Que ver en Mojácar

Escenario del pacto cristiano - musulmán y destino playero animado

En la Sierra Cabrera, dentro de la comarca más oriental de Almería, se encuentra Mojácar, que atesora un amplio legado cultural deudor, sobre todo, de su pasado musulmán. Está dividido en dos núcleos urbanos: “Mojácar Pueblo”, la zona histórica en lo alto del cerro, y “Mojácar Playa”, a orillas del mar Mediterráneo. Éste último es uno de los destinos playeros y de vida nocturna más animados del sudeste de España.

Planifica tu escapada a Mojácar

Este pintoresco pueblo de la costa de Almería conserva un bonito y rico patrimonio histórico. La Iglesia-fortaleza de Santa María, la Puerta de la Almedina o la Playa del Castillo de Macenas son algunos de los atractivos que explicamos en nuestra sección Que ver en Mojácar. Si se hace el recorrido a pie, la visita puede ocuparnos entre una mañana y un día, dependiendo del ritmo que se fije el visitante. Aunque su principal atractivo son sus numerosas actividades acuáticas que practicar en sus playas y en el litoral cercano.

La escapada puede continuar visitando en dirección oeste la fabulosa localidad de Tabernas y sus desérticos alrededores. Tamvién puedes elegir entre otros parajes cercanos como Cuevas de Almanzora al norte, Níjar y el gran Parque Natural del Cabo de Gata-Nijar, situadas hacia el sur. La buena gastronomía de la zona y los lugares donde parar, los tratamos en nuestra página especializada dormir y comer en Mojácar.

¿Quieres conocer este sitio?

Las primeras huellas de la presencia humana en esta ciudad almeriense las encontramos ya en el Neolítico, hacia el 4000 a. C. Después se establecieron los griegos, quienes le otorgaron el nombre de Murgis Akra (Murgis en las alturas), del cual deriva su denominación actual. Una vez bajo dominio árabe, atravesó un período de gran esplendor gracias a su ubicación hacia el sureste, que hizo de ella una plaza fuerte orientada hacia las costas africanas.

Cuando Muhammad I de Córdoba (823-886) fue coronado y establecido como sultán en Granada, esta localidad pasó a formar parte del sultanato nazarí granadino. A partir de este momento se convirtió en un lugar de frontera y, para protegerlo, se construyeron numerosas torres vigías y el mayor aljibe del reino del sur de la Península. Esto le permitiría resistir frente a asedios prolongados.

El 10 de junio de 1488 las autoridades musulmanas se entregaron al rey Fernando el Católico. Sin embargo, cuenta la leyenda que Alabez, el alcaide de Mojácar, no asistió a la reunión. El monarca envió a uno de sus capitanes, Garcilaso de la Vega, para parlamentar con él. Alabez le dijo al castellano que su raza llevaba allí siete siglos, que ellos eran tan españoles como los cristianos, que no habían combatido contra ellos y que tenían derecho a seguir en sus tierras. Antes de entregarse como un cobarde, prefería morir peleando como un español. Garcilaso se lo contó al rey y éste ofreció garantías a Alabez para poder quedarse en sus tierras, con lo que consiguió que se entregara el 12 de junio. Así se mantuvo un pacto de convivencia entre musulmanes, judíos y cristianos, reforzados estos últimos por la llegada de cien familias cristianas procedentes del reino de Murcia.

En 1518 un terremoto destruyó un tercio de la ciudad y gran parte de sus fortificaciones. Éstas serían reconstruidas y renovadas durante los siguientes tres años. Ya en 1530 Mojácar recibió el título de “ciudad” del emperador Carlos V, quien distinguió además a la localidad con un escudo en el que aparece la imagen del águila bicéfala.

mojacar vista antigua
Vista General de Mojácar en una antigua fotografía

Mojácar nunca dejaría de estar en manos cristianas, pese a los ataques de moriscos y piratas musulmanes. Uno de estos asaltos, probablemente el más difícil, tuvo lugar durante la Rebelión de Las Alpujarras (1568-1571). La villa demostró su fidelidad a la monarquía española, pues gracias a su actuación Aben Humeya no pudo restaurar el dominio árabe en la península.

Años más tarde, el rey Felipe II otorgaría a este lugar el lema de “la muy noble y muy leal ciudad de Mojácar, llave y amparo del reino de Granada”. En 1786 se nombró a los duques de Alba alcaides perpetuos de Mojácar.

En 1838 se descubrió un filón de plata en la Sierra Almagrera, poniéndose en marcha la actividad minera. También se construiría un alto horno de fundición de plomo que fue el segundo de la Península.

Años después, durante la II República, la orden de cierre de todas las minas hará que esta actividad pierda esplendor. Esto trajo consigo un enorme descenso demográfico, que se prolongó hasta la guerra civil española, tras la cual esta localidad solo contaba con 300 habitantes.

A mediados de la década de 1950, el movimiento pictórico Indaliano, liderado por el artista almeriense Jesús de Perceval, tomó esta ciudad como lugar de inspiración y residencia. El Ayuntamiento regaló terrenos y casas abandonadas a artistas y emprendedores que se quisieran establecer allí, facilitando la progresiva afluencia de turistas.

Conocer que hay que ver en Mojácar implica dejarse llevar por sus calles, estrechas y escalonadas, rodeadas de casas encaladas. Su gran pasado morisco se hace patente en cada rincón del Mojácar Pueblo o Mojácar la Vieja, centro histórico que conserva un rico patrimonio.

En la parte central que hay que ver en Mojácar, se ubica la Iglesia-fortaleza de Santa María, construida hacia el año 1560 sobre una antigua mezquita árabe. El templo está edificado con grandes sillares de piedra, en estilos gótico y renacentista. Se utilizaba como refugio ante los numerosos ataques que sufría la localidad por parte de piratas y bereberes. Su decoración es sobria.

Frente de la iglesia la estatua de la Mojaquera, de 1989, rinde homenaje a las mujeres de la villa. Una figura de mujer, con el rostro cubierto con un pañuelo árabe, porta en su cabeza el cántaro que se usaba para recoger agua en la fuente pública.

Bajando la calle Correos llegamos a la Puerta de la Ciudad, más conocida como Puerta de la Almedina, uno de los últimos vestigios de la muralla árabe. Se levantó en 1574 como principal acceso a Mojácar y está formada por un arco de medio punto sobre el que aparece colocado el escudo de la ciudad.

Cerca de la Puerta de la Almedina se alza la Casa del Torreón, antigua sede de la recaudación de impuestos y un establecimiento hotelero en la actualidad. Un poco más abajo se encuentra la Plaza de las Flores, el punto de entrada al Arrabal, otrora barrio judío, un laberinto de calles empinadas situado fuera del recinto amurallado.

Un lugar emblemático que ver en Mojácar es la Fuente Mora, formada por doce caños añadidos tras la reforma del siglo XIX. Sus habitantes la utilizaban para múltiples usos, desde beber hasta lavar la ropa. Fue el lugar en el que se realizaron las negociaciones que llevaron a la entrega de Mojácar a los Reyes Católicos por parte del árabe Alabez.

mojacar
Iglesia-fortaleza de Santa María

Desde el Mirador de la Plaza Nueva se observan las mejores vistas del Valle de las Pirámides, el Mar Mediterráneo y las Sierras de Cabrera, Almagrera y Bédar. En la Plaza Nueva se halla la Ermita de Nuestra Señora de los Dolores, un edificio del siglo XVIII, actualmente un comercio.

En lo más alto de la localidad se conservan las ruinas del Castillo, del siglo XIII, reformado en siglos posteriores, donde se ha instalado un auditorio. Dos kilómetros separan el pueblo, de la zona de la playa.

Mojácar cuenta con un total de 17 kilómetros de costa, de los cuales 12 permanecen completamente vírgenes y dedicados a la práctica del naturismo. La variedad de playas que ver en Mojácar es enorme: desde calas solitarias hasta otras mucho más concurridas. Aquí, a orillas del Mediterráneo, en la conocida como Playa del Castillo de Macenas, se levantó en el siglo XVIII una fortaleza con el mismo nombre. Actualmente solo permanece en pie su torre.

El icono de Mojácar, y de toda la provincia almeriense, es el Indalo, una figura con un arco uniendo sus manos. Se cuenta que fue encontrado por primera vez en una pintura rupestre en la cueva de los Lebreros de Vélez-Blanco y, desde entonces, se ha utilizado como amuleto de buena suerte. Era costumbre que las mujeres de Mojácar lo pintaran en la puerta de su casa con el fin de ahuyentar los malos espíritus, así que no debe extrañarnos si nos lo encontramos en las blancas paredes de la villa.

Imprescindibles

ermita mojacar
Ermita
puerta almedina mojacar
Puerta de la Almedina

Datos prácticos

Coordenadas

37° 8′ 26.15″ N, 1° 51′ 2.28″ W

Distancias

Almería 92 km, Sevilla 500 km, Madrid 558 km

Aparcamiento

Amplio parking público en la Plaza Rey Alavez.

Altitud

152 m

Habitantes

8173 (20011)

Carnaval, Entierro de la sardina (miércoles de ceniza), Día de la Vieja (primer jueves de Cuaresma), Semana Santa, Romería de San Isidro (domingo más cercano al 15 de mayo), Fiesta de moros y cristianos (fin de semana más cercano al 10 de junio), Fiestas de Sopalmo (principios de agosto, en honor a Cristo Rey), Fiestas patronales de San Agustín (28 de agosto), Día de la patrona Virgen del Rosario (7 de octubre)

Festival Manantial de Música, Encuentro Internacional de Tunas, Concesión de Indalos de Oro.

Morcilla mojaqueña, Todo tipo de pescados, destacando el gallo pedro, los galanes, los salmonetes y las palometas, Gamba roja de Garrucha, Ajo colorao (patatas, pimientos rojos secos, huevos, longaniza o bacalao, ajos y aceite), Pelotas ( a base de garbanzos secos, tocino, morcilla, cebolla, ajos, carne picada, huevos, pimiento colorao, harina, limón, perejil, canela y clavo), Gurullos (potaje) con conejo, Vino elaborado en la localidad.

Artesanía en piedra (Juan Alonso), Jarapas (objetos de cerámica)

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar