Qué ver en Marbella

Capital del lujo en la Costa del Sol

Gracias a un clima y una ubicación privilegiados, este sofisticado enclave ha logrado tener una gran relevancia internacional a nivel turístico. Aunque esta parte frívola sea la más conocida, conserva un notable casco urbano. Anímate a conocer la historia y lo mejor que ver en Marbella.

Planifica tu escapada a Marbella

Este lujoso municipio de la Costa del Sol requiere de un fin de semana completo de visitas. Hay dos partes bien diferenciadas que ver en Marbella: el pueblo histórico, San Pedro de Alcántara y Puerto Banús. En cuanto al patrimonio histórico, destacan la Plaza de los Naranjos, la Iglesia de La Encarnación y la Basílica de Vega de Mar. Tales hitos coexisten con magníficas urbanizaciones dispersas por el municipio. De haber más tiempo, es recomendable acercarse al bonito pueblo malagueño de Mijas o Estepona. En caso de querer una alternativa más cultural, Málaga es la elección ideal.

Debido a su corte internacional, los alojamientos y restaurante locales son muy variados. En las páginas sobre dormir y comer en Marbella queda una selección de los más destacados. Por otro lado, es una zona destacada para el turismo activo de la provincia de Málaga.

Tours & Actividades que no te puedes perder en Marbella

¿Quieres conocer este sitio?

Antes de tratar lo que ver en Marbella lo mejor es repasar su historia. La localidad de Málaga contiene yacimientos que datan del Paleolítico Inferior, como Puerto Rico, Palominas y Las Chapas. En conjunto, han dejado importante huellas materiales de aquellas primitivas sociedades de cazadores-recolectores. Además, en la Cueva de Pecho Redondo se han localizado pinturas rupestres de gran valor.

La primera gran civilización que se asentó en la zona fue la fenicia. Estos se instalaron en el tramo final del río Real. Aún existen restos de factorías y de arquitecturas residenciales. En Cerro Torrón ya habría presencia cartaginesa. De la época romana persisten ruinas de la villa romana de Río Verde y las Termas romanas de Guadalmina, entre otras. Mientras tanto, en Vega del Mar hubo una basílica paleocristiana.

A finales del siglo IX, durante más de cuatro décadas, la localidad formó parte de un territorio rebelde liderado por Omar Ben Hafsun. El muladí gobernó desde la fortaleza de Bobastro, cerca de Ardales. Esa prolongada resistencia pudo propiciar que, tras retomarse el territorio se edificó en Marbella un alcázar. Para ello se emplearon materiales de las edificaciones romanas. Se la denominó Marbal-la y fue disputada años después por las Taifas de Algeciras y Málaga.

Ya en el siglo XIII se incorporó al reino nazarí de Granada. Tres años después del ataque meriní de 1283, gracias al Tratado de Marbella, los granadinos se quedaron los territorios peninsulares meriníes.

foto antigua La Ermita del Santo Cristo de la Vera Cruz de Marbella
La Ermita del Santo Cristo de la Vera Cruz de Marbella en una antigua fotografía

El 11 de junio de 1485, los Reyes Católicos firmaron una capitulación con la población musulmana. Así, la localidad recibió el título de Ciudad, siendo gobernada por un Corregidor representante de la Corona. Más tarde, durante el siglo XVII, la comarca prosperó gracias al cultivo de la caña de azúcar.

El XIX no fue fácil para Marbella. La ciudad quedó dañada durante la Guerra de la Independencia. A esto se sumaron varias epidemias. Sin embargo, a mediados del pasado siglo, el lugar se convirtió en un relevante centro de veraneo. El éxito vino de orientarse claramente hacia el turismo de lujo. Destaca en ese sentido el papel del constructor José Banús. Precisamente por él se llama así Puerto Banús.

A continuación, lo mejor que ver en Marbella.

El excelente clima local hace que la cosmopolita población marbellí sea alta durante todo el año. De las tres zonas principales que ver, el pueblo histórico, San Pedro de Alcántara y Puerto Banús, esta visita arranca por la primera. El grueso de la historia local permanece allí algo al margen del lujo que caracteriza a las otras dos.

De esta forma, lo primero que ver en Marbella es la Plaza de los Naranjos (1504). El espacio posee una fuente de 1604, construida sobre un yacimiento romano. También se despliegan la Oficina de Turismo y el Ayuntamiento marbellí. Este ocupa el edificio que antaño fuera la cárcel local. Construido en 1552 y ampliado en el siglo XVIII, conserva su portada mudéjar con inscripciones.

En este entorno levantaron los castellanos el primer templo del lugar. Se trata de la Ermita de Santiago, aunque su aspecto actual poco tiene que ver con el original del siglo XV. Dedicada al Apóstol, tuvo más entidad en el pasado, ya que llegó a ser parroquia. Su fachada está coronada por una llamativa espadaña. También destaca la Casa del Corregidor (S. XVI), con un arco gótico en su fachada de piedra.

Puerto Banús Marbella
Puerto Banús

Los restos de la muralla y el castillo de época árabe están en los alrededores de la Plaza de San Bernabé. En la calle Trinidad queda un lienzo en el que hay capiteles romanos, empleados como elementos constructivos por los árabes.

Siguiendo se llega a una de las principales construcciones que ver en Marbella, la Iglesia Parroquial de La Encarnación (ss. XVI-XVIII). Dicho templo se erigió en el solar de una antigua mezquita. Cuenta con tres naves, además de una portada de piedra rojiza en la que resalta su puerta del Sol, rococó. Su relativamente moderno órgano está considerado como uno de los más importantes instalados en España.

Otro edificio religioso notable de Marbella es la Ermita del Santo Cristo de la Vera Cruz (s. XVI). Formaba parte de un complejo conventual franciscano y, a pesar de su sobriedad, destaca su puerta monumental. Por otra parte, la Capilla de San Juan de Dios, de una sola nave, posee un rico artesonado interior.

El Antiguo Hospital Bazán, inmueble del siglo XVI, es una de las estructuras más bellas que ver en Marbella. De su estructura destacan los patios dotados de espectaculares artesonados mudéjares. En el exterior, la torre constituye un auténtico emblema de la ciudad. Actualmente el edificio sirve como sede del Museo de Grabado Español Contemporáneo.

En la Plaza Altamirano está instalada la Colección Municipal de Arqueología. Allí se muestran materiales encontrados de los yacimientos de la Villa Romana del Río Verde, las termas de las Bóvedas y la Basílica de Vega del Mar de época paleocristiana.

Puerto Banús merece un paseo. Esta zona que ver en Marbella brilla por el lujo de sus embarcaciones. Un ambiente exclusivo en el que los amantes de la náutica a buen seguro podrán ver yates espectaculares. Por último, lindando con Estepona se extiende San Pedro de Alcántara. El núcleo en torno al cual se generó fue una plantación de azúcar. Sin embargo, desde hace décadas el lugar acoge urbanizaciones de lujo. Este distrito marbellí contiene también todo tipo de servicios.

Con lo anterior concluye el repaso por lo mejor que ver en Marbella. Si quieres más planes en la provincia de Málaga sigue este enlace.

Imprescindibles

Qué ver en Marbella
Calle de Marbella.
Plaza de los Naranjos de Marbella
Plaza de los Naranjos de Marbella.

Datos prácticos

Coordenadas

36° 30′ 0″ N, 4° 53′ 0″ W

Distancias

Málaga 58 km, Sevilla 256 km, Madrid 584 km.

Aparcamiento

Existe un aparcamiento público en el Mercado Municipal, en pleno centro de la ciudad.

Altitud

27 m.

Habitantes

140473 (2012).

Las grandes fiestas que ver en Marbella son las siguientes. Cabalgata de los Reyes Magos (5 de enero), Carnaval, Semana Santa, Día de la Cruz de Juanar (mayo) y Noche de San Juan (23 de junio). Además, Fiesta de la Virgen del Carmen (16 de julio) y Fiesta de El Ángel (octubre).

He aquí más eventos notables que ver en Marbella. Romería de San Bernabé (primer domingo de junio), Feria Taurina y Fiestas de San Bernabé (del 9 al 15 de junio), Festival de Arte Internacional de Marbella (junio) y Feria Nueva Andalucía (tercera semana de julio). También, Corrida de Candiles (28 de julio), Feria Internacional de Arte Contemporáneo Marb Art (finales de septiembre), Feria de El Ángel (del 5 al 7 de octubre), Feria de San Pedro de Alcántara (del 16 al 21 de octubre).

Cuero, Madera, Piel, Bronces, Latón, Alfombras, Forja, Cerrajería, Bordados, Mármol, Cobre, Joyería, Escayola.

Otros destinos próximos

About the author

España Fascinante usa cookies para asegurarte una experiencia maravillosa. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar