San Miguel de Balansat

El valle de señores inmemoriales.

Este lugar fortificado situado en el norte de la isla de Ibiza es en realidad un barrio del municipio de San Juan de Labritja. Se trata de un enclave lleno de historia, desde el cual se puede disfrutar de unas excelentes vistas de uno de los valles menos urbanizados de la Isla Pitiusa.

Planifica tu escapada a San Miguel de Balansat

El pequeño núcleo de San Miguel de Balansat está estratégicamente situado para disfrutar de la zona norte de la isla; especialmente de la próxima zona montañosa denominada Els Amunts y que discurre en paralelo a la costa; se trata de un excelente lugar para el senderismo y otras modalidades de turismo activo. Otro lugar cercano de gran atractivo es la vecina Santa Eulalia des Riu, con numerosos lugares de interés patrimonial (además de variadas calas y playas). Para saber cuales son los platos de la gastronomía local y elegir donde parar, hemos preparado una página específica: Dormir y comer en San Miguel de Balansat.

¿Quieres conocer este sitio?

El montículo que domina el valle de San Miguel ofrecía unas posibilidades de control y defensa del hábitat que motivaron que fuera poblado desde la antigüedad, por lo menos desde el siglo VII a. C., cuando los cartagineses conquistaron y colonizaron la isla. Al igual que el resto de la isla de Ibiza, debió de ser colonizado por los romanos en el siglo II a. C. Más tarde estaría bajo dominio de vándalos y bizantinos, así como de visigodos. En el año 902 fue conquistada por los musulmanes, quienes bautizaron al valle como Benizamid. La mayoría de la población se convirtió entonces al Islam, aunque también se mantuvieron algunos núcleos cristianos. De hecho, algunas de las familias más antiguas de la isla tienen apellidos de origen mozárabe, como los Balansat, lo cual constituye un posible indicio de población continuada por parte de estas estirpes.

En 1235 los aragoneses desembarcaron en Ibiza y reconquistaron la isla, bautizando con el nombre de Cuartón de Balasant a la antigua Benizamid musulmana. El calificativo de “cuartón” (división administrativa) vino dado precisamente por la familia musulmana de los Balansat, que con la conquista catalana se adaptó rápidamente a la nueva situación y religión, logrando mantener el mismo estatus de principales propietarios de la tierra e idéntico nivel de poder.

Torre del Mular

A principios del siglo XIV se construyó una iglesia fortaleza para dar auxilio espiritual a la población dispersa por el valle, que también debía acoger a los vecinos ante los reiterados ataques de los corsarios berberiscos y de los musulmanes en general. En 1577 esta iglesia-fortaleza tenía un uso preferentemente militar, pues en ella vivía permanentemente una guarnición conectada con la torre de Balansat, que estaba situada en las proximidades del puerto y ejercía de atalaya marítima. En esta época el capellán vivía en Ibiza y se trasladaba a San Miguel solo para las celebraciones litúrgicas. Para reforzar aún más sus capacidades defensivas, fue reformada en 1690 en piedra arenisca con mortero de cal de gran grosor.

Desde el siglo XVIII, los cuartos medievales fueron sustituidos con la constitución de los municipios, al estilo castellano, convirtiéndose entonces la localidad en un barrio del municipio de San Juan de Labritja.

San Miguel de Balansat es la parroquia más poblada de San Juan de Labritja y sus vecinos se distribuyen entre tres núcleos urbanos diferentes: Sant Miquel, Port de San Miquel y Pla Roig.

El pequeño núcleo de San Miguel se encuentra bajo una pequeña colina, conocida como el “Puig de Missa”, en cuya cima se alza la Iglesia de San Miguel, que por su aspecto bucólico y su emplazamiento ha sido testigo de la boda de algunos famosos. El templo tiene su origen como arquitectura religioso-defensiva en el siglo XIV, y es por tanto uno de los edificios religiosos más antiguos de la isla. No obstante, sufrió diversas reformas en el siglo XVI, con la construcción de la nave central; y a finales del XVII, cuando se levantaron dos capillas, la de Rubió y la de Benirràs. Esta última cuenta con unas interesantes pinturas al fresco recientemente descubiertas, que están inspiradas en motivos religiosos y florales. Adosado a la iglesia se encuentra el cementerio y desde el patio de la misma, presidido por la Estatua del poeta Marià Villangómez i Llobet (que dedicó buena parte de su obra literaria a San Miguel), se ven unas hermosas vistas del valle y de las casas del pueblecito, que se aglomeran alrededor del templo.

Port de Sant Miquel, con su espectacular bahía abierta hacia el Mediterráneo, es uno de los mejores sitios para comer de Ibiza y una de las pocas playas con las que cuenta la zona. El arenal está cerrado por la Isla de Sa Farradura, una isla unida al resto de Ibiza por un pequeño istmo de piedras y arena y, frente a la playa, podemos ver el islote de S’Illa Murada (la Isla Amurallada), llamada así por el recinto amurallado de la antigua cárcel que se instaló en ella y que todavía hoy se puede apreciar.

Hay que ver en San Miguel de Balansat la Cueva de Can Marçà, que se puede visitar. Es una gruta de rocas calizas que han creado con el paso del tiempo espectaculares formaciones naturales. Además, fue un antiguo refugio de contrabandistas. También nos podemos acercar a la Torre del Mular, que se levanta egregia, protegiendo el Port desde el siglo XVIII.

En verano, el mejor día para visitar San Miguel es el jueves, pues es cuando se celebra un mercadillo de productos tradicionales de Ibiza y todas las tardes, hacia las seis, se realiza una exhibición de baile payés en el entorno de la Iglesia de San Miguel.

Imprescindibles

Arquitectura local
Iglesia de San Miguel

Datos prácticos

Coordenadas

39° 4′ 41″ N, 1° 30′ 43″ E

Distancias

Ibiza 25 km

Aparcamiento

Sin problemas

Altitud

134 m

Habitantes

5677 (2013) municipio de Sant Joan de Labritja

San Miguel (29 de septiembre)

Muestra de Folklore tradicional y mercadillo (todos los jueves de verano, en el patio de la parroquia)

Otros destinos próximos

About the author

DEJA TU COMENTARIO

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar