Ronda

Cuna de la tauromaquia y del andalucismo

Alrededor del espectacular tajo sobre el río Guadalevín, esta histórica ciudad tiene un casco histórico repleto de monumentos entre los que destaca su plaza de toros, una de las más conocidas del mundo.

Planifica tu escapada a Ronda

Este municipio tiene encantos suficientes como para pasar un fin de semana completo en él. Ronda es una ciudad mágica, con un encanto especial al que pocos pueden resistirse. Las empedradas calles del casco antiguo, su mundialmente conocida plaza de toros, sus numerosos palacios, su emblemático e impresionante Puente Nuevo, además de otras atracciones en forma de festividades, visitas taurinas, etc. convierten a esta ciudad en una verdadera joya andaluza. Si se cuenta con más días, es posible disfrutar de la hermosa postal que ofrece el Parque Natural de la Sierra de las Nieves u optar por conocer el encantador municipio de Casarabonela. Para decidir qué comer al estilo local o dónde parar para reponer fuerzas puede visitar nuestra sección Dormir y Comer en Ronda.

¿Quieres conocer este sitio?

Tuvo presencia humana desde el Paleolítico en el importantísimo yacimiento de la Cueva de la Pileta. Del Neolítico pertenece el Dolmén del Chopo. En el siglo VI a. de C. sus pobladores la llamaron Arunda. Fue escenario de la Segunda Guerra Púnica, siendo desarrollada en tiempos de Julio César. Bajo el dominio de Roma también sobresale el vecino lugar de Acinipo, que ya habitaron los fenicios.

En el siglo V es tomada por los suevos y más tarde el rey visigodo Leovigildo la conquista, hasta que en el año 713 estos se entregan a los musulmanes mediante pacto. Estos la llamarían Izn-Rand Onda o “La ciudad del castillo”. A partir del año 880 comienza a formar parte del territorio rebelde liderado por Omar Ben Hafsun, un muladí (hispano converso al Islam) que gobernó la zona hasta bien entrado el siglo X desde la fortaleza de Bobastro, en la cercana Ardales.

Para controlar mejor éste territorio que había escapado a su control durante casi medio siglo, en el año 930 se decide crear la cora o provincia de Takurunna, con capital en Ronda. La acumulación de poder en la localidad posibilitó que, tras el debilitamiento del califato cordobés, en el año 1015 el cabecilla local Abu Nur declarara el reino taifa de Ronda; éste permanecerá independiente hasta su anexión en el 1059 por la taifa sevillana.

En mayo de 1485, tras un asedio y bombardeo, es tomada por el Marqués de Cádiz.

En 1572 se crea la Real Maestranza de Caballería de Ronda, para que los hidalgos se ejercitaran en la equitación. El siglo XVI sería se gran actividad constructiva, revivida en el XVIII.

iglesia espiritu santo ronda foto antigua
La Iglesia del Espíritu Santo, junto a la muralla, en una antigua fotografía

Al siglo siguiente los franceses causaron graves daños a la la ciudad soportando una intensa acción de los guerrilleros; esto, a partir del final de la contienda se dedican al bandolerismo. Entre los más célebres que actuaban en esa zona estuvo José María Hinojosa, conocido como El Tempranillo, Para los viajeros románticos europeos que visitaban Ronda, la figura de los bandoleros quedó íntimamente unida a la ciudad, y así aparece en los libros de viajes de la época.

En la Asamblea de Ronda de 1918 se hace la primera gran reunión de políticos andalucistas, eligiéndose elementos identitarios de Andalucía como el himno y la bandera.

Comenzamos la visita a Ronda en el impresionante Puente Nuevo, edificado a 93 metros de altura sobre el río Tajo (1793) Tiene un Centro de Interpretación propio. En el casco antiguo, situado al sur del Tajo está la Muralla árabe de los siglos XIII y XVI, puertas de ingreso nos encontramos primero la Puerta de Felipe V (1742); destacando en otras zonas la Puerta de Cíjara y la Puerta de Almocábar. El cercano Convento de Santo Domingo (s. XVI) fue sede de la Inquisición; de él destacamos la portada con sus escudos y lo que queda de su claustro. En sus inmediaciones está el Palacio del Rey Moro, del siglo XVIII, un complejo edificio con dos torres que incluye una mina que los árabes construyeron para captar el agua. También cuenta con unos singulares jardines dispuestos en terrazas.

Los Baños Árabes (ss. XIII-XIV) conservan sus estancias calientes, frías y templadas. Del Palacio del Marqués de Salvatierra despunta por la calle central de su frente barroco del siglo XVIII ejecutado en piedra de sillería. Allí cerca llama la atención el minarete o alminar (procedente de una mezquita) que luego fue campanario de la desaparecida Iglesia de San Sebastián.

Por su rareza y su hermosura sorprende la Casa del Gigante, un palacio de época nazarita de los siglos XIV y XV, del que se conserva el patio y yeserías.

La Casa de Juan Bosco (principios del s. XX), emplazada en pleno centro de la localidad, guarda unos hermosos jardines y una colección de cerámica, tapices y mobiliario de época. La barroca Iglesia del Padre Jesús (s. XVI) es célebre por acoger la imagen del Nazareno, procesionada en Semana Santa. En sus inmediaciones destaca la Fuente de los Ocho Caños.

Muy importante es la Iglesia de Santa María La Mayor, asentada sobre una basílica paleocristiana en el siglo V, luego reemplazada por una mezquita. El edificio actual se comenzó a construir en estilo gótico a finales del siglo XV continuándose hasta el siglo XVII. Tiene un espectacular coro renacentista y el retablo de la Virgen del Mayor Dolor. En la próxima calle Armiñán está el Museo del Bandolero, colectivo al que está unida la imagen popular de Ronda.

El Palacio de los Marqueses de Moctezuma perteneció a los herederos del emperador azteca Moctezuma II (s. XVI), del que se observa su escudo en la fachada. Su espectacular salón mudéjar fue reformado y hoy acoge la sede del Museo Joaquín Peinado, pintor nacido en Ronda, miembro de la vanguardia parisina.

La más prestigiosa vivienda local fue el Palacio de Mondragón (ss. XVI y XVIII), conocido también como de los Marqueses de Villasierra. Destaca su patio gótico o el artesonado mudéjar del principal salón del edificio que es la sede del Museo Municipal, con colecciones arqueológicas.

plaza toros ronda
Plaza de toros de Ronda

La Iglesia del Espíritu Santo (1605) incluye una torre de la muralla medieval. En su exterior destaca su frontón triangular y la presencia de dos contrafuertes; en su interior el altar mayor, notable obra de transición del barroco al rococó, y la imagen de su Cristo yacente. La Iglesia de Santa Cecilia destaca por su fachada de piedra de sillería bien labrada. En su interior son dignos de mención los retablos de San Antonio (s. XVIII) y de la Trinidad (s. XIX).

En el Tajo, con excelentes vistas, encontramos las Cuevas de San Antón, donde hay la interesante ermita rupestre dedicada a la Virgen de la Cabeza (ss. IX -X) con las antiguas viviendas y zonas de almacén de los mozárabes (cristianos sometidos a los musulmanes). En la iglesia barroca (XVII-XVIII) adosada al conjunto se custodia la imagen de la Virgen.

En el otro lado del Tajo está la Casa Consistorial (1734) rondeña, anteriormente un cuartel de milicias. Sobresale su hermoso frente totalmente protagonizado por arquerías y el artesonado del Salón de Plenos. Cerca encontramos el Templete de la Virgen de los Dolores (s. XVIII), pequeña capilla que custodia un lienzo de la titular.

Ronda es conocida por conservar en perfecto estado una de las Plazas de Toros (1785) más bellas que existen y enmarcada por la decimonónica Alameda del Tajo. Es larga su historia vinculada a la tauromaquia. De Ronda era Pedro Romero, miembro de una nutrida dinastia taurina, de quien se conserva un retrato de Goya (Kimbel Art Museum, Texas). El matador de toros consiguió sin daño alguno el estocado de más de cinco mil reses en el siglo XVIII. En Ronda se celebra desde 1954 una famosa corrida goyesca. La plaza cuenta con un Museo Taurino, que incluye a la Real Maestranza de Caballería de Ronda y alberga destacadas colecciones de armas. Y el visitante puede seguir adentrándose en el mundo de las reses bravas en la Dehesa Don Bosco, que mantiene abierto el Centro de Interpretación de la Tauromaquia.

De los yacimientos existentes en este término municipal destaca la Cueva de la Pileta, con conocidas pinturas rupestres del Paleolítico, como la famosa “Yegua preñada”. En La Algaba también se puede estudiar cómo era un poblado prehistórico hoy convertido en un auténtico parque científico. En las afueras están los vestigios visitables de la antigua romana de Acinipo, situada a casi 1000 metros de altura.

Imprescindibles

dónde dormir en Ronda
Puente Nuevo
dónde dormir en Ronda
Mirador de Blas Infante

Datos prácticos

Coordenadas

36° 44′ 14″ N, 5° 9′ 53″ W

Distancias

Málaga 101 km, Sevilla 128 km, Madrid 552 km

Aparcamiento

Existen numerosos aparcamientos de pago en el centro urbano, como el Parking Martínez Astein, accesible por la Avenida de Málaga.

Altitud

723 m

Habitantes

36 698 (2012)

Carnaval, Semana Santa, Fiestas Patronales de la Virgen de la Paz (segundo domingo de mayo), Corpus Christi, Romería de la Virgen de la Cabeza (finales de junio)

Real Feria de Mayo (finales de mayo), Festival de Cante Grande (agosto), Feria de Pedro Romero y Corrida Goyesca (del 2 al 8 de septiembre), Real Feria de San Francisco (octubre)

Artículos de esparto, Talabartería (gurnicionería para el caballo), Cuero y piel, Corcho, Forja, Madera (nogal, castaño), Mármol, Cerámica, Forja

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar