Santiponce – Itálica

La ciudad de los ricos italianos

En el pueblo de Santiponce, muy cerca de Sevilla, está el yacimiento de Itálica; esta fue una opulenta ciudad romana con edificios del mayor confort y sofisticación. Sigue en proceso de excavación e investigación, celebrándose también importantes eventos teatrales.

Planifica tu escapada a Santiponce (Itálica)

La visita a todo lo que hay que ver en Itálica puede ocuparnos dos o tres horas; un recorrido por el típico entramado urbano de Santiponce puede satisfacer la curiosidad del viajero. El resto de la escapada podemos dedicarlo a la ciudad de Sevilla, que por su enorme cantidad de atractivos hemos dividido en 3 páginas: casco antiguo, la zona de Plaza de España y Triana (en la margen izquierda del río). Para reservar donde comer ofrecemos nuestra página de reservas en Santiponce; para dormir es mejor volver a la ciudad, allí es posible elegir entre una gran variedad de opciones en Santa Cruz y El Arenal o en las zonas de La Macarena y el centro de la ciudad.

¿Quieres conocer este sitio?

A principios del siglo IV a. de C. en el actual pueblo de Santiponce hubo un asentamiento indígena habría tenido gran influencia en la zona alta del Aljarafe, en la ribera oeste del río Betis, a medio camino entre las también ciudades turdetanas de Hispalis (Sevilla) e Ilipa (Alcalá del Río) y próximo a las rutas de las explotaciones mineras localizadas al norte de las actuales provincias de Sevilla y Huelva.

Con el nombre de Itálica a principios del siglo III a. de C. unos ciudadanos procedentes de la península itálica fundaron una colonia que fue relevante ya en el periodo republicano, siendo una urbe activa hasta el siglo IV, cuando sufre un fuerte declive.

El rey visigodo Leovigildo ordenó la restauración de sus murallas en el año 583. Los musulmanes darían a la zona un topónimo propio.El abandono real de la ciudad parece producirse a principios del siglo XII, cuando las fuentes cristianas hablan de un lugar yermo denominado Campos de Tal(i)ca o Sevilla la vieja.

Desde el siglo XVI, la historiografía ha sido consciente de la importancia de Itálica como centro histórico de la zona oeste de Andalucía. El recuerdo de esta urbe romanizada permaneció en la memoria colectiva largo tiempo, gracias a que las fuentes aseguraban que al menos tres emperadores romanos eran nacidos en su entorno (Trajano, Adriano y Teodosio). Igualmente, las ruinas de Itálica no fueron olvidadas por motivos más pragmáticos, ya que fueron expoliadas y usadas como cantera desde mucho antes de su completo abandono y hasta época ilustrada. En el año 1740, el Ayuntamiento de Sevilla ordenó derruir los muros del anfiteatro para reutilizar la piedra en la construcción de un dique en el Guadalquivir, y en 1796 aún se volaron zonas de la primitiva vetus urbs para construir el nuevo Camino Real de Extremadura. Toda esta zona está ahora bajo el casco antiguo de Santiponce.

Postal antigua de las ruinas del Anfiteatro

La protección del yacimiento comenzó en el año 1810, cuando los administradores del gobierno de José I decidieron preservar y proteger los restos de Itálica, abriendo para ello una línea presupuestaria anual para excavaciones regulares. En cualquier caso, los expolios continuaron siendo habituales y cada vez más destructivos. Entre 1839 y 1840, un funcionario logró abrir una pequeña cata en Itálica, provocando la protesta de la Real Academia de la Historia, que consideraba que se estaba llevando a cabo un expolio patrocinado por la administración del Estado.

Por Real Orden de 13 de diciembre de 1912 Itálica fue declarada Monumento Nacional, pero, tras otras normas menores, no ha sido hasta la publicación un decreto de la Junta de Andalucía fechado en el año 2001, cuando se han delimitado claramente la zona arqueológica de Itálica y los ámbitos de su protección efectiva.

Al estar la ciudad vieja enterrada bajo la actual, la ampliación que se hizo en tiempos del emperador Adriano constituye la mayor parte de los restos arqueológicos conservados. Las calles que el visitante podrá observar en la visita a Itálica están dispuestas sobre la red de cloacas de la población. La existencia de un sistema complejo de alcantarillado en una ampliación urbana es una prueba de su importancia dentro del Imperio. La superficie dedicada al tránsito rodado está cubierta con grandes losas poligonales y se adapta a las pendientes de su ondulada orografía; sus aceras porticadas suavizan los desniveles gracias al empleo de superficies escalonadas.

Además del entorno urbano de la nova urbs, hay una serie de edificios y monumentos de notable importancia. Destacan las murallas, el anfiteatro, el teatro, el supuesto templo de Trajano (Traianeum), las termas llamadas mayores o de la reina mora, y algunas casas.

Las Murallas parecen asentarse sobre un perímetro delimitado en época prerromana, pero su levantamiento definitivo se fecha a mediados del siglo I a. de C. El perímetro máximo fue de más de 3.000 m, con un grosor medio de 1,5 m. Hay restos visibles en dos puntos del Conjunto Arqueológico: un Torreón de tiempos de Augusto (27 a. de C. – año 14), en el área del teatro, contiguo a las gradas; y un lienzo de época de Adriano (años 117-138) en el extremo septentrional de la ciudad, junto al anfiteatro.
El Anfiteatro está considerado el tercero en importancia dentro del Imperio Romano. Sus enormes dimensiones y su aforo de 25.000 espectadores dan una idea de su importancia.

Mosaico

El Teatro está situado en el llamado Cerro de San Antonio, al oeste del casco urbano de Santiponce, aprovechando la ladera natural sobre el Betis. Pudo haberse edificado hacia el nacimiento de Jesucristo y su uso podría haberse prolongado hasta el siglo V. La pérdida de población motivó que los terrenos ocupados por el teatro empezaran a rellenarse o a transformarse en almacenes, corrales, vertederos, e incluso pequeños cementerios. El espacio acabó deteriorándose por la acción de las riadas del Guadalquivir. Los investigadores conocían la ubicación aproximada del edificio pero no se produjo ninguna intervención arqueológica hasta 1970. Tras varias restauraciones, el teatro es utilizado en la actualidad para la celebración del Festival de Teatro de Itálica.

El Traianeum se encuentra en una zona del recinto arqueológico, rodeada por una plaza porticada, que habría sido dedicada a la figura del emperador Trajano y patrocinada por su sobrino-nieto, el emperador Adriano.

Itálica tenía al menos dos Complejos termales de carácter público, uno en la ciudad vieja y otro en la ciudad nueva. Las termas de la ciudad vieja se conocen popularmente como Menores o de Trajano, y son visitables dentro del pueblo. Las termas de la ciudad nueva son las llamadas Mayores o de la Reina Mora. Estas últimas están excavadas solo en parte, pero resulta evidente que están en una de las zonas más expoliadas de la nova urbs.

Como se puede observar por su impresionante infraestructura, Itálica era una ciudad de alto nivel socioeconómico, con muchas casas de ricos prohombres de la clase senatorial romana. Un ejemplo de lo mucho que ver en Italica, es la Casa de los Pájaros, de casi 1700 m2, con un aljibe (una oquedad excavada en el subsuelo cuya boca se sitúa en el patio central para recoger el agua de lluvia) de tamaño considerable, y con un elaborado mosaico que da nombre al conjunto. La Casa del Planetario tiene más de 1.600 m2, ocupando la mitad occidental de una manzana situada entre el anfiteatro y el templo dedicado a Trajano. Su nombre se explica por su precioso mosaico de dioses identificados con los planetas y los días de la semana. Junto con recintos como la Casa de la Exedra, la Casa del Patio Rodio, o la Casa de Hilas, destaca la Casa de Neptuno, nombrado así por su bello mosaico.

La visita al conjunto arqueológico de Itálica se puede complementar con la visita a Cotidiana vitae, proyecto turístico, cultural y educativo que pretende acercar a todos los públicos la vida cotidiana de los habitantes de la ciudad romana de Itálica en el siglo II d.C. y de la Antigua Roma en general.

Imprescindibles

Anfiteatro de Itálica
Restos romanos

Datos prácticos

Coordenadas

37° 26′ 38″ N, 6° 2′ 48″ W

Distancias

Sevilla 12 km, Madrid 520 km

Aparcamiento

El recinto del Conjunto Arqueológico dispone de aparcamiento para visitantes

Altitud

18 m

Habitantes

71 740

Cabalgata de Reyes (enero), Carnavales, Semana Santa, Romería de San Isidro, patrón de Santiponce

Cross Internacional de Itálica (enero), Festival Juvenil Europeo de Teatro Grecolatino (abril), Festival Internacional de Danza de Itálica, Ciclo de música antigua y clásica (noviembre)

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

DEJA TU COMENTARIO

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar