Qué ver en Colombres

Mar y emigración entre dos reinos

Territorio fronterizo entre Asturias y Cantabria, está dibujado por acantilados, playas y sierras. Se presenta ante un mar repleto de historias de ida y vuelta perceptibles en las numerosas y exóticas casas de indianos del lugar. No te pierdas la historia y lo mejor que ver en Colombres.

Planifica tu escapada a Colombres

Esta localidad enclavada dentro del paisaje protegido de la Costa Oriental asturiana destaca por la huella indiana. Esto se aprecia en forma de quintas y obras públicas, como el ayuntamiento. Los  lugares que ver en Colombres se pueden recorrer en medio día. El resto de la jornada puede dedicarse a visitar su costa, especialmente la bahía de Tina Mayor. También merece la pena la cueva del Pindal.

Para los siguientes días hay diversas opciones, como avanzar hacia Llanes al oeste. En dirección contraria está San Vicente de la Barquera. En caso de preferir la montaña, al sur de la localidad comienza el Parque Nacional de los Picos de Europa. A nivel urbano quedan las estupendas alternativas de Gijón y Oviedo. Cabe mencionar que la localidad es la primera asturiana del Camino del Norte a Santiago.

Para descubrir los secretos de la gastronomía lugareña y acertar con el alojamiento, mira las páginas sobre dormir y comer en Colombres.

¿Quieres conocer este sitio?

Antes de tratar lo que ver en Colombres, merece la pena conocer su historia. La ocupación humana del territorio de Ribadedeva se remonta al menos al Paleolítico Superior. Así, los restos de esta época se pueden ver por ejemplo en la Cueva de El Pindal. Las fuentes grecolatinas indican que distintos pueblos ocuparon la desembocadura del río Deva, entre los que destacaron los orgenomescos.

Hasta el siglo X no aparecen referencias claras sobre el territorio de Ribadedeva. A pesar de ello, algunos documentos de San Salvador de Celorio constatan la existencia de una demarcación independiente. Ya en el siglo XIII, el monarca Fernando III integró el concejo en Castilla como parte de Santillana, consagrándolo como enlace con el reino de León.

El vínculo con Asturias continuó con el gobierno eclesiástico que mantuvo Oviedo sobre este territorio. Esto originó una peculiar situación legal. A efectos civiles, dependía del reino castellano a pesar de que la diócesis pertenecía a la corona leonesa. En el año 1376, los vecinos de Ribadedeva recibieron el privilegio real de organizarse como municipio autónomo frente a la autoridad civil.

Carlos I visitó Colombres en 1517, durante su entrada en España. Dos siglos más tarde esta zona aparece nombrada en el Catastro de Ensenada (1753). Destacaban los cultivos de maíz y escanda y la gran variedad de plantaciones de fruta existente.

vista antigua Plaza de Manuel Ibañez en Colombres
Antigua vista de la Plaza de Manuel Ibañez en Colombres.

Durante la Guerra de Independencia, en la ría de Tina Mayor, se estableció una línea defensiva conocida como la “Línea de Colombres”. Con ello los españoles fortificaron el casco urbano. Bajo el mandato de Isabel II se reincorporó a la provincia de Oviedo (1833). En su escudo se incluyen las armas de la ciudad de Santander y las del Principado de Asturias. Esto sirve como síntesis de su historia.

La economía del entorno no cambió excesivamente a lo largo de la historia de la villa. Sin embargo, en las últimas décadas del siglo XIX regresaron algunos de los emigrados que se habían enriquecido en América. Los indianos promovieron en su vejez infinidad de obras públicas e incorporaron a sus nuevas casas un sello propio. Así, se fundó un estilo arquitectónico particular y reconocible.

Con la llegada del ferrocarril en el cambio de siglo y siguiendo la línea de costa, se desarrolló el turismo balneario marítimo (Playa de La Franca) e incluso termal (Andinas). La Guerra Civil trajo a esta zona la batalla de la Sierra del Cuera. Fue el inicio del fin del domino gubernamental sobre Asturias.

En la posguerra parte de la deprimida población se vio obligada a emigrar de nuevo, esta vez hacia los países centroeuropeos. Actualmente prevalece el sector primario y el turismo. En este sentido sobresale el paso del Camino del Norte, recién entrado en tierras asturianas.

A continuación, lo mejor que ver en Colombres.

Ribadedeva como concejo y Colombres como localidad comparten con Llanes el Paisaje Protegido de la Costa Oriental. Este se halla salpicado de extensas playas, acantilados y sierras. También se integra en el Paisaje Protegido de la Sierra del Cuera, cordillera que supera cotas de 1300 metros. Así, antes de adentrarse en el casco urbano conviene recorrer las playas de La Franca y el Osu. También disfrutar del paisaje de la Ría de Tina Mayor.

Una de las paradas imprescindibles que ver en Colombres es la Cueva de El Pindal, declarada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad. Se trata de un espectacular acantilado anticipa la entrada a la gruta que contiene varias series de figuras. Estas a su vez se agrupan en paneles de esbozos en trazo rojo. Entre los motivos representados, destacan los bisontes, los caballos y los ciervos. Además, hay signos claviformes, puntos e impresiones antropomorfas. Los más célebres son el elefante y el pez.

Ya en la villa, lo más llamativo es la abundancia de elementos indianos. El capital repatriado por los “americanos” la transformó en una villa moderna, llamativa, colorista y exótica. La Casa Consistorial con su hermosa plaza y la Iglesia Parroquial de Santa María (siglo XIX) constituyen buenos ejemplos de ello.

No obstante, lo más relevante que ver en Colombres es la Quinta Guadalupe. Tal espacio acoge la Fundación Archivo de Indianos y el Museo de la Emigración. Asimismo, destaca el lujoso interior de la construcción, levantada por iniciativa de Íñigo Noriega Laso. La fundación ha estrechado lazos de colaboración con los grandes Centros Asturianos diseminados por el continente americano. El fin es hacer acopio de documentos acerca del devenir de los españoles en aquellas tierras.

qué ver en Colombres

La visita a la Quinta se completa con la posibilidad de disfrutar de una Ruta Indiana. Esta incluye algunos de los ejemplos más llamativos de estas viviendas. Se trata de un recorrido que condensa buena parte de lo que ver en Colombres. Entre estos edificios cabe destacar la Casa de Piedra, la Casa Roja, la Casona de Íñigo Noriega Mendoza, la Casa de los Leones y las Casas gemelas de Florencio Noriega.

Una de las construcciones más notables que ver en Colombres es la Torre de Noriega. Es medieval y queda localizada en el barrio de Mediavilla de la pequeña localidad a la que da nombre. Alcanza los 11,65 metros de altura, divididos en cuatro alturas. Los altos están rematados con almenas terminadas en pináculos de mampostería.

En Pimiago resulta imprescindible el litoral que circunda al cabo de San Emeterio. Completan el recorrido un soberbio bosque de encinas y el Faro, que recibe el mismo nombre que la Ermita de San Emeterio. El santo es el patrón de las enfermedades de los pies y de los zapateros. Allí se le honra en los primeros días de marzo. Además, se celebra la subasta del ramu. Una vez asignado este armazón piramidal de madera adornado por las mozas y del que penden los roscos de pan, se finaliza la celebración que anticipa la tradicional romería.

La tradición local le da gran importancia a la fuente que hay cerca de la Ermita de San Emeterio. Allí acudían los aquejados de problemas en sus pies y los zapateros ambulantes que iniciaban su periplo por los pueblos de Castilla, Cantabria y el País Vasco. Este tipo de emigración era muy frecuente en el oriente de Asturias entre quienes no daban el salto a América.

Quinta Guadalupe Colombres
Quinta Guadalupe Colombres.

Algo más alejado se encuentra el Monasterio de Santa María de Tina Mayor. Completamente en ruinas, se halla rodeado de eucaliptos replantados. Este lugar que ver en Colombres está rodeado en un ambiente esotérico. Tal aura se remonta a su fundación en la alta Edad Media sobre los restos de un santuario precristiano.

Todo este entorno patrimonial adquiere coherencia histórica gracias al Centro de interpretación de San Emeterio, uno de los mejores lugares que ver en Colombres y Ribadedeva. A través la Cueva de El Pindal y el Monasterio de Santa María de Tina el visitante puede conocer en detalle el pasado local. Un elemento constante en la exposición es la comprensión de los cambios paisajísticos producidos por el hombre.

Una vez disfrutado lo mejor que ver en Colombres, anímate a conocer el resto de la provincia de Asturias y su turismo activo.

Imprescindibles

Arquitectura indiana de Colombres
Arquitectura indiana de Colombres.
Iglesia Parroquial de Santa María en Colombres
Iglesia Parroquial de Santa María en Colombres.

Datos prácticos

Coordenadas

43° 22′ 0″ N, 4° 32′ 0″ W

Distancias

Oviedo 123 km, Madrid 475 km.

Aparcamiento

Es posible aparcar sin dificultad en las inmediaciones de la iglesia.

Altitud

120 m.

Habitantes

1385 (2011).

Las principales festividades que ver en Colombres son San Emeterio (primer fin de semana de marzo), La Asunción y La Sacramental en Colombres (en agosto) y, además, Nuestra Señora del Carmen en Bustio (mediados de julio).

Otras ocasiones notables que ver en Colombres y Ribadedeva son la Feria de los Indianos (julio) y la Fiesta del Bollu (el 15 de agosto, en la Plaza del Ayuntamiento)

Otros destinos próximos

About the author

Comentarios

  • canal54.es 24 febrero, 2017 at 12:33 pm

    Es difícil encontrar a gente con conocimientos sobre este tema , pero creo que sabes de lo que estás comentando. Gracias compartir un tema como este.

España Fascinante usa cookies para asegurarte una experiencia maravillosa. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar