Lugares de Mallorca por descubrir: joyas que deberían figurar en cualquier guía de viaje

Mallorca es sin duda un paraíso natural en el que convergen belleza, cultura y gastronomía. Una alineación que atrae a todo tipo de turistas que desean encontrar en la isla un refugio con características únicas e inigualables. Algunos de sus rincones son todavía desconocidos para muchos, alejados de los grandes focos turísticos. Muchos de estos lugares que se encuentran a continuación siguen siendo hoy zonas por descubrir para viajeros intrépidos e inconformistas que deciden buscar más allá. Así se puede conocer la isla de Mallorca en profundidad, con todo lo que tiene que ofrecer.

Calas de Betlem

Cala cerca de la localidad mallorquina de Betlem.

Cala cerca de la localidad mallorquina de Betlem | Shutterstock

Cerca del pueblo de Betlem se encuentra esta zona salpicada de pequeñas calas paradisíacas. Esta zona del litoral mallorquín está comprendida entre la Cala Na Clara y el Caló des Corb Marí. Una zona de agua turquesas y cristalinas poco frecuentada, rodeadas muchas de ellas por el bosque mediterráneo que inunda la isla.

Comarca del Migjorn

Cala Mondragó, en la comarca del Migjorn

Cala Mondragó, en la comarca del Migjorn | Shutterstock

La comarca del Migjorn o del Mediodía en su traducción, abarca gran parte del sur de la isla. Es en esta región donde se encuentran algunos pueblos de gran belleza pero tristemente desconocidos. Fenalitx, con su bella iglesia de San Miguel de estilo gótico tardío, Santanyí y sus bellas playas o la ciudad de Campos con su arquitectura tradicional.

Fornalutx

Arquitectura tradicional de Fornlatux

Arquitectura tradicional de Fornlatux | Shutterstock

En plena Serra de Tramuntana, entre el Puig Major y Sóller, se encuentra Fornlatux en un bucólico paisaje montañoso en el que predominan los colores típicos de la tierra. Reconocido como uno de los pueblos más bonitos de España, su arquitectura tradicional predomina de forma sorprendente. Ello crea una experiencia inmersiva que no deja indiferente a nadie.

Ses Salines

Pueblos rural de Ses Salines

Pueblos rural de Ses Salines | Wikimedia

Lleno de historia e intereses por descubrir, Ses Salines existe desde la Edad de Bronce. Un lugar que conserva gran parte del pasado donde experimentar la auténtica esencia rural de Mallorca. Su panorámica es difícil de igualar gracias a la mezcla única que posee de costa, bosques y planicies para la agricultura.

Cala Santanyí

Belleza natural en la cala Santanyí

Belleza natural en la cala Santanyí | Shutterstock

A pesar de ser uno de los puntos más turísticos de esta lista, la cala Santanyí sigue sin tener la atención que se merece. Una playa paradisiaca que impresiona por el azul vibrante de sus aguas y la calidez de su entorno. Otro rincón más que ayuda al viajero a conocer la isla en profundidad.

Playa de s’Amarador en el Parque Natural de Mondragó

Playa de s’Amarador

Playa de s’Amarador | Shutterstock

Una playa en plena naturaleza cuyo entorno no ha sido masificado por construcciones ni complejos hoteleros. Un lugar para aquellos amantes de playas recónditas pero espectaculares. Arena blanca y fina y, cómo no, aguas de ensueño. Se accede a ella por un paseo de 5 minutos tras aparcar el coche en el parking dispuesto para ello. Esto aumenta sin duda el encanto y la belleza de este paraíso natural.

Artà

Artà durante el anochecer

Artà durante el anochecer | shutterstock

Situado en el noroeste de la isla, el pueblo de Artà seduce por la tranquilidad de su ambiente y su autenticidad. Sorprende sobre todo la cantidad de patrimonio que alberga este rincón mallorquín. En la localidad puede visitarse su centro histórico rico en arquitectura civil, su iglesia gótica y sus murallas exquisitamente conservadas. Sin olvidar, por supuesto, las Coves d’Artà, un paraíso subterráneo que también merece la pena conocer.

Cala de Torrent de Pareis

Cala de Torrent de Pareis creada por el río que se forma en época de lluvias

Cala de Torrent de Pareis creada por el río que se forma en época de lluvias | Shutterstock

Poco se puede decir de Cala de Torrent de Pareis más de lo que pueda transmitir una imagen. Una pequeña cala rodeada de acantilados formada por un torrente activo en época de lluvias. A ella se accede igualmente por una carretera de gran valor paisajístico que serpentea entre valles y montañas de baja altura.

Valldemossa

Valldemossa en un entorno natural idílico

Valldemossa en un entorno natural idílico | Shutterstock

Como prueba final de la diversidad de la isla, Valldemossa se erige orgullosa en los valles de la Serra de Tramuntana. A pocos kilómetros de la capital de Palma de Mallorca, este bello enclave montañoso enamoró a grandes artistas como Chopin, George Sand, Ruben Darío, Borges o Jovellanos.