Que ver en Liétor

Atalaya fronteriza con el Reino de Murcia

Colgada sobre el Valle del Río Mundo, Liétor se presenta al visitante como uno de los parajes más bellos de la Sierra del Segura y de toda la provincia de Albacete. En su entramado callejero, amoldado al inclinado terreno, alberga esta población un interesante legado artístico y monumental.

Planifica tu escapada a Lietor

Lo principal que hay que ver en Lietor es su entorno natural; el casco urbano —perfectamente integrado en su geología— está formado por casas típicas y una iglesia parroquial que se recorre en poco tiempo. El resto del día puede pasarse viendo los contornos, especialmente la vecina localidad de Ayna (situada en un entorno igualmente espectacular). La escapada puede continuar bordeando la Sierra de las Quebradas por la carretera CM-3213 hasta Hellín; además de visitar esta localidad aconsejamos dirigirse un poco más al sur para disfrutar del monumento natural del Pitón Volcánico de Cantarix y el vecino Saladar de Agramón (bello lugar para el senderismo). También resulta posible realizar actividades de turismo activo en esa zona. Para conocer la gastronomía local y reservar, aconsejamos nuestra página Dormir y Comer en Liétor.

¿Quieres conocer este sitio?

El trazado urbano de Liétor y los abundantes restos arqueológicos hallados en la zona confirman el pasado musulmán de la población. Con la conquista castellana de Alcaraz y Riópar en 1213, Liétor se convierte en la frontera entre Castilla y el reino musulmán de Murcia, conteniendo así el avance de las tropas castellanas y la política de expansión del concejo de Alcaraz sobre la comarca durante más de treinta años. Liétor fue reconquistada en 1243 y donada por Fernando III a la Orden de Santiago, formando parte de la encomienda de Socovos (institución administrativa que perduraría hasta el siglo XIX).

toros lietor
Antigua corrida de toros en Liétor

Su entrada en el señorío santiaguista marcó profundamente el desarrollo económico y urbano de la ciudad, construyéndose en esta época la mayoría de monumentos y casas nobiliarias que aún hoy se conservan. Además, como ocurriera en muchos otros pueblos de la región, Liétor tuvo una relevante actividad textil orientada a la fabricación de alfombras, que duraría hasta el siglo XVIII.

Aparte de la espectacularidad de su entorno natural, Liétor conserva un casco antiguo de singular belleza donde las casas señoriales se presentan como el mejor testigo de su importante pasado. No se puede visitar Liétor sin pararse a contemplar el monumento más destacado: la Iglesia Parroquial de Santiago Apóstol, situada en la Plaza Mayor. Fue levantada en el siglo XVIII sobre el solar de otro edificio medieval del que solamente se conserva una torre gótica (finales del XV). Destaca la Capilla del Espino, fundada en 1669 por Juan de Vandelvira, (alférez mayor de la villa), el extraordinario trampantojo -retablo pintado en la pared simulando un altar mayor- obra del italiano Paolo Sistori, que engaña a la vista hasta que se está muy cerca. Otra pieza clave es el órgano barroco del siglo XVIII, de gran calidad. El interior de la iglesia alberga el Museo Parroquial, del que sobresale la Colección Califal de Los Infiernos, ajuar musulmán del siglo X de gran valor histórico.

Muy próximo al templo hay que ver en Liétor el antiguo Convento de Carmelitas Descalzas, fundado en 1679 en honor a San Juan de la Cruz. Es de estilo barroco clasicista y sus elementos más sobresalientes son el claustro y la imagen de la Virgen del Carmen, obra del artista murciano Francisco de Salzillo. En la Ermita de Nuestra Señora de Belén su extraordinario atractivo está en su interior, se trata de la pinturas de diseño ingenuo -financiadas por los vecinos del pueblo- que decoran todos y cada uno de los rincones por lo que han sido declaradas conjunto histórico-artístico.

parroquia santiago apostol alietor
Interior de la Iglesia Parroquial de Santiago Apóstol

Además de por un entorno natural de gran belleza (que se puede observar desde los balcones del barrio morisco), visitar Liétor forma parte de un fenómeno turístico surgido en torno al reconocimiento conseguido por la película Amanece, que no es poco (1989), de José Luis Cuerda. El film, que en los últimos años se ha convertido en una verdadera obra de culto, fue rodada en los escenarios de tres pueblos de la comarca: Liétor, Ayna y Molinicos que hoy reciben la visita de un gran número de seguidores.

Imprescindibles

que ver en Liétor
Ermita de Nuestra Señora de Belén
que ver en Liétor
Convento

Datos prácticos

Coordenadas

38° 32′ 32.24″ N, 1° 57′ 20.9″ W

Distancias

Albacete 61 km, Toledo 317 km, Madrid 328 km

Aparcamiento

Es fácil aparcar en la Plaza Mayor o en cualquiera de las calles de la localidad

Altitud

642 m

Habitantes

1357 (2013)

Romería de Santa Bárbara (1 de mayo), San Isidro (15 de mayo), Fiestas Patronales de la Virgen del Carmen (16 de julio), Fiestas de Agosto (del 23 al 27 de agosto), Santa Lucía (13 de diciembre)

Ciclo de Conciertos de Órgano (los dos últimos sábados de mayo y los dos primeros de junio), Encierros y novilladas de las Fiestas de agosto (23 al 27 de agosto)

Artesanía de la madera y restauración de muebles en el taller
Arts Liétor

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar