La Cascada de Calomarde, también conocida popularmente como cascada del Molino Viejo o Cascada batida de Calomarde, es una espectacular cascada de agua ubicada en la Sierra de Albarracín, en Teruel. Un gran salto con más de 20 metros de altura del cauce del río Blanco que nace a pocos kilómetros de aquí.

El lugar es perfecto para alejarse del sofocante calor del verano y refrescarse en este mágico entorno y en invierno, ideal para disfrutar de su belleza. Está considerado como uno de los mejores espacios naturales de Teruel, un plan para activarse que no querrás perderte. ¿Te apuntas a descubrirlo?

Cómo llegar a la Cascada de Calomarde

Lo primero es saber cómo llegar a la Cascada del Molino viejo, en la localidad de Calomarde ubicada en pleno corazón de la Sierra de Albarracín. Uno de los muchos lugares de interés que se pueden encontrar en la provincia de Teruel (Aragón). Existen distintas formas de llegar hasta ella: tus pies o las ruedas de tu vehículo. Perfecta para todos los públicos. Desde Calomarde, puedes realizar una ruta de senderismo por el cauce del Río de la Fuente del Berro, con un recorrido de tres kilómetros. La ruta es sencilla y accesible.

Cascada de Calomarde

Cascada de Calomarde en Teruel (Aragón) | Shutterstock

En coche, lo más común es llegar desde Albarracín. Por lo tanto, hay que conducir por la carretera A1704, que conecta los municipios de Calomarde y Royuela. Después, tomar el desvío hacia Royuela y la Vega del Tajo. El camino está muy bien señalizado. La zona de parking de la cascada está a cinco minutos de la carretera. Desde Teruel también se puede llegar a la cascada de forma sencilla, ubicada a tan solo 50 minutos en coche.

Cascada del Molino Viejo: perfecta para conectar con la naturaleza

Cascada de Calomarde

Cascada de Calomarde en Sierra de Albarracín | Shutterstock

Existen numerosas cascadas pero, la particularidad de la Cascada batida de Calomarde es que no hay que caminar durante muchos kilómetros o hacer un largo viaje para llegar a ella. Ofrece la posibilidad de disfrutar de este regalo de la naturaleza sin tener que realizar rutas complicadas. Así, es ideal para ir en familia, el recorrido es accesible, por lo que los más pequeños pueden disfrutarlo al máximo. La mejor época para visitar la cascada es después de las temporadas de fuertes lluvias, el caudal del río será mayor y el salto de agua mucho más impresionante.

Sin embargo, en verano es un plan perfecto para refrescarse, a la vez que se disfruta del encantador entorno de la Sierra de Albarracín. Es conocida popularmente como la cascada del Molino Viejo gracias a ubicarse junto a un antiguo molino del siglo XV del que aún se conservan algunos restos.

Cascada de Calomarde

Cascada de Calomarde con una rampa de acceso | Shutterstock

Por lo tanto, además de disfrutar del entorno natural se puede conocer parte de la historia de esta zona de la provincia. El pan era un alimento básico y para producirlo se aprovechaba la energía natural, aprovechando esta cascada para ubicar junto a ella este molino harinero del siglo XV.

Existe un área recreativa con merenderos para poder comer en familia junto a esta maravilla natural, incluso con columpios y juegos infantiles. El lugar perfecto para recargar la energía después de hacer el corto sendero alrededor de la cascada. Este sendero tiene paneles informativos sobre la flora y fauna del lugar, un paseo agradable a través de la vegetación y con vistas a la imponente cascada.



 

Ruta del barranco de la Hoz: el imprescindible de Calomarde

Un plan complementario bastante popular para hacer junto a la visita a la Cascada de Calomarde es la Ruta del Barranco de la Hoz, en la Sierra de Albarracín (Aragón), también conocida como los Puentes Colgantes de Calomarde. El principio del sendero comienza desde Calomarde, hay que cruzar todo el pueblo viniendo desde Albarracín. Está muy bien señalizado, nada más salir del pueblo a la derecha, se encuentra la señal del comienzo de la ruta. Hay un parking habilitado para dejar el coche.

Parece un escenario de película. De hecho, el lugar fue elegido por el cineasta Terry George para la filmación de la película “The promise”. Desde que abrió al público en el año 2016 la ruta ha sido visitada por miles de turistas, siendo hoy en día, una de las actividades estrella de turismo activo en Teruel.

Ruta del Barranco de la Hoz

Ruta del Barranco de la Hoz, Calomarde | Fuente: Turol_Jones

La ruta se adentra en el Cañón de los Arcos, un paseo por la cabecera del Río Blanco, con formas geológicas de lo más curiosas, un toque rojizo y alguna vegetación típica de la zona. Compuesta de pinares, barrancos y presas, una forma divertida de conocer el bello paisaje que rodea el Molino de las Pisadas.

Tiene un toque aventurero pues, en algunas zonas, hay que atravesar algunas pasarelas ubicadas en las paredes de los cañones arriba del caudal del río. La duración del recorrido es de aproximadamente 2 horas, con un nivel de dificultad medio.

Ofrece la oportunidad de hacer la ruta de dos formas distintas: un recorrido de ida y vuelta o un recorrido circular. Ambos merecen la pena. Existen numerosos lugares de interés en la Ruta del Barranco de la Hoz con una gran importancia turística.

Qué ver durante la Ruta del Barranco de la Hoz

Existen varios miradores muy bien señalizados a lo largo de toda la ruta, las vistas son vertiginosas e increíbles, perfectas para conocer todo el enclave natural. En ellos hay paneles informativos muy interesantes, ideales para conocer curiosidades del entorno, el hábitat natural de especies como el águila real o el buitre leonado, pequeños mamíferos y la vegetación de los cañones.

Ruta por el Cañón de los Arcos

Ruta por el Cañón de los Arcos, Sierra de Albarracín | Fuente: Turol_Jones

a esto hay que sumar que durante la ruta se pueden conocer más lugares de interés turístico, como la Presa de los Ahogados, las cuevas Covarratiñas o el Molino de las Pisadas. Sin olvidar la cascada de Calomarde, mencionada anteriormente, ya que forma parte de esta popular ruta, ubicada al comienzo de la misma.

Un plan perfecto para conocer los alrededores de los pueblos más bonitos de Teruel, como es la cascada de Calomarde, una de las atracciones turísticas más fascinantes de la zona. Además de la Ruta del Barranco de la Hoz que, junto con la cascada, cuenta con unos enclaves naturales que merecen la pena descubrir, ubicados en pleno corazón de la Sierra de Albarracín.