Marchena

La Bella y Justiciera desconocida

Entre campos de olivares y bañada por el río Corbones, es llamada “La Bella desconocida” por su urbanismo, colecciones artísticas y ambiente flamenco. En el siglo XIX fue escenario de un exitoso motín popular que revirtió una decisión injusta.

Planifica tu escapada a Marchena

El recorrido por los templos que hay que ver en Marchena, así como la Plaza Ducal y la subida al cerro de la Mota pueden llevarnos más de medio día de paseos por el pueblo. En una zona de altas temperaturas mirar antes el parte meteorológico para comprobar si se ha escogido el día adecuado. Para días adicionales sugerimos dirigirse hacia el oeste hasta Puente Genil, visitar el yacimiento de Fuente Álamo e irse a comer a Estepa; visitándola por la tarde. La otra opción es subir por la carretera A-380 hasta Carmona, hacer la visita y almorzar; y por la tarde continuar hacia el sur para visitar Mairena del Alcor. Para reservar y conocer los platos locales se puede visitar nuestra web local.

¿Quieres conocer este sitio?

La llamada Martia fue fundada en el año 169 a. de C. por los romanos, siendo en la época del Imperio una explotación agrícola. Los musulmanes la llaman Marssn’anh o “de los olivos”, debido a sus extensos olivares. Los almohades edificaron un alcázar y una alcazaba con murallas de 2.400 metros de extensión. En 1241, como prolegómenos para el asedio de la ciudad de Sevilla, es reconquistada por Fernando III de Castilla. Éste la entrega en señorío, primero al famoso caballero Guzmán el Bueno, y en 1309 a la familia Ponce de León que mantendría durante siglos el Señorío, como parte del marquesado de Cádiz y la Casa de Arcos. El terremoto de 1356 causó importantes derrumbamientos, creándose un solar en el que se edificó la primitiva capilla señorial de los Ponce de León, luego Iglesia de Santa María de la Mota. En 1368 fue atacada por el ejército del rey de Granada Mohammed V, que causó graves desperfectos en sus murallas; a partir de entonces se edificaron las torres semicirculares de sus murallas. El nombre de Marchena proviene del reinado de los Reyes Católicos, que visitan la villa en marzo de 1485 y son agasajados con torneos, festejos y cacerías por el marqués de Cádiz; en agradecimiento por los servicios prestados, en 1493 le concederían el título de duque de Arcos.

Vista aérea de la Plaza Ducal, antigua Plaza de Toros

Una vez que el XI duque de Arcos fallece sin descendencia, Marchena pasa a manos de la Casa de Osuna. El Palacio Ducal sería empleado por las tropas francesas entre 1810 y 1812, resultando destruido; tiempo después el palacio sería completamente desmantelado, su bella portada tardo gótica (de 1892, modificada en el s. XVII) fue instalada en la entrada de los jardines de los Reales Alcázares de Sevilla.

La tierra de Marchena estuvo acaparada por los latifundios de los descendientes de la familia Ponce de León y de sus amigos y empleados, quedando una pequeña parte para el resto de los pobladores, mucho de los cuales trabajaban como jornaleros de los propietarios. En el verano de 1878 el Ayuntamiento manejado por los caciques asignó de forma irregular el arriendo del importante impuesto de bienes de consumo de primera necesidad a un particular; la población reaccionó con el incendio de enseres, cosechas y agresiones. Para mantener el orden debió de intervenir el Ejército. El contrato de arrendamiento se rescindió y se volvió al sistema de repartimiento entre propietarios y jornaleros, más beneficio para estos últimos.

A finales del siglo XIX sus contornos fueron escenario de muchas de las correrías del famoso bandolero de Estepa, llamado El Pernales, que repartía parte de sus botines con los jornaleros.
En 1966 es declarada Conjunto Histórico Artístico.

En lo alto del cerro de la Mota, comenzamos la visita a Marchena desde el recinto donde estuvo el castillo y luego el Palacio de los Ponce de León. De aquellos tiempos de esplendor solo queda la Iglesia de Santa María de la Mota (siglo XIV), un templo de tres naves, mezcla de estilos gótico y mudéjar, con un torreón de cantería y ladrillo. En el interior destacamos el Retablo Mayor, con las imágenes del Cristo Yacente y de la Virgen de la Mota, del siglo XVI; también se puede ver el patio interior del palacio.

Encima del antiguo patio de armas del castillo está la Plaza Ducal, de estilo barroco; resaltan los balcones desde los ver entretenimientos de siglos pasados: corridas de toros, procesiones y ejecuciones. En la actualidad la plaza está rodeada de viviendas. En la misma explanada se encuentra el barroco Convento e Iglesia de la Purísima Concepción; tiene un bello retablo barroco con imagen de la virgen y numerosas obras de arte de los siglos XVII y XVIII. Es posible alojarse en su hospedería y adquirir de las monjas los bordados y dulces con que se ganan la vida.

La Iglesia de San Juan Bautista (gótico-mudéjar del s. XV), de cinco naves, es el templo principal de Marchena. Allí trabajaron artistas muy destacados de la talla de Zurbarán, Pedro de Mena, Francisco de Alfaro y Roque Balduque. Destacan el Retablo Mayor de 1523, con catorce tablas pintadas por Alejo Fernández y el coro barroco obra de Juan de Valencia (1717). En su sacristía está el Museo Parroquial de Zurbarán, orfebrería y bordados.

Iglesia de San Miguel

La Puerta de Morón es una de las entradas del antiguo recinto medieval. A su lado, se techó el patio existente para alojar el Museo Lorenzo Coullaut-Valera, en honor al escultor, de finales del siglo XIX, nacido en la localidad.

Conviene no perderse el Arco de la Rosa, también llamado Puerta de Sevilla. Es un arco de herradura, reformado hacia 1430 gracias a una Bula Papal (por ello se colocaron los escudos del Papa Martín V y de los Ponce de León) con dos torres laterales y un trozo de la muralla. Según una leyenda, su nombre se debe a que desde allí una princesa mora lanzó una rosa a un caballero cristiano.

Cerca se ubica la Iglesia de Santo Domingo (1520) de estilo mudéjar, aunque será remodelado en el siglo XVIII. Conserva la imagen de Nuestra Señora del Rosario, patrona de Marchena; en los laterales se encuentran los mausoleos de la familia Ponce de León. La Iglesia de San Agustín fue construida entre los siglos XVII y XVIII como un templo-panteón para los restos del VI duque de Arcos. Es este un templo barroco de tres naves en el que sobresale su retablo mayor, de yesería policromada con transición de estilos entre el barroco y el neoclásico; incluye la imagen de Nuestra Señora de Gracia, de Roque Balduque (1550). La Iglesia de Santa Isabel (1855) se encuentra en la parte este de Marchena. Formó parte de antiguo colegio de los jesuitas del que se conserva el claustro principal. Aunque este es un templo renacentista aún se observan en él retazos góticos y mudéjares. En su interior destaca el Retablo Mayor, obra de Alonso Matías, presidido por la imagen de la Inmaculada.

Imprescindibles

Iglesia de San Juan Bautista
Muro en Marchena

Datos prácticos

Coordenadas

37° 19′ 47″ N, 5° 24′ 59″ W

Distancias

Sevilla 60 km, Madrid 486 km

Aparcamiento

Numerosas zonas de aparcamiento de pago

Altitud

131 m

Habitantes

19 891 (2011)

Fiestas de San Sebastián, patrón (20 de enero), Semana Santa (destaca “El Mandato” en Viernes Santo), Feria (primer fin de semana de septiembre), Fiestas patrronales de la Virgen del Rosario (7 de octubre)

Fiesta de la Guitarra (primer sábado de julio), Festival Estivalia (de mayo a septiembre)

En el Convento de la Purísima Concepción se pueden adquirir los dulces elaborados por las monjas Franciscanas Clarisas , Cestería, Mimbre, Muebles artesanos, Forja

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

DEJA TU COMENTARIO

Comments

  • Barbara Marchena 12 febrero, 2017 at 4:42 pm

    Hola estoy buscando mis ancestros con apellido Marchena. Mi padre nacio en cien duegos cuba en 1921. Si me pudiera ayudar.

    Gracias
    Barbara Alonso Marchena

    Reply
Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar