Es Castell – Menorca

Fuertes y un pueblo inglés.

Es Castell es una población anexa a Mahón, que surgió alrededor de los fuertes y cuarteles edificados por los ingleses con el nombre de Georgetown. De sabor eminentemente castrense, guarda cierto aire británico mejorado por el gusto local a lo largo de los años.

Planifica tu escapada a Es Castell.

Este encantador pueblo marinero cuenta con atractivos suficientes como para pasar una mañana recorriendo sus calles. Los rincones más acogedores e interesantes para visitar son el Castillo de San Felipe, el puerto de Calasfonts, la Torre d’en Penjat, la Fortaleza de Isabel II y el Museo Militar de Menorca. Después se puede ir a conocer el precioso puerto de la ciudad de Mahón o incluso optar por visitar las maravillosas marismas y dunas del parque natural de S’Albufera des Grau. Para saber lo que se come localmente y reservar, disponemos de la página Dormir y comer en Es Castell.

¿Quieres conocer este sitio?

La zona estuvo poblada desde un milenio a. de C. pues hubo poblados talayóticos en la zona este de la isla. A los cartagineses se les atribuye la fundación de la vecina Magó (Mahón) en el siglo III a.C.  En el año 123 a.C. los romanos conquistan la isla. De la época musulmana se sabe de la existencia de un castillo que defendía el puerto. A comienzos del siglo V, a su costa arribó el navío que traía las reliquias de San Esteban; a partir de entonces esa cala recibió el nombre del santo.

A inicios del siglo X son los musulmanes del califato cordobés los que conquistan la isla. En 1229 se completa la conquista de la vecina isla de Mallorca, y dos años después los menorquines son inducidos a someterse a la autoridad del rey de Aragón, firmando el Tratado de Cap de Pera; esto les permitió  mantener su autonomía hasta 1287, cuando Alfonso III de Aragón conquistó la isla, deporta a gran parte de los musulmanes, y levanta una nueva ciudad que llama Mahón. Los moros menorquines, acompañados por correligionarios berberiscos, volvieron a menudo a saquear la isla; el mayor asalto fue el de 1535, cuando el almirante turco Aruj – el célebre “Barbarroja” – asedió Mahón durante tres días y se llevó a muchos como esclavos. Para tratar de evitar nuevos ataques, en 1554 comenzó la construcción del Castillo de San Felipe en esta zona, que alberga desde entonces instalaciones militares y cuarteles; cuatro años más tarde, y sin haber sido finalizado todavía, el fuerte fue capaz de evitar el asalto del corsario otomano Piali.

Imagen antigua del Ayuntamiento

Los ingleses han tenido un papel clave en la historia de Es Castell. En 1708, aprovechándose de la alianza con el archiduque Carlos de Austria (pretendiente al trono de España que ocupaba Felipe V), los ingleses ocupan Menorca sin resistencia; dos años después, comienzan en la zona de la cala de San Esteban el importante Fuerte Marlborough. En 1713, por el Tratado de Utrecht, los británicos ven reconocida su soberanía sobre la isla. En 1722 los británicos se cansan de la hostilidad de los habitantes de Ciudadela y trasladan la capital a Mahón. En 1756 los franceses enviados por el cardenal Richelieu invadieron Menorca, manteniendo su dominio hasta 1763, fecha en que se la devolvieron a Inglaterra.

Para consolidar el control de la isla, el 1771 los ingleses deciden reforzar la guarnición edificando unos enormes cuarteles en los que albergar a la tropa del reforzado Fuerte Marlborough y del castillo de san Felipe. Unas edificaciones que se conservan, y alrededor de las cuales se ha ido desarrollando el pueblo actual.

En 1782, el castillo de San Felipe fue tomado por el ejército borbónico, formado por franceses y españoles. El pueblo mudó su nombre a Real Villa de San Carlos, en honor del rey Carlos III. Éste ordenó mantener el fuerte de Marlborough pero demoler el castillo de San Felipe; pero antes de que se acabara de desmontarlo, en 1798 los ingleses recuperan la isla y comenzaron a reconstruirlo; edificando inmediatamente la Torre de Stuart (o “del ahorcado”), con el fin de facilitar la vigilancia de la bahía. Finalmente, el Tratado de Amiens de 1802 devuelven Menorca a España, finalizándose su desmontaje; allí se instalarán unas baterías de costa. Actualmente sólo quedan de San Felipe los subterráneos.

Situada en la boca del puerto de Mahón, es la localidad más oriental de Menorca y, por lo tanto, la primera ciudad española en ver salir el sol.

Lo que siempre hay que ver en Es Castell es el Castillo de San Felipe, construido a mediados del siglo XVI por orden de Carlos I tras el ataque del pirata Barbarroja. Bajo dominio inglés la fortaleza se refuerza dotándose de nuevas defensas y adquiriendo la característica forma estrellada que hoy en día todavía es perceptible a vista de pájaro. Su fama se extendió más allá de las fronteras baleares durante buena parte del siglo XVIII hasta que, en 1782, fue tomado por tropas españolas e iniciada su demolición por orden del rey Carlos III. Años después la plaza fue recuperada por los ingleses deteniendo así su derrumbe e iniciando una reconstrucción que nuca llegaría a completarse del todo. Actualmente, los restos del castillo en la superficie pueden visitarse junto a una extensa red de galerías subterráneas construidas durante los siglos XVI, XVII y XVIII. El conjunto es el objetivo de visitas teatralizadas nocturnas que explican la realidad de este fascinante rincón menorquín. Cercano al castillo se encuentran los restos de Fort Malborough, edificio defensivo levantado por los ingleses entre 1710 y 1726 del que hoy en día también se conserva un interesante entramado de galerías bajo tierra.

Torre Den Penjat

Cuando en 1798 la isla fue recuperada por los ingleses, estos iniciaron una serie de obras de carácter defensivo de las que cabe destacar la Torre d’en Penjat, inicialmente conocida como Torre de Stuart en alusión al General Stuart, gobernador de la isla. La denominación de penjat (ahorcado) viene dada por su situación en lo alto del cerro del Turco, lugar donde se instalaba la horca para ajusticiar a los prisioneros del castillo. El esquema de la torre responde al modelo clásico insular en tres plantas. En el año 1989 fue restaurada recuperando su diseño original y habilitando su entrada por la planta central, tal y como era en el momento de su construcción. Otra construcción defensiva datada en la misma fecha es el Fuerte de San Felipe, en la punta oriental de la isla del Lazareto. Erigido sobre los restos de un antiguo fortín derruido por Carlos III, su alzado responde también a la estructura clásica en tres niveles; almacén, vivienda y defensa. En las proximidades del fuerte todavía se conservan varias baterías de cañones.

En la vertiente norte de la bocana del puerto, frente al Castillo de San Felipe, se extiende la península de La Mola, lugar donde se encuentra la Fortaleza de Isabel II. Su construcción se remonta a mediados del siglo XIX, cuando las tensiones entre franceses e ingleses reflotaron en el Mediterráneo y surgió la necesidad de reforzar las defensas de la zona. Su inauguración tuvo lugar en 1852 con las obras todavía inconclusas. En la actualidad, el edificio muestra un excelente estado de conservación y mantiene intactos los incuestionables valores arquitectónicos de sus muros y fosos, donde además se conservan varias baterías de cañones de la época. En entorno natural que rodea la fortaleza es además otro de sus grandes valores; sin lugar a dudas un espacio privilegiado que hay que ver en Es Castell.

Ya en pleno casco urbano de Es Castell destaca algún edificio como el Ayuntamiento, construcción neoclásica de tono rojizo del que sobresale su elevada torre del reloj. Pero el lugar que ver en Es Castell con más detenimiento es el Museo Militar de Menorca; el cuartel de Calacorp es un edificio del siglo XVIII que había albergado con anterioridad la sede del Hospital Militar, la Academia de Artillería y el Regimiento de Costa. Su colección se articula en torno a dos plantas que desarrollan un lenguaje expositivo en el que, a través de diferentes objetos, paneles y medios audiovisuales, se expone la historia militar de la isla de Menorca.

Datos prácticos

Coordenadas

39° 52′ 49″ N, 4° 17′ 27″ E

Distancias

Mahón 4 km, Ciudadela 50 km, Aeropuerto de Menorca 8 km, Alaior 16 km

Altitud

19 m

Habitantes

7956 (2013)

San Antonio (17 de enero), Sant Jaume (tres días en torno al 25 de julio en los que los caballos son los protagonistas)

Festival Binisound (julio), Mercat de Nit (todos los lunes de julio y agosto)

Mercado (lunes y miércoles en la plaça de l’Esplanada)

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar