo largo de toda la Historia. Se trata de una visita tan atractiva que justifica en sí misma una escapada. En las Minas de Almadén se puede conocer un complejo en el que se ha sacado cinabrio/mercurio durante 2.000 años. Aunque el enclave cerró en 2003, es posible que vuelva a tener actividad industrial en el futuro.

La visita al Parque Minero de Almadén empieza en la superficie. La primera parada es el Centro de Visitantes. Alberga una sala de presentación del lugar y diversos servicios. Antes de adentrarse en las entrañas de la tierra, existe la oportunidad de empaparse de información en el Centro de Interpretación de la Minería. En él se explica la evolución de las labores mineras a lo largo de la historia.

Los antiguos talleres de la cantera son otros atractivos destacados de las Minas de Almadén. Asimismo, destacan también los castilletes de los pozos de San Aquilino y San Teodoro. El apasionante viaje subterráneo empieza precisamente en este último.

Minas de Almadén

Las entrañas del Parque Minero de Almadén

El recorrido por el interior de las Minas de Almadén comienza en una jaula de mina. El aparato transporta a los visitantes hasta la primera planta de las canteras, a 50 metros de profundidad. Tras el descenso toca hacer el recorrido a pie. Una forma perfecta de sumergir al caminante en el ambiente de la cantera tal como era explotada en los siglos XVI y XVII.

Armado con un casco, ayudado por la iluminación de apoyo y las explicaciones del guía, se sigue avanzando. Toca el turno a estancias como los talleres, los pozos de extracción, la puerta de Carlos IV y los hornos de destilación. Pero la joya de la Corona es el baritel de San Andrés, un espectacular dispositivo mecánico de 13 metros de altura. Este se utilizaba para extraer el cinabrio, aprovechando el movimiento circular de las mulas que lo accionaban. Hoy en día este elemento clave de las Minas de Almadén se encuentra reconstruido.

Tras conocer la zona subterránea del Parque Minero de Almadén, la visita continúa en una galería superior a la que se accede a través del pozo de San Teodoro. Allí, un tren minero transporta al grupo a la superficie. Se trata de un emocionante recorrido por galerías excavadas hace cinco siglos.

Vista subterránea de las Minas de Almadén donde se extraía Cinabrio

El Museo del Mercurio de las Minas de Almadén

Arriba espera el Museo del Mercurio, ubicado en el antiguo almacén de este mineral del Cerco de Buitrones. El recinto cultural posee valiosa información sobre la historia de las canteras y sobre el transporte del cinabrio y otros minerales hasta América. Además, los aficionados a la ciencia podrán disfrutar de varias salas dedicadas a la geología y paleontología locales. Asimismo, contiene salas sobre la historia de la metalurgia del mercurio, así como experimentos físicos y químicos.

La visita finaliza en el Centro de Visitantes del Parque Minero de Almadén. Allí se pueden adquirir recuerdos. Posee además un restaurante con gastronomía local. La cercanía con Córdoba y Badajoz hace que el lugar tenga influencias de ambas.

Más allá de las Minas de Almadén

Minas de Almadén, minas de mercurio más grandes del mundo

Se puede seguir la experiencia en la Cárcel de Forzados. Tal penitenciaria que estuvo operativa hasta 1799 y donde se alojaban los presos obligados a trabajar en la mina. Por ultimo, hay que conocer el Real Hospital Minero de San Rafael. Este espléndido inmueble fue edificado en 1733 para atender a los trabajadores intoxicados por el mercurio extraído del cinabrio.

Hoy alberga un Archivo Histórico de Minas que reúne un amplio corpus documental, de más de 100.000 expedientes y una amplia colección de planos, que se remonta al siglo XVII. Así, constituye una valiosa fuente de información para conocer la explotación de las minas a lo largo de un amplio período histórico. Con la declaración de Bien de Interés Cultural que se le otorgó en 2012, se pretende proporcionar la máxima protección a este importante patrimonio documental y bibliográfico.

La aventura subterránea del Parque Minero de Almadén puede realizarse a través de dos visitas guiadas diarias. La duración es de dos horas y media cada una. Una oportunidad única para disfrutar junto a la familia de la mina de mercurio más grande del mundo. 2000 años de actividad minera que vivir en primera persona gracias a este enclave ciudarrealeño.

About the author

España Fascinante usa cookies para asegurarte una experiencia maravillosa. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar