Qué ver en Casarabonela

Fue parada y fonda de Pepe Botella

La localidad está situada en pleno Parque Natural de la Sierra de las Nieves, en mitad de la provincia de Málaga. Así, posee una posición dominante sobre el hermoso Valle del río Guadalhorce. Muchas de las alturas que le rodean superan los mil metros de altitud. No te pierdas la historia y lo mejor que ver en Casarabonela.

Planifica tu escapada a Casarabonela

El encanto de las estrechas calles y el hermoso paisaje de los alrededores de este municipio centran lo que ver en Casarabonela. Rincones como el Jardín Andalusí, el Barrio del Arrabal, la Ermita de la Vera Cruz o la del Calvario son sus principales hitos patrimoniales. Al tratarse de un pueblo pequeño no lleva más de una mañana recorrerlo. Eso sin tener en cuenta los paseos por la Sierra de las Nieves.

Sin embargo, sirve como una excelente base de operaciones para recorrer el interior malagueño. Por ejemplo, Ardales resulta accesible, así como el célebre Caminito del rey. Otra opción consiste en acercarse a la villa de Ronda. Con todo, si lo que se quiere es un ambiente totalmente urbano, la capital provincial es siempre una alternativa recomendable.

Las páginas especializadas sobre dormir y comer en Casarabonela ofrecen toda la información al respecto. Por último, la ubicación montañosa de la localidad la hace ideal para varias actividades de turismo activo de Málaga.

¿Quieres conocer este sitio?

La historia local es extensa e interesante, por lo que es conveniente repasarla antes de ir a lo que ver en Casarabonela. Así, el lugar ya estaba ocupado en tiempos prehistóricos. Diversos yacimientos arqueológicos diseminados por su término municipal lo demuestran. Más tarde los íberos se asentaron en el mismo solar, fortificando sus alrededores con torres de vigilancia. Un buen ejemplo es la de Fuente del Quejigo.

Posteriormente, los romanos edificarían sobre el castro anterior. Varias villas, necrópolis e incluso de factorías han dejado restos hasta hoy día. Con la Caída del Imperio Romano llegó el dominio visigodo y tras él, el árabe. Estos llamarían a la localidad Qasr Bunayra, edificando el Castillo de Casarabonela.

Este carácter defensivo resultó clave en la rebelión que desató el Omar Ben Hafsun desde el año 880. Casarabonela fue así un territorio independiente durante medio siglo. Sin embargo, en el 922 fue tomada por los Omeyas, quienes la emplearían como base para el asalto a Bobastro. La capital rebelde caería seis años después.

Desde mediados del siglo XIII la población comenzó a desempeñar un importante papel en la defensa del reino de Granada. Tomada por los cristianos y recuperada en el 1366 por Muhammad V, el dos de junio de 1485 capitularía finalmente ante los Reyes Católicos.

De esta forma, durante varios años convivieron cristianos y moriscos. Estos últimos participaron activamente en la célebre Rebelión de las Alpujarras (1568). El hecho les acarrearía su expulsión y dispersión por Castilla tres años después. En 1574, Felipe II otorgó el título de Villa a la localidad. Gracias a ello, su caserío se extendió notablemente.

imagen antigua del Barrio del Arrabal de Casarabonela
Imagen del Barrio del Arrabal de Casarabonela

José I Bonaparte, Pepe Botella, llegó a pasar en 1810 una noche en esta población, camino de Málaga. El hecho es recordado hasta hoy día. Más tarde, en 1832, se redujo el dominio de Casarabonela al segregarse de ella Carratraca. Más tarde tuvieron lugar unos agitados repartos de los bienes comunales de la Dehesa.

En julio de 1936, Casarabonela permaneció fiel al Gobierno de la República. En tales momentos se produjo una dura represión de los derechistas. Del mismo modo, cuando fue ocupada en febrero de 1937 por los golpistas, estos hicieron lo propio.

A continuación, lo mejor que ver en Casarabonela  .

Del Castillo de Casarabonela, de origen árabe, lamentablemente no quedan más que ruinas. Desde ahí comienza esta visita. A falta de una fortaleza completa hay grandes vistas sobre el valle y el propio pueblo. La fortificación estuvo en activo desde la alta Edad Media hasta el siglo XVIII.

En su entorno está uno de los conjuntos más característicos que ver en Casarabonela. Se trata del Barrio del Arrabal. Aún se puede saborear en él la estrechez característica de su pasado morisco. Al pie del castillo sorprende el Jardín Andalusí. Dicho espacio juega con el agua entre cipreses, naranjos, granados, palmeras y naranjos. También conviene preguntar por Los Poyos, conocidos también como la Plaza de Buenavista, un extraordinario mirador sobre el valle.

El principal templo que ver en Casarabonela tiene tres naves y fue dedicado a Santiago Apóstol (siglo XVI). Destaca el aspecto marmóreo de su portada exterior. Por su parte la torre es de gran desarrollo y queda coronada por un elegante chapitel. Dentro se aloja la Virgen del Rosario (escuela castellana, s. XVIII) en el retablo mayor. También es recomendable visitar la colección de orfebrería del Museo de Arte Sacro y el jardín anexo.

calle típica de Casarebonela
Una hornacina en una calle típica de Casarebonela adornada con flores

A través de un puente de origen romano se accede a la Ermita de la Vera Cruz (s. XVIII) y a la del Calvario (s. XVII). La primera, dotada de una pequeña nave sobresale, acoge la imagen de la Virgen de los Rondeles. Por su parte la segunda, forma parte del itinerario procesional local de la Pasión. Su sencilla construcción está rodeada por un jardín. En las casas de la localidad hay una cincuentena de hornacinas que demuestran una gran devoción popular.

Entre otras edificaciones curiosas que ver en Casarabonela se puede mencionar la Cruz de la Fuensanta. Labrada en la propia roca, queda situada en el Camino del Llano. También existen varios molinos, como el de Los Mizos, donde incluso se exhibe el proceso de molienda. En la avenida Juan XXIII llama la atención la hermosa silueta de la Torre Chimenea (siglo XIX) donde se obtenía electricidad.

A medio kilómetro está el Jardín Botánico de Cactus Mora i Bravard. Presenta una exótica colección de cactus procedentes de todo el mundo. Con esto concluye el repaso a lo que ver en Casarabonela. Para más planes en Málaga, sigue el enlace.


Imprescindibles

Cascada que ver en Casarabonela
Cascada en Casarabonela
Sierra de las Nieves cerca de Casarabonela
Sierra de las Nieves

Datos prácticos

Coordenadas

37° 1′ 6.11″ N, 4° 33′ 34.79″ W

Distancias

Málaga 45 km, Sevilla 178 km, Madrid 567 km.

Aparcamiento

Recomendable dejar el coche en una de las tres explanadas gratuitas junto al Callejón del Lobo, a la entrada del casco histórico. Muchas calles son estrechas y peatonales.

Altitud

514 m.

Habitantes

2726 (2012).

Estas son las grandes festividades que ver en Casarabonela. Semana Santa (representación de La Pasión), Cruces de Mayo (primera semana de mayo), Fiestas de Santiago Apóstol (finales de julio o principios de agosto) y Virgen de los Rondeles (12 y 13 de diciembre).

He aquí más eventos que ver en Casarabonela. Jornadas de Olivocultura (marzo), Ecuestre Casarabonela (15 de junio), La Atalaya Flamenca (4 de julio), Feria de Santiago Apóstol (finales de julio o principios de agosto), Semana Cultural (última semana de agosto). También la Romería de la Virgen del Rosario (7 de octubre) y Ruta de la Tapa morisca (11 de diciembre), Certamen de Pastorales (diciembre).

Trabajos de guarnicionería, albardonería, anea, cestería, carpintería artesanal, cal y calera y restauración de muebles. También palma, esparto, forja, pita, textil y punto de cruz.

Otros destinos próximos

About the author

España Fascinante usa cookies para asegurarte una experiencia maravillosa. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar