Villaviciosa

Este post también está disponible en: English (Inglés) Français (Francés)

La villa fértil

Situada a 10 km de la costa, es la capital de un concejo que comprende un importante conjunto de iglesias románicas y prerrománicas.

Planifica tu escapada a Villaviciosa

Esta localidad da su nombre a toda una ría de gran valor biológico, por lo tanto no faltan los atractivos que ver dentro de su concejo, cuya visita puede llevarnos una jornada completa de nuestro viaje. En caso de que el recorrido por Villaviciosa se haga demasiado corto, es posible prolongar varios días la estancia en Asturias visitando lugares próximos como las pequeñas localidades de Tazones y Colunga, el monasterio de Valdediós o la bonita ciudad de Gijón. En nuestra sección Dormir y Comer en Villaviciosa se encuentra toda la información necesaria para disfrutar de la mejor gastronomía y el mejor alojamiento.

¿Quieres conocer este sitio?

Al encontrarse en una zona muy fértil ha sido poblada desde la primera historia de Villaviciosa, albergando numerosos castros (poblados fortificados prerromanos) y algunos vestigios de la dominación romana. La población cambió varias veces de asentamiento, desarrollándose desde comienzos del siglo XIII como efecto de la fundación del vecino Monasterio de Santa María de Valdediós y por la carta fundacional que le concedió en 1270 el rey Alfonso X el Sabio.

En el siglo XV sufrió un incendio de enormes proporciones, hasta el punto de tener que recibir el socorro económico de los Reyes Católicos para su reconstrucción. Unos años más tarde, en septiembre de 1517, tuvo lugar el acontecimiento más importante de la historia de la villa, cuando el rey Carlos I pasó cuatro noches en casa de Rodrigo de Hevia después de desembarcar en Tazones, en su primer viaje a España, camino de la Meseta.

En el siglo XVII se desarrolló un notable cambio urbanístico. Buena parte de las plazas y casonas o palacios nobles que se construyeron entonces se mantienen aún hoy en día.

Imagen antigua de El Ancho, en la calle del Sol

Durante la guerra de la Independencia cambió de manos varias veces, sufriendo numerosas destrucciones. Pero a mediados del siglo XIX tendría un importante desarrollo urbano e industrial, producto de la construcción de mansiones por la burguesía y los indianos (emigrantes enriquecidos en las Américas), así como por la fundación de fábricas como la de la Sidra El Gaitero.

Entre los maliayos ilustres cabe citar a José Caveda y Nava (responsable de la publicación de uno de los primeros libros impresos en asturiano), Alejandro Pidal y Mon (académico de la lengua) o Víctor García de la Concha (ex director de la Real Academia de la Lengua y director del Instituto Cervantes).

Villaviciosa, más conocida como “La Villa”, es una animada localidad del Oriente asturiano. El concejo incluye cuarenta y una parroquias, muchas de las cuales destacan por sus edificios prerrománicos y románicos que ver en Villaviciosa. Entre ellos sobresalen las Iglesias de San Salvador de Priesca (del s. X) y San Salvador de Valdediós (s. IX), ambas prerrománicas, y Santa María de Valdediós (s. XIII), San Juan de Amandi (s. XIII) y Santa María de Lugás (s. XII), románicas y todas ellas declaradas Bien de Interés Cultural. Si no disponemos de tiempo ni de medio de transporte para visitar estas interesantes muestras del patrimonio religioso asturiano, siempre podemos informarnos sobre ellas en el Centro de Información y Recepción de Visitantes del Románico de Villaviciosa.

Ya dentro del núcleo urbano principal, conviene visitar El Ancho, el tramo de la calle del Sol que alberga la mayor parte de las casas antiguas y blasonadas, así como el Teatro Riera, núcleo cultural de la villa, frente al que se levanta el Monumento a Obdulio Fernández Pando (de 1932, más conocido como “La Manzanera”), concebido por Mariano Benlliure. Es un homenaje al indiano y fundador de la sidra El Gaitero en el que se representa a su sobrina, vestida de aldeana y con un cesto de manzanas. En las proximidades se erigió también el Monumento a Carlos I (1970), del salmantino Francisco González Macías, que conmemora la estancia del emperador en la localidad. Al principio de esta misma vía se puede visitar la Iglesia de Santa María de la Anunciación o Iglesia de la Oliva, declarada -como las demás mencionadas- Bien de Interés Cultural. El templo, del siglo XIII, es una obra de transición entre el románico y el gótico. Tiene planta rectangular, una sola nave y está cubierta con estructura de madera vista. Son particularmente interesantes las representaciones antropomorfas y zoomorfas de los capiteles de las portadas sur y oeste. Enfrente del templo se encuentra el edificio que alberga la sede de la Fundación José Cardín Fernández, miembro de la saga de propietarios de la Sidra El Gaitero. Esta empresa organiza visitas guiadas, tanto para mostrar el trabajo dentro de la cadena de producción, como para dar a conocer la historia de la compañía a través de una exposición permanente.

En el entorno del Ayuntamiento y la plaza denominada El Güevu (El Huevo) se sitúan la mayor parte de los establecimientos de restauración. El triángulo formado por el edificio del consistorio maliayo, la calle Balbín Busto y la calle Cervantes, es el centro de ocio y compras.

Todo el recorrido de la Ría de Villaviciosa está declarado Reserva Natural Parcial por su interés botánico y ornitológico. Los lugares que suelen atraer mayor atención son la Playa de Rodiles, por ser de una excelente calidad y por permanecer no urbanizada, y Tazones. En ese sentido, el visitante no puede dejar de pasear por el riquísimo paisaje natural de todo el concejo, que aunque dañado por la extensión de las plantaciones de eucalipto, permanece bien conservado en algunas zonas. También es punto de visita indispensable el Centro de Interpretación de la Ría de Villaviciosa, instalado en una antigua Casa de Camineros en la carretera Villaviciosa-El Puntal, que nos muestra, a través de un recorrido didáctico, los diferentes aspectos de la ría y de su fauna.

Iglesia de Santa María de la Anuciación (Iglesia de la Oliva)

En la cercana parroquia de Puelles se encuentra el Monasterio Cisterciense de Santa María de Valdediós (siglo XIII), donde se conservan los tres únicos altares románicos de Asturias, en cuyas proximidades se halla el Conventín, destacada obra prerrománica de tiempos de Alfonso III de Asturias.

La comarca de Villaviciosa concentra igualmente la extracción del azabache, siendo la rasa (plataforma rocosa) costera situada entre Tazones y Venta las Ranas (La Mariña) la zona más importante. La artesanía de este material está datada desde época medieval hasta la Inglaterra del siglo XIX.

Desde la perspectiva alimentaria, Villaviciosa encabeza la Comarca de la Sidra, y es sede de la empresa más conocida en España. Cuenta también con una gran oferta de fabes (alubias o judías blancas) y quesos que se producen en el concejo y que pueden encontrarse en mercados como el Tradicional de Oles.

Imprescindibles

Ría de Villaviciosa
Iglesia de San Salvador de Priesca

Datos prácticos

Coordenadas

43° 28′ 52″ N, 5° 26′ 72″ W

Distancias

Oviedo 45 km, Madrid 490 km

Aparcamiento

Existen zonas de aparcamiento próximas a la Estación de Autobuses y también en las vías de acceso al casco urbano

Altitud

5 m

Habitantes

14 962 (2013)

Semana Santa de Villaviciosa, Fiesta de Santumedero de Sietes el 3 de marzo, Fiestas de San Xuan de Amandi baile de la danza prima y el salto del fuego el día 24 de junio, Fiestas de Ntra. Sra. del Portal del 8 al 12 de septiembre

Descenso Internacional de la Ría de Villaviciosa (5 de agosto), Mercáu Tradicional d´Oles (4 y 5 de agosto), Jornadas de les Fabes de Villaviciosa. Entrega del título a “La Mejor Fabada del Mundo”, Desde 1960 cada dos años se celebra el Festival de la Manzana, Fiesta de la Sidra y Concurso de Escanciadores (primer domingo de septiembre)

A pesar de ser un centro de producción de azabache, la artesanía de este material es actualmente muy escasa. Aurifaber, en la calle Manuel de Badriñana, es uno de los pocos talleres de joyería y azabache que continua trabajando en la localidad.

En Coral se encuentra alimentación artesana (quesos, conservas y sidras naturales). Los llagares o fábricas de sidra tradicional son un atractivo para el turista.

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

DEJA TU COMENTARIO

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar