Cangas del Narcea

Palacios señoriales en medio de la naturaleza

Cangas del Narcea es una villa llena de antiguos palacios, con vino propio y una gastronomía singular. Está ubicada en una zona de gran valor ecológico, dotada de especies animales protegidas y espacios naturales excepcionales.

Planifica tu escapada a Cangas de Narcea

Cangas del Narcea es uno de esos excepcionales destinos turísticos todavía por descubrir para la mayoría de la gente. Hay mucho que ver en Cangas de Narcea, pues tiene un casco urbano muy interesante, producto de la riqueza que allí se acumuló. Pero sus alrededores son aún más importantes; al monasterio de Corias se puede llegar andando, en tanto que el santuario del Acebo ofrece un imponente panorama. Cerca hay dos importantes parques naturales cuyo recorrido puede llevar mucho tiempo a los senderistas: la reserva de Muniellos (que solo admite 20 personas al día) y los parques de Fuentes del Narcea y de Somiedo. En una zona escasa de infraestructuras turísticas, seleccionamos los lugares más adecuados en nuestra página Dormir y comer en Cangas del Narcea.

¿Quieres conocer este sitio?

La zona de Cangas del Narcea era punto de paso obligado de las rutas que comunicaban la comarca de la marina occidental de Asturias con Castilla, a través del puerto de Leitariegos, y con el concejo de Ibias y el oriente de Galicia. Prueba de ello son su veintena de asentamientos castreños; destacando especialmente el Castro de Larón. Por otra parte, se han documentado abundantes restos de pequeñas explotaciones de oro en época romana.

Según la tradición, en el cercano pueblo de Llamas del Mouro, el rey Alfonso II venció a las tropas musulmanas de Hixam I, que huían en retirada tras el ataque del 794 contra Oviedo.

Entre los siglos X y XI, se empezó a relacionar el topónimo de Cangas con un territorio más concreto. El predominio del monasterio de Corias, fundado por los condes Piñolo y Aldonza, aglutinó desde la Edad Media el poder en esta zona.

Alfonso X el Sabio fundó esta puebla en 1255, a la que llamó Cangas de Sierra. El constante cambio del poder nobiliario provocó que Alfonso XI otorgara una serie de privilegios a la gente de la zona y al monasterio de San Juan de Corias para asegurar la estabilidad en la historia de Cangas del Narcea.

Entre los siglos XIV y XV la familia Quiñones pasó a controlar el concejo; más tarde Enrique III recuperó el territorio para la corona, pero se mantiene cierta predominancia de los monjes de Corias hasta el siglo XVII, cuando el concejo pasó a formar parte de la Junta General del Principado.

Durante el siglo XVIII, Cangas del Narcea litigó contra los abusos cometidos por la nobleza, mandando un memorial al rey con todas las quejas; fue el comienzo de un largo proceso que continuaría en la Audiencia de Oviedo y en el Consejo de Castilla.

Vista de Cangas del Narcea, en 1889

El siglo XIX trajo grandes destrucciones. Durante la guerra de la Independencia se incendió su archivo y su ayuntamiento. La desamortización de Mendizábal terminó de forma casi definitiva con el monasterio de Corias, pues fue abandonado durante casi treinta años, hasta que fue de nuevo ocupado por una comunidad de dominicos.

Entre finales del siglo XIX y 1960 se produjo una emigración masiva de cangueses hacia Argentina y Cuba. A partir de entonces, los emigrantes se orientarán hacia Europa (Suiza y Francia sobre todo).

La configuración del casco antiguo mantiene su esquema medieval de tres calles: la Mayor, la de la Fuente (que comunica la anterior con el barrio de Entrambasaguas) y la de la Iglesia, por la que se accedía al templo parroquial. Como capital del concejo, está repleta de construcciones tradicionales que se distribuyen a lo largo de las estrechas y empinadas calles: palacios, casonas, iglesias, capillas, puentes, etc. Uno de los principales puntos de interés es el Palacio de Omaña, junto a la plaza Mayor, un bello edificio construido en el siglo XVI y caracterizado por su estilo renacentista. En la fachada se levantan dos torres que flanquean un cuerpo central, en el que destacan las ventanas de estilo plateresco. La portada es un arco de medio punto enmarcado con alfiz, y actualmente es la sede de la Casa de la Cultura de Cangas del Narcea.

A continuación, el visitante puede acercarse a conocer la Basílica de Santa María Magdalena, declarada Monumento Histórico Artístico Nacional y uno de los mejores ejemplos de arquitectura barroca en Asturias. Los planos fueron obra de Bartolomé Fernández Lechuga, maestro mayor del palacio de Carlos V dentro de La Alhambra. De nave única y apariencia sobria y clasicista, cuenta con ocho capillas laterales. En el templo destaca el sepulcro renacentista de su fundador, Fernando Valdés y Llano; fijarse también en el excelente conjunto de retablos barrocos de los siglos XVII y XVIII.

En la orilla del río se pueden ver dos interesantes puentes. El más cercano es el Puente Colgante peatonal, construido en la década de los 70. Siguiendo el curso del río hacia el este está el llamado Puente Romano, que en realidad es medieval (de los siglos XII y XIV). Este puente comunica el pueblo con el Barrio de Entrambasaguas, donde están el Palacio de los Uría (de 1712), la Capilla del Carmen (templo del siglo XVIII de grandes proporciones y esbelta espadaña-campanario) y la Casa de Llano-Flórez.

Volviendo al centro, el visitante puede observar el efecto de la presencia de grandes familias asturianas en la villa, paseando entre las calles que separan el Palacio de los Llano, el Palacio de Peñalba (de estilo barroco y Monumento Histórico Artístico), el palacio de Pambley, la Capilla del Santísimo Cristo del Hospitalín (de 1555) y el Palacio de los Condes de Toreno (sede actual del Ayuntamiento). Este último edificio fue construido en el año 1701 por orden de Álvaro Queipo de Llano y Bernaldo de Quirós, tras la concesión del título de conde de Toreno por parte de Felipe IV. De estilo barroco, se caracteriza por tener cuatro crujías en torno a un patio central, rodeado por un corredor que se apoya en robustas columnas octogonales. En su fachada se pueden ver dos torres blasonadas, y el cuerpo central tiene la tradicional balconada.

Una posibilidad para los amantes del vino es la de realizar la Ruta del Vino de Cangas. Esta ruta se puede completar también con una visita al Museo del Vino de Cangas del Narcea, situado en el popular barrio de bodegas de San Tisu.

Fiestas del Carmen en Cangas de Narcea

En cuanto a los alrededores de la villa, es necesario destacar el Monasterio de San Juan Bautista de Corias (a 1 km de distancia), el mayor monumento que ver en Cangas del Narcea. Conocido como “El Escorial asturiano”, es Monumento Histórico-Artístico. Su creación se remonta al siglo XI, aunque fue muy modificado posteriormente. El actual templo es un edificio de estilo herreriano de planta de cruz latina con larga nave, capillas laterales, crucero y amplio presbiterio. En su interior conserva un Cristo románico de gran interés. El monasterio sufrió un incendio y fue reconstruido en 1774 por Miguel Ferro Caaveiro en estilo neoclásico, razón por la cual presenta un aspecto sobrio y monumental.

A 12 kilómetros está también el Santuario del Acebo (s. XVI), desde el que se domina un esplendido panorama. Además, diseminadas por todo el concejo, se pueden visitar pequeñas iglesias de estilo románico.

En cuanto al incomparable marco natural que rodea Cangas del Narcea, se pueden mencionar varios parques naturales, como el de Muniellos o el de Fuentes del Narcea. A unos 20 kilómetros al sur de la capital, remontando el Narcea hasta Moal, se halla la Reserva Natural Integral de Muniellos, el paraje natural más protegido de Asturias, cuyo acceso está restringido a 20 visitantes al día (con autorización previa). Se trata de un auténtico bosque encantado donde deben moran todos los personajes de la mitología astur, como el cúelebre (serpiente gigantesca), el diañu burlón (con forma de caballo, carnero o humano) o el trasgu o duende; así como otros seres más reales y algunos incluso más temibles, como el oso pardo, el urogallo o el murciélago grande de herradura.

De acceso libre es el extenso Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias. El paisaje está marcado por un relieve quebrado en el que abundan las masas forestales de robledales, abedules, tejos y acebos. Cuenta con una fauna salvaje que incluye las mejores poblaciones de oso pardo y de urogallo de la Cordillera Cantábrica y gato montés.

Desde el puerto de Leitariegos (1525 m), que cuenta con una estación de esquí, se accede a otro espacio natural de gran interés, el entorno del Pico Arbás (2007 m). Si se asciende hasta el collado de la Fanetina, se pueden obtener bellas panorámicas del Parque Natural de Somiedo por el este, de los bosques de las fuentes del Narcea y el Ibias hacia el oeste y de las tierras leonesas al sur.

En Cangas del Narcea la cerámica negra de Llamas de Mouro es muy popular. Menos conocidos son los trabajos artesanales en madera, entre los que destacan las castañuelas, que conservan formas muy antiguas, y los cachos, que son pequeños cuencos en los que se bebe el vino de la zona y que antiguamente eran tallados por los cunqueiros o tixileiros, unos artesanos que forman parte de una de las tradiciones más ancestrales de Asturias. Esta antigua tradición artesanal está definida por un peculiar lenguaje propio, llamado tixileiro. Los paisanos del concejo se dedicaban en los meses de menos actividad agrícola a recorrer España fabricando y vendiendo sus cuencos; actividad que ha desaparecido casi por completo.

Además de varias e importantes ferias de ganadería, en Cangas del Narcea son muy importantes las Fiestas del Carmen, que comienzan el 15 de julio. Es en este momento cuando se produce la “descarga”, una tradición que consiste en tirar miles de cohetes voladores. A lo largo del verano hay también numerosas romerías, como la del Santuariode Acebo (8 de Septiembre). En estas fiestas populares se conservan bailes muy antiguos, como el Son de Arriba y la Danza del Larón. Esta última, muy llamativa, se baila en torno al fuego y es de carácter guerrero, aunque ha ido cambiando con el paso del tiempo.

Imprescindibles

El Acebo
Museo del Vino

Datos prácticos

Coordenadas

43° 10′ 17″ N, 6° 32′ 20″ W

Distancias

Oviedo 90 km, León 154 km, Madrid 475 km

Aparcamiento

Se puede aparcar sin problemas a las afueras de la villa. Parking Quiosko Uría

Altitud

376 m

Habitantes

13 878 (2013)

Fiesta l’ Arbolón (La noche de San Pedro, 28 junio, se planta un gran árbol frente a la capilla del Carmen, que ha sido portado a hombros por los mozos desde el lugar donde se ha talado), El Carmen y la Magdalena (del 14 al 22 de Julio), La Descarga (16 de Julio, en honor a la Virgen del Carmen ), Romería al Santuario Virgen del Acebo (8 de Septiembre), Fiesta de la Vendimia (Declarada de Interés Turístico del Principado de Asturias. A principios de octubre las bodegas de Vino de Calidad de Cangas salen a la calle a mostrar sus caldos. La escenificación del transporte de la uva en un carro del país y la tradicional “pisada de uva” son algunos de sus principales actos), Fiestas de Santa Bárbara (En honor de la patrona de los mineros, el 4 de diciembre, se realiza la procesión nocturna de Santa Bárbara en la que participan los mineros ataviados con sus lámparas de trabajo).

Concurso Subasta Nacional de Raza Asturiana de los Valles (último fin de semana de abril, importante certamen ganadero que aglutina los mejores ejemplares de esta raza y Desfile de campeones nacionales), Narcenatur (Feria de Caza, Pesca y Naturaleza (primer fin de semana de junio, Conferencias, talleres y presentaciones, Copa de Perros de Rastro del Narcea), En Clave Natural ( mercado artesano ambientado con actividades de cetrería, animaciones musicales y talleres infantiles), Ecunarcea ( mediados de junio, tiene lugar el Concurso Morfológico Ecuestre)

Ya no se encuentran cunqueiros pero queda algún recuerdo de ellos en el Rincón del Cunqueiro de Trabau, donde es posible adquirir piezas torneadas de estilo tixileiro y otras manufacturas artesanales de la zona

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

DEJA TU COMENTARIO

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar