Que ver en Candás

¡Qué yo soy de Candás y mi vida está en el mar!

Candás, capital del concejo de Carreño, es una pequeña villa de la costa cantábrica asturiana. Vinculada desde antiguo a la actividad pesquera, se ha convertido en la actualidad en un importante centro veraniego.

Planifica tu escapada a Candás

Candás es un pequeño destino con gran cantidad de cosas que ver: jardines, casonas, iglesias, puerto… para un día como mínimo. El resto de la escapada puede incluir el cercano Avilés, con su gran centro Niemeyer. Otros lugares de excursión son la ciudad de Gijón (por el este) y el pueblo marinero de Cudillero (hacia el oeste). Los aficionados a la naturaleza tienen gran cantidad de acantilados y playas con excelentes vistas en los paisajes protegidos de cabo Peñas y de la costa occidental. Para conocer los platos locales y elegir los lugares de descanso para el excursionista, ofrecemos nuestra página Dormir y Comer en Candás.

¿Quieres conocer este sitio?

El territorio del concejo de Carreño debió de estar habitado desde antiguo, como prueban los Dólmenes de Monte Areo, que pueden ser de unos 3000 años antes de Cristo. Se supone también que hubo presencia romana, porque aquí se descubrió, en 1961, el Tesoro de Coyanca (siete monedas acuñadas entre el año 54 y el 138) y en los límites del concejo se encontró el Ara Sebastiana, una piedra con una inscripción romano-pagana cuyo vaciado puede verse en el Museo Arqueológico de Asturias, en Oviedo.

Las primeras noticias históricas que se tienen del concejo de Carreño son de la Edad Media. En el año 905 aparece por primera vez citado, en un documento, el nombre del concejo de Carrenio, en una donación del rey Alfonso III a la iglesia de San Salvador de Oviedo. No obstante, no fue hasta el siglo XIII cuando el concejo fue reconocido como territorio autónomo y dotado de una puebla. Años después, tras la batalla del Salado (1340), el rey Alfonso XI de Castilla concedió el título de “Muy Leal” a Carreño por la combatividad de algunos de sus habitantes.

Por su ubicación geográfica la población local se dedicó desde los orígenes a la pesca. Desde el siglo XV contó con un reconocido tráfico portuario y pesquero. En el siglo XVI unos balleneros candasinos encontraron en el mar, frente a las costas de Irlanda, una imagen de Cristo (se supone que inglesa, por la política iconoclasta del rey Enrique VIII) conocida como el Cristo de Candás.

El conocido como “Pleito de los Delfines” tuvo lugar en el primer cuarto del siglo XVII, momento en el que los pescadores de esta villa venían sufriendo graves mermas en sus capturas a causa de la presencia en sus aguas de numerosos delfines y calderones. No se sabe a quién se le ocurrió la curiosa idea de interponer un pleito legal contra estos cetáceos, pero lo cierto es que los llevaron a juicio y, ante su incomparecencia, la especie fue declarada culpable de sus pérdidas. Para notificarles la sentencia, un notario se embarcó y leyó en el mar la decisión judicial. Lo más curioso de toda la historia es que se dejaron de ver estos cetáceos por las inmediaciones. Un monumento, obra del escultor Santarúa, conmemora este suceso.

fotografia antigua candas
Antigua vista de Candás

Ya en época contemporánea, el concejo de Carreño fue uno de los primeros que se sublevó contra la presencia francesa en 1808; el Cuerpo de cazadores de montaña de Carreño y Gozón participó de hecho en diversas batallas. La villa fue ocupada en tres ocasiones por los invasores.

Después de la guerra de la Independencia, la recuperación fue consecuencia de nuevas industrias, como la creación de bodegas de salazones, fábricas de escabeche, siete fábricas de conservas y una cierta explotación de la minería del hierro. Fue un modelo de ciudad industrial costera de pequeño tamaño.

Actualmente, la mayor parte de la actividad económica se centra en el turismo, aunque la pesca sigue siendo un importante motor.

Candás es una preciosa y acogedora villa marinera salpicada de notables edificios, especialmente de la época comprendida entre finales del siglo XIX y el primer tercio del XX, con varios ejemplos de arquitectura indiana. Por ello, el viajero no se puede perder un agradable paseo por sus calles, siempre intentando alzar la vista para disfrutar de las fachadas de edificios como la Antigua Casona de los González de Villar o el Edificio García Orejas. También el actual edificio del Ayuntamiento, conocido antiguamente como “Casa Genarín”, ocupa una antigua casa de indianos rehabilitada y de estilo ecléctico.

Nuestra visita puede comenzar con un paseo por el Puerto y el Paseo Marítimo. En el puerto, que ha sufrido numerosas reformas a lo largo de su historia (principalmente en el siglo XVIII), están emplazados dos viejos barcos ingleses que ya no se utilizan, el Greteforce y el Gratefarm. Próxima a la dársena se encuentra la estatua de La Marinera, obra del escultor candansín Antón, inspirada en el sufrimiento de las madres cuyos hijos entregan su vida a la mar.

A continuación, podemos acercarnos al Museo Antón – Centro de Escultura de Candás, que se creó a partir de la obra del escultor Antonio Rodríguez García, Antón. Está situado en la plaza El Cueto, sobre la antigua casa de los Estrada, del siglo XVIII. El museo también acoge exposiciones temporales y presenta en sus jardines un interesante recorrido escultórico al aire libre.

Otro lugar singular que ver en Candás es la Capilla de San Antonio (patrón de los enamorados), en el cabo San Antonio (también conocido como “La Punta del Cuerno” o Cuirnu); edificado a escasos centímetros del borde del acantilado. Esta ermita constituye uno de los pocos testimonios del renacimiento en la zona. Consta de una sola nave y cabecera rectangular, cubierta de madera y bóveda de crucería con nervios y clave muy resaltados. En ella, cada 13 de junio se toca la campana para atraer al amor y se hace una jira con subasta del ramu (ramo), reparto del bollu preñao (pan horneado con un chorizo en su interior) y botella de vino, que culmina por la noche en un gran concurso de Danza Prima. También en este mismo cabo se encuentra el Faro de San Antonio, desde el cual puede verse toda la costa del concejo. Dentro del concejo de Carreño los arenales más importantes son: el del propio Candás, la Playa de Carranques, la Taluxa,y la de Huelgues.

Que ver en Candas
Iglesia de San Félix

Tras visitar el cabo podemos iniciar nuestro descenso hacia el pueblo. Un elemento destacado entre la arquitectura religiosa de esta villa marinera es la Iglesia de San Félix. Construida en el siglo XVIII en estilo neobarroco, sus orígenes datan sin embargo de mucho antes, pues consta documentalmente que fue donada por el rey Fruela II y su esposa, la reina Munila, a la Catedral de Oviedo en el año 912. En su interior alberga un magnífico retablo churrigueresco (1734-1749) tallado por Esteban Fernández Perdones para albergar la figura del Cristo de Candás.

En el Parque de las Conserveras se encuentra el recinto expositivo de La Industria Conservera de Candás (futuro Museo de las Conservas). Situado en el antiguo aljibe de la Fábrica de Conservas y Sidra Alfageme, su exposición permanente permite conocer el funcionamiento del sector económico tradicional de la región. En este mismo emplazamiento se celebra anualmente el Mercado Clariniano, que recrea el comercio del siglo XIX con productos artesanales asturianos. El parque también integra al Jardín Botánico de Candás, un pequeño espacio verde con numerosas especies arbóreas.

Entre su arquitectura destacan dos edificios. La emblemática Casa-Palacio Rivas, situada en el barrio Santolaya, es una casa de planta rectangular y fachada de piedra, que se articula en tres alturas y bajo cubierta. Esta casa sirvió de inspiración a Armando Palacio Valdés como vivienda del señor de Meira en una de sus obras. Además, Candás ha acogido a lo largo de la historia a la familia de los Bernaldo de Quirós, cuya Casa-palacio muestra en la fachada principal dos escudos heráldicos: el de los Bernaldo de Quirós (con la leyenda “Después de Dios la casa de Quirós”) y el de la familia Cienfuegos-Jovellanos, familiares directos del pensador Gaspar Melchor de Jovellanos. Todo el conjunto fue construido inicialmente en el siglo XVIII y ampliado a finales del XIX.

Otro elemento importante de la vida cultural de Candás es el Teatro Prendes que exhibe todo tipo de películas y obras teatrales. De particular interés es el Salón de Teatro Costumbrista Asturiano, que se celebra todos los años durante el mes de agosto.

Muy cerca de Candás, en Guimarán, puede verse la Casona que perteneció a la familia Alas, y en donde Clarín escribió gran parte de su obra. Otro núcleo de interés turístico es la ciudad residencial de Perlora, antiguo centro vacacional.

En Candás los festejos más conocidos son los de El Cristo del 14 de septiembre y la fiesta de San Feliz, el 1 de agosto. El Cristo empezó a celebrarse tras el regreso al puerto de Candás de una flota ballenera que había encontrado milagrosamente una talla de madera de Jesucristo en las proximidades de las costas de Irlanda. La imagen primitiva fue robada y destruida durante la guerra civil, al igual que la iglesia de San Feliz, donde estaba guardada, pero la devoción se mantiene intacta. Otra tradición especifica de Candás son las corridas de toros que se celebran antes del Cristo en las dársenas del puerto y en la playa, durante la bajamar. Por otro lado, la fiesta de San Feliz está acompañada de una procesión marítima, en la que el santo recorre las aguas cercanas al puerto con una abundante comitiva de pescadores y devotos. Con motivo de las fiestas del patrón de Candás, es tradicional celebrar la fiesta de la sardina. Miles de sardinas se asan en el espigón del muelle, esperando a San Feliz y a sus acompañantes.

Los alimentos tradicionales de Candás son fundamentalmente las conservas. El visitante que desee llevarse un recuerdo gastronómico directamente pescado por la flota de este celebre puerto debe apuntar en su agenda la Feria de la Conserva de Candás (3º semana de julio), o buscar los productos de Conservas Remo que en el año 2011 trasladó sus instalaciones de Candás a Gijón.

Imprescindibles

Que ver en Candas
Iglesia de San Félix
Que ver en Candas
Museo Antón

Datos prácticos

Coordenadas

43° 58′ 96″ N, 5° 76′ 31″ W

Distancias

Oviedo 37 km, Madrid 480 km

Altitud

80 m

Habitantes

7320 (2009)

San Feliz (1 de Agosto), El Cristo (14 de Septiembre)

Festival de Gaites de Candas (Julio), Fiesta de la Sardina (Agosto), Mercado Clariniano, ambientado en el s. XIX

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons