Zuheros

Peñasco-fortaleza y la Cueva de los Murciélagos

En el Parque Nacional de las Sierras Subbéticas y, sobre uno de los espectaculares peñascos de la sierra a la que el pueblo da nombre, se erige esta blanca población fortificada. Muy cerca se halla la famosa cueva que ha sido llamada “La Catedral del Neolítico”.

Planifica tu escapada a Zuheros

La visita al casco histórico del pueblo, parando en sus dos museos puede llevarnos una mañana de paseos; reservando para la tarde lo más importante que hay que ver en Zuheros: su célebre cueva. La opción más próxima es dirigirse al norte hasta la vecina Baena, con importantes atractivos arqueológicos y su cultura del aceite de oliva. Una alternativa es tomar la estrecha carretera en dirección sur para acceder al Parque Natural de las Sierras Subbéticas, excelente lugar para el senderismo y otras actividades de turismo activo; en medio del parque está la fortificada Carcabuey. Otra posibilidad es dirigirse hacia el sudoeste por una carretera más fácil—la A-318— hasta las localidades de Cabra y de Lucena; teniendo en cuenta que ambas tienen mucho que ver, especialmente esta última (no perderse allí las vistas desde su Santuario de Araceli). Para conocer los platos típicos y reservar ofrecemos nuestra página Dormir y comer en Zuheros.

¿Quieres conocer este sitio?

La zona fue ocupada por neandertales hace unos 40.000 años, estando habitada por el Homo sapiens durante el Paleolítico Superior. Pero la mayor riqueza de materiales procede del Neolítico (4.400 – 3.150 a.C.). Entre los vestigios hallados sobresale el célebre Vaso de Zuheros que se muestra en el Museo Arqueológico de Córdoba.

Hacia el 712 el linaje musulmán de los Banu Himsi edificó sobre sus roquedales. El geógrafo e historiador andalusí Omar Al-Udri, en el Libro de los caminos y de los reinos, menciona a la localidad con el nombre de Sujaira.

Hacia finales del siglo IX los naturales edificaron la fortaleza de Sujaira  y se unieron a la guerrilla liderada por Omar Ben Hafsun, un muladí (converso descendiente de godos) que durante varias décadas combatió con éxito al emirato de Córdoba. Su caudillo Musa Ben Yazid en el año 921 entregó el castillo a las tropas del emirato de Córdoba, siendo obligados a demolerlo. En el 930 se le llamaba “Lugar de los Banu Himsi” y por entonces la localidad pasó de ser parte de la cora o provincia de Granada a la cora de Priego. En el siglo XII los almohades reconstruyeron castillo y murallas.

En mayo de 1241 los habitantes de Zuheros pactan con el rey Fernando III el Santo, la entrega de la localidad a cambio de poder permanecer allí con ciertos derechos. El rey le dona la villa a su segunda mujer, la reina doña Juana de Danmartín. Al regresar la reina a vivir a Francia, en 1253, cederá el territorio a su hijo pequeño, el Infante Luís de Castilla. Por aquel entonces la mezquita pasa a ser iglesia dedicada a Santa María, siendo su alminar convertido en campanario. Los musulmanes fueron obligados a vivir desde entonces fuera del recinto fuerte, donde edificarían otra mezquita. Así se conformó el arrabal extramuros (actual calle Nueva y alrededores).

El Tren del Aceite a su paso por el viaducto de Zuheros, en 1969

Hacia 1284, al morir el rey Alfonso X, su hijo pequeño, el Infante Juan de Castilla, recibe Zuheros como parte de su herencia. Pero en 1293 Juan conspira contra su hermano, el rey Sancho IV por lo que éste ordena al Concejo de Córdoba la toma de Zuheros como represalia. Al año siguiente el infante se exilió en Marruecos, apoyando a los benimerines en el asedio de Tarifa, defendida por Guzmán el Bueno, por lo que Juan pasó a la historia como “El de Tarifa”.

En 1441 el rey Juan II le entrega el Señorío de Zuheros a Pedro Fernández de Córdoba, señor de Aguilar, localidad próxima que amplió así su jurisdicción. Esta familia realizará varia fundaciones eclesiástica y se edificará su palacio.

En 1868 se descubre la importancia de la Cueva de los Murciélagos pero no será musealizada y abierta al público hasta 1991. En el año 2003 la villa es declarada Conjunto Histórico Artístico.

La visita a Zuheros se centra en la adaptación del espectacular medio natural. El casco urbano es un auténtico laberinto de pendientes, escaleras, y calles estrechas entre casas blancas arracimadas en el peñasco. Comenzamos en lo alto, visitando el Castillo del siglo X, aunque la mayor parte de su aspecto actual es renacentista, debido a la reforma palaciega que, en el siglo XVI, realizó el arquitecto Hernán Ruiz III por encargo del señor Juan Fernández de Córdoba. La fortaleza conserva la Torre del Homenaje de época almohade y el Aljibe del siglo X.

En el centro del pueblo se encuentra la Iglesia de Nuestra Señora de los Remedios (ss. XVI y XVIII) apoyada en la parte exterior de la muralla árabe. Su torre fue levantada, en 1795, aprovechando el alminar de la nueva mezquita que debieron edificar los mudéjares locales después de 1241, cuando tuvieron que mudarse a nuevas casas fuera de la muralla. Destaca su retablo mayor barroco y las imágenes.

Uno de los mayores atractivos de éste pueblo es el paisaje circundante. Para disfrutarlo podemos sentarnos en alguno de sus miradores -en la calle Horno, el “Mirador del Villa” y, en el cruce con la calle Nueva, el “Mirador de las Escominillas”-.

Muchos de los vestigios hallados en los yacimientos del contorno están expuestos en Museo Histórico y Arqueológico, ubicado en la plaza de la Paz. Para quienes no conozcan las formas de vida rurales de la sierra puede interesarles visitar el Museo de Costumbres y Artes Populares, en el edificio Casa Grande.

Parque Nacional de las Sierras Subbéticas

A unos 4 kilómetros se halla la importante Cueva de los Murciélagos. En sus dos kilómetros de longitud se conjuga el interés geológico de sus formaciones kársticas con su destacado yacimiento arqueológico. Ha sido denominada la “Catedral del Neolítico” por la riqueza de materiales, entre los que destaca el Vaso de Zuheros y sus importantes pinturas rupestres. De la habitabilidad del lugar da idea el hecho de que fuera ocupada durante la época romana. Téngase en cuenta que para recorrer los ochocientos metros de longitud habilitados para la visita se deben de bajar unos setecientos escalones para descender a ochenta metros de profundidad; también conviene ser consciente de que la temperatura abajo es muy baja por lo que conviene ir muy bien abrigados. Conviene consultar previamente los horarios de apertura.

Las antiguas líneas ferroviarias del Tren del Aceite han sido habilitadas para ser utilizadas por senderistas y ciclistas en la que se conoce como la Vía Verde a través de la cual se puede recorrer el interior de la Subbética.

Imprescindibles

Torre Iglesia Nuestra Señora de los Remedios
Castillo

Datos prácticos

Coordenadas

41° 27′ 54″ N, 2° 51′ 40″ W

Distancias

Córdoba 74 km, Sevilla 179 km, Madrid 396 km

Aparcamiento

Estacionamiento habilitado junto al Museo de Artes y Costumbres Populares y otro junto al río Bailón.

Altitud

656 m

Habitantes

741(2012)

Carnaval (Melenchón), Semana Santa (y Semana Santa Chiquita), Día de la Cruz (primer domingo de mayo), Fiestas Patronales en honor a la Virgen de los Remedios (15 de agosto), Fiesta en honor a Jesús Nazareno (14 de septiembre)

Romería de San Isidro (15 de mayo, subida al cerro de la Cueva de los Murciélagos), Fiesta medieval Zuheros vive en el pasado (junio), Fiesta del Queso Villa de Zuheros (tercer fin de semana de septiembre) y Matanza Popular (Paseo de la Constitución, febrero)

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

DEJA TU COMENTARIO

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar