Qué ver en Comares

Rebeldes, tradiciones y verdiales

En un abrupto lugar, entre espectaculares sierras y próxima al mar, así es el entorno en que se asienta esta población de Málaga. Fue famosa por ser un bastión del rebelde muladí Ben Hafsun. La población recuerda la conversión forzosa de los moriscos en el siglo XV cuando sus fiesteros interpretan una singular música, el verdial, para que la bailen sus pandas de amigos. Así es la historia y lo que ver en Comares.

Planifica tu escapada a Comares

Debido a su reducido tamaño, lo que ver en Comares no ocupa más de una mañana. Es recomendable comenzar la visita en los últimos vestigios que se conservan del Castillo Baluarte de Comares. Después tocaría bajar al centro para conocer su interesante casco histórico. Brilla sobre el resto la Iglesia de Nuestra Señora de La Encarnación.

Para completar el fin de semana resulta interesante contemplar la fortaleza nazarí de Vélez Málaga. Asimismo, otra alternativa atractiva es visitar Málaga, uno de los principales destinos turísticos españoles. En las páginas sobre dormir y comer en Comares queda toda la información sobre gastronomía y alojamientos locales. Por otro lado, el lugar es proclive para varias actividades de turismo activo en la provincia de Málaga.

¿Quieres conocer este sitio?

Resulta conveniente repasar la historia local antes de adentrarse en lo que ver en Comares. Su pasado se puede rastrear hasta el siglo VII a. de C. Se cree que fue fundada por un colectivo procedente de la antigua ciudad griega de Focea, en la actual Turquía. Estos habitantes la denominaron Komaron/Tierra de madroños. Poco más se sabe de su primera ocupación. Más tarde dominaría el lugar los íberos y los romanos.

Ya en el inicio de la invasión árabe en el siglo VIII el solar contaba con un castillo en la altura conocido como Hisn Comarix o Qumaris. La dinastía Omeya adscribió Comares a la Cora de la Rayya. Sin embargo, en el año 878 fue de las primeras plazas fuertes en caer durante la insurrección de Omar Ben Hafsun. Desde allí los rebeldes atacaron Archidona. El reto al poderoso emirato de Córdoba duró cuatro décadas. Entonces, el emir Abderramán III logró tomar la localidad y reintegrarla en su imperio.

Durante la descomposición del califato de Córdoba, la fortaleza desempeñaría un gran papel en la defensa de la Taifa de Málaga. Bajo su dominio quedó durante dos siglos, hasta que se la anexo el Reino de Granada. De ese periodo pervive la Necrópolis de Mesa de Marmuyas, formada por nichos excavados en la roca, y muros de fortificación en el cerro del Pilarejo.

El 29 de abril de 1487, el alcaide musulmán Mohamed El Jabis, representante de Boabdil, entregó la plaza fuerte a los Reyes Católicos. Tal acontecimiento que suficiente repercusión como para ser representado en la sillería del coro de la Catedral de Toledo. Las capitulaciones firmadas por ambas partes no fueron respetadas. Así, las familias árabes fueron obligadas a bautizarse Dicho acontecimiento se recuerda en el nombre de una de las calles de Comares: la del Perdón. Además, cada vez que suenan las campanas de la iglesia, dando treinta toques, se simboliza el número de familias musulmanas que se pasaron forzosamente al cristianismo.

La emigración mahometana a Granada o África forzó en 1490 la presencia de colonos cristianos. Las tensiones entre los moriscos y las autoridades culminaron el 22 de septiembre de 1500, con la capitulación general de la población. A cambio de mantener su lengua, costumbres y la equiparar sus impuestos con los cristianos se pasaron a la Fe católica.

Músicos en una antigua Feria de Comares
Músicos en una antigua Feria de Comares.

Durante 1512, Juana de Castilla concedió el marquesado de Comares a Diego Fernández de Córdoba. Este se había hecho famoso por haber participado en la captura del rey moro Boabdil durante la Batalla de Lucena. Entre 1568 y 1569, los moriscos de la zona se alzaron en armas solo para ser sometidos por Castilla.

Siglos más tarde, en la Guerra de la Independencia, Comares fue un foco guerrillero. Así, solo estuvo esporádicamente bajo el control de los franceses. Después aquellos guerreros se convirtieron en bandoleros, que pervivieron durante décadas en las sierras cercanas.

A continuación, lo mejor que ver en Comares.

Los vestigios arqueológicos de su pasado medieval son lo primero que ver en Comares. Especialmente significativos son los que sobreviven del largo período de dominio árabe. Por tanto, la visita arranca en torno al actual cementerio municipal. Allí resisten los últimos vestigios del que fuera importante Castillo Baluarte de Comares, conocido por los vecinos como La Tahona. Las teorías apuntan a que se edificó sobre un fortín anterior, agrandándolo notablemente.

Por su parte, el centro de este pueblo de Málaga sobresale por la Iglesia de Nuestra Señora de La Encarnación. Fundada en 1505, se reformó en los siglos XVII y XVIII. Por fuera llama la atención la silueta de su torre-campanario (siglo XVI). El templo está dividido en tres amplias naves, en las que destaca el artesonado de inspiración mudéjar. Por su parte, en el interior de la Capilla del Sagrario (1721) predominan ricas yeserías.

Vista de Comares, Málaga
Vista de Comares, Málaga.

El casco histórico guarda varios hitos más que ver en Comares. En general, es más interesante el conjunto que las partes. De esta forma, perviven aún varios arcos de origen medieval en sus calles. Paseando por sus calles se llega al monumento al Fiestero, situado en la Plaza de los Verdiales. La estatua recuerda el papel de uno de los protagonistas de la gran manifestación cultural local: “los verdiales”.

Estas coplas, animadas con ritmos andalusíes, posiblemente de orígen morisco. Los verdiales se interpretan cada mes de junio, durante las fiestas patronales. Cada “panda” de amigos es liderada por un “fiestero”. Acompañado por una pandereta, guitarra, violín o castañuelas interpreta estos ritmos populares. Mientras tanto, el resto de amigos bailan a su son.

Terminando con lo que ver en Comares queda el Aljibe de Mazmúllar, del siglo XIV. La estructura todavía conserva una hermosa sucesión de bóvedas de arista. En el entorno del pueblo malagueño también pueden encontrarse restos de una muralla y de una posible ciudad.

Estos son otros planes de turismo en la provincia de Málaga.

Imprescindibles

Escultura a Antonio Miguel Gallego Romero en Comares
Escultura a Antonio Miguel Gallego Romero en Comares.
Mirador del Castillo Baluarte de Comares
Mirador del Castillo Baluarte de Comares.

Datos prácticos

Coordenadas

36° 26′ 40″ N, 5° 16′ 22″ W

Distancias

Málaga 35 km, Sevilla 207 km, Madrid 527 km.

Aparcamiento

Es recomendable aparcar el vehículo en las calles de acceso a la localidad.

Altitud

703 m.

Habitantes

1638 (2012).

La principal festividad que ver en Comares es la Fiesta Patronal de San Hilario de Poitiers (14 de enero).

He aquí otros eventos que ver en Comares. Romería de San Isidro (15 de mayo), Fiesta de Verdiales (22 de junio), Feria de los Ventorros (julio) y Feria de Las Cuevas (segundo fin de semana de agosto). También, Feria de Comares (penúltimo fin de semana de agosto) y Noche de las Candelas (7 de septiembre).

Artículos de esparto.

Otros destinos próximos



About the author

España Fascinante usa cookies para asegurarte una experiencia maravillosa. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar