Que ver en Iznájar

Fortaleza sobre el Lago de Andalucía

Espectacular conjunto urbano en torno a una fortaleza medieval. La construcción de su embalse la ha embellecido aún más al convertirla en una península. Fue escenario de sublevaciones y masacres durante el emirato de Córdoba, y en 1861 sus jornaleros protagonizaron una sonada sublevación.

Planifica tu escapada a Iznájar

En tan singular lugar, además de la vistas exteriores desde las carreteras de acceso, lo más llamativo que hay que ver en Iznájar es su primoroso cementerio, situado en los alto del pueblo, muy cerca del castillo. El recorrido a pié por sus cuestas conviene no hacerlo en los mese veraniegos durante las horas centrales del día, pues hay un buen trecho desde el aparcamiento hasta la zona de arriba. Uno de los mayores atractivos de éste lugar es la opción de practicar deportes náuticos y actividades de turismo activo; tanto en su embalse como en el cercano Parque de las Sierras Subbéticas. Dado que la mejor vía de regreso tras una escapada a tan apartado lugar es la autovía A-92, un buen lugar de hacer una parada —y visita breve— es la localidad malagueña de Archidona. Para conocer los platos típicos y donde dormir preparamos una página de reservas en Iznájar. Para ponerse al corriente sobre éstas y otras opciones que ofrece la gastronomía local, hemos seleccionado los mejores platos y establecimientos en nuestra página Dormir y Comer en Iznájar.

¿Quieres conocer este sitio?

Su nombre procede del de árabe: hisn (castillo) y ashar (alegre), si bien pudo estar ocupado muchos siglos antes dado que existen algunos elementos materiales que remontarían su existencia a íberos y romanos. Un viejo Romancero llamado como Iznájar confiere el nombre de Angellas a la ciudad y lo asocia a la dominación romana.

Desde el 742 pertenece a la cora de Rayya, cuya capital en un principio estuvo en Archidona. Hacia finales del siglo IX la zona fue controlada por el guerrillero Omar Ben Hafsun, un muladí (converso descendiente de visigodos) que durante tres décadas combatió con éxito al emirato de Córdoba. En el año 886, el lugar sufrió asedio de las tropas del emir cordobés Al-Mundir, que pasó a cuchillo a la mayoría de la población por su colaboración con los rebeldes. Las continuas y sangrientas represalias atemorizaron hasta tal punto a la población, que en el año 911 -para evitar nuevas represalias- asesinó al caudillo rebelde, el muladí Fadl ben Salama, enviándole su cabeza al emir de Córdoba como signo de sumisión. Al ser ya fiel al emirato, Abderraman III reconstruyó el castillo, convirtiéndolo en prácticamente inexpugnable por lo escarpado de varias de las laderas de su colina.

Al morir Almanzor y descomponerse el califato de Córdoba, a comienzos del siglo XI, el caudillo bereber Habus Ben Maksan conquista Iznajar y la convierte en capital de su reino taifa hasta que en el año 1019 conquista Granada y la convierte en su nueva capital. A partir de entonces la fortaleza ejerce de defensa adelantada frente a los castellanos.

En 1341 llega hasta sus murallas el rey Alfonso XI con su ejército, pero a causa del mal tiempo renuncia a asediarla. No es hasta 1362 cuando el rey Pedro I, ayudado por su vasallo el depuesto rey granadino Muhamed V de Granada conquista Iznajar. Pero cuatro años después, al recuperar su reino Muhamed V, vuelve a ser controlada por los granadinos.

El 4 de diciembre de 1431 el rey Juan II la conquista definitivamente pasando a manos castellanas desde entonces. En 1468 Iznajar entra en la jurisdicción de Juan Fernández de Córdoba, señor de Baena y conde de Cabra, quien recibió el título de vizconde de Iznájar. Pertenecerá desde entonces a la Casa de Sessa, establecida en el siglo XVI.

iznajar fojo antigua
Vista antigua de Iznájar, antes de la construcción del embalse

El 28 de junio de 1861 un grupo 600 de jornaleros, liderado por Rafael Pérez del Álamo, al grito de “viva la libertad y muera la reina” asaltan el cuartel de la Guardia Civil de Iznajar. Al día siguiente llegan a reunir hasta diez mil amotinados, entrando en Loja, que saquean y hacen un primer reparto de tierras. La rebelión duró una semana, hasta que llegaron las tropas del Ejército.

La visita al pueblo de Iznajar debe de pasar por el Arco de la antigua muralla, que fue la entrada de la medina musulmana. A la entrada está la Casa de Cultura, que alberga el Museo de Aperos de Labranza y Tradiciones Populares.

Después de callejear entre las casas blancas alegradas con las macetas azules se asciende hasta el Castillo, cuya traza es del siglo VIII y que fue reformado hasta el XV, adaptándose como residencia del administrador del Señor del lugar -el duque de Sessa- en el siglo XVIII. La mayor parte de los tramos de la muralla visibles fueron construidos en el siglo XI. La Iglesia de Santiago (años 1547-1638) está muy próxima a la fortaleza y presenta rasgos propios de un templo renacentista. Destaca su hermosa bóveda de casetones y el retablo mayor de época barroca. Fue edificado por Hernán Ruiz el joven. Su torre inspiró el poema de Rafael Alberti Torre de Iznajar que está allí escrito en un azulejo. Muy cerca del castillo, con unas excelentes vistas al embalse hay un pequeño y maravilloso cementerio, extraordinariamente cuidado; en nuestra opinión uno de los cementerios más bonitos del mundo.

En pleno centro sobresale el modesto y curioso Patio de las Comedias, desde el que se pueden contemplar espectaculares vistas sobre el embalse. Entre las viviendas es singular la Casa de las Columnas, dotada de una vistosa portada del siglo XVIII, fue una antigua residencia de los condes de Albi.

La Ermita de la Virgen de la Piedad (s. XVII), también conocida como La Antigua, acoge la imagen barroca de la Virgen homónima, Patrona de la localidad.

embalse iznajar
Embalse de Iznájar

La Semana Santa de Iznajar tiene la particularidad de incluir la representación de la Pasión de Cristo por los vecinos del pueblo.

Una actividad lúdica es la práctica del piragüismo o los deportes de vela en el Embalse de Iznájar, conocido por sus dimensiones como el “Lago de Andalucía” por sus 100 km de orilla y 32 metros de longitud.

Imprescindibles

Dónde dormir en Iznájar
Catedral de Santiago y Castillo
Dónde dormir en Iznájar
Típicas macetas en las paredes de las casas

Datos prácticos

Coordenadas

37° 15′ 24.22″ N, 4° 18′ 36.33″ W

Distancias

Córdoba 101 km, Sevilla 200 km, Madrid 428 km

Aparcamiento

Existen zonas de aparcamiento en las inmediaciones de la Plaza de la Venta y en el Paseo de la Coronación.

Altitud

539 m

Habitantes

4712 (2012)

La Candelaria (1 de febrero), San Blas (3 de febrero), Carnaval, Semana Santa (Escenificación de El Paso en la iglesia de Iznájar) y San Marcos (25 de abril)

La Feria Chica (tercer fin de semana de junio), Feria Real (del 7 al 11 de septiembre, en honor a la Virgen de la Piedad, patrona de Iznájar), Chascarrá (baile en parejas, al término de la recolección de la aceituna) y El Cante de los Poetas.

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar