Que ver en Vejer de la Frontera

El pueblo que defendió sus derechos

Véjer es un bello conjunto de casas blancas con balcones y ventanas de forja, arracimadas en el cerro de su castillo medieval. Su imaginario popular está conformado por la defensa de sus derechos colectivos en el siglo XVI.

Planifica tu escapada a Vejer de la Frontera

Vejer no es un pueblo monumental. Lo que hay que ver en Vejer son el ambiente popular y auténtico de sus calles entre casas encaladas, así como las vistas panorámicas de los tejados y de la campiña circundante. Para recorrerlo a pié se puede dedicar un día; sin olvidarse de visitar el museo de arte contemporáneo de la cercana urbanización Montenmedio. Éste pueblo es el mejor punto de partida para el singular parque natural de La Breña y Marismas de Barbate, excelente zona de marismas con infinidad de aves para avistar durante casi todo el año.

La escapada puede complementarse con excursiones a las localidades cercanas, como Tarifa (al sur) y Chiclana Medina Sidonia (al norte). Tampoco está lejos el Parque Natural de Los Alcornocales. Hay bastantes buenos sitios donde comer comida popular andaluza en Vejer, lo que es más difícil es encontrar un  alojamiento a menos de trescientos metros de los aparcamientos; por ello es recomendable consultar en nuestra página Dormir y Comer en Vejer de la Frontera y mirar en cada establecimiento su situación en el mapa.

¿Quieres conocer este sitio?

Por su posición de fácil defensa en un cerro próximo a un río, el lugar fue fortificado desde la Edad del Bronce; le llamaban Besaro hacia el siglo VII a. de C.; los romanos lo denominaron Baessipo, siendo una población relevante, mencionada por varios historiadores.

Desde el mismo año de 711, tras la batalla que tuvo lugar en el cercano río Guadalete, los visigodos perdieron el lugar en favor de los musulmanes comandados por Tariq. A finales del siglo IX los pobladores mozárabes se rebelaron contra el Califato de Córdoba, hasta que en el 895 el príncipe omeya Motarrif asalta la fortaleza y los somete. En el periodo musulmán fue denominada Besher; tuvo una alcazaba dentro de las casas que fueron edificadas de forma abigarrada, conformando el aspecto de sus calles y plazas. De esos cinco siglos de dominio quedan como testimonio la puerta del castillo (del siglo XI) y varios lienzos de muralla, así como elementos decorativos de la iglesia parroquial y muchos edificios privados.

En 1250 el rey Fernando III de Castilla toma la localidad, pero el trato a los mudéjares no debió de ser el adecuado pues estos se sublevan catorce años después, haciéndose con el control de la misma. Tras dos meses de rebelión los castellanos recuperan el control de la localidad, expulsando de ella a sus habitantes. Durante años fue conocida como “Véjer de la miel” por la gran cantidad de colmenas que había en el municipio. Permaneció como villa de realengo hasta el año 1285, en que el rey Sancho IV encargó su defensa y repoblación a la Orden Militar de Santiago. Entre 1288 y 1293 ésta realizó un repartimiento de tierras para atraer población; además los vecinos tenían derecho a unos amplios terrenos comunales, una parte de los cuales se sortea para su disfrute, o el de sus rentas, por el sistema de las llamadas “hazas de suerte”.

En los siglos XIII y XIV fue un importante bastión de la frontera castellana con los benimerines que dominaban Algeciras el Reino Nazarí de Granada, por lo que acabó añadiendo el “de la frontera” a su nombre.

El señorío pasó en 1307 al célebre caballero Guzmán el Bueno, permaneciendo en los siglos siguientes como parte de los dominios de sus descendientes, en el ducado de Medina Sidonia.

En 1535 se produce una célebre, pacífica e inusual contestación social contra el Señor del lugar, el duque de Medina Sidonia porque éste arrendaba en su beneficio las propiedades de las “hazas de suerte” que por derecho correspondían a los vecinos e imponía nuevos impuestos. El villano Juan Relinque promovió un pleito contra el todopoderoso Señor de Vejer (el duque de Medina Sidonia), embarcando a los vecinos en elevados gastos legales y de viaje. Tras cuatro años de juicios -que llegaron a la última instancia, la Real Chancillería de Granada- consiguieron que se les reconocieran sus derechos.

foto antigua las tapadas vejez frontera
Las Tapadas, 1926 (Fotografía de José Ortíz Echagüe)

El 12 de abril de 1773 se produjo en las inmediaciones de Vejer un terremoto que causó graves daños en la población. En los años siguientes debieron de realizarse múltiples derribos y reparaciones en los edificios.

En el año 1926 el fotógrafo José Ortiz Echagüe realizó una serie de fotografías de las Tapadas, las mujeres con el rostro cubierto -herencia del pasado musulmán de Vejer- a las que homenajea también una escultura de bronce.

Su imponente casco histórico fue declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1976.

La visita a Vejer de la Frontera está orientada a disfrutar más del conjunto urbano que de monumentos específicos de la localidad. Por ello puede ser una buena idea recorrer de forma aleatoria varias de sus callejas típicas, entre viviendas encaladas con balcones y rejas de las ventanas elaborados artesanalmente con hierro forjado; esta es la mejor forma de sumergirse en el singular ambiente del lugar.

La población estuvo protegida desde la época árabe por el perímetro amurallado que protegía el núcleo original, del que quedan importantes construcciones que se pueden ir viendo mientras se callejea hacia la parte alta de la población: la Puerta de la Villa, la Puerta Cerrada y la Puerta de Sancho IV; el Baluarte de la Segur y el Bastión del Mayorazgo.

El principal edificio religioso es la Iglesia Parroquial del Divino Salvador (ss. XIV-XVI y XVII), iniciada en gótico-mudéjar y posteriormente ampliada. El templo se alza en el solar de una antigua mezquita, algunos de cuyos materiales se emplearon en la construcción; la decoración interior incluye numerosos trabajos mudéjares o reutilizados de edificios de la época musulmana. Es llamativa la bóveda de la nave principal, en la que sus nervios están esculpidos en dientes de sierra; también merece atención el retablo mayor (del siglo XVII) ejecutado en madera de cedro y borne.

Imagen de la localidad en la actualidad
Imagen de la localidad en la actualidad

Como es habitual el Castillo está en la parte más alta de la población, tiene su origen en el periodo del califato (siglo X) reformándose en siglos posteriores; se conserva su puerta doble con algunos motivos florales (siglo XII), también las murallas y el patio de armas. El ducado de Medina Sidonia lo emplearía como residencia, embelleciendolo en el siglo XVIII al decorar su patio porticado.

La bella portada renacentista distingue al Convento de las Monjas Concepcionistas (S. XVI), situado junto al Arco de las Monjas; conserva una curiosa sucesión de contrafuertes colocados a resultas del terremoto de 1773.

Entre las principales viviendas de Vejer está la Casa del Mayorazgo (S. XVIII), dotada de dos patios y estrecha relación con la muralla de la ciudad. También es destacable la fachada del Palacio del Marqués de Tamarón (S. XVII-XVIII), actual sede de la Casa de Cultura.

En la barriada de Santa Lucía aún se puede ver alguno de los Molinos harineros de viento del siglo XIX que tanto identificaron a la localidad de Vejer; especialmente el que perteneció a los Duques de Medina Sidonia. Cerca está el Acueducto de Santa Lucía, de origen romano y más tarde perfeccionado por los árabes.

En la carretera de Barbate está la urbanización Montenmedio, que incluye un interesantísimo Museo de arte contemporáneo Fundación NMAC, emplazado en un entorno natural, aprovechando las instalaciones de un antiguo aeródromo. Merece la pena invertir un par de horas recorriéndolo. En esa carretera también está el Santuario de la Virgen de la Oliva, Patrona de esta población gaditana. Primero fue villa romana y después basílica visigoda, en ella se venera una talla de la Virgen de 1596.

Imprescindibles

dónde dormir en Vejer de la Frontera
Puerta Cerrada
dónde dormir en Vejer de la Frontera
Plaza de España

Datos prácticos

Coordenadas

36° 15′ 8″ N, 5° 57′ 48″ W

Distancias

Cádiz 57 km, Sevilla 159 km, Madrid 685 km

Aparcamiento

Es recomendable dejar el coche en el Parking La Corredera (en las inmediaciones del casco antiguo) o en el Parking Los Remedios (a la entrada de la localidad). Hay una zona habilitada tras la oficina de turismo

Altitud

200 m

Habitantes

12 857 (2012)

Carnaval, Semana Santa, Romería del 7 de mayo (Virgen de la Oliva, patrona de Véjer), Candela de San Juan (23 de junio), Toro Embolao y Velada en honor de la Patrona de Véjer la Virgen de la Oliva (del 10 al 24 de agosto)

Feria de Primavera

El Telar de Vejer, Cestería Juani Marchán. También se puede adquirir alfombras, talla en madera y cerámica

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar