Qué ver en Hecho

La cuna del reino de Aragón y de los mejores Monteros

Esta pequeña y pintoresca localidad de la comarca de la Jacetania conserva el aroma de la arquitectura y las costumbres tradicionales. A continuación, la historia y lo mejor que ver en Hecho.

Planifica tu escapada a Hecho

El museo etnográfico y el Centro de interpretación del Megalitismo centran lo que ver en Hecho. Junto al resto del casco urbano, componen una visita que dura media jornada. En sus cercanías se extiende el Parque Natural de los Valles Occidentales. Mientras tanto hacia el norte hay lugares tan bellos como La Boca del Infierno y la Selva de Oza.

El pueblo de Ansó, famoso por sus trajes y tradiciones, es un buen complemento a la escapada. También la capital oscense o la antigua ciudad de Jaca. Para conocer los platos del Valle de Hecho y sus hoteles están las páginas sobre dormir y comer en Hecho.

¿Quieres conocer este sitio?

Lo que ver en Hecho está muy ligado a su historia, así que conviene conocerla. El territorio estuvo habitado desde el 3000 a. C. Así lo acreditan los múltiples dólmenes, piezas de sílex y cromlech megalíticos encontrados. Muy posteriores son los vestigios de la calzada romana Caesaraugusta-Beneharnum, que unía ambos lados del Pirineo a través del Puerto de Palos.

Zona presionada por los musulmanes, fue parte del núcleo primigenio del Reino de Aragón. En el 833, el conde Galindo Garcés fundó el Monasterio de San Pedro de Siresa. Su hijo, Galindo I Aznárez, cedió a dicha institución el control de la villa de Hecho, Echo en aragonés.

La relevancia del Monasterio de San Pedro de Siresa, convertido en 922 en sede episcopal, propició el desarrollo de la zona. Esta se enriqueció por la afluencia de peregrinos. Estos viajeros cruzaban desde Francia a través de la antigua calzada romana. El Camino Aragonés y su paso de Somport hicieron que perdiera popularidad.

El futuro Alfonso I el Batallador fue educado en el Monasterio de San Pedro de Siresa. Se cuenta que en una ocasión, estando de caza con sus monteros, estos huyeron. Fueron unos pastores de Hecho quienes le salvaron de morir bajo las garras de un oso.

Desde entonces los monteros reales aragoneses fueron pastores del lugar, seleccionados durante la fiesta de primavera. La población quiso perpetuar la memoria de la lucha con el oso, incorporándola al escudo de la villa. El rey concedería numerosos privilegios a sus habitantes.

Antigua vista de Hecho
Antigua vista de Hecho.

A partir de la época moderna el comercio maderero a través del río Aragón supuso la principal fuente de riqueza del municipio. Sus navateros fueron reconocidos por Fernando el Católico en 1515 y Carlos II en 1680. Les concedieron el privilegio de la libre navegación por sus ríos.

Alcanzado 1555 nació allí Lupercio Latrás, hijo segundón del Señor de Latrás. Al cumplir los veintidós años provocó unos disturbios asesinando a varios vecinos del pueblo. Se fugó y comenzó una asombrosa carrera de bandolero, rebelde, soldado, espía y pirata.

A continuación, lo mejor que ver en Hecho.

La localidad cuenta con una arquitectura popular similar a la de otras zonas limítrofes como Ansó. Sus casas típicas pirenaicas se encuentran rematadas con teja plana de pizarra y coronadas por altas chimeneas con “espantabrujas”. Se trata de piedras con forma de cono que se sitúan sobre unos ladrillos en zigzag encima del orificio de salida. Con ello se evita la entrada de maleficios. Encima de ella unas tenazas en piedra toba asumen distintas formas, incluida alguna humanoide con los brazos en cruz. Las fachadas suelen ser de piedra, sobrias.

La Iglesia Parroquial de San Martín es un buen ejemplo de románico aragonés. Este templo que ver en Hecho fue reconstruido tras la Guerra de la Independencia. Como hicieron en el resto del país, las tropas francesas la incendiaron a su paso por la localidad.

A la entrada del pueblo, sobre una pequeña ladera, se encuentra el Museo de Escultura al Aire Libre o de Arte Contemporáneo. Expone obras donadas por diversos artistas contemporáneos durante los Simposios de Escultores celebrados entre 1975 y 1984. Las piezas se emplazan a lo largo de la antigua calzada romana de acceso al Puerto de Palo. Otro lugar que ver en Hecho es el Museo Etnológico Casa Mazo, que presenta la arquitectura, los modos de vida, la vestimenta y la lengua del lugar.

A dos kilómetros del centro, en la población de Siresa, se encuentra el Monasterio de San Pedro de Siresa. Es uno de los principales centros religiosos del primer Reino de Aragón. Construido hacia el 833, es, pese a sus reformas posteriores, un ejemplo de arte carolingio. Debido a ello ha sido declarado Monumento Nacional.

La iglesia del Monasterio de San Pedro de Siresa es de una sola nave, con planta de cruz latina. Posee ábside poligonal, cuyos contrafuertes exteriores se sitúan en ángulo. Por otro lado, la fachada destaca por su sobriedad. Está desprovista de ornamentos decorativos, salvo un crismón trinitario incorporado en el siglo XII.

El edificio conserva aún parte de la forma carolingia triturris. Así, existen dos torres laterales de acceso a la tribuna empleada como schola cantorum. Estos elementos del Monasterio de San Pedro de Siresa han hecho que sea comparado con el de Sant Gallen. Asimismo, Alberga un Cristo procedente de un Descendimiento del siglo XII, una Virgen del siglo XIII y diversos retablos góticos.

Hecho con la Iglesia de San Martín
Vista de Hecho con la Iglesia de San Martín.

La localidad cuenta con un entorno repleto de monumentales espacios naturales que complementan el patrimonio que ver en Hecho. Todo el valle ha sabido evolucionar de forma paralela al proceso de urbanización de otros núcleos cercanos. Este aislamiento es evidente en la conservación del cheso. Esta variante de la lengua aragonesa constituye uno de los mayores rasgos etnológicos del Valle de Hecho.

Al norte del municipio se encuentra la Selva de Oza, un espacio natural atravesado por las aguas del río Aragón Subordán. Su puerta de entrada es una hoz tallada en roca caliza conocida como la Boca del Infierno. Después se adentra en bosques de roble, pino negro, abeto y haya que se extienden hasta las zonas altas de pradera.

La altura de los picos de la sierra oscila entre los dos mil trescientos metros de Peña Forca y los dos mil seiscientos del Bisaurín. La Selva de Oza contiene además una de las mayores concentraciones de monumentos megalíticos del norte de Aragón. Destaca el yacimiento de la Corona de los Muertos, con más de ciento veinte círculos de piedra. Para ahondar en el tema, se recomienda la visita al Centro de Interpretación del Megalitismo Pirenaico. El centro ofrece también visitas guiadas.

Tras disfrutar de lo mejor que ver en Hecho, aquí tienes otros planes en Huesca y las actividades de turismo activo de la provincia.

Imprescindibles

Escultura del traje tradicional cheso, en Hecho
Escultura del traje tradicional cheso
Dónde dormir en Hecho
Monasterio de San Pedro de Siresa

Datos prácticos

Coordenadas

42° 44′ 20″ N, 0° 45′ 1″ W

Distancias

Huesca 96 km, Zaragoza 166 km, Barcelona 467 km, Madrid 481 km.

Aparcamiento

A la entrada del pueblo.

Altitud

800 m.

Habitantes

924 (2013).

Estas son las grandes fiestas que ver en Hecho: Virgen de Escagüés (del 7 al 10 de septiembre), San Martín (11 de noviembre).

He aquí más eventos notables que ver en Hecho: Festival PIR de Música y Cultura Pirenaicas (julio, recae rotativamente en un pueblo de la Comarca de la Jacetania y de la Antigua Mancomunidad de los Valles).

Otros destinos próximos

About the author

España Fascinante usa cookies para asegurarte una experiencia maravillosa. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar