Que ver en Montoro

La ciudad de los valientes

Emplazada a orillas de los espectaculares meandros del río Guadalquivir, está totalmente encalada y rodeada de olivares, formando parte del Parque Natural Sierra de Cardeña – Montoro. En 1808, sus villanos protagonizaron una de las acciones más valientes de la lucha contra los franceses.

Planifica tu escapada a Montoro

A parte del recorrido por el casco histórico, lo más interesante que ver en Montoro son sus museos: del aceite y arqueológico. Una visita que puede durar una jornada. Muchos de los visitantes suelen emplear esta localidad para sus recorridos por el cercano Parque Natural Sierra de Cardeña y Montoro, en el que hay amplias opciones para realizar turismo activo. De disponerse de más día y no haber estado en la ciudad de Córdoba, a esta se accede en muy poco tiempo por autopista. Además de las amplias opciones de Dormir y Comer en Córdoba ofrecemos una página de reservas en la comarca, donde también informamos de la gastronomía de Montoro.

¿Quieres conocer este sitio?

Estuvo ocupada desde el hace unos 50.000 años, en tiempos del Neanderthal. En el yacimiento de Llanete de los Moros (1100 – 950 a.C.) ya había viviendas de planta circular o elíptica, construidas con cantos rodados y barro, así como un ajuar que se expone en el Museo Arqueológico de Córdoba. Fue habitada por griegos, fenicios y cartagineses. Debió pactar con Roma, que la nombraría en el 206 a.C. civitas foederata, con el nombre de Epora, lo que le otorgaba autonomía y le eximía del pago de tributos; posteriormente apoyaría a César en su guerra contra Pompeyo y sería declarada municipio romano. Fue la primera “mansión” (especie de casa de posta y repostaje para los caballos) de la Vía Augusta en el trayecto que unía Corduba  y Castulo.

A principios del siglo IV Epora  se convierte al cristianismo. Del período visigodo del que se conservan varias inscripciones. A partir de su llegada en el 712, los musulmanes fortifican el lugar y extienden su muralla hasta el Guadalquivir.

El nombre de la localidad se cambiaría por el de su fortificación: Hisn Muntur, su desarrollo se inicia en torno a esta fortaleza árabe.
En 1240, Fernando III el Santo conquista con carácter definitivo la población el día de San Bartolomé, desde entonces Patrono de la localidad. A partir de 1254 la ciudad pertenece a la Corona de Castilla y se somete a la jurisdicción de Córdoba.

En año 1633 los vecinos de Montoro le compran su libertad al concejo cordobés por veinte millones de maravedís. Sin embargo, en 1660 los capitulares montoreños traicionan a la población y firman un documento por el que ceden la jurisdicción al marqués de El Carpio, Luis Menéndez de Haro y Sotomayor. En 1662 Felipe IV erige la villa en ducado. Ya en 1668 Catalina de Haro, marquesa de El Carpio y duquesa de Montoro, se casa con el duque de Alba, confluyendo en la Casa de Álba. El Rey, no obstante, no vendió a los Carpio todas sus propiedades, por lo que los vecinos se ampararon en la monarquía para negar el Señorío a los Alba, un pleito que duraría hasta el fin del régimen señorial en el siglo XIX.

foto antigua montoro
La Plaza del Charco a principios del siglo XX

En sus Episodios Nacionales, Benito Pérez Galdós relató la actuación de los vecinos de Montoro, liderados por el alcalde José de la Torre, frente al destacamento de setenta soldados franceses que ocupaban el pueblo y se habían incautado de todas las armas de fuego. Una noche se abalanzaron sobre los veinticinco soldados que guardaban el Puente de las Donadas, matándolos con arma blanca; provistos de sus armas, sorprendieron al resto de soldados en el lugar donde dormían, enviándolos cautivos a la Isla del León, actualmente San Fernando. Posteriormente atacarían a un convoy francés, lo que provocó la llegada de un importante contingente que quemaría parte del pueblo. El 8 agosto de 1808 fue declarada “Ciudad noble, leal y patriótica” por la Junta de Defensa de Sevilla. Entre los privilegios que incluía esta concesión estaba el empleo de maceros en las solemnidades y el tratamiento de Señorías para todos los ediles de la corporación montoreña. En 1969 es declarado Conjunto Histórico Artístico.

Comenzamos la visita a Montoro en la Plaza del Charco, donde se encuentra la Iglesia del Carmen (s. XVIII) con dos hermosas portadas laterales labradas en piedra arenisca molinaza y, en el interior, un conjunto de retablos barrocos, en la capilla mayor y las colaterales, con gran empleo de bicromía en verde y oro. El Museo Antonio Rodríguez Luna, en la misma plaza, ocupa una antigua ermita fechada en 1778. Con portada de piedra molinaza reúne quince obras del pintor vanguardista nacido en Montoro (1910-1985), discípulo del pintor cordobés Romero de Torres, y adscrito a diferentes movimientos.

El pueblo está bajo la advocación de San Bartolomé, quien tiene su templo parroquial en la Plaza de España. La construcción, iniciada en 1483, se prorrogó hasta el siglo XVI. Destaca su portada principal, obra maestra de Hernán Ruiz I y, en el interior, la capilla barroca de Nuestra Señora del Rosario (s. XVIII).

Muy cerca, compartiendo protagonismo con la iglesia del santo patrón de la localidad está el Ayuntamiento, instalado en el antiguo Palacio ducal de Alba y Montoro. Se empleó piedra tipo molinaza en estilo plateresco durante el siglo XVI. Destacan los ricos artesonados conservados en ambos pisos. En la misma plaza está la Casa de los Palcos (s. XVII), utilizada para disfrutar desde allí de espectáculos como toros, procesiones y ejecuciones. La casa con una escalera de acceso para cada sexo.

Por la calle Bartolomé llegamos a la Iglesia de Santa María de la Mota, edificada en 1240, sobre la mezquita. Del interior del templo gótico mudéjar sobresalen los capiteles que se levantan sobre pilares y columnas para separar las tres naves. En el siglo XVII se data la portada principal. En la actualidad, alberga el Museo Arqueológico Municipal.

En la calle Sor Josefa Artola se halla el Edificio de las Tercias (s. XVIII), así llamado el almacén para guardar los productos del campo que componían los diezmos pagados por cada cosecha a la Iglesia. Tras su portada neoclásica tiene un gran espacio con tres naves, que dan idea de la gran cantidad de producto recogida. Actualmente es la sede del Museo del Aceite.

La Iglesia de San Juan de Letrán (1764) destaca por las yeserías de estilo rococó que conserva en su interior; en tanto que la Iglesia de Santiago alberga el interesante Museo de la Semana Santa. Además, merece una visita el templo de San Sebastián (ss. XVI y XVIII) con su característica espadaña barroca y que una antigua tradición local vincula al mismo San Francisco, que allí asistiría a los enfermos.

Como curiosidad, en la calle Criado está la Casa de las Conchas, decorada en 1960 con más de 45 millones de conchas provenientes de todos los rincones del mundo.

En la muralla se conserva la Puerta de la Torre Mocha, en la calle Santos Isasa. De origen romano, sus restos actuales son principalmente medievales.

Camino del barrio de Retamar es recomendable atravesar el hermoso Puente de las Donadas o de las Doncellas (1498). Durante su construcción las mujeres de la población donaron sus joyas y enseres para poder costearlo; además, el rey privilegió a la localidad eximiéndola de alojar y de avituallar a las tropas. Atravesándolo se llega a la Iglesia de Santa Ana (ss. XVI al XVII) muy afectada por la guerra civil de 1936.

puente donadas montoro
El Puente de las Donadas en la noche

No muy lejos está el Parque Natural Sierra de Cardeña y Montoro, que ocupa parte de Sierra Morena, bañada por el río Yaugas. Es singular su dehesa de roble melojo (especie más pequeña).

Imagen destacada cedida por ©EMPRESA PÚBLICA PARA LA GESTIÓN DEL TURISMO Y DEPORTE DE ANDALUCÍA

Imprescindibles

que ver en montoro
que ver en montoro

Datos prácticos

Coordenadas

38° 1′ 18.02″ N, 4° 22′ 58.12″ W

Distancias

Córdoba 47 km, Sevilla 179 km, Madrid 353 km

Aparcamiento

Estacionamientos habilitados en las calles Salazar (Aparcamiento Hospital Jesús Nazareno) y El Santo

Altitud

195 m

Habitantes

9834 (2012)

Carnaval, Semana Santa (incluye sus célebres procesiones acompañadas de romanos como la de la detención de Cristo), Nuestra Señora del Carmen (16 de julio), San Bartolomé (24 de agosto) y Virgen del Rosario (del 7 al 12 de octubre)

Feria del Olivo (mayo, solamente en años pares), Romería de las Veleras en honor a Nuestra Señora de la Fuensanta (último domingo de abril) y Verbenas del Carmen y Santa Ana (julio)

Mazapanes La Logroñesa, Forja artística, cuero (montería, botas), industria de la madera

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar