Ortiguera es un bonito pueblo de la costa de Asturias perteneciente al municipio de Coaña. Cuenta con la singularidad de tener dos faros para una población de solo 1.000 habitantes. Se trata de un pueblo de pescadores situado solo a 20 metros sobre el nivel del mar. Además de sus reseñables balizas, el paisaje costero también es digno de admirar, así como la bella capilla de San Agustín. 

Tradición pesquera y construcción del puerto

El pueblo de Ortiguera se fundó aproximadamente en el siglo XIV y desde entonces ha contado con diferentes nombres. Primero se le denominó Ortigal, más tarde Ortigueral y acabó con el que se le conoce a día de hoy, Ortiguera. Al ser un pueblo costero y marinero, la localidad cuenta con una playa y un pequeño puerto. Cabe señalar que los habitantes del lugar no se aburren, pues durante el año tiene lugar distintas celebraciones. Estas se disponen en dos fechas, la celebración de El Carmen en julio y las festividades de San Agustín y La Caridad durante el primer fin de semana de septiembre. 

Ortiguera, Asturias

Ermita de San Agustín, faro y barco | Shutterstock

Así, este pueblo de la costa occidental asturiana nació gracias a las casas de los marineros que estaban enclavadas en las vertientes de un valle de tamaño pequeño que se fusiona con el Cantábrico. Su tradición pesquera se remonta varias generaciones atrás, donde la pesca de langostas y a la caza de ballenas se practicó durante varios siglos. De esta forma, su desarrollo no se produjo precisamente hasta la Edad Media, momento en el que consiguió establecerse como puerto ballenero. Antiguamente los marineros de Ortiguera atracaban sus barcos en una peña plana pero muy azotada por el mar, por lo que tiempo después dio luz verde al proyecto que finalizaría con el curioso puerto de El Ribeiro. 

Arquitectura de Ortiguera

Ortiguera es un pueblo perfecto para perderse, alejado del bullicio, pues da la sensación de estar perdido en un lugar oculto. El pueblo se abre al mar Cantábrico otorgando una de las panorámicas más pintorescas de la costa occidental de Asturias, donde destacan también las laderas y acantilados que acaban en medio del mar. 

Es un placer pasear por las calles de Ortiguera de manera que el pueblo se va descubriendo poco a poco ante el visitante. Las típicas viviendas marineras se abren paso en la parte más baja de la localidad, con todo el encanto que las envuelve estando tan cerca del mar

Ortiguera, Asturias

Ortiguera | Shutterstock

Ya en la parte más alta del pueblo se puede disfrutar de las edificaciones de arquitectura indiana, fruto de los habitantes que en su día intentaron hacer fortuna en América. Llama la atención que todas estas viviendas gozan de vistas al mar. Una de las más espectaculares es llamada Quinta Jardón situada justo sobre el puerto. Todo el conjunto forma una llamativa imagen: su fachada blanca, su jardín de influencia francesa, sus ventanas rojas, la torremirador… Así, la familia Jardón es un símbolo del progreso de la villa a raíz del siglo XIX.

Ortiguera y sus dos faros

Ortiguera, Asturias

Faro de San Agustín y antiguo faro al fondo | Shutterstock

Realmente llama la atención que una localidad tan pequeña cuente entre sus infraestructuras con dos faros en tan buen estado. Una opción que nunca defrauda es pasear hasta ambos, pues están cerca el uno del otro, ambos situados en el cabo de San Agustín. El faro antiguo se distingue a primera vista, pues es una antigua baliza de destellos sencilla aunque muy pintoresca localizada en un promontorio que se alza a 62 metros sobre el nivel del mar. Cuenta con una altura de casi seis metros sobre el suelo y data de 1945

Antes, sobre su torre se ubicaba una linterna de acetileno que lograba alcanzar hasta diez millas náuticas y se encendía de manera automática. Para las ocasiones en las que había mucha niebla, en el faro existe una campana de hierro que se usaba a modo de advertencia. Al lado del antiguo faro se reunían las mujeres para despedir a los marineros que se embarcaban para salir a faenar. 

Ortiguera, Asturias

Antiguo faro con campana al lado | Shutterstock

El nuevo faro del cabo de San Agustín cuenta con unos hermosos jardines a su alrededor y unas vistas panorámicas excelentes, desde donde se ve la playa de Navia. Cerca del faro se encuentra la blanca ermita de San Agustín, lo que le da al conjunto todavía más encanto. A un lado del faro también se dispone el monumento en memoria de los pescadores de la localidad que han perdido la vida en naufragios

La torre del faro es cilíndrica, de 20 metros de altura y cuenta con unas simpáticas rayas horizontales blancas y negras. Con el objetivo de sustituir a la antigua baliza, se terminó de construir en 1975. Así, el faro del cabo de San Agustín está limitado al oeste por el puerto de Ortiguera y al este por la playa de Arnielles, localizada en la ría de Navia. Con un alcance de 20 millas marinas, la localidad que se encarga de asistirlo es Tapia de Casariego. 

Ermita de San Agustín

Ermita de San Agustín, Ortiguera

Ermita de San Agustín | Shutterstock

La ermita de San Agustín está ubicada en el cabo del mismo nombre al lado del faro. Este espacio en el que confluyen jardines, los dos faros, el monumento a los naufragados y la ermita crea una estampa casi mágica. Fue fundada en el siglo XVII por el gremio de pescadores pertenecientes al puerto de Ortiguera.

En sus tiempos se celebraban en la ermita misas para los pescadores para así agradecer que no se había sufrido ningún percance al regresar a casa tras la pesca. Desde su creación se han llevado a cabo varias remodelaciones hasta obtener la ermita amplia que es a día de hoy.  Durante la celebración de El Carmen el 16 de julio la tradición manda bajar la imagen de la Virgen desde la ermita de San Agustín hasta la Rula (en el puerto), donde descansa una noche. 

Playa de Arnelles

Playa de Arnelles, Ortiguera

Playa de Arnelles | Shutterstock

La playa de Arnelles se caracteriza por ser de arena y contar con una acotada longitud de 150 metros, cercada por varios acantilados. La realidad es que posee dos accesos, uno desde el pueblo de Ortiguera y otro desde el de Foxos. Ambos accesos se realizan por escaleras que llevan hasta la playa, desde donde se obtienen excelentes vistas del cabo de San Agustín. Resulta un espacio perfecto para refrescarse en verano y descansar en su arena dorada, aunque hay que tener en cuenta que el oleaje suele ser moderado. 

Datos prácticos

Coordenadas

43° 33′ 36.1″ N 6° 44′ 28.6″ W

Distancias

Oviedo (115 km.), Madrid (560 km.)

Aparcamiento

En el centro de la localidad o alrededores.

Altitud

20 m.

Habitantes

Alrededor de 1.000 habitantes.

Por un lado, El Carmen en julio y, por otro lado, las festividades de San Agustín y La Caridad que tienen lugar el primer fin de semana de septiembre.