Bailén

La primera derrota bonapartista en Europa

Situada en una encrucijada de caminos, Bailén se hizo famosa en el mundo entero en 1808, porque fue el escenario de la primera derrota de los ejércitos napoleónicos. Hoy Bailén es una agradable ciudad monumental rodeada de olivares.

Planifica tu escapada a Bailén

El Centro de Interpretación de la Batalla de Bailén, las iglesias y palacios, y demás hitos qué ver en Bailén pueden recorrerse en medio día. El resto de la jornada puede emplearse en una excursión al vecino Baños de la Encina donde hay un imponente castillo y un interesante santuario. Hacia el Este está la ciudad de Linares, con interesante museos y en cuyas cercanía está el importante yacimiento de la ciudad romana de Castulo. Los que dispongan de más días más días, continuando el Este se arriba a las dos contiguas ciudades Patrimonio de la Humanidad: Úbeda y Baeza. Hemos seleccionado los mejores lugares donde quedarse en nuestra página Comer y Dormir en Bailén, donde también explicamos la gastronomía local.

¿Quieres conocer este sitio?

A esta población de los turdetanos, atractiva por las minas circundantes, los fenicios la llamaron Baritto y los griegos Baikol y Besur. Durante las guerras contra los cartagineses, los romanos la denominaron Baécula-Cecilia y Baécula-Bética, llegando a tener en ese momento hasta 800 habitantes. Precisamente en el 208 a. de C. tiene lugar la célebre Batalla de Baécula que enfrentó a Publio Cornelio Escipión con Asdrúbal Barca y que significó el inicio del declive militar de los cartagineses. Además el mismísimo Julio César pernoctó en la localidad antes de la batalla de Munda. De ese período hay vestigios arqueológicos en forma de villas, así como de un poblado.

En el período visigodo hubo al menos un monasterio tal y como demuestran los testimonios epigráficos referidos a la iglesia del monasterio de San Andrés y Santa Gertrudis, que fueron los primeros patronos de Bailén.

Curiosamente apenas hay vestigios de la ocupación árabe por lo que en ese momento no pasaría de ser una pequeña aldea, si bien se sospecha que el topónimo Baylén es de ese momento. Se conoce la existencia de una mezquita construida por Abd al-Rahman I en el siglo IX sobre los restos del referido monasterio anterior.

En 1155 Alfonso VII cede el castillo a su vasallo Abdelaziz. Desde 1227 es tierra de realengo, siendo propiedad de los monarcas de Castilla y dependiendo de Baeza que le hacía extensible su fuero.

En 1349, Alfonso XI permite a Pedro Ponce de León comprar el término de Bailén y su Castillo por 140.000 maravedíes y se convierte de este modo en su señorío. La fortaleza estuvo vinculada en la Baja Edad Media al condestable (oficial supremo del ejército) Lucas de Iranzo, quien lo usa como residencia ocasional y para recibir a sus invitados en cacerías y corridas de toros.

cuadro rendicion bailen
Rendición de Bailén (Casado del Alisal, 1864. Museo del Prado)

En 1481 Bailén pasa a ser de la familia Montemayor. Los duques de Osuna transformarían el castillo en palacio entre los siglos XVI y XVIII. En ese mismo siglo XV se complican las disputas territoriales de Bailén con la ciudad de Baeza; en 1504 Fernando el Católico dictamina que Bailén amplíe su territorio pero pagando por ello un tributo anual a Baeza, costumbre que se mantuvo hasta finales del siglo XIX.

El 19 de julio de 1808 en esta pequeña localidad jienense tuvo lugar el cambio de signo en las guerras napoleónicas, con eco en el mundo entero. Pues el improvisado ejército del general Castaños derrotó y capturó al mejor preparado del general Dupont, provocando que el rey José I y los bonapartistas evacuaran Madrid, y que Napoleón en persona debiera de acudir a España con un ejército para reconquistar el trono de su hermano. El acontecimiento fue brillantemente representado por el pintor José Casado del Alisal en La Rendición de Bailén, conservada en el Museo del Prado.

La visita a Bailén puede comenzar por la Avenida de Andújar, buen lugar en el que aparcar, y donde está la Huerta de San Lázaro o “del Sordo”. Allí se conserva una antigua noria que fue clave como único abastecimiento posible de agua durante la célebre batalla, de la que se da cumplida información en el excelente Centro de Interpretación de la Batalla de Bailén que tiene una curiosa forma de cañón de artillería y está rodeado de hermosos jardines. Su exposición permanente nos permite comprender mejor la verdadera dimensión de tan renombrado hecho histórico.

Del Castillo, construido por los musulmanes en el siglo IX sobre la base de un monasterio visigótico, no quedan más que algunos lienzos de muralla, pues el resto de sus ruinas fueron demolidas en 1969. Está la fachada renacentista de lo que fuera el Palacio Ducal que albergaba en su interior la fortaleza; esta fue trasladada en 1970 y aún luce los emblemas de la casa de Ponce de León.

La ecléctica Iglesia Parroquial de La Encarnación (s. XVI) se sitúa en pleno centro de Bailén y combina elementos góticos con otros renacentistas y barrocos. Describe una planta basilical y cuenta con tres naves. Su consagración tuvo lugar el 16 de noviembre de 1504 en el marco de una grandiosa ceremonia presidida por el obispo de Jaén. El templo sustituye a la primitiva parroquia que estaba alojada en el interior del castillo, dedicada a San Andrés y Santa Gertrudis. Destaca por su cuidadosa ejecución en piedra de asperón rojo y su hermosa torre octogonal además de los rotundos contrafuertes que apuntalan la estructura. Hay seis relojes de sol repartidos por toda la superficie. Entre los enterramientos del sótano se cree que están los restos de María Bellido, aguadora heroína de la Batalla de Bailén. En la Capilla cabecera del lado de la Epístola, en 1936 el camarín que custodiaba el primitivo altar de la Virgen de Zocueca fue quemado, se hizo una copia de la imagen que es la que se ve actualmente; están enterrados en esa capilla los restos del General Castaños, trasladados en 1963 desde el Panteón de Hombres Ilustres de Madrid. Es significativa la imagen de San Dimas (s. XVII), que se atribuye al círculo de Alonso Cano.

encarnacion jaen
Iglesia de La Encarnación

Entre las Ermitas levantadas en Bailén están: la del Santo Cristo (s. XVIII), construida en piedra rojiza, cuenta con una planta basilical y es la sede de la antiquísima cofradía de la Vera Cruz; la mucho más antigua de la Soledad (s. XIV), cuyo camarín es del período barroco y donde se enterraría al general francés Dupré tras ser herido de muerte en su enfrentamiento contra el ejército español; la muy pequeña y curiosa de San Juan (1490), conocida también como “La Limpia y Pura”, que existía en 1504 y cuyo aspecto actual de arenisca rojiza probablemente date del siglo XVIII; la de Nuestro Padre Jesús (s. XVIII) se caracteriza por su tono también rojizo y por su sobriedad exterior que contrasta con las yeserías del interior propias del gusto barroco.

También sobresale la fachada del Colegio de las Monjas o del Sagrado Corazón de Jesús, fechable en el siglo XVIII. Ya en el Paseo de las Palmeras, construido en 1933, está el Monumento que recuerda en forma de alegoría la Batalla de Bailén.

En la Plaza del General Castaños conocida como “El Paseo” hay instalada desde el siglo XIX una escultura que recuerda a la heroína de Bailén, María Bellido, que bajo las balas abasteció de agua al ejército español; un factor decisivo para la victoria. Una bala francesa rompió su cántaro cuando daba agua al general Reding.

A seis kilómetros, adentrándonos en el espectacular entorno natural de Sierra Morena, se encuentra el Santuario de El Rumblar, en la aldea de Zocueca. Su origen está relacionado con una modesta ermita para la Cruz levantada por los moriscos mozárabes en 1150, donde ya se veneraba una imagen de la Virgen María. La portada actual es del siglo XVII. En el interior se culmina el suntuoso camarín con espectaculares yeserías que llenan todo el espacio donde se custodia la imagen de la Virgen de Zocueca.

Imprescindibles

dónde dormir en Bailén
Ayuntamiento de Bailén
dónde dormir en Bailén
Museo de la Batalla de Bailén

Datos prácticos

Coordenadas

38° 5′ 48.43″ N, 3° 46′ 35.62″ W

Distancias

Jaén 43 km, Granada 90 km, Madrid 293 km

Aparcamiento

Estacionamiento municipal en pleno centro de la ciudad, en la Plaza de la Constitución.

Altitud

343 m

Habitantes

18 725(2012)

Día de Andalucía (28 de febrero), Semana Santa, San José Obrero (1 de mayo), Fiestas Patronales de la Virgen de Zocueca (5 de agosto), Romería de la Virgen de Zocueca (último domingo de septiembre), El Pilar (12 de octubre)

Feria de Bailén (del 17 al 22 de julio), Conmemoración de la Batalla de Bailén (19 de julio), Recreación Histórica de la Batalla de Bailén (octubre)

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons