Qué ver en Loja

Donde se rindió Boabdil y nació el gran "espadón"

Su singular casco urbano se halla  repleto de construcciones renacentistas. Además fue cuna del “Espadón de Loja”, el General Narváez. Escenario del levantamiento campesino más sangriento de la historia de España, hoy posee una gran belleza monumental. Aquí tienes la historia y lo mejor que ver en Loja.

Planifica tu escapada a Loja

Ubicada a en la parte más occidental de la provincia de Granada, este municipio tiene atractivos suficientes como para pasar un día en él. Además de la alcazaba y el Mausoleo de Narváez, hay varias iglesias y edificios civiles más que ver en Loja.

La capital de Granada, con el Barrio del Albaicín y la Alhambra son un complemento perfecto para alargar la escapada. También se puede optar por ir hacia el sur a recorrer Alhama de Granada y el Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama. En las siguientes páginas, dormir y comer en Loja, hay distintas alternativas de alojamiento y restauración. Además, desde el lugar se pueden hacer varias de las actividades de turismo activo en Granada. 

¿Quieres conocer este sitio?

Para comprender del todo lo que ver en Loja conviene saber su pasado. Este se remonta a la Necrópolis de las Vinuesas, en un primitivo núcleo hispano-romano. Los romanos llamaron al lugar Tricolia, por estar asentado sobre tres colinas. Más tarde, los musulmanes edificaron una gran alcazaba, que protegía a una población de 7.000 habitantes, acuñando el topónimo Medina Lauxa. Además, fue cuna del poeta Ibn al-Jatib, el cual alcanzó una notable relevancia en la corte granadina.

Durante 1225 fue tomada por Fernando III el Santo. Al no poder defenderla, trató de destruirla. Más tarde, en 1482, la defensa de Loja dependía del célebre caudillo granadino Ali-Attar, Aliatar, quien protagonizó una famosa leyenda de caballerosidad. Alcanzado mayo de 1486, cuando se acercaba el Ejército castellano al lugar, Boabdil en persona acudió a defenderlo.

Acorralado con sus fieles en la Torre de Benjebit, el monarca solicitó parlamentar con el capitán castellano Gonzalo Fernández de Córdoba. Este le concedió la libertad a cambio de entregar la fortaleza. Al entrar en la ciudad, la reina Isabel I de Castilla la describiría como “una flor entre espinas”, debido a la belleza de la población ubicada dentro de la alcazaba. La flor era Loja, como ciudad que sería  cristianizada. Mientras tanto las espinas hacían referencia a los alrededores, localidades todavía fieles a Mahoma.

Gonzalo Fernández de Córdoba, tras ganar en Italia el sobrenombre del “Gran Capitán”, se enemistó con el rey Fernando el Católico. Así, este derribó el castillo de su familia en Montilla. El mítico general recibió el cargo de Alcaide de Loja, donde murió en 1515. Durante el siglo XVI se levantaron nuevas construcciones. Estas adoptaron el estilo renacentista, escaso en España, sin borrar los orígenes árabes en algunos edificios.

Antigua vista de Loja
Vista de Loja desde el tren, en 1952.

En Loja nació el General Narváez, primer ministro de Isabel II desde el partido liberal conservador. Es más conocido por su sobrenombre: el “Espadón de Loja”. Su recuerdo sigue siendo palpable. Más trágicas son las memorias del 29 de junio de 1861. Entonces, un pequeño ejército de seis mil jornaleros armados tomaron el control del pueblo. Venían de Iznájar y estaban liderados por el veterinario Rafael Pérez del Álamo. El grupo izó la bandera republicana y repartió las tierras entre los campesinos.

El 4 de julio los rebeldes fueron desalojados del pueblo, tras duros combates con las tropas del ejército procedentes de Granada. Tras ser derrotados en campo abierto varias veces, fueron ejecutados los cabecillas y otros ciento dieciséis hombres. Los cuatrocientos prisioneros restantes fueron deportados. Por su parte, Pérez del Álamo escapó a Madrid. Sería posteriormente amnistiado junto a los demás condenados. Ya en el siglo XX, se hizo célebre por ser escenarios de Sopa de ganso (1933), de los hermanos Marx. Su nombre en el film fue Sylvania.

A continuación, lo mejor que ver en Loja.

Las ruinas de la Alcazaba de Loja son ser la primera parada en esta visita. El conjunto incluye los restos de la muralla medieval, un aljibe de época nazarí y una espectacular cúpula octogonal. La construcción destaca además por su conexión visual con una amplia red de torres-vigía. Desde allí controlaban la siempre convulsa frontera entre cristianos y musulmanes.

En el Patio de Armas se encuentra la bella Casa de los Alcaides Cristianos. Levantada en el siglo XVII por el alcaide de la fortaleza Pedro de Tapia, sirve de sede al Museo Histórico Municipal de la Alcazaba. Allí se guardan numerosos objetos arqueológicos y culturales que ayudan a entender el devenir de la localidad. Junto a la puerta que da acceso al barrio viejo se halla el Centro de Interpretación Histórico. A su vez funciona como punto de información turística.

El recinto amurallado que contiene el Barrio de la Alcazaba fue trazado en el siglo XII. Este lugar que ver en Loja fue modificado en los dos siglos siguientes. Se conservan incluso la Torre del Homenaje o del Reloj. Agradables miradores se encuentran en la Torre Ochavada y la Calle Moraima.

En el centro de la población se levanta uno de los mayores templos que ver en Loja: la Iglesia de la Encarnación. Declarada Bien de Interés Cultural, fue edificada en el lugar que ocupaba la mezquita mayor, en estilo gótico-mudéjar. Originalmente levantada en el siglo XVI se reformó entre los siglos XVII y XVIII. Por ejemplo Ventura Rodríguez construyó la gran torre del campanario.

Por otro lado, la Iglesia de San Gabriel (siglo XVI) es una auténtica joya renacentista. Fue trazada por el arquitecto y escultor Diego de Siloé. Es la misma persona que esculpió el busto del Gran Capitán, encargado por su esposa. Una copia de Bellver se conserva en el Alcázar de los Reyes Cristianos en Córdoba. Tiene una sola nave y destaca su portada lateral o de la Anunciación, donde se puede contemplar aún el escudo imperial.

En el Barrio Alto queda la Iglesia de Santa Catalina (s.XVI). Este templo que ver en Loja se benefició de las donaciones de la reina Isabel II, por mediación de Narváez. Del interior sobresale su artesonado mudéjar. Durante la guerra de 1936 fue saqueada, resultando destruido su magnífico retablo churrigueresco.

Iglesia de la Encarnación Loja
Iglesia de la Encarnación

La Ermita de la Virgen de la Caridad, de tres naves, acoge la imagen de la Patrona de Loja. Mientras tanto, el Convento de Santa Clara luce una portada gótica isabelina del siglo XVI. Al tiempo, posee un sobresaliente artesonado mudéjar importantes frescos, así como un notable retablo barroco. La sillería del coro fue donación de Isabel II.

Siguiendo con lo que ver en Loja se llega al patio del Hospital Civil de San Francisco. Perteneció a una construcción franciscana del siglo XVI de la que solo pervive el claustro. En la Ermita de Jesús Nazareno se exhibe un retablo barroco del siglo XVII con imagen atribuida a Alonso Cano. Por otro lado, la Antigua Casa de Cabildos es actualmente el Centro de Interpretación Histórico. De la construcción sobresale el arco de medio punto de su frente urbano (siglo XV).

En 1927 se trasladó el ayuntamiento al Palacio de Narváez (siglo XIX). Esta fue la residencia del Duque de Valencia (Ramón María de Narváez y Campos). Merece la pena su bello patio central repleto de medallones historicistas, que representan personajes de la historia de España. Otro edificio que ver en Loja es el Pósito Nuevo, renacentista. Hoy día Centro de Iniciativas Culturales, antes sirvió para almacenar el grano.

El Mausoleo del General Narvaez está construido con mármol de Carrara y lo ejecutó Antonio Moltó. El sobrino del militar, José María Narváez, mandó construir una vivienda conocida como Aliatar, en recuerdo del defensor nazarí de Loja. Actualmente tal edificio sirve como un seminario claretiano. Por otro lado, los Jardines de Narváez rodean la que fuera residencia rural del militar.

Para concluir el repaso a lo que ver en Loja quedan los puentes de Riofrío (siglo XVI). Destaca especialmente el construido sobre la base de uno romano. El escudo de Loja aparece asimismo en otro Puente, sobre el Genil, que une el barrio de San Fernando con la ciudad.

Imprescindibles

Alcazaba de Loja
Alcazaba de Loja.
Palacio de Narváez en Loja
Palacio de Narváez en Loja.

Datos prácticos

Coordenadas

37° 9′ 58″ N, 4° 9′ 7″ W

Distancias

Granada 54 km, Sevilla 196 km, Madrid 458 km.

Aparcamiento

Existen zonas de aparcamiento distribuidas por toda la localidad. Existen dos parkings, uno en el casco histórico y otro en el centro más comercial de la ciudad.

Altitud

484 m.

Habitantes

20893 (2015).

He aquí grandes fiestas que ver en Loja. Día de La Candelaria (2 de febrero), Carnaval, Semana Santa (declarada Fiesta de Interés Turístico de Andalucía), San Marcos (25 de abril), Día del Trabajador (Romería de la Amistad, 1 de mayo), Día de la Cruz (3 de mayo). Además, Feria Chica (primer fin de semana de junio) y Feria Grande y Volaera Flamenca (finales de agosto).

Estos son otros eventos que ver en Loja. Ruta de la Tapa (marzo o abril), Noche Celeste de Loja (Noche de las Perseidas o Lágrimas de San Lorenzo, agosto) y Concentración de Vuelo Libre de Loja (septiembre).

Bordados (mantones y bordados cofrades), cerámica.

Otros destinos próximos

About the author

España Fascinante usa cookies para asegurarte una experiencia maravillosa. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar