Castropol

Atayala modernista sobre la ría

A orillas de la ría del Eo, en un privilegiado promontorio que la convierte en atalaya de tierras y mares, Castropol ofrece bellos edificios y espacios para el paseo.

Planifica tu escapada a Castropol

Aunque muy bonito, no hay mucho que ver en Castropol pueblo; donde se puede pasar una mañana de visita, paseos y excelentes vistas de la ría. Otra cosa es su concejo, cuyas playas y aldeas pueden ocupar sobradamente el resto de la jornada. Para hacer excursiones por muchas más playas y acantilados asturianos, es posible recorrer el gran espacio protegido del occidente asturiano. Otra opción es cruzar el río hasta el vecino Ribadeo, y visitar (una vez conseguido el pertinente permiso) su playa de las catedrales. En una zona sin grandes infraestructuras turísticas y mucho visitante estacional, conviene reservar con tiempo en Dormir y Comer en Castropol, donde os hemos seleccionado establecimientos con sabor local.

¿Quieres conocer este sitio?

Las riberas de la ría del Eo estuvieron antiguamente pobladas, según algunos autores, por un grupo conocido como los egobarros (galaicos lucenses del Conventus Lucense, que penetraba en las tierras asturianas hasta la corriente del río Navia). Como su propio nombre indica, el origen del Castropol es un castro (poblado fortificado en altura). De hecho, el territorio es el que más alta densidad de castros catalogados tiene en Asturias, entre los que destacan el de Punta del Corno en Villadun (Barres) u Os Castros, en Piñera. La villa, que actúa como capital del concejo, se eleva estratégicamente sobre la orilla oriental de la ría.

La economía tradicional durante la historia de Castropol se ha basado en la pesca y el comercio de sal. Desde 1386 su puerto adquirió la autorización del rey Juan I para la libre circulación de mercancías.

En el siglo XIV fue fundada como puebla (Pola de Castropol) por el obispo de Oviedo, pasando a convertirse en el principal foco mercantil de los territorios situados entre los ríos Eo y Navia. Vegadeo y Ribadeo competirán desde este momento por superar la relevancia de Castropol, una disputa que teñirá las relaciones entre estos pueblos hasta el siglo XX.

Se convirtió en Villa en el siglo XVI, alcanzando un desarrollo económico muy importante. Sin embargo, en octubre del año 1587 sufrió un incendio que redujo a cenizas gran parte de la villa. Durante los siglos XVII y XVIII la nobleza local construyó sus palacios y casonas. En muchos casos es posible observar cómo estos edificios nobiliarios se sitúan en zonas privilegiadas, anteriormente dominadas por los comerciantes de la zona.

Durante la Guerra de la Independencia, su inaccesibilidad aconsejó que fuera declarada “segunda capital”, estableciéndose allí la Audiencia, la Intendencia y la Tesorería del Principado de Asturias.

foto antigua casino castropol
Casino – Casa de Cultura de Castropol

Al igual que en otros pueblos asturianos, entre 1884 y 1955 miles de paisanos emigraron a Argentina. A su regreso, construyeron mansiones modernistas y eclécticas, promovieron bellos parques e invirtieron en la industria conservera.

Castropol ha aparecido varias veces como ejemplo literario de pueblo tétrico y solitario, azotado por gélidos temporales y vientos que enloquecen a sus escasos y fantasmales habitantes. Así se ve reflejado, por ejemplo, en el relato de Luis Cernuda En la Costa de Santiniebla (1937).

En la actualidad la economía del municipio se basa en la agricultura, la ganadería, el turismo y en la industria de los astilleros.

La destrucción causada por el incendio de 1587 afectó a la configuración medieval del entorno urbano, en el que predominan las paredes blancas y los tejados grises de pizarra en las casas de los paisanos o vecinos. Este pintoresco lugar, engastado en lo alto del “peñón verde”, domina una perspectiva privilegiada hacia los cuatro vientos (la ría, el mar, las montañas lejanas del interior y las suaves praderías y pinares del entorno).

Lo más interesante son los tres grandes Palacios, de propiedad particular, con los que cuenta la villa: el de Valledor, el de los Montenegro o Marqueses de Santa Cruz, y el de los Pardo Donlebún o de los condes de Trenor, apellidos que señalan la proximidad de Galicia. También los dos templos, ambos del siglo XVII: Nuestra Señora del Campo y la Iglesia de Santiago Apóstol. Igualmente, interesa la casa del tutor del gran polígrafo del siglo XIX, Don Marcelino Menéndez Pelayo, ya que el polifacético santanderino pasó allí gran parte de su infancia.

El Palacio de Valledor es un edificio con patio rectangular y dos pisos, señalado con el correspondiente escudo de familia y sus blasones. Fue construido en el siglo XVI, y tiene una capilla adosada del siglo XVIII. Por otro lado, el Palacio de Santa Cruz del Marcenado (antes Palacio del Montenegro), está distribuido en tres alas en forma de U, y tiene en uno de los ángulos una torre antigua. La capilla de este recinto guarda un interesante retablo barroco dedicado a la Inmaculada. El Palacio de los Pardo Donlebún o Palacio de los condes de Trenor está situado en la villa hermana de Castropol, Figueras. Es una construcción del siglo XVI, cuya estructura original tiene dos cuerpos simétricos, pero que ha sido remodelada varias veces. Sus escudos familiares lucen pendientes de dos torrecillas situadas sobre la puerta de entrada.

La Capilla de Santa María del Campo (del año 1461, como lo certifica el dintel de su portada) fue reformada en el siglo XVIII, siendo uno de los pocos edificios que se salvó del incendio de 1587. Acoge un pequeño retablo barroco del siglo XVIII, aunque el magnífico relieve (s. XV) que exhibe en el centro de su parte inferior es ajeno a él. La Iglesia Parroquial de Santiago Apóstol, de finales del siglo XVI, tiene un añadido de una torre del siglo XIX, con cubierta de pizarra y rematada con una aguja. El templo conserva un conjunto de retablos barrocos de los siglos XVII y XVIII.

hotel penalba castropol
Hotel Peñalba

El visitante puede acercarse al célebre Hotel Peñalba, situado en Figueras, en Castropol. Este edificio es conocido por ser un ejemplo singular de arquitectura Art Nouveau. Tiene planta rectangular con torrecillas circulares, grandes miradores y terrazas en tres de sus fachadas, decoradas con formas vegetales. Todo el interior se distribuye en torno a un patio central cubierto con cristalera que hace el papel de lucernario; tiene un hermoso jardín al que se le ha añadido una pequeña muestra de esculturas modernistas.

Otros bellos espacios modernistas que ver en Castropol son el Parque de Vicente Loriente, el CasinoCasa de Cultura (sede actual de la afamada Biblioteca Popular, fundada en 1921) y el Monumento a Fernando Villaamil, reputado marino local del siglo XIX efigiado por el escultor Cipriano Folgueras antes una enorme columna con la bola del mundo, la alegoría de la patria y un genio alado.

El concejo de Castropol cuenta con excelentes playas: la de Peñarronda (zona de dunas con bares, servicios y camping); la de Arnao, a la entrada de la ría y frente a Galicia, en la que el visitante puede recorrer las aguas de la ría en alguno de los diferentes barcos de paseo que parten de los muelles de Castropol, con cuevas naturales y manantiales de agua dulce que dan lugar a una interesante flora endémica; la de Punta del Cuerno, de piedra y difícil acceso (solo utilizable en bajamar); y la más próxima, en la gran ensenada que forma la ría, la de Linera, de aguas muy tranquilas.

Castropol es una villa de tradiciones. En el astillero de Pacho, las embarcaciones de madera siguen ensamblándose a mano como hicieran siempre sus antepasados; mientras que en Figueras, cada mes de agosto los marineros rinden homenaje a su patrona en una fascinante procesión marítima por el estuario del Eo. El visitante puede recorrer las aguas de la ría en alguno de los diferentes barcos de paseo que parten de los muelles de Castropol. Vestigios del pasado que se tornan ríos de flores, cuando los vecinos engalanan las calles de la villa con espectaculares alfombras de pétalos y semillas para celebrar el Corpus Christi. Por otro lado, la cercanía con el mar y con la ría convierte este lugar en un centro del deporte de remo. El Club de Mar de Castropol organiza, a finales de julio, la Bandera Príncipe de Asturias de Traineras y, en diciembre, la Regata Internacional “Villa de Castropol”. En ocasiones también se disputa en Castropol el Campeonato de España.

Imprescindibles

cascada cioyo castropol
Cascada de Cioyo
playa penarroda castropol
Playa de Penarronda

Datos prácticos

Coordenadas

43° 52’ 72’’ N, 7° 03’ 01’’ W

Distancias

Oviedo 140 km, Lugo 90 km, Madrid 580 km

Altitud

10 m

Habitantes

3677 (2013)

Festividad del Corpus Christi (Fiesta de Interés Turístico Regional, para la que tradicionalmente artistas florales de Castropol engalanan las calles con bellas alfombras florales ), Fiestas del Carmen (en torno al 16 de agosto)

Certamen de Habaneras (mayo o junio). Fiesta conmemorativa del Puente de los Santos (desde 1997, año de la inauguración del puente, se celebra en los meses de verano y alternativamente en Asturias y Galicia, la inauguración de dicho puente). Regatas de Traineras (a lo largo de todo el año, principalmente en verano. La Regata Bandera Príncipe de Asturias, en julio, es la más emblemática), Feria de la Faba (octubre)

En el pasado hubo en esta localidad talleres para la confección de velas de lino para los barcos.; en Barres y El Esquilo aún se encuentran carpinteros de ribera y, En Vilavedelle, trabaja un ferreiro (herrero)

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar