Que ver en Osuna

Ciudad monumental y universitaria

Ochenta y seis kilómetros separan a Osuna, localidad sevillana situada en plena campiña, de su capital. Su pasado ha dejado una huella imborrable en el gentilicio de sus habitantes, ursaonenses, proveniente del nombre con el que los romanos bautizaron al lugar. Osuna es un municipio ligado irremediablemente a su amplio pasado noble y a su tradición universitaria.

Planifica tu escapada a Osuna

Lo más señalado de esta ciudad —lo que siempre hay que ver en Osuna— es el conjunto de templos religiosos; para recorrerlos y ver los museos es necesario emplear un día completo de paseo. Dadas las altas temperaturas de esta zona en verano, asegurarse antes de partir que se va en un buen día para tanto caminar. Para días adicionales sugerimos dirigirse por la autovía para visitar Estepa; a continuación se puede ir a Puente Genil y acabar al atardecer en el magnífico yacimiento de Fuente Álamo. La otra opción que proponemos es tomar la autovía y desviarse para visitar Marchena, donde se puede almorzar bien y barato; para por la tarde continuar visitando la populosa y flamenca Arahal. Hemos seleccionado los mejores lugares donde quedarse en nuestra página Comer y Dormir en Osuna.

¿Quieres conocer este sitio?

La ciudad, con alrededor de 3000 años de existencia, estuvo habitada en su origen por tartesos y turdetanos. Por aquel entonces recibió el nombre de Urso, en referencia al gran número de osos que poblaban sus bosques. Durante la época romana parece ser que alcanzó un periodo de gran esplendor, llegando a ser una importante localidad-campamento. Tanto fue así que Urso sería el último reducto que apoyaría a Pompeya en la guerra contra el César. Posteriormente se convertiría en Colonia Genitiva Iulia, contando a partir de ese momento con su propia ley y potestad para acuñar moneda, derechos que quedaron recogidos en los llamados Bronces de Osuna.

Tras los años de dominación musulmana, en los que sería conocida como Oxona, fue reconquistada por Fernando III el Santo, en 1240. Veinte años más tarde pasó a depender de la Orden de Calatrava. Fue entonces cuando Osuna experimentó un extraordinario proceso de desarrollo y crecimiento siendo, además, por su situación colindante con el reino nazarí de Granada, uno de los puntos clave del territorio fronterizo de la Banda Morisca en la lucha contra los musulmanes.

antigua foto iglesia santo domingo osuna
Iglesia de Santo Domingo, ca. 1934

A mediados del siglo XV la ciudad quedó bajo propiedad de Pedro Téllez de Girón, tras ser cedida por la Orden de Calatrava a cambio de los municipios de Fuente Obejuna y Bélmez. El objetivo de Pedro Girón era dejarla en privilegio a su hijo Alfonso Téllez, I conde de Ureña (título concedido por el rey Felipe II). Gracias a la influencia del IV conde de Ureña, Juan Téllez Girón, numerosos artistas, entre ellos Martín Gainza, trabajaron en el embellecimiento de la localidad, que se convirtió en la capital del señorío familiar. En 1562, Felipe II transformó la localidad en villa ducal al conceder al V conde de Ureña el título de I duque de Osuna. A partir de entonces, la ciudad acumularía una gran riqueza artística y monumental que, afortunadamente, aún hoy se conserva.

La villa ducal de Osuna se extiende por las laderas de un pequeño cerro que sirve de atalaya sobre los extensos campos de olivos y cereal de la campiña sevillana. Declarada Conjunto Histórico-Artístico, cuenta con un rico y amplio patrimonio artístico y monumental, heredero de una historia protagonizada por pueblos y culturas diferentes y, desde el siglo XV, por el mecenazgo de la nobleza.

Hay mucho que ver en Osuna, empezando nuestra visita en la Plaza Mayor, punto neurálgico en torno al cual discurre toda la vida urbana y social. La historia de este espacio se remonta al siglo XV, cuando se instaló el Cuerpo de Guardia de los Calatravos. Durante el siglo siguiente se empezaron a construir arcadas con función de mirador para que la gente pudiera contemplar los espectáculos lúdicos y sociales que allí se llevaban a cabo, como toros o bailes, configurándose así su aspecto actual. En la Plaza se reúnen varios edificios de gran importancia : el Ayuntamiento, un elegante edificio de 1533; el Casino, construido en 1820, o la Iglesia del Convento de la Concepción. Las obras de esta última se iniciaron durante el siglo XVI, aunque se prolongarían hasta el XVIII, momento en que se acomete una gran reforma. El templo, fundado por la beata Beatriz Silva, en la actualidad pertenece a la Orden de las Concepcionistas Franciscanas. La sobriedad de su fachada de piedra se rompe con un campanario de ladrillo de dos cuerpos. En su interior, destaca el retablo mayor, levantado en 1717 por Francisco María de Ceiba, donde se ubican esculturas dedicadas a San José y San Miguel. En la hornacina central sobresale la imagen de la Virgen con el Niño.

De la Plaza Mayor nacen un gran número de calles. Una de ellas es la de la Carrera, una de las vías más comerciales y transitadas de la localidad. Allí se erige la Iglesia de Santo Domingo, construida en el siglo XVI para los frailes de la orden de predicadores y que será reconstruida durante los siglos XVII y XVIII. Es un templo con dos fachadas y una nave interior con una capilla a cada lado. Lo más sobresaliente es su retablo mayor, con la obra Santo Domingo en Soriano de Juan del Castillo.

En la misma calle se sitúa la Iglesia de la Victoria, templo del siglo XVI que sería reformado en los siglos XVII y XVIII y que en sus inicios formaba parte del Convento de los Mínimos de San Francisco. Cuenta con una sola nave, en la que destaca el retablo mayor, presidido por la Virgen de la Victoria (actualmente en restauración).

Otra de las principales arterias de Osuna es la calle San Pedro, una de las que tienen más historia debido al gran número de edificios monumentales que aloja, entre ellos la mayoría de las casas palaciegas de la localidad. Además, en ella se grabó en 2011 una escena de la película Calas forever del director Franco Zeffirelli. Aquí encontramos la Cilla (cámara donde se recogían los granos) del Cabildo Colegial, con una pequeña figura de la Giralda sevillana en su fachada; el Palacio del Marqués de la Gomera, actualmente un hotel que mantiene la estética del siglo XVIII; la Iglesia de San Carlos el Real, adscrita a los jesuitas; la Casa de la Cultura, que ocupa lo que fuera el antiguo colegio de esta congregación y, en el número 37, que antes fue casa de los hermanos Arjona y Cubas, el Museo de Osuna, donde actualmente está recogida una amplia colección de obras pintadas por el artista de la localidad Juan Rodriguez Jaldón, que fueron donadas por él mismo al ayuntamiento como muestra de agradecimiento por la ayuda otorgada para su formación.

En nuestro camino hacia la calle Huerta encontramos otro grandioso edificio, el Palacio de los Cepeda, construido en el más puro estilo barroco sevillano del siglo XVIII. Fue la residencia de los condes de Cepeda, cuyo miembro familiar más conocido fue Santa Teresa de Jesús. Es un edificio con una fachada de gran tamaño, presidida por un balcón coronado con el escudo de la familia y custodiado por la figura de dos lanceros. En la actualidad es la sede de los Juzgados de Osuna.

De gran valor es el Museo Arqueológico Torre del Agua, ubicado en torre del mismo nombre, resto de la antigua muralla almohade del siglo XII. Su interior está dividido en cuatro salas en las que se guardan algunos restos arqueológicos encontrados en la zona y la reproducción de muchas otras piezas que fueron trasladadas al Museo Arqueológico de Madrid o al Louvre de París. Todas ellas son obras cumbre del arte íbero, destacando el Toro de Osuna.

En la parte alta de la localidad se erigen los edificios más importantes de Osuna. Más conocida por los ursaonenses como “La Colegiata“, la Iglesia Colegial de Nuestra Señora de la Asunción es el edificio más imponente del lugar. Este templo, de aspecto casi catedralicio, se levantó a mediados del siglo XVI por orden del IV conde de Ureña, Juan Téllez Girón, en el lugar que antes ocupaba la iglesia del castillo, que había sido construida por Fernando III el Santo tras la Reconquista. Una vez que las obras de la nueva iglesia estuvieron comenzadas, hacia el año 1534, se obtuvo una bula del papa Paulo III que permitió instaurar aquí una colegiata, formada por un capellán mayor y ocho capellanes de oro. En el templo, de estilo renacentista, llama especialmente la atención su portada con tres puertas de acceso, sobre todo la Puerta del Sol. El interior está dividido en tres naves y nueve capillas, dotadas de un elevado número de obras artísticas, como el Cristo de la Misericordia, realizado por Juan de la Mesa en 1623 y situado dentro de la capilla dedicada a la Inmaculada Concepción. Por otra parte, dentro de la antigua sacristía y sus salas adjuntas se ha establecido un museo en el que se guardan cuadros realizados por artistas relevantes de entre los siglos XVI y XIX, muchos de ellos obra de José de Ribera, El Españoleto.

En un edifico anexo al templo se instaló el Panteón de los Duques de Osuna. De estilo renacentista, fue mandado construir por el IV conde de Ureña. Este panteón ducal, que ha llegado a conocerse como “El Escorial de Andalucía”, está compuesto por tres espacios: el patio del Santo Sepulcro, la capilla y el panteón propiamente dicho, donde descansan los restos mortales de todos ellos, excepto los del último, que están en la iglesia.

Enfrente de la Colegiata se ubica el Convento de la Encarnación, edificado en 1549 por orden del IV conde de Ureña para que cumpliera las funciones de hospital. Fue así en origen Hospital de la Encarnación del Hijo de Dios hasta que lo ocuparon los jesuitas en 1612. En 1626, la IV duquesa de Osuna, doña Isabel Sandoval y Padilla, decidió fundar en él un monasterio regido por las religiosas mercedarias. En su templo, de una sola nave, se aloja el retablo mayor, dedicado a la Virgen de la Merced. Tampoco se puede uno perder el hermoso claustro, rodeado de azulejos pintados del siglo XVIII en los que están representados, entre otros motivos, las cuatro estaciones, los cinco sentidos y diversas escenas de tauromaquia. Pero lo más significativo del conjunto es el Museo, al que se han dedicado cuatro de las salas de clausura. Está organizado en torno a dos plantas alrededor del claustro principal y sus salas presentan una amplia colección de pinturas y objetos de culto.

universidad osuna
Universidad de Osuna

Próxima a la colegiata se ubica la Universidad de Osuna, construida en 1548 también por orden del IV conde de Ureña, Juan Téllez Girón, quién será su fundador y mecenas. Es una de las universidades más antiguas de Andalucía y se dice que Cervantes no sentía aprecio alguno por ella, pues varias veces la nombró en sus escritos de forma poco favorecedora. No obstante, en ella estudiaron ilustres poetas y dramaturgos del Siglo de Oro, como Rodrigo Caro o Luis Vélez de Guevara. De estilo renacentista, guarda en su interior una amplia muestra de obras artísticas. Actualmente es sede de una escuela universitaria, por lo que el edificio ha sido adaptado a las necesidades de los alumnos. Aún así, siguen conservando su aspecto original el patio, la sala de la Girona y la capilla.

Ya en las afueras de la localidad podemos visitar la Necrópolis, espacio abierto al público en el que se localiza un conglomerado de tumbas íberas, tartésicas y romanas, vestigio de lo que fuera un amplio cementerio de época tardorromana. En las proximidades se conservan también los restos de un teatro romano.

Imprescindibles

Dónde dormir en Osuna
Iglesia de la Encarnación
Dónde dormir en Osuna
Colegiata Nuestra Señora de la Asunción

Datos prácticos

Coordenadas

37° 14′ 14″ N, 5° 6′ 11″ W

Distancias

Sevilla 86 km,
Madrid 481 km

Aparcamiento

Disponibles aparcamientos de pago

Altitud

328 m

Habitantes

17 973 (INE 2011)

Patronales de San Arcadio (12 de enero), Semana Santa (destaca el Amanecer de Viernes Santo), Feria (mayo), Patronales de la Virgen de la Consolación (8 de septiembre)

Festival Flamenco de Osuna (agosto)

Feria y Fiestas de Nuestra Señora de Consolación (septiembre)

Convento de la Encarnación, Confitería Santo Domingo, Taller de Cordoba y Guardameca

Otros destinos próximos

About the author

España Fascinante usa cookies para asegurarte una experiencia maravillosa. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar