Qué ver en Arahal

Descanso pastoril y Flamenco en la ciudad rural.

Ar-rahal quiere decir “sitio del camino donde se paraba para descansar”. Es un nombre apropiado para un lugar hundido entre campos de cereales y dehesas ganaderas. Este antiguo Señorío jurisdiccional fue también escenario de conflictos sociales y sorprendentes gestos caciquiles. Hoy es punto de encuentro de los intérpretes y entendidos del Flamenco. ¿Te animas a conocer todo la historia y lo que ver en Arahal?

Planifica tu escapada a Arahal.

El paseo por sus calles, la visita a su Museo de la Mujer en el Flamenco y el recorrido por el resto de lugares que ver en Arahal ocupa una mañana o tarde. Para completar la escapada dos buenas opciones son Utrera y Alcalá de Guadaira. En caso de disponer de más días una alternativa urbana perfecta es la propia Sevilla.

En las páginas especializadas sobre comer y dormir en Arahal se encuentran alojamientos y restaurantes recomendables. Por último, desde esta localidad es posible practicar varias actividades de turismo activo sevillano.

¿Quieres conocer este sitio?

Saber algo de la historia local es lo mejor antes de repasar lo que ver en Arahal. Así, el precedente más lejano de esta localidad se remonta a un antiguo poblado romano llamado Basilippo. Tras la caída del Imperio y la llegada de los árabes, el lugar será de poca importancia. De esta forma no pasará de ser una pequeña aldea agrícola, Ard-Alil.

La Reconquista dio un nuevo ser a la población. El 22 de julio de 1248, Fernando III se adueñó de Arahal, término con el que acabará nombrándose a la localidad. Primero se le encargó su defensa al concejo de la ciudad de Sevilla. Al cabo de unos años, ante la imposibilidad de seguir financiando esa responsabilidad, la ciudad devolvió el poblado a la Corona. Durante 1285, esta hizo responsable del territorio a la Orden de Alcántara. Los caballeros harían del vecino Morón de la Frontera la cabeza de la Encomienda.

Ayuntamiento de Arahal 1920
Ayuntamiento de Arahal, ca. 1920.

Alcanzado 1460, Arahal pasó a formar parte del marquesado de Villena y, más tarde, al condado de Ureña, que a su vez acabará siendo parte del ducado de Osuna. En 1527 se formó un concejo propio en la localidad y en 1554 Carlos I le otorgó una carta puebla. La pérdida de la jurisdicción señorial no impidió que los campesinos siguieran siendo arrendatarios de las tierras de los Osuna.

La época de máximo esplendor económico local fue el siglo XVIII, cuando se desarrolló su urbanismo. Llegado 1857, después de varios años de malas cosechas, se produjo un motín popular. Los amotinados incendiaron los archivos del ayuntamiento durante el mismo. Tal hecho, además de dificultar la documentación de los derechos de propiedad, ha dificultado el conocimiento del pasado de Arahal.

Tan explosiva situación social pudo provocar, en el septiembre de 1870, la visita del XII duque de Osuna. Los lugareños le hicieron un espectacular recibimiento, engalanando la villa. Se dice que tendieron a su paso mantones y capas, para que caminara sobre ellos hasta la iglesia parroquial, donde tuvo lugar un Te Deum. Emocionado por el recibimiento, el duque concedió numerosas peticiones de sus arrendatarios. De este modo se mejoró la situación económica de muchos de ellos.

En 1907, el cacique y diputado a Cortes Eduardo Benjumea y Zayas, IV marqués de Monteflorido, hizo una gestión ante Alfonso XIII para dotar a Arahal del rango de Ciudad. Se trataba de un privilegio solo al alcance de urbes mucho más ricas e influyentes. Al comenzar la Guerra Civil los derechistas del pueblo fueron encerrados en la cárcel, siendo liberados algunos tres días después. Sin embargo, al acercarse a la localidad la columna de sublevados de Lapatza, algunos milicianos incendiaron la cárcel. Murieron quemados veintiún detenidos. Al entrar en el pueblo los fascistas, más de cuatrocientos vecinos fueron fusilados sin juicio previo.

A continuación, lo mejor que ver en Arahal.

Hay mucho que ver en Arahal. En el bello conjunto de casas blancas locales se observa el contraste entre la parte antigua y la moderna. La primera cuenta con calles irregulares y estrechas mientas que la segunda muestra entramados más amplios y rectos.

La visita comienza en la Iglesia de Santa María Magdalena. El terremoto de Lisboa (1755) destruyó los restos árabes de la antigua ermita mudéjar, exceptuando la torre y el sagrario. Las obras de reconstrucción finalizaron alrededor de 1800, siendo financiadas por el IX duque de Osuna. Edificio neoclásico con tres naves, en el Altar Mayor se sitúa la imagen de la patrona de la localidad, Santa María Magdalena. Del conjunto también destaca su púlpito de hierro forjado y la sillería del coro.

Por otro lado, el Convento de Nuestra Señora del Rosario (1608) se reconoce por su característica portada. Esta se diferencia por tener una hornacina con una imagen de la virgen titular. De su interior destaca el retablo mayor barroco y varias imágenes. Desde el año 1913 pertenece a las Religiosas Dominicas del Santo Rosario. La Iglesia del Santo Cristo de la Misericordia fue un antiguo hospital mientras que la , con calles irregulares y estrechas, es un ejemplo de arquitectura andaluza del XVIII.

Siguiendo con lo que ver en Arahal se llega a la Casa de los Marqueses de la Peña de los Enamorados. Ubicada frente a la Iglesia de Santa María Magdalena, perteneció al X marqués de la Peña de los Enamorados. El noble, Luis Guajardo-Fajardo y de Rojas, murió sin descendencia, sucediéndole en el marquesado su hermano. La casa palacio, de estilo barroco, cumplía también funciones de casa de campo. Lo más destacable del conjunto es su fachada, con un retablo en azulejo de la Santísima Trinidad.

Ermita de San Antonio en Arahal
Ermita de San Antonio en Arahal.

La Ermita de San Antonio es un típico lugar que ver en Arahal. Guarda devoción a un santo muy popular en la localidad sevillana. Sirve además como ejemplo de las ermitas semirurales andaluzas, muchas desaparecidas.

Cambiando de tercio, la Casa del Aire recibe su nombre debido a que antiguamente ocupaba toda una manzana. Así, el viento entraba en ella por todos los ángulos posibles. Es un buen ejemplo de arquitectura barroca que ver en Arahal. Su fachada principal se utilizaba como mirador desde donde divisar la capilla de la Vera Cruz. Ambas forman uno de los conjuntos más armónicos de todo el barroco andaluz. En 1998, el lugar fue donada por Carmen Troya y destinada a usos culturales. En la actualidad acoge el Museo de La Mujer en el Flamenco y una escuela de Música y Danza.

Arahal forma parte de la Ruta de las grandes figuras del flamenco. Cada verano se celebra el Festival de Flamenco Al Gurugú Memorial “Niña de los Peines”. El nombre homenajea a la Pastora María Pavón Cruz, de la saga de los pavones, y cuya madre nació en esta población. La cantaora conoció al pintor vasco Ignacio Zuloaga, gran aficionado al flamenco. Gracias a ello le sirvió en ocasiones como modelo. Asimismo, fue retratada por el pintor cordobés Julio Romero de Torres.

Durante la semana del Festival Flamenco se realizan una completa gama de actividades dedicadas a este arte. En tales momentos la oferta cultural que ver en Arahal se amplía con exposiciones, audiciones, actuaciones y un largo etcétera. La despedida se realiza en la Plaza del Santo Cristo con dos intensas noches de flamenco en estado puro. Durante estas se hace entrega del galardón honorífico “Verde que te quiero verde”.

Imagen destacada cedida por ©EMPRESA PÚBLICA PARA LA GESTIÓN DEL TURISMO Y DEPORTE DE ANDALUCÍA

Imprescindibles

Ayuntamiento de Arahal
Ayuntamiento de Arahal.
Iglesia del Cristo de la Misericordia en Arahal
Iglesia del Cristo de la Misericordia en Arahal.

Datos prácticos

Coordenadas

37° 15′ 45″ N, 5° 32′ 43″ W

Distancias

Sevilla 45 km, Madrid 505 km.

Aparcamiento

Sin problemas.

Altitud

117 m.

Habitantes

19 382.

Otros destinos próximos

He aquí las grandes festividades que ver en Arahal. Semana Santa, Fiesta del Verdeo (primer fin de semana de septiembre), Día de Santa Magdalena (22 de julio), Velá de San Antonio (domingo anterior al 13 de junio).

Festival flamenco Al Gurugú Memorial “Niña de los Peines”, Feria de la tapa, Maratón “La Cal y el Olivo” (entre Arahal y Morón de la Frontera), Festival Carnavalesco “Ciudad de Arahal”.

About the author

España Fascinante usa cookies para asegurarte una experiencia maravillosa. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar