Qué ver en Mijas

De fortaleza a las cuestas del burro-taxi

La agreste orografía local posibilitó que aquí se produjera la última resistencia de los moros malagueños. Ya en el siglo XX, los jornaleros convertirían el inconveniente de sus cuestas en los célebres burro-taxis. Esta es la historia y lo mejor que ver en Mijas.

Planifica tu escapada a Mijas

Lo que ver en Mijas y sus alrededores ocupa un día. Sus empinadas calles están íntimamente asociadas a los emblemáticos vehículos del paraje: los burro-taxis. Estos permiten conocer a la antigua usanza los encantos de esta típica villa serrana. Después se puede conocer la antigua Ermita Virgen de la Peña, la Iglesia de la Inmaculada Concepción, la Plaza de Toros y el Museo Histórico-Etnológico de Mijas. En lo tocante a excursiones, al oeste se encuentra la exclusiva Marbella. Mientras tanto, al este se encuentra la capital regional, Málaga.

En las secciones sobre dormir y comer en Mijas quedan la claves de la gastronomía local y una cuidada selección de restaurantes y hoteles. Por último, desde el lugar se pueden ejecutar varias actividades del turismo activo de la provincia de Málaga.

¿Quieres conocer este sitio?

Resulta conveniente, antes de repasar lo que ver en Mijas, conocer la historia local. Al estar en una pronunciada montaña que domina un gran valle, la zona ha estado poblada desde la Edad del Bronce. Hacia el siglo X a. de C. la cercana localidad de Fuengirola fue una colonia fenicia. Se sabe que en la actual ubicación Mijas-Pueblo hubo un santuario con una pequeña localidad adjunta.

A partir del siglo II a.de C. Fuengirola se convirtió en un importante municipio romano. Por ello, por el término municipal de Mijas pasó una importante calzada romana, descrita en el “Itinerario de Antonino”. Esto provocó que en el entorno haya varios yacimientos con vestigios de hasta el siglo IV. No existen referencias de la época de la Caída del Imperio Romano ni de la dominación visigoda.

Como el resto del sur peninsular, en el año 711 Mijas fue invadida por los musulmanes. Ya en el siglo IX fue una de las primeras poblaciones que se sumó a la insólita sublevación de Ben Hafsun. Muy poco se sabe de la era árabe a partir de entonces. Solo se conoce que se trató de una zona muy poblada y que tuvo tres castillos.

En agosto de 1485, el ejército de los Reyes Católicos asaltó el estratégico castillo de Fuengirola. Así, las fortalezas próximas, Mijas y Osunilla, pactaron su rendición. Sin embargo, al continuar la épica defensa de la ciudad de Málaga, ambas se rebelaron. Una vez tomada la actual capital provincial, los sublevados perdieron la esperanza y buscaron una rendición pactada. No hubo piedad y fueron esclavizados. Para evitar nuevas revueltas se desmantelaron los dos castillos rebeldes para reconstruir el de Fuengirola. Hacia 1492 se hizo una repartición de tierras entre unos 50 colonos cristianos.

Fotografía antigua de la plaza de toros de Mijas
Fotografía antigua de la plaza de toros de Mijas

A partir del siglo XV la costa sería atacada por corsarios berberiscos. Cuando esto ocurría, la población local se solía refugiar en Mijas. Para avisar de los asaltos se edificaron torres de vigilancia en Calahonda, Cala del Moral y Calaburra. Además, se edificó la Iglesia de la Inmaculada con una torre fortificada. Las importantes canteras locales de mármoles y falsa ágata enriquecieron mucho a la población.

Durante el verano de 1810, Mijas y el castillo de Fuengirola fueron tomados por los franceses. En octubre desembarcó en la cala de Mijas un ejército al mando del general inglés Blayney solo para ser derrotado por los franceses. Tras intentar volar el castillo de Fuengirola dos años después, los galos se retiraron al fin.

Más tarde en ese mismo siglo, el 2 de diciembre de 1831, desembarcó en una playa de Mijas el general Torrijos. Junto a él iban 60 voluntarios liberales, decididos a pronunciarse contra el régimen absolutista del Fernando VII. Todo era una encerrona. Perseguidos por los Voluntarios Realistas, pocas horas después buscaron refugio en Mijas. Como les fue imposible, debieron continuar su huida hacia el norte de la sierra. Torrijos y sus compañeros serían capturados 2 días después y fusilados sin juicio. En 1841 Mijas poseía uno de los términos municipales más amplios de España, por lo que se segregó Fuengirola.

Más de un siglo después, a partir de 1960, se produjo un extraordinario despegue del turismo. En dicha década algunos visitantes solicitaron a los jornaleros sacarse fotos con sus burros. También les gustaba salvar los desniveles locales a sus lomos. Así se le ocurrió a Julián Nuñez la célebre idea de los burro-taxis. La iniciativa causó furor hasta el punto de que el ayuntamiento dictó unas ordenanzas específicas para los burros. Estas incluyen placas identificativas, controles veterinarios e incluso la disponibilidad de una campa para acoger a los burros jubilados.

A continuación, lo mejor que ver en Mijas.

Las casas blancas serranas, apiñadas en callejuelas de urbanismo morisco por unas interminables cuestas, componen un Conjunto Histórico-Asrtístico. Estos ponen a prueba la resistencia de las piernas del visitante. Una buena excusa para usar los burro-taxis,emblema de la localidad.

Lo primero que ver en Mijas es la ermita de la Virgen de la Peña. Frailes mercedarios la excavaron en 1548, horadando la roca viva del promontorio de El Compás. Allí se instaló la imagen de ese nombre, patrona de Mijas. Merecen una visita sosegada por su originalidad y las vistas al valle que ofrece.

También curioso es el llamado Carromato de Max. Se trata de una suerte de gabinete de curiosidades, donde se trata de sorprender al visitante con notables miniaturas. Con la ayuda de lentes de aumento se puede comprobar hasta que punto es posible minimizar una figura o letras. Resulta especialmente recomendable si se va con niños.

Iglesia de San Sebastián de Mijas
Iglesia de San Sebastián de Mijas

La plaza de la Constitución está decorada con una bella fuente de mármol del siglo XIX. Mientras tanto, en la calle de San Sebastián, muy típica, se encuentra la Iglesia de San Sebastián. Este elemento indispensable que ver en Mijas se comenzó a edificar en estilo barroco durante el siglo 1674. Sus obras de arte han sido expoliadas en numerosas ocasiones de sus obras de arte. De su interior destacan la yeserías de estilo rococó de su cúpula.

Muy cerca queda el Museo histórico-etnológico de Mijas. Se sitúa en un edificio señorial cuya entrada protegen dos figuras de atlantes. Además de aperos de labranza y otros útiles propios de esta clase de museos, el propio patio del edificio resulta muy atractivo. Igualmente notable es la reconstrucción que se ha hecho del escondite del llamado “topo de Mijas”. Esto hombre, llamado Manuel Cortés Quero, fue un militante republicano perseguido por las fuerzas de la dictadura fascista. Logró vivir clandestinamente entre 1937 y 1969.

La Plaza de Toros de Mijas es otro hito interesante de la localidad. Se encuentra en la calle Muro y tiene la particularidad de ser de forma cuadrada. Un poco más arriba se erige la Iglesia de la Inmaculada Concepción. Edificada sobre los restos de la mezquita, su alminar fue transformado en campanario y reformada con aspecto militar en 1510. Así se aseguraba la defensa ante posibles ataques corsarios. Por dentro destacan varios frescos representando a los apóstoles.

Siguiendo con lo que ver en Mijas se alcanza su zona costera. Varias torres vigía perviven. Fueron edificadas como alerta temprana y primera línea de defensa contra los corsarios. Asociado a ellas se construyó el Centro de Interpretación de las Torres Vigías. Además de una sala sobre las atalayas existe otra dedicada al general Torrijos. Una tercera versa sobrea la pesca tradicional. La terraza de la fortificación ofrece una excelente vista del mar.

En la costa también existe un importante hipódromo con una variada oferta de hostelería y ocio. Además, hasta doce campos de golf y un parque acuático se despliegan en el municipio. Con esto concluye el repaso a lo mejor que ver en Mijas, Sigue este enlace para más planes de turismo en Málaga.

Imprescindibles

Ermita de la Virgen de la Peña de Mijas
Ermita de la Virgen de la Peña de Mijas
Dónde dormir en Mijas
Detalle Burro Taxi

Datos prácticos

Coordenadas

36°35′44″N – 4°38′14″O

Distancias

Málaga 31 Km; Sevilla 235 Km; Madrid 560 Km.

Aparcamiento

Sin problemas en toda la localidad.

Altitud

428 m.

Habitantes

77521 (2013).

He aquí las grandes fiestas que ver en Mijas. San Antón (17 enero), Feria de la Cala (2º quincena de julio) y Fiestas de Santa Teresa (15-18 de octubre).

Además, es notable que ver en en Mijas el Festival Calapop (1º fin de semana de agosto).

Artículos de esparto, mimbre, cerámica y forja.

Otros destinos próximos


About the author

Otras noticias de interés
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Descubre uno de los pueblos de la famosa ruta de los pueblos blancos, la espectacular Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]La famosa Ruta de los Pueblos Blancos de Andalucía comprende una serie de localidades ubicadas Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Equivocadamente, Málaga es mucho más conocida por su Costa del Sol que por sus espacios Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Diseminados por el sur de Andalucía, entre las provincias de Cádiz y Málaga, encontramos todo Más información
[vc_row][vc_column][vc_custom_heading text="Donde voló el corazón de Robert the Bruce" font_container="tag:h2|text_align:left|color:%23000000" google_fonts="font_family:PT%20Sans%20Narrow%3Aregular%2C700|font_style:700%20bold%20regular%3A700%3Anormal"] [vc_column_text]Disputada zona durante la Más información

España Fascinante usa cookies para asegurarte una experiencia maravillosa. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar