Qué ver en Sancti Petri

Parte del término municipal de Chiclana de la Frontera, esta zona ha destacado por muy distintos motivos a lo largo de la Historia. Así, lo que ver en Sancti Petri incluye un islote en cuya roca se asentó un importante templo romano que acabó convertido en castillo. Gracias a su estupenda playa, el antiguo poblado almadrabero ha dado paso a urbanizaciones, una de las cuales incluso tomó el nombre del lugar. El resultado es un conjunto vacacional de primer nivel.

Castillo de Sancti Petri

Lo más notable que ver en Sancti Petri es la isla que se extiende frente a su costa. Queda al sur de la Bahía de Cádiz y acoge los restos de un castillo. Su torre formaba parte de las defensas que dispuso Felipe II para combatir a los piratas berberiscos. Otras atalayas se encontraban en la costa, como la del Puerco o la del Faro de Roche. Disponía de puestos de artillería y su función era prestar evitar desembarcos en las playas continentales.

Vista aérea del Castillo de Sancti Petri

Vista aérea del Castillo de Sancti Petri, donde estuvo el Templo de Hércules Gaditano. | Shutterstock

Tanto con los Austrias como con los Borbones se reforzó la fortificación. Aunque se elevaron murallas, estas seguían respondiendo a la defensa de la costa gaditana y el caño de Sancti Petri, en el que existían diversas baterías. Por ello, se encontraban adaptadas para abrir fuego y no para resistir desembarcos en el propio castillo de Sancti Petri.

Las diversas guerras que azotaron España durante los siglos XVII, XVIII y XIX dañaron seriamente la estructura. Además de los continuos asaltos berberiscos, tuvo que afrontar ataques ingleses y franceses. Los mayores daños se produjeron a raíz de la Guerra de Independencia, tras la cual volvió a ser asaltada por los galos. Asimismo, también sirvió como cárcel.

Durante el primer cuarto del siglo XX la función de la torre de la fortaleza que ver en Sancti Petri pasó a ser la de faro. Declarado Bien de Interés Cultural a finales de los cuarenta y recientemente se ha rehabilitado. Gracias a esto hoy es uno de sus grandes hitos turísticos. Para visitarla hay que realizar una reserva previa, de un máximo de cuatro personas. Las alternativas para alcanzarla van del kayac a los medios propios, pasando por bonitos tours en barco.

Interior del castillo de Sancti Petri de noche

Interior del castillo de Sancti Petri de noche. | Wikimedia

Templo de Hércules Gaditano

Antes de que existiera el castillo que ver en Sancti Petri y el propio islote se alzó el Templo de Hércules Gaditano. Antes de que la geografía de la Bahía de Cádiz mutara hasta su estado actual, la ínsula formaba parte de Cotinusa, la más grande de las islas Gadeiras. En ellas se asentaron los fenicios venidos de Tiro, población del otro lado del Mediterráneo. Su punta sur es hoy el islote de Sancti Petri.

Los fenicios crearon un primigenio santuario dedicado a Melkar. Era la deidad patrona de los esfuerzos colonizadores y la agricultura. Debido a ello, sus rituales versaban sobre el renacimiento, la vida y la muerte. Cuando los cartagineses tomaron el mando de Cádiz siguieron dando el mismo uso al monumento sacro. La tradición cuenta que el mayor de sus héroes, el general Aníbal, visitó el templo antes de sus campañas en Italia.

Estatua de Hércules Gaditano

Estatua de Hércules Gaditano. | Wikimedia

Asimismo, el carácter sagrado se mantuvo en época romana. Sin embargo, la advocación cambió a Heracles. Fue el historiador Pomponio Mela quien situó el enterramiento de Hércules aquí. Por ello, la fama que cobró fue enorme. Dos columnas daban entrada a un entorno de gran carga ritual, en el que producían diversas ofrendas al semidios. Al igual que en el caso de Aníbal, algunas fuentes de la época afirman que Julio César acudió al Templo de Hércules Gaditano, donde tuvo visiones que marcarían su futuro como conquistador.

La caída del Imperio Romano supuso un enorme declive para el santuario. Sin embargo, en época árabe hay documentada la existencia de un faro en este lugar que ver en Sancti Petri, que sería derribado. Respecto al nombre actual, la leyenda lo atribuye a Santiago Apóstol, que acabó con la herejía del lugar, dedicándolo a San Pedro. Para que volviera a tener importancia hay que esperar a la construcción del antes mencionado castillo. Por otro lado, Manuel de Falla acudió a su entorno para inspirarse de cara a la composición de Atlántida. En la actualidad se han recuperado diversas piezas de la Edad Clásica que expone el Museo de Cádiz.

Poblado de Sancti Petri

El verdadero núcleo del lugar es el poblado de Sancti Petri. Se sitúa en la boca protegida por un espigón del caño del mismo nombre, canal que transita entre Chiclana de la Frontera, Puerto Real y San Fernando. Su pasado está indisolublemente atado a las almadrabas. Ya en época romana había una, conocida hoy como Almadraba de Hércules. era una importante fuente de atún para el imperio. Esta actividad continuó desarrollándose protegida por el castillo de Sancti Petri.

Caño y poblado de Sancti Petri

Caño y poblado de Sancti Petri. | Wikimedia

Llegado el siglo XX, en 1929, la adquisición del territorio por parte del Consorcio Nacional Almadrabero supuso la generación de un núcleo urbano. Sufrió un espectacular crecimiento que le llevó a ser incluso pedanía de Chiclana y a edificar una iglesia. Sin embargo, una crisis pesquera durante los años 70 llevó a que el auge parase en seco.

El consecuente cambio propiedad de sus terrenos llevó a que estos acabaran en manos del Ministerio de Defensa. Debido a esto, los vecinos fueron expulsados de sus casas. Poco después los edificios comenzaron a arruinarse. La recuperación comenzó en los 90, cuando la zona se desligó del ministerio. Diversos planes llevaron al lugar a florecer de la mano del turismo gaditano y las urbanizaciones. Estos se apoyan en la excelente playa de Sancti Petri. Recuerda a las de Los Caños de Meca o El Palmar de Vejer.

Playa de Sancti Petri

Playa de Sancti Petri. | Shutterstock

El éxito de las medidas turísticas se reforzó con la creación de un puerto deportivo en la entrada del caño de Sancti Petri. Los pocos edificios del poblado que han sobrevivido se están consolidando por diversas vías. Por ejemplo, el club marítimo local está reconstruyendo la iglesia. Además, el poblado cuenta con un centro de interpretación privado.

Novo Sancti Petri

Vistas de Novo Santi Petri

Vistas de Novo Santi Petri. | Wikimedia

Al igual que ocurrió con el cercano arenal de Roche, perteneciente a Conil de la Frontera, la playa de la Barrosa se urbanizó con visos turísticos a finales del pasado siglo. De esta forma surgió la urbanización Novo Sancti Petri, que pese a no tener nada que ver con el poblado usó su nombre.

Se trata de un área repleta de hoteles y casas vacacionales. La mencionada playa de la Barrosa, con bandera azul, es su mayor atractivo. Dicho arenal se separa de la playa de Sancti Petri por el farallón de Laja Bermeja, pese a lo cual con marea baja se puede transitar entre ambas. En todo este espacio hay diversas oportunidades de turismo activo. Además, se realizó una fuerte apuesta por el golf, por lo que se llevaron a cabo diversos campos.

Playa de la Barrosa en Novo Sancti Petri

Playa de la Barrosa en Novo Sancti Petri. | Wikimedia

Un poco más al sur, tocando parte de la urbanización, se extiende la playa del Puerco, que en su extremo sur toca se conecta con la de Roche. Este lugar que ver en Sancti Petri debe su nombre a su atalaya defensiva. Formaba parte de la línea defensiva dispuesta por Felipe II para proteger a la población local de las masacres berberiscas. Estas se repartían por la costa provincial llegando a lo que hoy es La Línea de la Concepción y San Roque.

Marismas de Sancti Petri

Para terminar con lo que ver en Sancti Petri toca prestar atención a sus marismas. Forman parte del Parque Natural de la Bahía de Cádiz e incluyen la propia playa de Sancti Petri. Esto hace que el arenal presente un aspecto natural, ya que el entorno no se transformó en salina en el pasado, a diferencia de muchos espacios similares.

Entorno de las marismas de Sancti Petri

Entorno de las marismas de Sancti Petri.

Al estar ubicadas a medio camino entre Doñana y el Parque del Estrecho, en el entorno de Algeciras y Gibraltar, las marismas de Sancti Petri son una zona clave tanto para aves migratorias como locales. De este modo, es un lugar excelente para la ornitología. Anexas se despliegan típicos pinares gaditanos, como el del Coto de la Isleta.

Datos prácticos

Coordenadas

36°23′44″N 6°12′28″O

Distancias

Chiclana 8 km, Cádiz 64 km, Sevilla 133 km, Madrid 664 km.

Aparcamiento

Sin problema en las zonas habilitadas excepto en verano, donde conviene tener aparcamiento si se va a hotel.

Altitud

0 metros.

Habitantes

0 en el poblado. 3.612 en Sancti Petri-La Barrosa (2018).

Las principales festividades que ver en Sancti Petri son las de Chiclana de la Frontera: Las principales fiestas que ver en Chiclana de la Frontera son estas. Cabalgata de los Reyes Magos (5 de enero), Carnaval, Semana Santa, Feria y Fiestas de San Antonio (del 12 al 16 de junio), San Juan (noche del 23 de junio), Romería de la Virgen del Carmen Atunera (16 de julio), Nuestra Señora de los Remedios (8 de septiembre).

El resto de ocasiones especiales que ver en Sancti Petri también van asociadas a Chiclana de la Frontera: Festival Flamenco Chiclana con salero (agosto) y Certamen Nacional de Cante Flamenco Ciudad de Chiclana (viernes de octubre y noviembre).


About the author

Otras noticias de interés
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Decidir cuáles son los pueblos más bonitos de Castilla y León es una tarea ardua, Más información
A lo largo de su historia, el territorio español no ha parado de ver surgir Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Cerca del Estrecho de Gibraltar se extiende este municipio famoso por sus espacios naturales y Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Surgida a raíz de la conquista británica de Gibraltar, este municipio gaditano fue creado por Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]A menos de 5 kilómetros de Benavente, río Órbigo mediante, se ubica esta localidad de Más información