Que ver en Anento

El pequeño gran pueblo del Aguallueve

Anento es un pequeño pueblo de Zaragoza marcado por la voluntad de hacer de él un importante centro de cultura, naturaleza y turismo. Tan recoleto y cuidado como tranquilo, tiene en sus alrededores varias de las más llamativas atracciones de Aragón. ¿Estás preparado para descubrir todo lo que hay que ver en Anento?

Planifica tu escapada a Anento

Hay que ver en Anento el imponente retablo de su iglesia, el castillo y recorrer sus calles. La principal atracción es Aguallueve. Este es un paraje natural fascinante tras las heladas del invierno que convierten sus chorros en estalactitas.

Además de todos los lugares que hay que ver en Anento, los alrededores también son fascinantes. La escapada puede continuar por la vecina villa medieval de Daroca, con numerosos atractivos. Los aficionados a la naturaleza pueden seguir hasta el pueblo de Gallocanta y su Parque Natural de la Laguna de Gallocanta, uno de los mejores lugares de Europa para el avistamiento de aves acuáticas.

Otra opción es subir por la carretera N234 en dirección norte hasta la importante ciudad de Calatayud. Los aficionados a los vinos pueden visitar alguna de las bodegas de las denominaciones de orígen CalatayudCariñena.

En la localidad hay un par de sitios donde comer y varias casas rurales. En las inmediaciones hay numerosos hoteles y restaurantes donde degustar la sabrosa cocina de la comarca. Las opciones para reservar las hemos reunido en la página Dormir y Comer en Anento. ¿Nos acompañas en nuestra visita a todo lo que hay que ver en Anento?

¿Quieres conocer este sitio?

Poco se sabe del pasado remoto del lugar donde hoy en día se asienta Anento. Sin embargo, hay evidencias arqueológicas como el torreón de San Cristóbal, erigido en torno al 200 a.C, que hablan de una temprana ocupación celtíbera de estas tierras.

En el año 1248 se crea la Comunidad de Aldeas de Daroca, un distrito jurisdiccional dependiente del reino de Aragón. Este permite a un total de 117 núcleos de población desvincularse de la villa señorial de Daroca a cambio de un pago anual de 10.000 sueldos. De esta manera, Anento queda desligada de su antigua dependencia. Pasará a formar parte de esta comunidad de hombres libres solamente sujetos al señorío del Rey de Aragón.

Dentro de la organización de esta nueva entidad, Anento formaba parte de la sesma de Gallocanta, una de las seis subdivisiones históricas de la comunidad. El ingreso en esta forma de gobierno permitió a la aldea de Anento gobernarse de manera casi autónoma. A pesar de ello, siempre estaría bajo la tutela del reino de Aragón y, más tarde, de España. En 1833, la Comunidad de Aldeas de Daroca pierde su estatus jurídico para terminar disolviéndose por completo en 1838.

fotografia antigua aneto
Imagen antigua de la localidad

En el año 1357, en el marco de la guerra de los Dos Pedros, tropas castellanas incendian la localidad en un intento de tomar su castillo. Pocos años después, la fortaleza sirve de refugio frente a nuevos ataques por parte de Castilla.

En líneas generales, podría afirmarse que Anento caminó por la Historia sin hacer demasiado ruido. Económicamente siempre fue una pequeña comunidad volcada en la agricultura, junto con la ganadería y el comercio.

Entrado en siglo XX, Anento comienza a sufrir un progresivo despoblamiento como fruto de la migración hacia otros núcleos. De los 387 habitantes que refleja el censo de 1900, se llega a la alarmante cifra de 11 personas censadas en 1981. A partir de entonces, los habitantes de Anento comienzan a dirigir sus esfuerzos hacia la recuperación del lugar.

Hoy en día, gracias al trabajo de sus vecinos, Anento es un pueblo totalmente rehabilitado donde el turismo ha pasado a ser una de las principales fuentes de riqueza.

A continuación os mostramos los mejores lugares que ver en en Anento y sus alrededores.

Anento se asienta en el fondo de un valle de piedra caliza y margas de arcilla. El casco urbano que ver en Anento presenta un claro trazado medieval, con calles estrechas y en cuesta. Se expanden casas típicas, de aspecto homogéneo y perfectamente conservado. En la parte más alta del pueblo pueden verse además varias casas cueva.

El principal atractivo que ver en Anento es la iglesia de San Blas, de estilo románico y original del siglo XIII. Se trata de un edificio de mampostería con una nave rectangular y nueve tramos separados por arcos apuntados. En uno de sus extremos se alza una gran torre de tres cuerpos cuya altura superior, muestra cuatro vanos apuntados. El lado sur presenta un interesante pórtico gótico fechado en el siglo XIV. Este se estructura alrededor de cuatro tramos cubiertos por bóveda de crucería. En su interior se conservan pinturas murales de estilo gótico. Están asociadas a artistas de la escuela de Daroca.

La mayor joya de la iglesia de San Blas es su retablo mayor, obra del siglo XV. Está atribuida al artista aragonés Blasco de Grañén y dedicado a San Blas, Santo Tomás Becket y la Virgen de la Misericordia. Tanto por su tamaño como por la calidad artística, es considerado uno de los principales retablos de Aragón. En las capillas laterales pueden contemplarse además tres retablos menores dedicados a San Juan Bautista, San Roque y San Antonio.

iglesia san blas aneto
Iglesia de San Blas

Otra construcción interesante que ver en Anento es la ermita de Santa Bárbara. Se trata de un pequeño edificio que guarda en su interior un retablo dedicado a la Virgen Nominal.

En la parte más elevada del pueblo, sobre un tozal de tierra rojiza, se encuentra el castillo de Anento. Del edificio original queda en pie el trazado de su muro oriental y su foso. Aun así, esta notable sección de más de 30 metros de longitud, conserva torres, almenas piramidales y saeteras. Un lugar histórico convertido en un tesoro que ver en Anento.

Anento cuenta con un entorno natural envidiable en el que destaca el Aguallueve. Este es un manantial permanente, de caudal variable según la época del año. Da forma a un relieve kárstico de paredes de piedra y musgo. En él han llegado a crearse algunas grutas como efecto de la erosión. Sus aguas se almacenan en una balsa situada a sus pies y que, a su vez, administra el caudal de riego entre los huertos de la población.

El Aguallueve es el punto central de un pequeño valle de frondosa vegetación que ver en Anento. Está marcado por la presencia de pinos, chopos y zarzamoras. Puede recorrerse con facilidad a través de una red de senderos señalizados. Algunos de estos caminos permiten acceder a la parte superior de los roquedos. Desde allí pueden contemplarse atractivas panorámicas del conjunto natural que rodea al pueblo. Además, podrás visitar los restos del torreón de San Cristóbal, de origen celtíbero.

Ahora ya estás preparado para visitar Anento y todos sus atractivos. ¡Te encantará!

Imprescindibles

Vistas
Castillo

Datos prácticos

Coordenadas

41° 04′ 12″ N, 1° 19′ 59″ W

Distancias

Zaragoza 83 km, Teruel 100 km, Huesca 161 km, madrid 274 km

Aparcamiento

Parking gratuito a la entrada de la localidad

Altitud

929 m

Habitantes

105 (2014)

San Blas y Santa Águeda (del 3 al 5 de febrero), La Virgen y San Roque (15 y 16 de agosto)

Jornadas Medievales (mes de julio), Procesión de la Virgen del Rosario ( primer domingo de octubre)

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar