Que ver en Rota

Historia, monumentos y una base naval

Ubicada en un extremo de la bahía de Cádiz, Rota es una localidad marcada por una dilatada e interesante historia fruto de la cual ha heredado un atractivo y amplio patrimonio monumental. Famosa por su base naval, hoy en día es además un importante núcleo de atracción turística.

Planifica tu escapada a Rota

Todo aquello que hay que ver en Rota se concentra dentro de los límites de su casco histórico, declarado como Conjunto Histórico. Más allá de esas calles, la localidad cuenta con agradables playas donde poder pasar un buen día de verano. La visita a Rota puede completarse en una jornada, pero sus alrededores cuentan con grandes atractivos de orden natural como el Parque Natural de la Bahía de Cádiz y lugares de visita obligada como El Puerto de Santa MaríaCádiz Jerez de la Frontera. En la página Comer y Dormir en Rota, podrás encontrar recomendaciones sobre restaurantes y hoteles de la localidad.

¿Quieres conocer este sitio?

Las primeras evidencias de población halladas en el área de la actual Rota se remontan a la Edad de Bronce y arrojan dudas sobre una posible fundación a cargo de los mismos pueblos fenicios que levantaron la primigenia Cádiz. Bajo dominio romano, este primer asentamiento adquiere diferentes nombres como Oraculum Menestei o Speculum Rotae y queda integrado en la Vía Augusta, camino que comunicaba los Pirineos con Cádiz a través de la costa mediterránea ibérica.

Bajo dominio musulmán, el lugar pasa a ser conocido como Rabita Rutta. De esta época hay evidencias del levantamiento de fortificaciones erigidas por temor a incursiones normandas. También existen datos que hablan de un profundo y antiguo pozo construido sobre un lecho de guijarros cuyo acceso, a través de una escalinata, era posible incluso a caballo y del que brotaba un agua de una excelente calidad. Parece ser que durante los años de ocupación musulmana, Rabita Rutta fue además un notable lugar de peregrinaje visitado por personalidades como Ibn Arabi, filósofo y místico nacido en la antigua Murcia.

En 1248, la toma de Sevilla por parte de Fernando III provoca el sometimiento voluntario de Rota a cambio de cierto grado de autonomía en la comarca. Varios hechos posteriores como el asesinato de la guarnición castellana asentada en la ciudad tras la toma de Cádiz propicia que, aprovechando la caída de Jerez de la Frontera en 1264, la población mudéjar sea expulsada de Rota y sus tierras pasen a manos de los conquistadores. Bajo dominio cristiano, el nombre del lugar pasa a ser Rotta, palabra que inevitablemente terminaría por derivar en Rota.

imagen antigua rota
Imagen antigua de la localidad

Debido a continuos ataques por parte de contingentes musulmanes, la población debe fortificarse construyendo una serie de atalayas defensivas cuya financiación provino de la administración de la almadraba local, concedida por Sancho IV en 1285. En 1297, la villa pasa a manos de Guzmán el Bueno, quien supuestamente promueve la construcción del castillo de Luna. Posteriormente, a comienzos del siglo XIV, Rota pasa a ser dominio de la familia Ponce de León como parte de ciertos acuerdos matrimoniales. Bajo este nuevo señorío, la villa es testigo en 1477 de la visita de los Reyes Católicos, invitados por Rodrigo Ponce de León.

La Edad Moderna en Rota comienza con la villa realizando continuas transacciones comerciales con el norte de África pese a la prohibición por parte de la Corona de tal práctica a fin de favorecer al puerto de Cádiz. Este episodio, de todas maneras, no parece tener mayores consecuencias que las continuas misivas enviadas solicitando el cese de la actividad comercial. Durante los siglos XVI y XVII, la ciudad sufre una serie de plagas de peste que contribuyeron a reducir notablemente la población del lugar, hecho agravado también por los continuos ataques de tropas berberiscas y turcas durante el siglo XVI que obligaron a levantar nuevas fortificaciones dotadas de cañones. Durante la Guerra de Sucesión, la ciudad y sus costas son invadidas por tropas anglo-holandesas que permanecen ahí hasta su retirada tras la toma de El Puerto de Santa María y Puerto Real, dejando la ciudad gravemente devastada.

La muerte sin sucesión de Antonio Ponce de León en 1780, favorece el paso de Rota a manos de la casa de Osuna, que ostenta el dominio sobre la villa hasta 1823, fecha en que los señoríos quedan abolidos por primera vez en España. En 1873, y bajo el contexto del movimiento cantonal producido durante la Primera República Española, Rota se autoerige como cantón independiente entre los días 22 de julio y 3 de agosto.

A mediados del siglo XX se firman los llamados Pactos de Madrid, que permiten el asentamiento de cuatro bases militares estadounidenses en territorio español a cambio de ayuda militar y económica. Así, en 1955 queda inaugurada la Base Naval de Rota, cuya instalación fue el motivo de un profundo cambio económico en la ciudad derivado de la gran cantidad de nuevos negocios que comenzaron a ver la luz a raíz de la llegada de un importante contingente estadounidense. Poco a poco, Rota fue dejando atrás un modelo socioeconómico fuertemente basado en actividades tradicionales como la pesca y la agricultura para virar hacia un nuevo horizonte marcado por el turismo y los servicios. En la actualidad, un nada despreciable porcentaje de la economía local depende directa e indirectamente de la base naval.

La ciudad de Rota posee un extenso y variado patrimonio monumental que en 2003 le valió su declaración como Bien de Interés Cultural bajo la categoría de Conjunto Histórico. Un elemento que destaca del casco antiguo de Rota es su muralla, cuyo trazado permanece actualmente en pie de forma parcial a través de algunos tramos diseminados por diferentes rincones de su urbanismo. Las cinco puertas que antiguamente tuvo la ciudad han sobrevivido intactas hasta nuestros días y son también perfectamente visitables.

El Castillo de Luna es uno de sus monumentos más representativos. Probablemente erigido sobre la antigua ribat o fortaleza musulmana, su construcción se atribuye a Guzmán el Bueno tras recibir en 1297 la titularidad del señorío de Sanlúcar. Se trata de un edificio de planta rectangular y exterior sobrio que cuenta con cinco torres y un patio central gótico de doble altura cuyos zócalos presentan atractivos motivos mudéjares. En 1909 fue comprado por 1.200 pesetas por el marqués de San Marcial, quién lo reformó profundamente antes de que pasase a manos de José León de Carranza, que lo adquirió en 1943 por 200.000 pesetas para darle un uso como hospital y colegio gestionado por una congregación religiosa que acabó por donar el edificio al ayuntamiento. En el año 1987 se iniciaron las obras de rehabilitación que concluirían con el traslado definitivo de la sede consistorial en 1999.

rota
Iglesia de la O. Fotografias cedidas por la Oficina Municipal de Turismo Rota

El principal monumento religioso de Rota es la Iglesia de la O, construida durante varios años del siglo XVI. De cara al exterior, encontramos un edificio sobrio que destaca por su portada principal y su torre. En el interior, la iglesia presenta una única nave central de tres tramos con amplias bóvedas góticas que conducen a la capilla mayor, cuya figura queda rematada por un ábside de cinco paños con ventanales góticos y cubierta por una bóveda repleta de motivos heráldicos e iconográficos. A ambos lados de la nave central se suceden hasta cinco capillas diferenciadas que, junto a su órgano del siglo XVIII, componen otros de los mayores atractivos de este edificio. La Capilla de San Roque es otro monumento interesante que ver en Rota. Su construcción data del siglo XVII y está organizada en torno a tres naves separadas por columnas bajas y gruesas. Guarda en su interior una interesante imagen del Cristo de Veracruz fechada en el siglo XVII y otra de San Roque adquirida en 1942. La Capilla de la Caridad, obra del siglo XVIII, es probablemente el principal monumento religioso de estilo barroco de Rota. Su planta tiene forma de cruz latina y de su interior destaca su retablo, obra del escultor Diego Roldán. La Torre de la Merced es el único elemento que queda en pie del antiguo convento homónimo, aunque no se trate de la torre original del mismo, pues la primigenia fue destruida por un temporal en 1722. La actual torre presenta una planta cuadrada y está rematada por una cúpula ochavada revestida de brillantes azulejos azules y blancos.

Un elemento curioso que bien merece una visita son los corrales de pesca de Rota, ubicados en la playa de los Corrales. Estos antiguos vestigios de la era de dominación romana consisten en parcelas delimitadas por pequeños muros de construcción artificial que han sido históricamente empleados para la pesca. La supervivencia de este modo tradicional de captura ha estado vigente en la localidad hasta bien entrado en siglo XX, razón por la cual los corrales están considerados como un importante elemento del patrimonio cultural local y han sido declarados como Monumento Natural.

Imprescindibles

castillo luna rota
Castillo de Luna
corrales pesca rota
Corrales de pesca

Datos prácticos

Coordenadas

36° 37′ 22.31″ N, 6° 21′ 35.86″ W

Distancias

Cádiz 46 km, Sevilla 125 km, Madrid 655 km.

Aparcamiento

Varios parkings públicos y privados en el casco urbano de la localidad.

Altitud

9 m

Habitantes

29.179 (2014)

Carnaval, Semana Santa, San Isidro Labrador (mayo), San Juan (junio), Virgen del Rosario Coronada (octubre).

Fiesta de la Urta (septiembre), Feria de Primavera (mayo)

Cuero, Madera, Forja, Palma, Alfarería, Cerámica

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar