Granada / Granada ciudad

Multicultural y abierta

Los mercados, mezquitas y madrasas nazarís fueron adaptados desde el siglo XVI para el uso de una sociedad cristiana, conformando una pujante y funcional ciudad de notable impronta universitaria, lo que le confiere un ambiente abierto y jovial. Es escogida cada año por miles de estudiantes Erasmus de toda Europa a causa de su gran variedad de planes para todos los gustos.

Planifica tu escapada a Granada

Habitada por musulmanes, cristianos y judíos, esta ciudad magnífica preserva la esencia de la cultura andalusí. Se necesita un mínimo de dos días para recorrer los monumentos sacros (especialmente su extraordinaria catedral) y laicos que incluye En nuestro apartado Qué ver en Granada capital los detallamos. Debido a su gran importancia hay que dedicar el tiempo necesario a la increíble Alhambra y su Generalife, y a las estrechas y empinadas calles del barrio del Albaicín (que nos recuerda a la vida de la aljama judía). Si se dispone de más tiempo, es posible ir a conocer las bonitas localidades costeras de Almuñécar y Salobreña. Para los amantes del turismo activo y los paseos por la naturaleza se dispone del cercano Parque de la Sierra de Huetor y del gran Parque Nacional de Sierra Nevada (que puede requerir de varios días para recorrerse, así como calzado adecuado y ropa de abrigo en alturas superiores a los 2.000 metros)). Finalmente, hemos resumido los platos típicos de la gastronomía de esta ciudad y hemos seleccionado los lugares típicos donde parar en nuestra página especializada  Dormir y comer en Granada.

¿Quieres conocer este sitio?

Como continuidad a nuestra historia de la Granada árabe, la urbe cristiana comienza a gestarse a partir del 2 de enero de 1492, cuando se produjo la entrega de la ciudad a los Reyes Católicos, tras la firma de unas capitulaciones por las que podrían seguir practicando libre y públicamente su religión, además de mantener sus propiedades. Sin embargo, este pacto duró muy poco, pues ya el 31 de marzo del mismo año se expulsaba a los judíos y se buscaba la conversión forzosa de la mayoría de los musulmanes.

Cuando la corte se instaló brevemente en Granada, en 1499, el arzobispo de Toledo Francisco Jiménez de Cisneros desató una dura campaña de conversiones forzosas, con confiscación y quema de libros, encarcelamiento y procesos inquisitoriales. Esto generó graves revueltas en el Albaicín, duramente reprimidas entre 1499 y 1501. Los Reyes Católicos declararon nulas las Capitulaciones y ordenaron una primera expulsión de moriscos y la reclusión de los restantes en el barrio de Bib-Rambla.

Tras importantes reformas urbanísticas, desarrolladas en el siglo XVI con la idea de “cristianizar” la ciudad, se entró en una etapa de decadencia que se prolongaría hasta mediados del siglo XIX. En este periodo hubo una larga serie de catástrofes, epidemias y revueltas, como la sucesión de algaradas que tuvieron lugar en el siglo XVII, siendo las más graves las de 1648. No obstante, tras la fundación de la Universidad en 1526 por Carlos I, Granada se convirtió en uno de los principales centros del saber español.

En el siglo XIX convivieron grandes destrucciones de patrimonio junto a oleadas de viajeros románticos que, fascinados por la ciudad, difundieron por Europa sus encantos. A partir de la segunda mitad del siglo XIX, la ciudad fue recuperándose gracias al auge económico motivado por las azucareras de remolacha, la red de ferrocarriles y el impulso del comercio.

Palacio de Bibataubín en 1885

Ya entrado el siglo XX, la ciudad padeció una fuerte conflictividad social por la caída del sector azucarero. Con el estallido de la guerra civil, Granada quedó aislada como zona sublevada entre zonas controladas por el gobierno de la República, lo que dio lugar a un gran número de detenciones y ajusticiamientos políticos, entre ellos el del poeta Federico García Lorca.

En la actualidad Granada ha impulsado su carácter de ciudad cultural, favorecida por el atractivo turístico de La Alhambra y la numerosa presencia de estudiantes Erasmus en su Universidad.

Comenzamos por la Casa de los Tiros, edificio renacentista levantado sobre una mezquita después convertida en templo cristiano. La Casa recibe su nombre de los mosquetones que asoman por los huecos que aparecen debajo del alero. En la actualidad alberga un ilustrativo museo sobre la ciudad.

La Iglesia de Santo Domingo (s. XVI), en la plaza del mismo nombre, consta de un pórtico con triple arcada sobre columnas dóricas que se antepone a la fachada con pinturas del siglo XVIII. De su interior destacamos el Retablo de la Virgen del Rosario (1743-1765).

Por debajo está la plaza de Campos, en uno de cuyos ángulos se encuentra el Cuarto Real de Santo Domingo, Monumento Nacional por tratarse del palacio nazarí más antiguo de Granada. No lejos se eleva la Iglesia Imperial de San Matías, en la que sobresale su barroco retablo mayor. Por la calle San Matías -repleta de bares- se llega hasta la plaza de Mariana Pineda, la heroína liberal. A unos pasos encontramos el Palacio de Bibataubín, actual sede de la Diputación Provincial, construido aprovechando una puerta musulmana y reedificado en el siglo XVIII. Su portada fue diseñada para la catedral, donde nunca llegó a instalarse.

Tomando la Carrera del Genil llegamos a la Iglesia de Nuestra Señora de las Angustias (siglo XVII) hogar de la Virgen de Granada. Su fachada cuenta con una espléndida portada barroca abrazada por dos esbeltas torres que terminan en afilados chapiteles de pizarra. Su interior es una joya del barroco andaluz, en el que destacan sobre todo el altar mayor, realizado en mármoles de colores en 1760, y el camarín de la Virgen.

Volviendo por la Acera del Darro se alcanza la Puerta Real. Atravesando por Reyes Católicos llegaremos hacia la Plaza del Carmen, presidida por el Ayuntamiento, con su balconada central coronada por un reloj con el rótulo: “Feliz quien ve sus horas en dorado presente” y una estatua encima con el título de El instante presente, realizada por Pérez Villalta en 2002. En las inmediaciones se halla el Corral del Carbón (s. XIV), alhóndiga y fonda de la Alcaicería, después reconvertido en corral de comedias y, más tarde, en mercado de carbón. Declarado Monumento Artístico, cuenta con una monumental entrada nazarí, con arco de herradura a base de ladrillo visto y encaje de angrelado en la arquivolta y atauriques en las albanegas. Tras ella se abre un amplio zaguán, cubierto con bóveda de mocárabes y arcos ciegos en los laterales.

Fachada de la Catedral de la Encarnación

Desde aquí podemos volver hacia la Gran Vía, donde a principios del siglo XX se erigieron edificios historicistas, eclécticos y seudomodernistas. Presidiendo la plaza de Isabel la Católica se encuentra el Monumento a las Capitulaciones. Si giramos en la Gran Vía por la calle de los Oficios (antigua medina musulmana) nos encontramos la Madrasa o Universidad musulmana, edificada por Yusuf I en 1349, aunque el barroco aspecto actual es de 1729. De esta última época se conserva el Oratorio, con una hermosa cubierta de lacería apoyada en un cuerpo sobre pechinas en el que se abren dieciséis ventanas y decorado al estilo de La Alhambra. Frente a él se encuentra la Lonja de Mercaderes (principios del siglo XVI), edificio gótico-renacentista que hace las veces de acceso a la Capilla Real (1521), el panteón de los Reyes Católicos. En su interior destaca el retablo mayor (1520-1522), de Felipe Vigarny y Alonso Berruguete. Los sepulcros de los Reyes Católicos y de los príncipes Felipe y Juana son destacados ejemplos de la escultura renacentista.

Junto a la capilla se halla la Catedral de la Encarnación, considerada la primera iglesia renacentista de España. Fué construída por Juan Gil de Hontañón y Enrique de Egas, a comienzos del siglo XVI, sobre la gran mezquita-aljama nazarí, según el modelo gótico de la Catedral de Toledo. En 1529, Diego de Siloé se encargaría de la obra y modifica el proyecto con una estética puramente renacentista. El edificio, con girola y cinco naves, cuenta con una fachada principal barroca, realizada por Alonso Cano en 1664.

En esta zona se halla el Centro José Guerrero que toma el nombre del pintor granadino adscrito al action painting neoyorquino.

Al final de la calle de los Oficios se llega a la Plaza de Alonso Cano, presidida por la estatua del artista granadino, entre la iglesia del Sagrario y de la Curia Eclesiástica, a la que sigue el Palacio Arzobispal (siglo XVII). El Templo del Sagrario, construido sobre una antigua aljama árabe, fue concluido en 1759. Tras su monumental fachada, guarda obras extraordinarias como una pila bautismal de mármol blanco (1522) y la imagen de la capilla del Cristo de los Trabajos. El edificio renacentista de la Curia Eclesiástica alberga en la actualidad exposiciones temporales.

Desde la plaza de Alonso Cano accedemos al popular mercado de la Alcaicería. En su origen se extendía desde la mezquita mayor hasta la ribera del Darro y desde la plaza de Bib-Rambla hasta la calle del Tinte; sus diez puertas estaban custodiadas por celosos guardianes, tanto de día como de noche. Aunque se mantuvo tras la conquista cristiana, fue destruido en un incendio en 1843 y fue reconstruyéndose poco después en estilo historicistas. La Alcaicería está orientada hacia el Zacatín, la calle que, en tiempos islámicos, unía la plaza del Hattabin (hoy Plaza Nueva) con la de Bib-Rambla y en la que había numerosos talleres de artesanos. Desde aquí se llega a la Plaza de Bib-Rambla, de época nazarí y ampliada y reordenada en 1519. La plaza, presidida por la Fuente de los Gigantones y adornada por numerosos puestos de flores, está rodeada por edificios de estilo ecléctico.

En la Plaza de la Universidad, presidida por una estatua de Carlos V, se levanta el Colegio de San Pablo (1554), hoy Facultad de Derecho. Muy próxima s encuentra la Iglesia de los Santos Justo y Pastor (ss. XVI-XVIII), la sede de la Cofradía de los Estudiantes. Algo más alejado, se aparece el gótico-renacentista Monasterio y la Iglesia de San Jerónimo, en cual está enterrado el Gran Capitán, don Gonzalo Fernández de Córdoba.

Siguiendo San Juan de Dios y la Avenida del Hospicio y al final de la misma, junto a los Jardines del Triunfo, se encuentra el Hospital Real (1504) sede del rectorado de la Universidad; fue diseñado en estilo gótico completándose con elementos decorativos renacentistas. No muy lejos se alza la Puerta de Elvira, que fue el acceso más importante que tuvo la ciudad musulmana.

Aconsejamos al viajero que quiera profundizar en el flamenco que visite algún tablao o peña donde podrá disfrutar de auténticos espectáculos en vivo.

Imprescindibles

Vista de la Alhambra
Barrio del Albaicín

Datos prácticos

Coordenadas

37° 10′ 41″ N, 3° 36′ 3″ W

Distancias

Sevilla 251 km, Málaga 126 km, Madrid 434 km

Aparcamiento

Parkings de pago en Gran Vía de Colón y Puerta Real

Altitud

738 m

Habitantes

239 017 (2012)

Día de la Toma (2 de enero), Romería al Sacromonte del Día de San Cecilio (domingo más próximo al 1 de febrero), Semana Santa (de Interés Turístico Internacional), Día de la Cruz de Mayo (13 de mayo), Corpus Christi, Virgen de las Angustias (patrona de la ciudad, último domingo de septiembre)

Festivales Flamencos, Feria del Corpus, Festival Internacional de Música y Danza (junio-julio), Festival Internacional de Jazz Granada, Festival de Magia Hocus Pocus, Festival de Tango

Entre los distintos tipos de cerámica destaca especialmente la de Fajalauza (azul y verde sobre fondo blanco), elaborada en origen en los establecimientos de Gig-Fagg-Allanz o collado de los Almendros y la cerámica andalusí, de gran equilibrio geométrico, estilización de líneas y reflejos metálicos. Trabajos ebanistería, especialmente de muebles artísticos y talla. Talleres de luthiers, especializados en la realización de guitarras y otros instrumentos de cuerda.

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

DEJA TU COMENTARIO

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar