Que ver en Alcúdia – Mallorca

Los últimos fieles al Emperador

Alcúdia alberga una antigua zona de talayots íberos en que los romanos edificaron la importante ciudad de Pollentia. Junto a ella los musulmanes formarían la alquería de Al Kudia.

Su castillo sería el último reducto del los leales al emperador Carlos durante la insurrección de las Germanías. Su resguardada bahía será escenario de las actividades de corsarios y contrabandistas durante siglos. Estos lugares actualmente los visitan por turistas de todo el mundo.

Planifica tu escapada a Alcudia

Situada al noreste de la isla de Mallorca, Alcúdia es un precioso destino que puede recorrerse en un día. Además de sus 30 km de costas y su gran diversidad paisajística, esta ciudad cuenta con un fantástico casco histórico que ver en Alcúdia.

Está rodeado por unas preciosas murallas del siglo XIV . Encontramos diferentes edificios religiosos que ver en Alcúdia. Por ejemplo, la Iglesia de Sant Jaume o la Capilla del Santo Cristo además de multitud de casas señoriales.

Se trata de un sitio con múltiples opciones de excursión. En sus alrededores se encuentran las fantásticas ruinas de Pollença y el precioso Parque Natural de S’Albufera donde el viajero puede realizar diferentes rutas. Incluso se puede visitar el Finisterre mallorquín, Formentor, a tan solo 12 km.

Como principal plan cultural recomendamos una visita a la Fundación Sa Bassa con sus diferentes espacios expositivos, jardines, casa y colecciones de escultura y pintura. En nuestra página Dormir y Comer en Alcudia destacamos los hoteles y restaurantes con más encanto de la zona.

¿Quieres conocer este sitio?

Aquello que ver en Alcúdia está ligado a su interesante historia. Durante el primer milenio a. de C. en la estratégica península que domina la bahía se erigen unas rudimentarias torres (formadas por acumulación de piedras sin argamasa). Se denominan talaiots; como el de Son Simó.

En el año 123 a.de C. los romanos comandados por Quinto Cecilio Metelo se anexionan a la isla de Mallorca. Fundaron la ciudad de Pollentia, en terrenos del actual municipio de Alcudia. En el yacimiento – todavía en excavación – pueden observarse un pequeño teatro, casas y tiendas.

Pollentia prosperaría hasta los ataques de los vándalos en los años 425 y 455. Los vestigios recogidos pueden observarse en el Museo Monográfico de Pollentia (importante que ver en Alcúdia). La devastación motivó que la urbe fuera desapareciendo convirtiéndose en una villa. Hacia mediados del siglo VI la isla fue tomada por el Imperio Romano de Oriente (“los bizantinos”). Permanecieron en ella durante algo más de tres siglos.

La isla será conquistada por las tropas del emirato cordobés hacia el año 902. Las villas dispersas se convertirían en alquerías (nombre que dieron los moros a esas grandes explotaciones agropecuarias). Adquirió el nombre de Al Kudi. En el 1015 pasó a formar parte del reino taifa de Denia.

En el 1229 el rey Jaime I de Aragón conquista la isla. El antiguo Castillo de Pollentia (Al Kudi) fue uno de los último en rendirse. Ocurrió en octubre de 1230. Una vez sometido fue entregado a la Orden de los caballeros templarios que le habían ayudado en la conquista.

En 1298 el rey Jaime II decidió que la alquería se convirtiera en parroquia. Para ello compró los terrenos donde edificar una iglesia, cementerio y edificios de servicios. Constituirán el núcleo del nuevo pueblo. También comenzaron a levantarse unas murallas que no se acabarán hasta 1362.

alcudia baleares fotografia antigua
Imagen antigua de la muralla romana

Al estallar en 1521 la revuelta de las Germanías, los nobles que sobrevivieron a la matanza que tuvo lugar en el Castillo de Bellver (en Palma de Mallorca) se dirigieron a la zona norte de la isla. Se refugiaron en la amurallada Alcúdia.

Allí resistieron hasta el verano del año siguiente, cuando acude en su auxilio del ejército real. Juntos sitiarían y tomarían Palma de Mallorca, donde los insurrectos. En agradecimiento, el Emperador le otorgó a la villa el honor de incorporar la águila bicéfala a su escudo.

Durante los siglos XVI, XVII y buena parte del XVIII la isla sufrió reiterados desembarcos de corsarios. Asolaban las poblaciones costeras como Alcúdia y se llevaban cautivos a sus pobladores para canjearlos por dinero o venderlos como esclavos. Esto motivó la ruina económica de la zona y la despoblación.

En 1779, el Gobierno del rey Carlos III invirtió en la modernización del puerto para atraer pobladores y recuperar la actividad económica de la zona.

Fue una zona pobre hasta que comienzan a llegar los primeros turistas a comienzos del siglo XX. La tradicional actividad de contrabando se convertirá en un floreciente negocio durante la Primera Guerra Mundial. La actividad abastece la organización de Juan March desde la bahía de Alcúdia a los submarinos alemanes y austro-húngaros. Volvería a ganar fuerza durante la Segunda Guerra Mundial.

En 1957 en su término se instalaría la central eléctrica que da energía a toda la isla. En 1963 el pueblo y la zona arqueológica fueron declarados Conjunto Histórico Artístico.

Ahora corresponde leer el apartado Que ver en Alcúdia.

Cuando el viajero se acerca al casco histórico de Alcúdia pronto descubre las antiguas murallas que la defendieron de los ataques desde su construcción en el siglo XIV. Desde entonces delimita el centro histórico de la ciudad que fue declarado conjunto histórico-artístico en 1974. Un imprescindible que ver en Alcúdia.

De las tres puertas medievales que poseía la muralla, la Puerta de Xara, la de Vila Roja y la de Mallorca, solamente se conserva en buenas condiciones ésta última. También se conoce como Puerta de Sant Sebastià. Comunicaba la villa con el camino real de Palma. Fue restaurada en 1963, dejándola con dos torres exentas unidas por un matacán.

Posteriormente, en el siglo XVI se construyó la segunda muralla, adaptada al uso de artillería. De ésta se conservan cuatro de los ocho baluartes iniciales. El más importante que ver en Alcúdia es el Baluart de Sant Ferran. En su interior se ubica la plaza de toros de la ciudad.

Junto a la muralla medieval nos encontramos con la Iglesia de Sant Jaume. Se trata de la iglesia parroquial de Alcúdia, originalmente construida en el siglo XVI. Se reconstruyó en estilo neogótico después de que se derrumbase parcialmente en 1870.

En su interior, de una sola nave presidida por el magnífico retablo, encontraremos el Museo Parroquial. Aquí se exhibe una rica colección de esculturas, casullas y otras piezas de arte religioso que ver en Alcúdia.

Junto a la iglesia nos encontramos otro edificio religioso que ver en Alcúdia al que se accede desde ésta, la Capilla del Santo Cristo. Se trata de una bonita construcción barroca que conserva insertada en su retablo la talla policromada del Sant Crist. Esta escultura data del siglo XV y se considera milagrosa.

Puertac Sant Sebastia
Puerta de Sant Sebastià

Por las calles del casco viejo encontramos multitud de antiguas casas señoriales que ver en Alcúdia. Se manifiesta la impronta de la aristocracia en la localidad: Can Fondo, Can Canta…. Son algunos de los edificios que ver en Alcúdia.

Destacan especialmente Can Castells. Es un edificio de estilo renacentista que muestra con orgullo sus escudos de armas mientras alberga la Sede del Archivo Histórico. Can Domènech es una casa señorial. Sirvió de alojamiento para los arqueólogos que excavaron la ciudad romana de Pollentia.

Sin embargo, el edificio de éstas características que hay que ver en Alcúdia sí o sí es Can Torró. Tras una adecuada restauración acoge en sus tres plantas una de las bibliotecas más importantes de todo Baleares.

Lo que ver en Alcúdia no deja de sorprendernos, también en sus alrededores. Además de las tentadoras playas cercanas podemos encontrar lugares fantásticos hasta los que dirigir nuestros pasos.

Es el caso de las ruinas de Pollentia. Es una ciudad romana que fue la capital de Baleares en la época. Aún se conservan el teatro y el foro. Aquí se pueden ver en Alcúdia las ruinas de varios templos, así como una zona residencial de casas romanas. Por ejemplo, La Portella, con varias casas de grandes dimensiones que pertenecieron a la aristocracia romana.

En el centro histórico, ubicado en el interior de un antiguo hospital del siglo XIV, se encuentra el Museo Monográfico de Pollentia. Hallaremos toda la información relativa a este yacimiento, así como las piezas que han sido recuperadas del mismo.

Muy cerca de las ruinas romanas nos topamos con el Oratorio de Santa Anna. El edificio combina los arcos ojivales del interior con los de medio punto del exterior. Constituye un excelente ejemplo de iglesia de repoblación que ver en Alcúdia.

A las afueras tenemos dos planes interesantes. La visita a la Fundación Sa Bassa, una Fundación de arte contemporáneo con esculturas de gran calidad en el jardín. Podrás ver además otros tesoros.

A unos 7 kilómetros de Alcúdia, se encuentra la Ermita de la Victoria. Se trata de una construcción que en un principio tuvo carácter defensivo. En la actualidad sirve de cobijo para la Virgen de la Victoria. Es una talla policromada del siglo XV que preside estos paisajes naturales sin igual.

Por último, el viajero no debe perderse el Parque Natural de S’Albufera. Se extiende a poca distancia de la localidad y constituye un enclave natural privilegiado. En él se pueden realizar multitud de rutas tanto a pie como en bicicleta. Destaca como un punto de gran interés ornitológico para todos aquellos amantes de las aves.

Esto es lo principal que ver en Alcúdia.

Imprescindibles

Iglesia de Sant Jaume
Iglesia de Sant Jaume
Ruinas de Pollentia
Ruinas de Pollentia

Datos prácticos

Coordenadas

39° 51′ 08″ N 3° 07′ 19″ E

Distancias

59 km Palma Mallorca

Aparcamiento

Sin dificultad en los alrededores del pueblo

Altitud

15m

Habitantes

20 163 (2013)

5 enero cabalgata de los Reyes Magos, 29 junio San Pedro, 1 y 2 julio Virgen de la Victoria, 25 julio San Jaime, 24 agosto Fiesta de las Linternas, 26 de diciembre San Esteban

I am text block. Click edit button to change this text. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar