Carcabuey

El castillo del alcaide más leal

Enclavado en el Parque Natural de las Sierras Subbéticas, en un bello paisaje de olivares, el milenario castillo de Carcabuey fue escenario de una famosa leyenda de lealtad hasta después de la muerte. Una vez derogados los Señoríos fue objeto de un pleito que duró 49 años.

Planifica tu escapada a Carcabuey

Situada en el corazón del Parque Natural de las Sierras Subbéticas, esta tranquila y bella localidad es un remanso de tranquilidad sazonado por la cordialidad de sus habitantes. El recorrido por el cerro, viendo la arquitectura popular, los templos y las ruinas del castillo deben de acabar con una visita al Centro de visitantes Santa Rita; además de informar sobre todo lo que ver en Carcabuey allí explican los senderos y rutas por el parque. Uno de los máximos atractivos de la zona son las múltiples actividades de turismo activo que pueden practicarse allí, tanto de montaña como en el embalse de Iznajar; los puntos de contratación y reunión son dos importantes localidades históricas situadas al Oeste (Cabra) y Este (Priego de Córdoba); dos localidades que merecen medio día de visita cada una. Otra opción es tomar una estrecha carretera en dirección norte —atravesando el parque natural— hasta el imponente pueblo de Zuheros, con su interesante Cueva de los murciélagos. Se trata de una zona con una escasa infraestructura turística; hemos recogido las mejores opciones en la página Dormir y comer en Carcabuey.

¿Quieres conocer este sitio?

En su cerro se han encontrado piezas arqueológicas de hace 1.200 años, como la espada de bronce que se conserva en el Museo Británico de Londres. Los romanos llamaron al lugar Ipolcobulcula, construyendo un castellum del que nos ha quedado su aljibe excavado en la roca viva; también nos han llegado vestigios de villas, epigrafía y hornos cerámicos. Debió de tener una importante población de visigodos, pues al llegar en el 712 los musulmanes, optaron por pactar la independencia en la gestión del lugar a cambio de la conversión al Islam. Lo llamaron Karkabuliya, que quiere decir “Puerto de montaña”, haciéndola depender del gobernador de la cora o provincia de Cabra.

La relación entre los musulmanes y sus nuevos súbditos muladíes (cristianos conversos) no debió de ser buena, pues por la zona estuvo muy activo hacia finales del siglo IX el guerrillero Omar Ben Hafsun, un converso descendiente de visigodos. Con él debió de cooperar el Señor del lugar -Said Ben Mastana, descendiente de los nobles visigodos locales- que procedió a reforzar el Hisn Karkabuliya (Castillo de Carcabuey). En el año 893 la situación se agravó hasta el punto de que el emir Abd Allah se presentó ante la fortaleza con sus tropas, obligando a los habitantes a demoler el castillo en su presencia.

Debió de ser conquistado por las tropas de Fernando III después de 1246 (Pacto de Jaén) ya que en el año 1256 se cita como una de las fortalezas de la Orden de Caballería de Calatrava. Por aquel entonces debió de adaptarse al estilo arquitectónico castellano. En 1262 ya tenía un término concejil propio.

El caballero calatravo Nuño Tello es designado alcaide de Carcabuey en 1282. Cuando el Infante Sancho se subleva contra su padre Alfonso X el Sabio, con ayuda del rey de Granada, el alcaide se niega a entregarle la plaza, dando lugar a una leyenda de lealtad extrema.

Fue gobernado por la Orden Militar de Calatrava hasta el año 1333, cuando el rey Mohamed IV de Granada lo toma y saquea. En 1341 lo recupera las tropas del caballero Martín Fernández de Portocarrero, Señor de Alcalá la Real. Ese mismo año Alfonso XI le concede el fuero de Toledo para estimular su repoblación.

En octubre de 1385 el rey Enrique II le concede el señorío de Carcabuey al caballero Ruy Díaz de Berrio, en agradecimiento por los servicios prestados durante la guerra civil con Pedro I. En el documento se explicitaba que la concesión era para sus descendientes directos y que, en caso de extinguirse el linaje, la villa y el castillo regresarían al poder de la Corona.

En 1463 el hijo y el nieto de Ruy le pidieron al rey Enrique IV permiso para vender Carcabuey, y éste se lo concedió. Así, el 20 de diciembre de 1465 lo vendieron a la Casa de Aguilar (que dominaba Alcalá la Real y había intervenido en su reconquista) a cambio de 380.000 maravedís. Sus nuevos Señores repoblaron la villa, que inició un período de esplendor, absorbiéndose más adelante la Casa de Aguilar por el Ducado de Medinaceli. Se edificaron iglesias y maestros que trabajan en Priego de Córdoba también lo hicieron en la localidad.

Imagen del Corpus Christi en 1998

En 1826, el Gobierno Central exigió la devolución de los terrenos del antiguo Señorío por considerar que el permiso de venta dado por el rey Enrique IV no era válido. Por ello se entabló un pleito que duraría hasta 1870, cuando el Estado recuperó Carcabuey.

Comenzamos la visita por el Castillo de Carcabuey, desde el que se controlan todos los caminos que comunican esta comarca de la Subbética. El lugar ya estaba ocupado al menos en el período del Bronce, como demuestra el hallazgo de una espada de bronce del 1200 a.C. Después fue un castellum romano y en el periodo medieval se hizo célebre como el Castillo de la Fidelidad, pues su alcaide Pero Nuño perdió a su hija en 1282 por mantenerse fiel al rey Alfonso X. La fortaleza conserva aún su patio de armas rodeado de otras construcciones ya abandonadas.

La Ermita del Castillo fue muy posiblemente el primer templo parroquial de Carcabuey. Situada en el interior del recinto amurallado debió ser abandonada y reducida a simple ermita. Ya en el siglo XVIII nuevas reformas le confieren un aspecto renovado y barroco.

Extramuros, al pie de la fortaleza, se halla la espectacular Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, fundada en el siglo XIV y reformada en los siglos XVII y XVIII. En su interior destaca la Capilla del Sagrario donde de guarda el Cristo de Ánimas, de Alonso de Mena. En un extremo del pueblo está la sobria silueta de la Iglesia de San Marcos (finales del s. XVI). En el templo tiene su sede, desde 1671, la Escuela de Cristo a cargo de la Congregación de San Felipe Neri. En 1583 se funda la Ermita de Santa Ana. En su retablo del siglo XVIII se cobija la imagen de la santa titular, un San Francisco de Asís  y la Virgen de la Aurora, de gran devoción en la localidad y relacionada con la fiesta del Toro de Cuerda.

En el Monte del Calvario de Carcabuey se encuentra una ermita dedicada al Santo Cristo (s. XVIII), a la que se accede por un camino de vía crucis con catorce estaciones de penitencia.

En la calle de las Parras está el Templete de la Virgen de las Angustias (s. XVIII), haciendo esquina con la Plazoleta de la Cruz de los Mozos (por ser desde allí de donde se despedía festivamente a los mozos cuando iban a cumplir con el servicio militar). Este curioso altar alberga una imagen de la Virgen  hecha en madera policromada del siglo XVIII; tiene la particularidad de que no pertenece ni a la Iglesia ni al ayuntamiento y haber sido levantado por los vecinos.

Entrada al Castillo

En la vecina calle del Pilar hay una célebre fuente de planta circular y cuatro caños construida en el siglo XVIII. En la carretera que va de Priego de Córdoba a Cabra, en las inmediaciones de Carcabuey, está el Centro de Visitantes de Santa Rita, que informa sobre la historia y posibilidades de ocio del Parque Natural.

A la hora de elegir fecha para visitar Carcabuey conviene recordar que la vistosa fiesta del “Toro de cuerda” se celebra en las Fiestas de la Aurora (el último fin de semana del mes de agosto) y en las fiestas de la Virgen del Castillo (los días 6, 7 y 8 de septiembre). En la festividad del Corpus Christi los lugareños tapizan las calles, que siguen el itinerario de la procesión, con serrín de colores dibujando formas geométricas y los vecinos sacan macetas con plantas verdes a la calle para realzar las composiciones.

Imprescindibles

Vista de la localidad desde el Castillo
Castillo de Carcabuey

Datos prácticos

Coordenadas

37° 26′ 37.37″ N, 4° 16′ 24.31″ W

Distancias

Córdoba 95 km, Sevilla 184 km, Madrid 404 km

Aparcamiento

Existen zonas de aparcamiento en el casco urbano. Es recomendable dejar el vehículo en las áreas de acceso a la población.

Altitud

642 m

Habitantes

2659 (2012)

Semana Santa, La Pascua de los Moraos (Fiesta de Interés Turístico de Andalucía, Domingo de Resurrección), Corpus Christi, Fiestas de la Aurora (finales de agosto), Fiestas Patronales de la Virgen del Castillo (7 y 8 de septiembre)

Feria de Carcabuey (del 14 al 17 de agosto), Toro de Cuerda (finales de agosto)

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

DEJA TU COMENTARIO

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar